Cómo Detener Los Molestos Ladridos De Un Perro: Consejos

A veces es muy difícil hacer que un perro deje de ladrar. Ladrar es algo natural. sistema de comunicacion para perros. Pueden empezar a ladrar por motivos muy diferentes en diferentes situaciones. Para poder evitar que un perro ladre, primero debemos saber qué le provoca ladrar.

Es importante destacar que cuando un perro está acostumbrado a este hábito suele resultar muy complicado cambiarlo. Hay razas de perros más tranquilas y razas que tienen más probabilidades de ladrar. Este comportamiento está preestablecido en los genes de esas razas. Si tu perro pertenece a una raza que ladra, lo mejor es intentar reconducir la conducta (no eliminarla). Gestiona su entorno de forma que se reduzcan las molestias que provocan sus ladridos. Si realmente quieres que tu perro deje de ladrar tienes que ser muy paciente y comprensivo.

En este artículo de Wiki Animales te damos algunos consejos para detener los molestos ladridos de un perro.

Dicho esto, en casos más severos, debes acudir a un especialista para recibir pautas específicas para tu caso.

Causas del ladrido de un perro

Para evitar que su perro ladre, primero debe identificar correctamente la causa del ladrido. Te detallamos los más comunes:

  • Estrés: Antes de ponernos manos a la obra para que nuestro perro deje de ladrar, debemos asegurarnos de cubrir las necesidades de nuestro perro al 100% y de que estamos cumpliendo con las 5 libertades del bienestar animal. Hablamos de paseos rutinarios, alimentación y relaciones con los dueños entre otros. Si alguna de sus necesidades básicas no se ve satisfecha, nuestro perro puede estar intentando liberar el estrés acumulado. En condiciones de estrés muy extremo, trato cruel, soledad excesiva, poco espacio o frustración, nuestros perros pueden utilizar el ladrido como única vía de escape y forma de expresar tensión.
  • Soledad excesiva: Los perros son animales sociales, necesitan comunicarse e interactuar con su entorno constantemente, esto es aún más cierto cuando se trata de perros muy activos. En la naturaleza, un perro conviviría con otros perros las 24 horas del día. Incluso cuando estaban relajados, siempre tenían a alguien a quien mirar, mordisquear y jugar. Si tu perro ladra, pregúntate si lo dejas solo en casa durante demasiado tiempo. Si es así, tal vez deberías buscarle un nuevo compañero o comprarle juguetes para distraerlo. Antes de adoptar a un nuevo miembro de la familia lo ideal es solucionar este problema porque inevitablemente tu mascota tendrá que estar sola en ocasiones. El problema puede empeorar si hay varios perros en condiciones similares en el vecindario, ya que pueden contagiarse el hábito de ladrar entre sí.
  • Ansiedad de separación: Esto puede estar relacionado con el punto anterior, el de la excesiva soledad. La ansiedad por separación aparece cuando el perro se queda solo en casa sin supervisión. Algunos perros canalizan la ansiedad por separación mordiendo muebles o ladrando. Si este es el caso y quieres que tu perro deje de ladrar, lo mejor es utilizar un juguete kong para tratar la ansiedad por separación y aportar bienestar, tranquilidad y comodidad a tu mascota.
  • Mala socialización: Incluso los perros que están constantemente acompañados y entretenidos pueden empezar a veces a ladrar a objetos, vehículos y personas específicas. ¿Por qué pasó esto? Si no hemos dejado que nuestro cachorro socialice correctamente, entonces puede desarrollar miedos hacia determinados estímulos (niños, bicicletas, otros perros…). Si quieres que un perro deje de ladrar, es muy importante abordar este problema con un profesional. Obtenga más información sobre este tema.
  • Entusiasmo: Hay perros muy excitables y juguetones que no pueden evitar ladrar ante determinados estímulos. Esto suele ocurrir cuando juega con otros animales, cuando descubre cosas nuevas, hace algo que le gusta o cuando su dueño llega a casa. Incluso pueden orinar por la emoción. En estos casos, si quieres que un perro deje de ladrar, lo mejor es premiar las actitudes ‘tranquilas’ del perro y evitar regañarlo.
  • Frustración: Este es un problema muy importante ya que dejar a su perro solo en un ambiente donde no puede hacer nada lo frustrará y le hará ladrar. Necesitan explorar, tener su propio espacio y ‘seguir con la vida’ con tranquilidad. Dale los juguetes adecuados, juegos de inteligencia, practica trucos que le gusten, etc. Por ejemplo, jugar con luces de puntero láser que nunca podrá captar también es motivo de frustración.
  • Entrenamiento inconsciente: Muchos dueños premian sin darse cuenta los ladridos de su mascota en situaciones que les gustan o les hacen gracia. El problema comienza cuando el perro utiliza esto constantemente para pedir golosinas y deja de controlar sus ladridos y los restringe a determinados momentos. De esta forma se establece un patrón de ladrido generalizado.
  • Factores hereditarios: Ciertas razas de perros condicionadas por factores genéticos son propensas a ladrar. Es común en chihuahuas o razas pequeñas, pero también en algunos perros de caza. Si los parientes de su perro (hermanos, hermanas, padres, etc.) también ladran, es probable que exista una fuerte base genética para tal comportamiento. Si tu perro pertenece a una raza que ladra, como el Sheltie, el Beagle, algunos terriers, etc., no hay mucho que puedas hacer para corregir los ladridos excesivos.
  • Perro guardian: Si tu perro ladra cuando escucha el timbre debes saber que está en su naturaleza de perro guardián. El perro te avisa de que hay alguien allí y espera que lo investigues. En principio esta actitud es meramente informativa. Uno o dos ladridos son normales y aceptables. Sin embargo, si los ladridos son excesivos tu perro podría tener un problema de territorialidad.
  • Problemas de salud, sordera y vejez.: Al envejecer, algunos perros pierden la capacidad de oír o ver y esto puede hacerles ladrar. En Wiki Animales podrás descubrir cómo cuidar a un perro anciano. No olvides que los perros ancianos necesitan cuidados y confort especiales debido a su condición. Debemos ser comprensivos y respetuosos con un perro anciano, no necesariamente obligarlo a dejar de ladrar.
  • Miedos: Después de experiencias traumáticas, los perros tendrán un miedo palpable ante determinadas situaciones, personas u objetos. Es muy importante afrontar estos casos con paciencia y entender que el animal sólo ladra para protegerse de lo que considera ‘peligroso’. Descubre consejos para perros con miedo y poco a poco empieza a trabajar con ellos creando experiencias nuevas y más positivas. Este proceso puede llevar mucho tiempo y probablemente su perro nunca perderá por completo su sensación de inseguridad y miedo. Sin embargo, pueden dejar de asociarlo con los ladridos.
  • Problemas con otros perros: Los perros pueden ladrar a otros perros por muy distintos motivos: alegría, juego, miedo, mala socialización… Las causas son infinitas y conviene abordarlas poco a poco y con paciencia. Debemos premiar las actitudes que nos gustan y tratar de evitar exponerlos a situaciones que les causen estrés severo. La clave para evitar que su perro ladre a otros perros es identificar correctamente la causa de este problema. En estos casos, y especialmente si tu perro tiene una actitud reactiva hacia otros perros, lo mejor es acudir a un profesional.

Quizás te interese:  Cómo Evitar Que Mi Perro Se Suba Al Sofá

Podrás identificar correctamente si los ladridos se deben a un motivo concreto o múltiples. No reprimas ni regañes al perro. Antes de empezar a trabajar en cómo evitar que un perro ladre, debes conocer todas las causas de su ansiedad.

Consejos para que tu perro deje de ladrar

Si no estás seguro de la causa (o causas) que hacen que tu perro ladre, lo ideal es que deberías acudir a un profesional para recibir orientación y ayuda. ¿Por qué? Muchos dueños piensan que su perro ladra por agresión cuando en realidad lo hace por miedo. Otros pueden pensar que el perro está intentando «llamar atención» cuando la verdadera causa es la excesiva soledad.

Por ese motivo, si no tenemos experiencia o no sabemos exactamente qué le pasa a nuestro mejor amigo, entonces lo más adecuado es acudir a alguien con experiencia en este tipo de situaciones.

Además, no olvides que no todas las técnicas son efectivas para que un perro deje de ladrar y que algunos de los consejos que se encuentran en Internet pueden empeorar las cosas. En algunos casos, los métodos más utilizados (collares antiladridos, castigos, exposición forzada a los estímulos que asustan al perro, etc.) pueden provocar un empeorando en su comportamiento y un aumento en los ladridos del perro.

A continuación te damos algunos consejos y trucos que favorecerán el bienestar de nuestra mascota y te ayudarán a que deje de ladrar de forma positiva. Estas pautas se utilizan habitualmente en perros con problemas severos de estrés por lo que su objetivo es calmar al perro y conseguir un mejor comportamiento. Tomar nota:

  • Favorecer la tranquilidad y relajación del perro tanto dentro como fuera de casa. Masajes, caricias y golosinas sabrosas son buenos alicientes para ayudarles a dejar de ladrar.
  • Muchas personas suelen regañar al perro cuando ladra e incluso pueden golpearlo (o golpearlo) en un intento de poner fin a este comportamiento. Este tipo de actitud sólo empeorará el comportamiento del animal y le provocará estrés y sensación de tristeza. Descubre 5 errores comunes al regañar a un perro.
  • Los perros con problemas graves de estrés se beneficiarán del ejercicio y del juego con un juguete kong, por ejemplo. No olvides que un perro tarda unos 21 días en eliminar por completo el estrés acumulado en su organismo. Debes ser muy paciente y cariñoso si quieres mejorar la situación. Los perros que sufren estrés no deben ser sometidos a castigos, exposición directa a sus miedos ni entrenamiento intensivo si se quiere que dejen de ladrar.
  • Antes de pensar que tu perro ladra cuando está solo, grábalo o busca una manera de ver qué hace cuando no estás en casa. Muchos perros ladran y aúllan cuando sus dueños salen de casa, pero luego se calman y dedican el tiempo a dormir o masticar sus juguetes. Esto es lo que algunos entrenadores llaman «ansiedad durante la separación», en contraposición a la ansiedad por separación. Si los ladridos se producen únicamente cuando estás saliendo de casa, debes buscar una manera de distraerlos mientras sales, para que no se den cuenta de tu salida. Evite también despedirse con mucho cariño. Despídete con normalidad, como te despides de tus familiares humanos, o evita que tu perro te vea partir.
  • Si tu perro ladra por la calle al pasar a otros perros, lo ideal es que evites tirar de la correa (ya que los perros notan la tensión). En su lugar, continúa la caminata, como si nada hubiera pasado. Debemos tener una actitud tranquila y firme; Tu perro lo notará.
  • También podemos intentar distraerlo con golosinas cuando aparezca el estímulo que provoca sus ladridos (un timbre, otros perros…). Pedirles que se sienten y jueguen con trucos mientras los recompensas es una buena forma de darle un giro a la situación y evitar que el perro ladre.
  • Ante una situación muy estresante, si no podemos distraerlos, entonces debemos marcharnos lo antes posible. Cuando el perro se enfrenta a algo que le causa miedo o inseguridad severa, sus niveles de estrés aumentarán, lo cual es contraproducente cuando se intenta evitar que un perro ladre.
  • Intenta caminar con él en momentos y tramos tranquilos, para evitar que ladre. Cuando empieces a ver mejoras, puedes intentar caminarlas en lugares o momentos de mayor actividad. Este punto es muy importante ya que ayuda a promover la calma en un perro. En Wiki Animales podrás descubrir los errores más comunes al pasear perros e intentar evitarlos. Lo ideal es dejar que tu perro huela todo lo que quiera y ofrecerle un momento de auténtico placer.
  • Si realmente tu perro es un ladrador compulsivo, lo mejor que puedes hacer en estas circunstancias es entrenarlo para que ladre y se calle a la orden, y también darle la oportunidad de ladrar en situaciones apropiadas. Por ejemplo, llévalo a un parque a ladrar u otros lugares abiertos donde no molestes a nadie.
  • No fuerces el contacto o la interacción con otros perros o personas a menos que ellos así lo deseen. Cuando estén listos, avanzarán e intentarán interactuar. Obligar a un perro con miedo a interactuar puede impactar negativamente en el animal e incluso provocar agresión y miedo extremo. Definitivamente no te ayudará a evitar que un perro ladre.
  • Utilice la búsqueda como técnica de relajación y diversión. Es una buena forma de mejorar el bienestar de nuestra mascota. Además, practicar diferentes actividades ayudará a cambiar su rutina de ladridos y les hará descubrir nuevas experiencias. Enriquecer la vida del animal le hace feliz y le ayuda a trabajar sus miedos, evitando así el ladrido excesivo.
  • Siga todas estas pautas de forma constante para que su perro reaccione con una calma cada vez mayor con el tiempo. Para ello debes ser constante y mantener un enfoque positivo. No ganarás nada obligando a tu mascota a hacer algo que no quiere hacer.

Quizás te interese:  Cómo Enseñar a Un Perro a Nadar Mediante Refuerzo Positivo

Nunca debemos utilizar gargantillas o collares de choque. Esto podría desencadenar una actitud muy negativa y agresiva en tu perro que podría ponerlo en tu contra o en tu familia.

Debemos recordar que cada perro es diferente y estos consejos Puede que no siempre funcione. Si tu situación es realmente grave debes acudir a un especialista que entenderá perfectamente las causas y podrá aconsejarte adecuadamente sobre qué hacer para que un perro deje de ladrar.

Si deseas leer más artículos parecidos a cómo detener los molestos ladridos de tu perro, te recomendamos navegar por nuestra sección de Problemas de conducta.

Cómo detener los ladridos molestos de un perro: consejos - Consejos para que tu perro deje de ladrar

Si quieres leer artículos similares a Cómo detener los molestos ladridos de un perro: consejos te recomendamos visitar nuestra categoría de Problemas de conducta.