11 Datos Clave Sobre Las Alergias Alimentarias en Gatos

¿Tu gato se comporta diferente a la hora de comer? ¿Tu amigo peludo sufre problemas de piel o de estómago? Podría ser una alergia alimentaria. En este artículo, le explicaremos 11 datos clave sobre las alergias alimentarias en los gatos.

Arrojaremos luz sobre los sospechosos habituales detrás de estas alergias y le mostraremos cómo detectar los síntomas. Nuestra inmersión profunda en el mundo de la nutrición felina, guiada por expertos, puede ayudarle a brindar consuelo y alivio a su gato.

Quédese con nosotros para aprender sobre los alérgenos, los pros y los contras de la intolerancia alimentaria, las dietas de eliminación y mucho más. ¡Vayamos al fondo de lo que enoja a Kitty!

Resumen del contenido

Los problemas alimentarios de Kitty: cuando lo nutritivo no siempre es lo mejor

Incluso cuando nos aseguramos de proporcionarle a nuestro gato la dieta más nutritiva, es posible que la comida que ingiere Kitty no siempre le sienta bien. Las sustancias contenidas en los alimentos pueden desencadenar una reacción alérgica, provocando problemas gastrointestinales o cutáneos que pueden ser difíciles de diagnosticar.

Esto es lo que los dueños de gatos deben saber sobre las alergias alimentarias en los gatos y qué hacer si sospecha que Kitty podría tener una.

Hecho #1: Una alergia es la reacción inmune del cuerpo a algo en la comida.

El cuerpo felino, al igual que el nuestro, tiene un excelente sistema inmunológico. Identifica bacterias, virus y toxinas hostiles y los combate. El arma preferida del sistema inmunológico es la inflamación de ciertos tejidos: un precio pequeño y temporal a pagar cuando el cuerpo está bajo ataque.

Desafortunadamente, un sistema inmunológico demasiado entusiasta puede confundirse y marcar como enemigo a una inocente proteína de pollo o carne de res.

La inflamación resultante puede causar varios tipos de síntomas (pronto los analizaremos) y generalmente se conoce como alergia. La proteína que provoca la reacción se llama alérgeno.

Hecho #2: La carne de res, el pescado y el pollo son alérgenos comunes en la comida para gatos

Puede resultar difícil saber qué proteína exacta de la comida de un gato es el alérgeno. Es por eso que es más probable que los veterinarios consideren las fuentes de alimentos (un animal o plantas) como posibles alérgenos.

Un estudio reciente indica que los alérgenos alimentarios más comunes en los gatos son la carne de res, el pescado y el pollo.

Hecho #3: La intolerancia alimentaria no es una alergia

Cuando la falta de capacidad de un gato para digerir un tipo de alimento le provoca malestar estomacal, lo llamamos intolerancia alimentaria. No es una reacción alérgica porque no involucra al sistema inmunológico.

El ejemplo más común de intolerancia alimentaria en gatos (y en muchos humanos) es el de la leche. La leche contiene un tipo de azúcar llamado lactosa.

Los gatos adultos no pueden procesar muy bien la lactosa, por lo que es probable que la ingestión de leche les produzca malestar estomacal y diarrea. Sin embargo, esto no es una alergia alimentaria.

El cuerpo no identifica la lactosa como un agente hostil, simplemente no puede digerirla. Más información sobre la intolerancia a la lactosa se encuentra en la sección de preguntas frecuentes a continuación.

Hecho #4: Las alergias alimentarias en gatos pueden causar síntomas gastrointestinales

Las alergias alimentarias en los gatos suelen provocar vómitos crónicos y, a veces, también diarrea. Por supuesto, no todos los casos de vómitos o diarrea indican una alergia alimentaria, pero una vez que se descartan otras causas, el diagnóstico suele ser una alergia.

Hecho #5: Las alergias alimentarias en los gatos también pueden causar problemas en la piel

Quizás te sorprenda saber que muchas veces las alergias alimentarias se manifiestan en la piel del gato, no en el estómago. Los veterinarios los llaman CAFR, un acrónimo que significa reacciones adversas a los alimentos cutáneas (piel).

Los síntomas de CAFR pueden incluir picazón, inflamación general de la piel y pequeños bultos llenos de líquido en la piel de un gato. El gato se rasca las zonas que le pican, lo que a menudo genera lesiones e infecciones. Estos síntomas cutáneos se observan a menudo alrededor de la cabeza, el cuello y el pecho del gato.

Quizás te interese:  Dietas Desequilibradas: ¿estás Matando a Tu Gato Con Amabilidad?

Según un estudio reciente, en el 3-6% de los gatos con problemas de piel la culpa es de una alergia alimentaria. Otro estudio encontró que la prevalencia fue del 6% de los casos que presentaron inflamación de la piel y del 10% de las hipersensibilidades cutáneas entre los gatos remitidos a un hospital veterinario.

Hecho #6: Una alergia alimentaria puede tardar en desarrollarse

Una alergia alimentaria no ocurre de la noche a la mañana. Nadie sabe exactamente por qué se desarrolla una alergia, pero sí sabemos que en algunos casos los síntomas progresan lentamente durante meses y, a veces, años.

El hecho de que su gato haya estado comiendo la misma comida para gatos durante años sin problemas no significa que no haya desarrollado una alergia a ella más recientemente.

Hecho #7: La mejor manera de diagnosticar una alergia alimentaria es mediante una dieta de eliminación

Si bien se pueden realizar algunos análisis de sangre y saliva, la única forma de confirmar una alergia alimentaria es eliminando los posibles alérgenos de la dieta del gato.

Probablemente su veterinario le sugerirá una dieta basada en uno o dos ingredientes durante un período de varias semanas para ver si los síntomas mejoran.

Si no es así, tendrás que probar una dieta diferente con ingredientes limitados para ver si eso ayuda. Una vez que encuentre al culpable, su veterinario puede sugerir reintroducirlo temporalmente para ver si los síntomas regresan. Si eso sucede, ya sabes qué tipo de comida debe evitar tu gato a partir de ahora.

Hecho #8: Los alimentos recetados que contienen proteínas hidrolizadas pueden ayudar a diagnosticar (y tratar) las alergias alimentarias

Su veterinario puede sugerirle una dieta de proteínas hidrolizadas como forma de dieta de eliminación. No dejes que el gran nombre te asuste.

Lo que esto significa es simplemente que las proteínas de estas fórmulas se descomponen en moléculas más pequeñas. Es mucho menos probable que estas moléculas más pequeñas desencadenen una reacción alérgica.

Hecho #9: Los alimentos para gatos con ingredientes limitados no son necesariamente hipoalergénicos

En algunos gatos, todo lo que se necesita es una cantidad microscópica del alérgeno para desencadenar una reacción. Eliminar todo rastro del alimento dañino puede resultar un desafío con algunos tipos de comida comercial para gatos.

Desafortunadamente, los alimentos con ingredientes limitados que se compran en las tiendas no suelen ser lo suficientemente «puros» para un gato alérgico. La nutricionista de mascotas Dra. Martha Cline, DVM, explica que a menudo se utilizan las mismas líneas de producción para crear diversos alimentos para gatos.

Por ejemplo, un lote de comida para gatos a base de pollo con ingredientes limitados podría estar contaminado con restos de carne vacuna utilizada para elaborar un lote anterior de comida para gatos en la misma línea de producción.

El Dr. Cline recomienda utilizar alimentos hipoalergénicos aprobados por veterinarios durante las pruebas alimentarias. Los alimentos caseros también son una opción, siempre y cuando los propietarios tengan cuidado de evitar la contaminación cruzada con otro tipo de alimentos.

Se recomienda una consulta con un nutricionista veterinario certificado a los dueños de gatos que preparan comida en casa.

Hecho #10: Los síntomas de una alergia alimentaria no desaparecen de la noche a la mañana

Así como los síntomas de una alergia pueden tardar un tiempo en aparecer, también pueden tardar un tiempo en desaparecer.

La mayoría de los gatos afectados mostrarán una mejoría en unas pocas semanas una vez que se elimine el alérgeno, y algunos tardarán hasta 12 semanas. Según este estudio, el 90% de los gatos mostrarán signos de mejoría en 8 semanas.

Hecho #11: Las dietas de eliminación deben seguirse al pie de la letra

Un gato puede ser alérgico a más de un tipo de alimento, por lo que se deben seguir dietas de alimentos hipoalergénicos con ingredientes limitados de manera bastante estricta. Los propietarios deben estar atentos al alérgeno (o rastros del mismo) en cada comida o premio que le den a su gato.

Quizás te interese:  Por Qué La Variedad De Alimentos Es Importante Para Los Gatos: Consejos Para Darles Sabor a Sus Comidas

Hable con su veterinario si sospecha que su gato tiene alergia alimentaria

Si su gato sufre vómitos crónicos o problemas de la piel, especialmente alrededor de la cabeza y el cuello, hable con su veterinario sobre las alergias alimentarias.

No intente diagnosticar las alergias alimentarias por su cuenta. Los vómitos y los problemas de la piel pueden ser causados ​​por muchas otras afecciones y enfermedades.

Se deben descartar problemas médicos más urgentes antes de abordar las alergias alimentarias, por lo que si su gato presenta alguno de estos síntomas, hable con su veterinario y no demore la atención médica profesional.

Preguntas frecuentes sobre las alergias a los alimentos para gatos

A lo largo de los años, hemos recibido muchas preguntas de nuestros miembros y visitantes. Hemos reunido unas preguntas frecuentes breves y concisas con algunas de las más comunes.

¿Pueden los gatos ser alérgicos a la comida para gatos?

Absolutamente. Los gatos pueden ser alérgicos a cualquier tipo de comida para gatos. La reacción alérgica puede ser a una sola sustancia del alimento o a varios ingredientes.

Cualquier proteína puede ser la causa de la alergia, incluidos los ingredientes más naturales. Es por eso que un gato puede ser alérgico a la comida seca para gatos, a la comida húmeda/enlatada para gatos, a la comida cruda comercial para gatos e incluso a una dieta 100% casera.

No hay nada malo con la proteína que crea reacciones alérgicas. Puede ser algo como pavo, pollo o pescado, que sería perfectamente saludable para un gato sin alergia (como parte de una dieta completa y equilibrada).

¿Puede mi gato ser alérgico al pavo?

Sí. Muchos gatos desarrollan alergia a la proteína del pavo. Mostrarán síntomas de alergia cuando se les alimente con una fórmula a base de pavo o que utilice pavo en la receta.

No importa si la fórmula utiliza pavo entero, harina de pavo o subproductos de pavo. Cada uno de estos ingredientes puede desencadenar una reacción alérgica en un gato alérgico al pavo.

¿Puede mi gato ser alérgico al pollo?

Al igual que ocurre con el pavo o cualquier otra proteína, un gato puede volverse alérgico al pollo. Nuevamente, no importa en qué forma se incluya el pollo en la dieta del gato. Ya sea como ingrediente de una fórmula comercial o como pechuga de pollo entera casera.

¿Puede un gato ser alérgico a la comida orgánica para gatos?

Los alimentos orgánicos pueden significar todo tipo de cosas. Por lo general, significa que solo se usaron pesticidas orgánicos para cultivar los cultivos que se encuentran en los alimentos.

También podría significar que los pollos y otros animales de granja utilizados en la receta tenían una dieta de piensos orgánicos. Es posible que tampoco les hayan administrado antibióticos.

Sí, si su gato es alérgico al pollo, es poco probable que un pollo cultivado orgánicamente no provoque una reacción. Después de todo, la proteína sigue siendo la misma. Entonces sí, los gatos pueden ser alérgicos a la comida orgánica para gatos.

¿Todos los gatos son alérgicos a la leche de vaca?

Algunos gatos pueden ser alérgicos a las proteínas de la leche de vaca, pero en realidad es una afección poco común. Dicho esto, los gatos adultos suelen ser intolerantes a la lactosa. Si bien la intolerancia a la lactosa es una afección relacionada con los alimentos, no es una alergia per se.

Entonces, ¿qué significa ser intolerante a la lactosa y por qué no es una reacción alérgica?

La lactosa es una forma de azúcar que se encuentra en la leche. El cuerpo, felino o humano, utiliza una enzima especial llamada «lactasa» para descomponer este tipo de azúcar y utilizarlo como nutriente. Así es como los terneros, los bebés y los gatitos pueden digerir la leche materna.

Una vez que empiezan a comer alimentos sólidos, los gatos pierden gradualmente su capacidad de producir suficiente lactasa para procesar la lactosa de la leche.

Cuando eso sucede, consideramos que ese gato es intolerante a la lactosa. Exactamente lo mismo sucede con la mayoría de los humanos en un grado u otro.

Si bien la leche todavía sabe bien para los gatos adultos, si les das demasiada sustancia blanca, experimentarán malestar estomacal y probablemente también diarrea.

Quizás te interese:  Cómo Hacer La Transición De Su Gato De Croquetas a Un Nuevo Tipo De Alimento

Esto se debe a que las bacterias intestinales se están divirtiendo, consumiendo todo el exceso de lactosa que el cuerpo no puede utilizar. Las bacterias se multiplican y generan gases y eso es lo que provoca los síntomas.

Entonces, ¿por qué no es una reacción alérgica? Porque no hay implicación del sistema inmunológico del gato. A diferencia de una alergia, no es el cuerpo el que da la alarma sobre alguna proteína.

Estas son sólo las bacterias intestinales que se vuelven hiperactivas en presencia de lactosa. Doloroso pero relativamente inofensivo.

¿Puede un gato ser alérgico al plato de comida?

No como tal. Una alergia es la reacción del cuerpo a una sustancia biológica, generalmente una proteína. El plástico, el acero y la cerámica no son alérgenos. Incluso en el caso muy improbable de que un gato ingiera pequeñas partículas de estos materiales, no existe riesgo de alergia.

Dicho esto, los gatos pueden tener una reacción a los platos o tazones de comida. Muchos gatos desarrollan infecciones bacterianas en la barbilla, donde su piel entra en contacto con un plato de comida.

La razón es la alta carga bacteriana del plato. Cuando tantas bacterias se adhieren a la piel del felino, el sistema inmunológico no logra expulsarlas de manera efectiva y causan infecciones locales.

La clave para prevenir el acné felino reside en elegir el tipo de plato de comida adecuado. Opte por acero inoxidable o cerámica como material de elección y no por plástico.

¿Por qué? Porque el plástico puede tener rayones microscópicos y agujeros donde las bacterias pueden multiplicarse. Incluso si limpias el plato, puede resultar muy difícil deshacerte de todos ellos. La superficie verdaderamente lisa de la cerámica esmaltada o del acero inoxidable no permite que las bacterias se arraiguen.

Limpia esos platos con frecuencia y no deberías tener problemas de acné felino. Solo sepa que, para empezar, no se trataba de una alergia a los alimentos para gatos, ni de ningún tipo de alergia a los gatos.

¿Qué es la dermatitis por alergia alimentaria en gatos?

Derma significa piel en latín. Dermatitis significa una inflamación de la piel. Es un síntoma y no una enfermedad en sí misma, aunque los médicos y veterinarios suelen utilizar el término cuando ofrecen un diagnóstico.

Puede resultar fácil para un veterinario ver que la piel de un gato está inflamada. El enrojecimiento, el dolor, el rascado y las costras suelen ser fáciles de notar.

Son los signos reveladores de la dermatitis, una inflamación de la piel del gato. La dermatitis puede ser causada por muchas cosas, pero una vez que se descartan otros factores potenciales, el principal sospechoso suele ser una buena alergia.

¿Puede una alergia alimentaria causar costras?

Sí, pero no directamente. Una alergia alimentaria puede manifestarse como dermatitis (¡y ahora sabemos lo que eso significa!). La piel inflamada siente picazón, lo que hace que su gato se rasque mucho. En ocasiones el gato rompe esa delicada piel felina al rascarse. La pequeña herida sana rápidamente, pero mientras esto sucede, verás una costra.

¿Cuál es la mejor comida seca para gatos para las alergias?

¿Cuál es la mejor comida húmeda para gatos para las alergias?

¿Debo iniciar una dieta casera para mi gato alérgico (cruda o cocida)?

Hemos reunido estas preguntas porque la respuesta es la misma: consulta con tu veterinario. No intente diagnosticar ni tratar las alergias alimentarias por su cuenta.

Hagas lo que hagas, ten cuidado con las dietas de eliminación caseras. Sí, se pueden utilizar pero debes hacerlo bajo orientación y seguimiento veterinario.

Es fácil llegar al punto de deficiencias nutricionales peligrosas con una dieta de eliminación casera. Su veterinario debería poder trabajar con usted para evitar esa situación.

¿A tu gato le han diagnosticado alergias alimentarias? Comparte tu historia en los comentarios a continuación o inicia un hilo en el foro de salud felina para compartir lo que has aprendido durante tu batalla contra esta frustrante condición.

11 datos clave sobre las alergias alimentarias en gatos