¿Con Qué Frecuencia Debo Bañar a Un Gato?

Los gatos son animales muy higiénicos. Si no pasan gran parte de su vida de vigilia lamiéndose y acicalándose, significa que algo anda mal. Por este motivo, no son muchas las ocasiones en las que será necesario bañar al gato. Por lo general, cuanto menos los bañemos mejor.

Sin embargo, existen razones por las que bañar periódicamente a un gato puede resultar útil. Esto dependerá de varios factores, pero la cuestión de fondo es mantener la salud y el bienestar del gato. En Wiki Animales te preguntamos ¿Con qué frecuencia debo bañar a mi gato?

¿Es necesario bañar a los gatos?

El comportamiento de aseo de un gato es multifuncional. El tiempo que dedican a manteniendo su pelaje No es por razones estéticas. Los gatos se acicalan y se acicalan entre sí para eliminar la suciedad, las bacterias e incluso los parásitos que pueden adherirse a su pelaje. Lo hacen, en parte, con una lengua cubierta de papilas. Se trata de espinas queratinizadas que actúan como un peine orgánico.

Los gatos sólo abandonan su estricto horario de aseo cuando no se encuentran bien. Por esta razón, es poco probable que un gato sano que vive en casa necesite que su tutor lo bañe. Es posible que podamos ayudarles con sus aseoy evita las bolas de pelo cepillando el pelo muerto. Sin embargo, si vemos signos de que la calidad de su pelaje ha disminuido o deja de acicalarse, debemos llevarlo al veterinario.

A muchos gatos no les gusta que los duchen o sumergido en agua. Aunque a algunos les puede gustar jugar con agua, a la mayoría de los gatos domésticos les resultará muy estresante acercarse a cuerpos de agua e intentarán huir. Incluso el ruido de una ducha puede ser una señal de alerta para los gatos, por lo que es habitual que huyan si oyen que se abre una ducha. Algunos gatos encontrarán el baño tan estresante que se volverán agresivos como forma de defenderse.

Quizás te interese:  Vitaminas Para Perros Mayores

Por este motivo, bañar a un gato sólo debe realizarse en circunstancias atenuantes. Esto podría deberse a que se han ensuciado mucho estando afuera, se les ha derramado algo encima o si hay algo tóxico en su pelaje. Los gatos a los que les gusta que los bañen pueden bañarlos con más frecuencia. De lo contrario, deberíamos cepillarloslimpiar las zonas localizadas y dejarlas así.

Aunque asearse muy poco es señal de un problema, asearse demasiado también es preocupante. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre el cuidado excesivo de mi gato para obtener más información.

¿Con qué frecuencia debo bañar a un gato?  - ¿Es necesario bañar a los gatos?

¿Cuándo se puede bañar a un gato?

Dado lo sensibles que son los gatos incluso a los pequeños cambios en su rutina, debemos hacer todo lo posible para garantizar que el baño de un gato se realice sin problemas. Esto significa que debemos acostumbrarlos a los accesorios de baño antes de bañarlos. Si adoptamos al gato como gatito, deberíamos hacerlo lo antes posible. Si quieres saber cuándo bañar a un gatito por primera vez, no existe una respuesta general.

Lo ideal es que los gatitos no sean separados de su madre antes de las 8 semanas de vida como mínimo. Cuando se muden a su hogar con una familia humana, necesitarán que se les implementen sus calendarios de vacunación y desparasitación. Lo ideal sería esperar a que estén vacunados y desparasitados, se hayan adaptado a su nueva vida y conozcamos sus personalidad. Esto significa que no se debe bañar durante los primeros 3 o 4 meses.

Lamentablemente, hay excepciones. Podemos encontrar gatitos que han sido abandonados, ya sea por su madre o por sus tutores humanos. En estos casos, suelen estar sucios o tener parásitos. Durante las primeras semanas de vida un gatito recién nacido no puede regular su propia temperatura. Esto es difícil para bañarse ya que estar mojado puede provocarles problemas de frío. Bañe al gatito sólo si es necesario; en caso contrario, límpielo con toallitas.

Quizás te interese:  Cuidando a Un Malamute De Alaska en El Verano

En aquellos gatos adoptados de adultos deberíamos poder bañarlos siempre y cuando todas sus necesidades básicas estén cubiertas. Esto incluye tener al día sus esquemas de desparasitación y vacunación. Si no está seguro, deberá hablar con su veterinario.

¿Se puede bañar a un gato sin vacunas?

La primera vacuna que se administra a los gatitos suele administrarse alrededor de las 8 semanas de vida. Antes de este tiempo no se recomienda bañarse. La razón de esto es que estar mojado y entrar en contacto con agua sucia puede hacerlos susceptibles a ciertas infecciones y enfermedades. Si tenemos un gato adulto que no ha sido vacunado o no estamos seguros de él, podemos bañarlo. Tendremos que tener cuidado y secarlos por completo. Sin embargo, debemos esperar al menos unos días después de que reciban la vacuna antes de bañarlos.

Con que frecuencia bañar a un gato

La frecuencia del baño dependerá de cada gato en particular. Hay muchos factores a considerar, incluida la longitud del pelo del gato y su temperamento general. Por ejemplo, gatos de pelo largo necesitará más tiempo para secarse, un gato que sale al aire libre tiene más probabilidades de ensuciarse y los gatos con enfermedades pueden no tener la energía para acicalarse adecuadamente. Por este motivo, no existe una frecuencia de baño fija para todos los gatos.

Sin embargo, podemos adoptar un enfoque general y decir que la mayoría de los gatos no deben bañarse más de una vez al mes como máximo. Bañar a los gatos con más frecuencia puede afectar la salud de la piel y el pelo del gato. Esto sucede quitando la capa protectora de aceites naturales que están presentes en su cuerpo. Siempre debemos usar productos de baño apropiados que son más capaces de proteger la piel y el pelaje de su gato.

¿Con qué frecuencia debo bañar a un gato?  - Cada cuanto se debe bañar a un gato

Cómo acostumbrar a un gato al baño

Como hemos mencionado anteriormente, los gatos necesitarán tiempo para acostumbrarse al baño antes de que los bañemos. Deberíamos presentarles tanto a los boquilla de ducha y secador de pelo. No lo enciendas tampoco al lado del gato, ya que puede provocarle un trauma. En su lugar, debes tenerlos puestos y dejar que el gato se acerque desde lejos. Siempre que se acerque a él sin huir, deberás recompensarlo con una golosina.

Quizás te interese:  ¿Puedo Lavar a Mi Perro Con Jabón Para Platos?

Como necesitamos acostumbrarlos a estos elementos, debemos usarlos un poco en nosotros mismos y demostrarles que no es un problema. Sin embargo, incluso con este proceso, es probable que el gato no esté entusiasmado con la perspectiva de mojándose. Necesitamos asegurarnos de que el baño transcurra lo mejor posible. Tenga todo lo que necesitemos a nuestro lado en el suelo, no alrededor de la bañera. Esto se debe a que el sonido de las botellas de champú al caer en la bañera puede asustarlos. Además, utilice una alfombra antideslizante en el fondo de la bañera.

Una vez que el gato se acostumbre al baño, podrás bañarlo. Elige un momento en el que tanto tú como el gato estén calma. No lo hagas con estrés en el ambiente. Habla en voz baja y colócalos en la bañera. Puede sujetarlos con firmeza, pero no haga que se sientan obligados a correr peligro. Si reacciona agresivamente, suspenda el baño. Es mejor empezar desde cero en otro momento. Si tu gato simplemente no lo tolera, deberás contactar a un peluquero profesional.

Para más información sobre cómo bañar a un gato correctamentepuedes echar un vistazo a nuestro vídeo a continuación:

Si quieres leer artículos similares a ¿Con qué frecuencia debo bañar a un gato? te recomendamos visitar nuestra categoría de Cuidados básicos.