Espondilosis en Perros: Causas, Tratamiento Y Esperanza De Vida

espondilosis Es un proceso degenerativo que afecta la columna vertebral de los perros. Se caracteriza por la formación de crecimientos óseos excesivos en la parte inferior y lateral de las vértebras. En la mayoría de los casos, el problema es una condición degenerativa y ocurre durante un período de años. Por este motivo, la espondilosis suele aparecer en perros mayores. La afección puede afectar a perros más jóvenes cuando su columna vertebral experimenta inestabilidad debido a diversas causas.

En Wiki Animales analizamos espondilosis en perros. Más específicamente, analizamos sus causas, síntomas y tratamiento, así como lo que podríamos esperar en términos de esperanza de vida de los perros con espondilosis.

¿Qué es la espondilosis en perros?

La espondilosis es una enfermedad degenerativa de desarrollo lento que afecta la columna vertebral de los perros. Es una afección no infecciosa caracterizada por el desgaste de la columna vertebral. No es un proceso inflamatorio en sí mismo, pero a menudo es el resultado de la enfermedad inflamatoria osteoartritis espinal. Puede provocar diversas complicaciones, incluido el crecimiento de osteofitos, es decir, crecimiento excesivo de los huesos. Cuando los osteofitos crecen se conoce como espondilosis deformante en perros.

Existen diferentes tipos de espondilosis en perros, dependiendo de la zona de la columna afectada. Los más comunes incluyen:

  • Espondilosis cervical: afecta la parte del cuello de la columna.
  • Espondilosis torácica: afecta la región media de la columna.
  • Espondilosis lumbar: afecta la región lumbar inferior de la columna.

Espondilosis multinivel Puede ocurrir cuando se ven afectadas varias partes de la columna. Cuando es grave, la espondilosis en perros puede afectar el sistema nervioso central y afectar las habilidades motoras. También puede tener repercusiones neurológicas, pero también puede ser un problema concurrente no relacionado debido a la degeneración relacionada con la edad.

Causas de la espondilosis en perros.

Aunque la etiología de la espondilosis deformante no está bien definida, su origen parece estar relacionado con el envejecimiento y la inestabilidad de la columna. Con el avance de la edad, los tejidos blandos responsables de estabilizar la columna espinal degeneran y pierden elasticidad. Las consecuencias producen inestabilidad de la columna.

Una inestabilidad espinal similar ocurre cuando se repite microtraumatismos pueden producirse, incluyendo alteraciones de la marcha (p. ej. cojera), presión continua en las articulaciones vertebrales o presión en la columna debido al sobrepeso. Estos factores pueden provocar una tensión excesiva de la columna que puede provocar degeneración. En la espondilosis deformante, el cuerpo responde creando osteofitos para contrarrestar la inestabilidad de la columna.

Existen ciertos factores que pueden influir en el desarrollo de la espondilosis en perros, entre ellos:

  • Edad: un perro mayor tiene más posibilidades de sufrir traumatismos en la columna en comparación con los perros más jóvenes. Incluso la actividad normal puede provocar un deterioro de las vértebras de la columna después de un tiempo suficiente. Sin embargo, no es el único factor de la espondilosis y puede ocurrir en perros más jóvenes, aunque rara vez.
  • Actividad: las razas de trabajo o deportivas se ven afectadas con mayor frecuencia por la espondilosis ya que su mayor nivel de actividad genera más desgaste en la columna vertebral.
  • Tamaño: las razas grandes y pesadas también están más predispuestas a este tipo de lesiones.
  • Castración: la prevalencia de estas lesiones es ligeramente mayor en perros castrados que en aquellos con órganos reproductores intactos.

Si bien puede depender del tamaño y la raza del animal, un perro se considera anciano después de haber cumplido los 8 años de edad. Esto no significa que el perro vaya a desarrollar espondilosis, pero tiene una incidencia mucho mayor en perros ancianos. No todos los perros muestran signos y el diagnóstico suele ser incidental después de una radiografía por motivos no relacionados. También existe una posible influencia genética, como se puede observar en un estudio con perros boxer italianos donde la incidencia llegó al 84% en los perros utilizados en el estudio.(1).

La espondilosis en perros a veces recibe otros nombres, que incluyen:

  • Espondilosis reumatoide
  • Espondilosis osificante
  • espondilosis anquilosante
  • Artritis hipertrófica degenerativa
  • Enfermedad lumbosacra degenerativa del perro

Aunque pueden referirse a alguna variación de la condición, todos son tipos de espondilosis.

Síntomas de espondilosis en perros

La gran mayoría de perros con espondilosis no presentan síntomas asociados, es decir, permanecen asintomático. De hecho, la espondilosis muchas veces se diagnostica como un hallazgo incidental al realizar un estudio radiográfico de la columna por algún otro motivo.

Aunque los osteofitos pueden ser muy grandes, normalmente no invaden el canal espinal. Por tanto, no se produzca compresión medular. Sin embargo, cuando las formaciones óseas se ubican lateralmente, pueden comprimir las raíces nerviosas que salen de la columna (compresión de raíz), que puede provocar signos clínicos como:

  • Dolor: se manifiesta en posturas antálgicas (posturas para aliviar el dolor) o negativa a moverse. También suelen presentar dolor a la palpación a la salida de las raíces nerviosas. Obtenga más información con nuestro artículo sobre perros con dolor lumbar.
  • Rigidez: puede provocar una marcha incómoda o rigidez al estar de pie.
  • Debilidad en el tercio posterior: podemos ver sus patas traseras temblar o incluso cambiar de posición al caminar.
  • Cojear: otro problema que afecta la marcha.

Los perros son buenos para ocultar su malestar, por lo que es importante que observemos de cerca los signos de dolor en los perros.

Diagnóstico de espondilosis en perros.

El diagnóstico de espondilosis canina es sencillo y se realiza mediante radiografía. También es importante incluir dentro del protocolo diagnóstico una exploración neurológica completa para detectar posibles daños neurológicos provocados por la espondilosis.

En el examen radiográfico, la espondilosis se ve como protuberancias (osteofitos) desde el borde inferior de las vértebras hacia los extremos anterior y posterior de las vértebras adyacentes. A medida que avanza, desarrollan una apariencia ganchuda comúnmente conocida como «pico de loro». En los casos más avanzados se forma un puente que une los cuerpos de las vértebras a nivel ventral. Cuando sólo se observa un osteofito aislado en una vértebra, se suele denominar espondiloartrosis canina.

Ante este tipo de lesiones es importante hacer un diagnóstico diferencial con otros procesos que también ocurren con la formación de hueso nuevo. Éstas incluyen tumores vertebrales y espondilitis. Sin embargo, un simple examen radiológico nos permitirá distinguir la espondilosis de estas otras patologías.

Infórmate sobre otro tipo de patología canina que se descubre gracias a las radiografías con nuestro artículo sobre displasia de codo en perros.

Tratamiento de la espondilosis en perros.

La espondilosis es un proceso degenerativo para el que no existe tratamiento curativo. En muchos casos, el perro puede presentar algunos signos de alteración del movimiento, pero los cambios en las vértebras generalmente no presentan síntomas y no requieren ningún tratamiento específico.

Cuando los perros presentan síntomas de espondilosis, es importante instaurar un tratamiento en forma de manejo de síntomas. Esto puede incluir analgésicos para aliviar el dolor y tratamientos para controlar el deterioro neurológico. El manejo terapéutico de estos pacientes puede incluir:

  • Analgesia: dependiendo del grado de dolor se pueden administrar antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el meloxicam u opioides como el tramadol.
  • Tratamiento quirúrgico: en ocasiones es necesario recurrir a un procedimiento quirúrgico para descomprimir las raíces nerviosas.
  • Condroprotectores: aportan nutrientes para reducir la degeneración de las articulaciones intervertebrales.
  • Programa de rehabilitación: puede incluir fisioterapia, terapia con láser, acupuntura, etc.
  • Manejo dietético: es importante gestionar correctamente la alimentación de estos animales, especialmente si tienen sobrepeso u obesidad.

Obtenga más información sobre las posibles opciones de manejo de los síntomas con nuestro artículo sobre fisioterapia para perros con artritis.

Prevención de la espondilosis en perros

Prevenir la aparición de espondilosis en perros es complicado. Es una patología degenerativa que suele aparecer como consecuencia de la edad. Hay algunos medidas preventivas que se pueden tener en cuenta y que pueden retrasar su aparición:

  • Dieta: la prevención del sobrepeso o la obesidad con un manejo dietético adecuado a lo largo de la vida puede ayudar a reducir la tensión sobre sus vértebras.
  • Ejercicio: evite ejercicios o trabajos agresivos que puedan provocar inestabilidad o lesiones en la columna.
  • Extensión: en perros que practican deportes caninos o perros de trabajo, mantener una buena rutina de calentamiento y estiramiento antes y después del ejercicio físico es importante.
  • Revisiones regulares: para detectar y tratar precozmente cualquier proceso que pueda provocar tensión o inestabilidad de la columna.

Esperanza de vida de los perros con espondilosis

Como hemos explicado a lo largo del artículo, la espondilosis es un proceso que suele cursar sin síntomas. Si te preguntas cuánto tiempo puede vivir un perro con espondilosis, debes saber que en la mayoría de los casos no se trata de una patología mayor. afecta la esperanza de vida de los animales que lo padecen.

Sin embargo, en casos muy avanzados, puede producirse una compresión severa de las raíces nerviosas, provocando dolor intenso o graves. signos neurológicos. En estos casos, la eutanasia en perros puede convertirse en una alternativa válida por motivos de bienestar animal. Dado que es una afección que suele acompañar a la edad avanzada, lo más probable es que el perro experimente otros problemas relacionados con la edad que pueden afectar su esperanza de vida.

Conoce más sobre el deterioro físico en perros con nuestro artículo sobre problemas neurológicos en perros mayores.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Espondilosis en perros: causas, tratamiento y esperanza de vida te recomendamos visitar nuestra categoría de Enfermedades degenerativas.

Referencias

1. Carnier, P., Gallo, L., Sturaro, E., Piccinini, P. y Bittante, G. (2004). Prevalencia de espondilosis deformante y estimaciones de parámetros genéticos para el grado de desarrollo de osteofitos en perros Boxer italianos. Revista de ciencia animal, 82(1)85-92.
https://doi.org/10.2527/2004.82185x

Bibliografía
  • Mejía, E. (2008). Ortopedia, neurología y rehabilitación en pequeñas especies: perros y gatos. El manual moderno.
  • Pérez, M., Green, MT y Unzueta, A. (2003). Lesiones radiográficas y participación de factores individuales en la espondilosis deformante y la esclerosis vertebral en perros.. Rev AVEPA, 23(1)18-24.

Quizás te interese:  Quistes Ováricos en Perros: Síntomas Y Tratamiento