¿Con Qué Frecuencia Debo Cortarle Las Uñas a Mi Gato?

Rascarse es un comportamiento importante de cualquier gato doméstico. Si bien parece muy satisfactorio, el propósito detrás de esta actividad es multifacético. No sólo mantendrá las uñas del gato en buen estado, sino que también le ayudará a sentirse seguro al marcar su territorio. Mantener la calidad de las uñas permite a los gatos defenderse y utilizar sus uñas como herramienta práctica.

Cuando tenemos los accesorios adecuados para un gato, puede que no necesitemos cortarle las uñas para nada. Sin embargo, hay varias razones por las que nosotros, como guardianes de gatos, tendremos que recortarlos nosotros mismos. Por esto Wiki Animales pregunta ¿Con qué frecuencia debes cortarle las uñas a tu gato?

¿Es necesario cortarle las uñas a mi gato?

En la naturaleza, los gatos salvajes pueden mantener sus garras por sí solos. Este es el caso de los gatos domésticos salvajes y callejeros que no tienen un tutor humano por el motivo que sea. Lo hacen rayando y arañando la madera y otras superficies. Sin embargo, cuando tienes un gato en un ambiente en el hogar, puede resultarles difícil tener tantas oportunidades de mantener sus uñas recortadas. Incluso cuando el gato tenga un rascador, es posible que necesitemos recortarlos.

Los rascadores y los árboles son fundamentales para que el gato lleve a cabo un comportamiento natural. Si bien puede resultar molesto cuando empiezan a arañar nuestros sofás e interiores, prohibirles que lo hagan es increíblemente cruel. Como el gato tiene glándulas en las patas, el rascado le permite liberar feromonas que le aportan seguridad en su entorno hogareño. El acto en sí es un gran calmante para el estrés para ellos.

Por eso es ideal dejarles varios rascadores o superficies en el hogar. Esto no sólo proporciona más oportunidades para que su gato mantener sus garras limpias ellos mismos, también ayuda a salvar sus muebles. Puede ser fácil regañar a un gato por arañar algo que no debería, pero nunca debemos regañarlo. El refuerzo negativo es ineficaz y puede provocar estrés en el gato. Enseñarlos a utilizar un rascador debería ser parte de su educación.

Quizás te interese:  Cómo Saber Si Mi Hámster Está Embarazada

gatos al aire libre No es necesario que rasques tanto el interior. A menudo tienen materiales en su entorno exterior y no necesitarán rascar tanto en casa.

Con qué frecuencia cortarle las uñas a un gato

La frecuencia con la que le cortes las garras a un gato dependerá de diferentes factores. Estos incluyen sus niveles generales de actividad, cuántas oportunidades tienen para rascarse, su edad y otros. Un gato mayor no podrá rascarse tanto debido al deterioro muscular y a la menor energía, por lo que probablemente necesitará que lo corten con más frecuencia.

En general, un gato sano necesitará que le corten las uñas de las patas delanteras dos veces al mes, es decir, cada 15 días aproximadamente. Por lo general, solo será necesario recortar las patas traseras una vez al mes.

Sin embargo, el uso de postes rascadores puede retrasar el momento de recorte de uñas. A medida que conozcas a tu gato, podrás saber cuándo está creciendo demasiado. Si no estás seguro, una buena forma de probarlos es dejar que un gato camine sobre una superficie dura y escuchar si puedes oírlo mientras corre sobre ella. Si puedes oír sus uñas, son demasiado largas.

Consejos para cortar las uñas a un gato

Sepa que sabe con qué frecuencia necesita cortale las uñas a tu gato, es probable que quieras saber cómo hacerlo correctamente. Es una actividad que requiere mucha concentración para no causarle ningún daño al gato, ni física ni mentalmente.

  1. Utilice un especial cortauñas felino. Tienen una ranura especial para las uñas de un gato, lo que lo hace más fácil. Nunca utilices cortauñas humanas.
  2. Encuentra nitrato de plata, una sustancia que ayuda a detener el sangrado en caso de corte.
  3. Empiece a cortarles las uñas desde pequeños para que se acostumbren pronto. A menudo resulta más difícil acondicionar a un gato adulto.
  4. Sea especialmente paciente y cuidadoso, especialmente si nunca antes le ha cortado las uñas a su gato. Sin embargo, también debes ser firme o podrían alejarse.
  5. Envuelve al gato en una toalla para mantenerlo en su regazo. Toma las patas una por una y corta las uñas individualmente.
  6. Tener otra persona presente si es posible. Uno puede sujetar al gato y el otro le corta las uñas.
  7. Cuando tengas la pata del gato en tu mano, empuja ligeramente cada dedo. Las uñas se expondrán de forma natural. Verás que el final es de un color claro sólido, pero hacia la base de la uña hay un centro oscuro. Corta solo la parte blanca. Si no lo hace, golpeará tejido vivo que le resultará doloroso y sangrará.
  8. Si accidentalmente cortas el tejido vivo, ponle nitrato de plata para detener el sangrado.
  9. Si tu gato está muy inquieto y asustado, no lo fuerces. Utilice tonos tranquilizadores y mantenga la calma.
  10. Mantenga una golosina cerca para recompensarlo por su buen comportamiento. Un refuerzo positivo como este debería significar que será más fácil la próxima vez que les cortes las garras.
  11. Nunca grites ni regañes al gato, ya que no ayudará.
  12. En los gatos de pelo largo, puede resultar útil humedecer la pata antes de cortarles las uñas. El agua ayuda a mantener el cabello apartado para que puedas ver mejor lo que estás haciendo.
  13. Nunca le quites las uñas a un gato. Es una práctica cruel, traumática y que perjudica gravemente su calidad de vida.
  14. Si no consigues cortarle las uñas al gato, llévalas a un peluquero felino que tendrá más experiencia.

Quizás te interese:  Cuidando Gatitos Abandonados

Si le has cortado las uñas a tu gato, pero todavía te araña, puede resultar molesto. También sugiere que pueden tener problemas de comportamiento. Nuestro artículo sobre cómo evitar que un gato arañe puede ayudarle a detener este comportamiento no deseado.

¿Con qué frecuencia debo cortarle las uñas a mi gato?  - Consejos para cortar las uñas a un gato

¿Qué pasa si no le cortas las uñas a tu gato?

Como hemos demostrado, los gatos pueden cuidar sus propias uñas, dependiendo de una circunstancia determinada. Si no los recortamos nosotros mismos, ellos mismos deberían encontrar formas de mantenerlos cortos. Sin embargo, las repercusiones para usted probablemente serán muebles, paredes y otros muebles rayados. Por cortarle las uñas a un gato Nosotros mismos ayudamos a que tengan la longitud adecuada tanto para el gato como para sus tutores humanos.

Sin embargo, si un gato no puede mantener sus uñas recortadaspuede tener otras consecuencias negativas:

  • Las uñas demasiado largas crecerán demasiado y no se retraerán fácilmente.
  • Las uñas demasiado grandes pueden penetrar en la almohadilla de la pata del gato y causar lesiones graves e incluso deformar al gato.
  • Las uñas largas pueden engancharse en las telas y provocar lesiones.
  • Cuando un gato con uñas largas nos araña empeora la lesión y puede propagar bacterias.

Por eso, aunque un gato pueda administrar sus propias uñas, es mejor que le ayudemos cortándolas. Si necesitas ayuda para hacer esto, nuestro vídeo sobre cómo cortarle las uñas a un gato a continuación te muestra todo lo que necesitas saber:

Si quieres leer artículos similares a ¿Con qué frecuencia debo cortarle las uñas a mi gato? te recomendamos visitar nuestra categoría Cuidado de uñas.