El Ocelote Como Mascota: Todo Lo Que Necesitas Saber

El Leopardo paradalis, también conocido comúnmente como ocelote, se convirtió en una mascota popular entre los estadounidenses durante las décadas de 1950 y 1960, e incluso celebridades como el pintor surrealista catalán Salvador Dalí los adoptaron como mascotas. Este felino parecido a un leopardo es en realidad uno de los tipos de gato montés más pequeños. Se encuentra en varias zonas de todo el continente americano, incluidos Texas, Arizona, Perú o México.

La UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) la ha catalogado ahora como especie de menor preocupación, aunque lo cierto es que su creciente pérdida de hábitat natural ha afectado gravemente a la especie. A pesar de estos hechos, quizás te preguntes si puedes tener un gato ocelote como mascota. En Wiki Animales queremos darte todos los datos para que puedas tomar una decisión fundamentada. Sigue leyendo para saber todo sobre el ocelote como mascota.

Los rasgos físicos del ocelote

El ocelote (Leopardo pardalis), desde el leopardo Género y familia Felidae, es un gato montés de tamaño mediano nativo principalmente de América Central y del Sur. Su rasgo más característico es su pelaje moteado, similar al de un leopardo. Corto y liso, ha sido la principal causa de su declive, ya que su pelaje fue muy elogiado en el pasado y por ello eran cazados. El color de su pelaje puede variar del amarillo leonado al gris. Miden alrededor de 22 y 39 pulgadas de largo en promedio y pueden pesar hasta 35 libras. Es precisamente su tamaño lo que hace que sea bastante peligroso tenerlo como mascota para las familias, ya que se sabe que en ocasiones daña a los niños pequeños.

Otro de los rasgos que hacen del ocelote un felino excepcional es su tamaño grande, ojos pequeños y brillantes, que tienen una forma perfectamente redonda y tienen marcas más oscuras muy distintivas a su alrededor que hacen que los ocelotes sean aún más atractivos a la vista. Sus orejas no son puntiagudas como la mayoría de los gatos domésticos comunes, sino que son redondeadas en la parte superior. Como son carnívoros tienen de 28 a 30 dientes afilados.

En promedio, tienen una esperanza de vida de entre ocho y doce años.

La naturaleza del ocelote

Lo primero que debe aprender al considerar una ocelote como mascota es cómo se comportan en la naturaleza para poder valorar si está bien tenerlo en casa.

Existe una diferencia entre gatos salvajes y asilvestrados ya que, aunque todos felinos, descienden de una rama evolutiva diferente y estos últimos no han sido domesticados. La palabra misma lo dice: los gatos salvajes son salvajes y, por lo tanto, necesitan vivir al aire libre. Se requiere una superficie exterior mínima de 800 metros cuadrados para que el ocelote viva feliz y adecuadamente.

Los ocelotes, como la mayoría de los felinos, son animales crepusculares, lo que significa que están más activos durante el anochecer y el amanecer. Durante las horas en que este gato está despierto una media de 12 a 14 h, su actividad principal es la caza. Así, otros animales domésticos de los alrededores pueden ser presa del ocelote si lo tienes en casa. Los ocelotes suelen cazar perros o gallinas en zonas semiurbanas.

Quizás te interese:  ¿Cuánto Tiempo Tarda Un Gato en Adaptarse a Un Nuevo Hogar?

Por otro lado, debes saber que, como la mayoría de los gatos del Nuevo Mundo, las heces del ocelote tienen un olor fuerte y característico, además de una textura muy húmeda. Ellos son también propenso a marcar territorio e incluso pueden hacerlo en los lugares donde duermen. Un ocelote en casa también imitará este comportamiento a menos que se le enseñe desde muy pequeño.

Hablando de crías de ocelote, estas suelen tener comportamientos infantiles o juveniles por más tiempo que la mayoría de los felinos, ya que suelen permanecer más tiempo con su madre, por lo que separar a una cría de ocelote de su madre a una edad temprana puede ser un gran error que puede derivar en problemas de conducta. Por un lado, una cría de ocelote anhela mucha atención. Si no les presta atención emitirán un ruido fuerte, como si estuvieran haciendo un berrinche hasta que su madre les preste atención.

Los ocelotes en celo también tienen varios comportamientos que no favorecen tenerlos como mascotas. Ocelotes hembra en celo producir un gruñido constante e intentará frotar su olor contra cualquier objeto que encuentre en su camino, sus llamados, como podrás imaginar, son mucho más fuertes que los de las gatas comunes. Por otro lado, una vez que los ocelotes machos se han apareado, pueden ser menos afectuosos con la gente.

En definitiva, el comportamiento del ocelote lo hace muy dependiente de su dueñopor lo que un potencial cuidador de ocelote tendrá que estar muy comprometido con el cuidado del ocelote, como comentaremos más adelante.

La dieta del ocelote

Como se mencionó anteriormente, el ocelote es un carnívoro natural. En la naturaleza, cazarán pequeños roedores como ratones o ratas, así como varios tipos de aves e incluso peces.(1). Si necesitas alimentar a un ocelote, su dieta debe ser similar a la de los gatos. Por lo tanto, además de las vísceras, necesitarán complementarlas con taurina y calcio. También debes asegurarte de no darles ninguno de los alimentos prohibidos para gatos, ya que pueden ser igualmente dañinos para los ocelotes.

Cuidados específicos para ocelote

Como has leído anteriormente, un ocelote no es la mascota más cómoda para tener en casa, aunque pueda parecer lindo y exclusivo, hay que tener en cuenta su carácter salvaje así que, si te encuentras un ocelote herido en tu patio trasero, trabajar en un centro de rescate o similar, asegúrese de seguir estos Pautas básicas de cuidados para cuidar un ocelote:

En general, los ocelotes son bastante sociables, aunque no se les pueden entrenar comandos básicos, por lo que será un desafío estar a la altura de ellos en lo que respecta a la disciplina.

Quizás te interese:  ¡Los Mejores Nombres De Perros De Star Wars!

Cuidados del gatito ocelote

Como se mencionó anteriormente, los ocelotes tardan más en separarse de sus madres, ya que tardan más en destetarse y son muy dependientes de su madre. Chupar los dedos de sus cuidadores es algo habitual, ya que les recuerda a su madre, aunque conviene evitar esta conducta para evitar que piensen que las manos son en realidad juguetes. Para enseñarles a no chuparse los dedos, asegúrate de distraerlos de esta actividad ofreciéndoles un premio o redirigiendo su atención hacia el juego. Puedes utilizar pelotas boomer, kongs (bajo supervisión constante) u otros juguetes adecuados para gatos para hacerlo.

El espacio del ocelote

Aunque pueden estar en el interior, los ocelotes también necesitan su espacio exterior. Por lo general, deberán contar con un espacio de al menos 800 metros cuadrados. Para prevenir la obesidad en este tipo de felino, debes ofrecerle un espacio enriquecido con todos sus elementos favoritos, como postes altos para trepar, plataformas y muchas plantas (asegúrate de que no sean tóxicas para ellos). También necesitarán algunos elementos acuáticos, ya que les encanta el agua, así que agregue un estanque donde también puedan jugar.

no esterilizar

Debido a varios programas para la conservación de ocelotes en ciertos países, no es aconsejable esterilizarlos. Recuerda que el ocelote es una especie en peligro de extinción, por lo que hay otras cosas a tener en cuenta a la hora de tomar esta decisión. Contacta con tu departamento de conservación y ponlos en contacto con tu veterinario para que todos podáis tomar una decisión informada.

Necesidades de baño

Entonces, ¿dónde debería ir un ocelote para hacer sus necesidades? Aunque algunos pueden ser entrenados para usar arena, otros métodos serán más fáciles de enseñar a su mascota. También debemos advertirte que la naturaleza de este animal puede llevarle a tragar arena para gatos y provocarle problemas intestinales, otro de los motivos por los que no es recomendable.

En cambio, un método más recomendado es enseñarles a hacer sus negocios en los periódicos.

Ocelotes en la casa

A los ocelotes les encanta saltar, escalar y cavar, por lo que tendrás que tener mucho cuidado si dejas que tu ocelote entre a tu casa. Asegúrese deshacerse de cualquier objeto en exhibición que este hermoso felino podría dejar caer accidentalmente al saltar y cualquier objeto susceptible de mordisquear y morder, ya que este es uno de sus pasatiempos favoritos. Recuerda asegurarte tampoco de tener en casa plantas tóxicas para gatos.

Mordiendo

Como se mencionó anteriormente, los ocelotes son propensos a morder, por lo que debes mantener a los niños pequeños alejados de ellos. Como muchos otros pequeños félidos, normalmente apuntarán a áreas específicas del cuerpo al atacar, como la ingle, el codo, la axila o el cuello. También son extremadamente rápidos y ágiles, así que ten cuidado. Con esto no queremos decir que el ocelote sea un animal violento, pero si no está socializado seguirá actuando según su naturaleza.

Quizás te interese:  Razas De Gatos Que Parecen Leones

Cuidado veterinario

Debes llevar un ocelote a un veterinario de mascotas exóticas especializado en ocelote. Los veterinarios habituales no tendrán los conocimientos necesarios para tratarlos, así que asegúrese de que su veterinario tenga los conocimientos que necesitan. Si no encuentras a nadie especializado, lo mejor es pedirle a tu veterinario habitual que se ponga en contacto con algún santuario o zoológico cercano para recibir asesoramiento de profesionales.

El Ocelote como mascota: todo lo que necesitas saber - Cuidados específicos del Ocelote

Comercio de ocelote y cuestiones legales

¿Estás pensando en comprar un ocelote? Será mejor que empieces a olvidarlo. Siempre debes recordar que el ocelote es una especie en peligro de extinción, por lo que el comercio es totalmente ilegal. La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) establece claramente en el apéndice I(2) que es una violación de la Ley Lacy enviar un ocelote a los Estados Unidos y que, por lo tanto, la persona estaría cometiendo un delito grave.

Con respecto a posesión de ocelotes en los Estados Unidoscada estado tiene sus propias regulaciones sobre la tenencia de gatos exóticos, por lo que conviene informarse adecuadamente de antemano.(4).

Si sospecha de comercio ilegal en los EE. UU., puede comunicarse con el departamento de conservación para abordar el tema.

La Unión Europea también señala la CITES como la razón por la que un ocelote no puede pasar por la aduana en ningún país de la UE(5).

El peligro del ocelote

La caza por su piel y su comercio ha sido uno de los principales temas para la conservación del ocelote durante el siglo pasado. Aunque el comercio de pieles estuvo prohibido hace décadas, todavía hay cierto comercio ilegal que afecta a esta especie. Afortunadamente, La caza de esta especie está totalmente prohibida. en Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Guayana Francesa, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

La principal amenaza que enfrenta hoy en día el ocelote es la pérdida de su hábitat y su fragmentación. La razón es básicamente antropogénica, siendo la tala y la caza furtiva las principales actividades humanas que afectan el hábitat natural del ocelote. Además, un estudio del Journal of Wildlife Management señala las colisiones de vehículos como una de las principales causas de mortalidad de ocelotes en EE.UU. (5) lo que está directamente relacionado con su pérdida de hábitat y el carácter transitorio nocturno del ocelote.

Entonces, ¿qué podemos hacer al respecto? Debido a su disminución en número, la única forma de conservar esta especie es mediante la ayuda de la humanidad. De este modo, creando caminos verdes y garantizar la conservación del hábitat de los ocelotes salvajes para su correcto desarrollo será clave para ayudar a este bello felino.

Si quieres leer artículos similares a El ocelote como mascota: todo lo que necesitas saber te recomendamos visitar nuestra categoría Lo que necesitas saber.

Referencias

1 http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1076/snfe.37.3.207.8564

2 https://www.cites.org/eng/app/appendices.php

3 http://ec.europa.eu/environment/cites/info_souvenirs_en.htm

4 https://bigcatrescue.org/state-laws-exotic-cats/

5 http://www.bioone.org/doi/abs/10.2193/0022-541X(2005)069%3C0255:SASOMI%3E2.0.CO%3B2