A Mi Gato Le Picó Una Abeja

Cuando combinamos la curiosidad natural de un gato con un instinto de caza innato, puede meterse en problemas. Con la fauna limitada de nuestros hogares y jardines, incluso el insecto más pequeño puede ser la ballena blanca de un gato. Abejas y avispas Son presas grandes en comparación con otras especies de insectos que podemos encontrar cerca de la casa. Desafortunadamente, a diferencia de la mayoría de los otros instintos, también pueden causar daño: tienen un aguijón en la cola. En la gran mayoría de los casos, esto no será peor que un dolor agudo que desaparecerá pronto. En algunos casos, puede poner en peligro la vida.

En Wiki Animales te explicamos qué pasa cuando a mi gato le picó una abeja. Te revelamos qué tratamiento necesitaremos administrar y también cómo podemos evitar que vuelva a suceder en el futuro.

¿Las abejas son mortales para los gatos?

Los insectos están más presentes durante los meses más cálidos del año. Las abejas y las avispas no son una excepción. Se les conoce como polinizadores prolíficos, por lo que se sienten especialmente atraídos por los macizos de flores o cualquier lugar con plantas floreciendo. Si bien no se esforzarán por amenazar a nuestro gato, suponen un riesgo debido a su capacidad para picar. Este riesgo se ve incrementado por el hecho de que nuestro gato pueda intentar ingerir alguno de estos insectos.

Es posible que no podamos ver si un gato es picado por abeja cuando sucede. Dado que no monitoreamos cada uno de sus movimientos, es posible que no sepamos lo que sucedió hasta que veamos que el gato muestra signos de dolor. Podemos confirmar la lesión si vemos el aguijón todavía en su piel como se desprende una abeja cuando pica a un animal. Con las avispas no ocurre lo mismo ya que su aguijón permanece adherido a su cuerpo.

La picadura en sí misma causará dolor, pero no será mortal para un gato. Sin embargo, hay dos excepciones. En primer lugar, si el gato es alérgico a las picaduras de abeja, las reacciones pueden ser graves y provocar un shock anafiláctico. En segundo lugar, si el gato ingiere la abeja, puede picarla internamente. Esto puede causar una hinchazón localizada que puede causar pocos problemas en la piel exterior, pero puede cerrar las vías respiratorias si afecta el tracto respiratorio.

Quizás te interese:  Cómo Saber Si Un Perro Ha Sido Esterilizado

Abeja veneno Se llama apitoxina y las hembras la secretan en mayores cantidades desde las glándulas cercanas a la base del aguijón. Lo usan cuando se sienten amenazados. Una vez que la abeja libera este veneno sobre su víctima, la abeja muere. Las avispas tienen un canto similar que combina ácido fórmico con una neurotoxina. Sin embargo, no mueren cuando pican y pueden picar a un gato varias veces.

Las abejas y las avispas no son los únicos insectos que las abejas intentan comer. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre ¿Puede un gato contraer gusanos comiendo moscas? aprender más.

Síntomas de una picadura de abeja en gatos

Si ha visto que una abeja ha picado a su gato, deberá estar atento a cualquier síntoma de alergia. En particular, debemos buscar reacciones alérgicas graves. Cuando les pican en la piel, normalmente solo dejan algo de inflamación y enrojecimiento localizados. Sin embargo, si el gato desarrolla una reacción grave, podemos ver los siguientes síntomas:

  • Mucosas pálidas
  • lengua azulada
  • Frecuencia cardíaca rápida o reducida
  • Desmayo
  • Respiración rápida o dificultad para respirar.
  • Hinchazón de la cara o la boca.
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Irritación, dolor e inflamación alrededor de la picadura.
  • Obstrucción de las vías respiratorias debido a una reacción alérgica.
  • Fiebre
  • Choque

Dado que el gato ve a la abeja como una presa, es probable que intente comérsela o al menos jugar con ella. Si tu gato fue picado por una abeja en la boca, esto puede inflamar la zona. Por este motivo, es posible que veas al gato con la mejilla, la lengua o la zona facial general hinchadas. Cuanto más grave sea la reacción, más hinchazón aparecerá alrededor de la boca del gato.

¿Qué hacer si a mi gato le ha picado una abeja?

Cuando veas a tu gato le picó una abeja, lo primero que tendrás que hacer es observarlos de cerca. Esta puede ser la diferencia entre la vida y la muerte en algunos casos. Estos son los pasos que debes seguir:

  1. Observe al gato para detectar cualquiera de los signos clínicos que hemos mencionado.
  2. Busca el aguijón para quitárselo. El aguijón puede continuar inyectando veneno durante varios minutos después de que se produjo la picadura. Este aguijón parece una pequeña astilla negra.
  3. La extracción debe realizarse con cuidado, raspándola con la uña o superficie dura similar. Al contrario de lo que pueda parecer razonable, no lo extraigas con pinzas, ya que puedes introducir más veneno en la picadura.
  4. Posteriormente se debe aplicar una compresa fría en la zona para reducir la inflamación. Haga esto cada 5 minutos durante al menos una hora después de que el gato haya sido picado.
  5. Para reducir el dolor, puedes utilizar una mezcla de agua y bicarbonato de sodio, utilizando tres partes de bicarbonato por una parte de agua. Esto neutraliza la acidez del veneno de abeja, pero siempre y cuando estemos seguros de que a nuestro gato le ha picado una abeja y no una avispa (normalmente si el aguijón permanece). Las picaduras de avispa son alcalinas, por lo que conviene tratarlas con vinagre de manzana.

Quizás te interese:  Corticosteroides Para Perros: Tipos, Dosis Y Efectos Secundarios

Estos son primeros auxilios para gatos que han sido picados por una abeja, pero que no tienen una reacción alérgica. En este último caso, es importante que acudamos inmediatamente a una clínica veterinaria. desde el Veneno de abeja puede bloquear partes del sistema respiratorio, existe la posibilidad de asfixia que puede ser fatal. Dado que se trata de una situación de emergencia, requiere tratamiento de emergencia, a menudo en forma de antihistamínicos.

A pesar de la presencia de inflamación, no debes medicar a tu gato por tu cuenta con antiinflamatorios como ibuprofeno, paracetamol o cualquier AINE utilizado en medicina humana. Son tóxicos para los gatos y sólo empeorarían el cuadro. Asimismo, no se deben utilizar aceites esenciales, dada su toxicidad en gatos.

¿Qué hacer si mi gato se come una abeja?

Si un gato ingiere una abeja pueden pasar dos cosas: su boca y garganta pueden inflamarse por la picadura, impidiendo el correcto paso del aire al sistema respiratorio inferior, o una choque anafiláctico ocurre.

Este último caso sería más grave y dificultaría la respiración al actuar sobre el sistema respiratorio y producir edema facial, una exagerada inflamación de la zona de la garganta. Estos ponen en gran peligro la vida del animal. En ambos casos se debe acudir al centro veterinario para iniciar el tratamiento de forma urgente.

A mi gato le picó una abeja: ¿qué hacer si mi gato se come una abeja?

Consejos para evitar que a tu gato le pique una abeja

Para evitar que una abeja o una avispa pique a su gato, puede intentar limitar su tiempo al aire libre durante los meses más cálidos. Esto es más importante si su gato es alérgico a las picaduras de abejas. En otros casos, puede ser mejor para la salud general del gato dejarlo afuera. Sin embargo, dado que las abejas y las avispas pueden entrar en casa, también podemos utilizar nidos de mosquitos y otras barreras para evitar que entren en casa. Repelentes de insectos y también se pueden utilizar difusores.

Quizás te interese:  Apoquel Para Gatos: Dosis Y Efectos Secundarios

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a A mi gato le picó una abeja te recomendamos visitar nuestra categoría de Primeros auxilios.

Bibliografía

  • Mazzaferro, EM y Ford, RB (2012). Emergencias, procedimientos y terapéutica veterinaria. Editorial Elsevier.