Cáncer De Hígado en Perros: Síntomas, Diagnóstico Y Tratamiento

Los tumores son una de las muchas patologías que pueden afectar al hígado de los perros. Aunque los tumores primarios de hígado no son comunes en los perros, el hígado es uno de los órganos donde con mayor frecuencia metastatizan los tumores malignos que surgen en otras partes del cuerpo. El cáncer de hígado puede ser una causa de muerte silenciosa en los perros porque los signos clínicos obvios no siempre son evidentes.

En el siguiente artículo de Wiki Animales hablamos cáncer de hígado en perrossus síntomas y tratamiento.

Tipos de cáncer de hígado en perros

Antes de explicar los diferentes tipos de cáncer de hígado que pueden afectar a los perros, es importante aclarar brevemente la diferencia entre los términos «tumor» y «cáncer».

Dependiendo de su comportamiento biológico, los tumores pueden ser benignos o malignos:

  • Tumores benignos: tienen baja capacidad de invasión local y metástasis.
  • Tumores malignos: Tienen una alta capacidad de invasión local y metástasis variable.

Generalmente, el término «cáncer» se utiliza para referirse a un tumor maligno. Por tanto, se podría concluir que “tumor maligno” y “cáncer” son términos sinónimos. En los perros, los tumores hepáticos malignos, es decir, el cáncer de hígado, son los más comunes. Sin embargo, en este artículo discutiremos tanto los tumores benignos como los malignos.

Tras esta aclaración, ahora podemos explicar los tipos de tumores hepáticos que pueden afectar a los perros. En general, los tumores de hígado en perros se pueden dividir en dos grandes grupos:

  • Tumores primarios del hígado: surgen en uno de los tejidos que forman el hígado, es decir, los hepatocitos, los conductos biliares, el tejido conectivo o los vasos sanguíneos.
  • Tumores hepáticos secundarios o metastásicos.: cuando un tumor presente en otra área del cuerpo hace metástasis en el hígado.

Los diferentes tipos de tumores hepáticos primarios y secundarios se explican con más detalle a continuación.

Cáncer de hígado en perros - Síntomas, diagnóstico y tratamiento - Tipos de cáncer de hígado en perros

Tumores primarios

Los tumores primarios de hígado son raros en los perros. De hecho, representan sólo entre 0,6-1,3% de todas las neoplasias (crecimiento anormal y excesivo de tejido) en perros. Dependiendo del tejido a partir del cual se origina el crecimiento del tumor, se pueden considerar los siguientes tumores primarios de hígado:

  • Originado en los hepatocitos.: hay adenoma hepatocelular (tumor benigno) y carcinoma hepatocelular (maligno).
  • Origen en los conductos biliares del hígado.: adenoma colangiocelular (tumor benigno) y carcinoma colangiocelular (tumor maligno).
  • Origen en el tejido conectivo.: fibrosarcoma (tumor maligno).
  • Origen en los vasos sanguíneos.: hemangioma (tumor benigno) y hemangiosarcoma (tumor maligno).

Quizás te interese:  ¿Cuándo Se Puede Castrar a Un Gato?

Como mencionamos anteriormente, los tumores hepáticos malignos son más comunes en perros. Además, el cáncer de hígado es más común en perros mayores. Específicamente, el carcinoma hepatocelular es el cáncer de hígado más común en perros, seguido del carcinoma colangiocelular.

Tumores secundarios o metastásicos.

El hígado, junto con los pulmones, es uno de los órganos donde con mayor frecuencia metastatizan los tumores malignos surgidos en otras partes del cuerpo. Los tumores malignos que pueden metastatizar en el hígado incluyen:

  • Cáncer de páncreas
  • Carcinoma de próstata o mama.
  • Melanoma
  • hemangiosarcoma
  • Linfoma

Síntomas del cáncer de hígado en perros

Como ocurre con la mayoría de las enfermedades hepáticas, los animales inicialmente permanecen asintomáticos. A medida que el tumor progresa, pueden aparecer signos inespecíficos como vómitos, diarrea, poliuria, polidipsia, anorexia, pérdida de peso, apatía y/o depresión.

Una vez que se excede la capacidad de reserva funcional del hígado, aparecen signos clínicos sugestivos de enfermedad hepática, que incluyen:

  • Distensión abdominal: esto puede ocurrir por dos razones, agrandamiento del hígado y ascitis. La ascitis es la presencia de líquido libre en el abdomen que se produce cuando el hígado es incapaz de mantener los niveles de albúmina en sangre.
  • Ictericia: decoloración amarillenta de las mucosas provocada por un exceso de bilirrubina (pigmento amarillo) depositada en los tejidos. En los perros, suele aparecer primero en la esclerótica. Para más información sobre la ictericia en perros, consulta este otro artículo.
  • Encefalopatía hepática: Es un cuadro neurológico que resulta de la acumulación de sustancias neurotóxicas en la sangre que no son metabolizadas por el hígado, principalmente amoniaco. Los signos que pueden presentarse en estos perros incluyen un estado alterado de conciencia (letargo, estupor y eventualmente coma), debilidad o ataxia, presión de la cabeza contra la pared o el suelo, dar vueltas en círculos y convulsiones. Para saber más, lee este post sobre la encefalopatía hepática en perros.
  • hemorragias: resultan de una disminución en la síntesis de factores de coagulación, función plaquetaria y absorción de vitamina K.

Cáncer de hígado en perros - Síntomas, diagnóstico y tratamiento - Síntomas de cáncer de hígado en perros

Diagnóstico de cáncer de hígado en perros.

El protocolo de diagnóstico de tumores hepáticos en perros debe seguir los siguientes puntos:

  • Historia clínica y exploración general.: busque signos clínicos que sugieran enfermedad hepática. El examen del abdomen puede mostrar que está agrandado.
  • Análisis de sangre: se deben medir niveles como proteínas totales, albúmina, enzimas hepáticas, amoníaco, glucosa y ácidos biliares.
  • Diagnóstico por imagen: esto se puede hacer mediante radiografía o ecografía de la cavidad abdominal. La radiografía puede mostrar si el hígado está agrandado y si los órganos abdominales se han movido hacia atrás. También se recomienda la resonancia magnética para guiar mejor la cirugía y detectar posibles metástasis a otros órganos.
  • Biopsia y análisis histopatológico.: La muestra se puede obtener por vía percutánea (con agujas de biopsia) o quirúrgicamente (mediante laparotomía o laparoscopia). El análisis histopatológico permite realizar un diagnóstico definitivo y determinar el tipo específico de tumor hepático.

Quizás te interese:  Mi Perro No Puede Ponerse De Pie Ni Caminar Correctamente

Prevención del cáncer de hígado en perros.

Las causas del cáncer de hígado en perros son no se sabe con certezalo que hace que la prevención y la detección temprana de la enfermedad sean extremadamente difíciles.

Por lo general, los tumores de hígado comienzan con síntomas leves e inespecíficos, y solo en etapas avanzadas ¿Aparecen signos sugestivos de enfermedad hepática? Esto dificulta el diagnóstico precoz. A menudo, el cáncer se diagnostica en etapas avanzadas donde ya se ha producido una invasión local, incluidas metástasis regionales o distantes.

Tratamiento del cáncer de hígado en perros.

Los diferentes tipos de tumores hepáticos en perros requieren tratamientos diferentes. Existen principalmente dos opciones:

  • Se debe elegir el tratamiento quirúrgico para tumores nodulares únicos, especialmente la resección del tumor. Dado que el hígado de los perros contiene bacterias en condiciones normales, una posible complicación tras la cirugía es la aparición de un absceso provocado por estas bacterias. Para evitar esta complicación, se recomienda administrar antibióticos de amplio espectro tras la resección del tumor.
  • En tumores ganglionares multifocaleses decir, cuando hay múltiples nódulos en el hígado, o en nódulos difusos, no se puede realizar la cirugía, por lo que se deben utilizar otros tratamientos como quimioterapia o radioterapia.

Dieta para perros con cáncer de hígado

Un buen manejo nutricional es fundamental en perros con cáncer de hígado para mantener su condición física. En general se debe ofrecer una dieta:

  • Altamente digerible
  • Rica en hidratos de carbono de fácil asimilación
  • Bajo en grasas

Continúa leyendo este otro artículo para conocer más sobre los diferentes tipos de dietas sanas y equilibradas para perros.

Cáncer de hígado en perros - Síntomas, Diagnóstico y Tratamiento - Dieta para perros con cáncer de hígado

Esperanza de vida para perros con cáncer de hígado

El pronóstico del cáncer de hígado en perros puede varían según el tipo específico de tumor. No es sorprendente que los perros con tumores benignos tengan un mejor pronóstico y una esperanza de vida más larga que los perros con tumores malignos.

Quizás te interese:  ¿Pueden Los Perros Tener Enanismo? – Enanismo en Perros

Sin embargo, es importante saber que existen diferencias significativas en el pronóstico de los distintos tipos de cáncer de hígado en perros:

  • Carcinoma colangiocelular: es el cáncer de hígado en perros con peor pronóstico, ya que es muy propenso a metástasis (entre el 80-87% de los casos metastatizan). A pesar de la resección quirúrgica, la supervivencia suele ser corta debido a la metástasis y la recurrencia del tumor en el hígado.
  • Carcinoma hepatocelular: El pronóstico varía según la forma en que se presente. Si tiene una apariencia nodular, especialmente si se trata de una masa única que afecta el lóbulo izquierdo del hígado, el pronóstico es bueno. Después de la cirugía, los perros tienen un largo tiempo de supervivencia y una baja tasa de metástasis. Sin embargo, cuando estos tumores afectan de forma difusa al hígado, el pronóstico empeora significativamente.

Continúa leyendo este artículo si quieres aprender más sobre los diferentes tipos de cáncer en perros.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Cáncer de hígado en perros: síntomas, diagnóstico y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.

Bibliografía

  • Buracco, P. (2014). Diagnóstico y tratamiento de los tumores gastrointestinales más importantes (estómago, intestino delgado y grueso, e hígado) en perros y gatos. XIV Congreso Nacional de AVEACA.
  • Buriticá, E., Barbosa, X., Echeverry, D. (2009). Carcinoma hepatocelular canino: reporte de un caso. revista MVZ; 14(2)