Hernia Inguinal en Perros: Síntomas, Diagnóstico Y Tratamiento

Hernia inguinal en perros Es una protuberancia que se puede observar en la zona de la ingle. Esta afección es más común en perras y puede ser causada por varios factores, incluidos traumatismos, embarazo y/u obesidad. Si notas algún síntoma de hernia inguinal en perros, asegúrate de consultar a tu veterinario lo antes posible, ya que puede ser mortal si no se trata a tiempo.

Para obtener más información sobre las causas, los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento de hernia inguinal en perrossigue leyendo aquí en Animales.

Hernia inguinal en perros: causas

Una hernia inguinal en perros se define como la protrusión de grasa o intestinos a través de una abertura en la pared abdominal que debería haberse cerrado cuando era cachorro. Las hernias inguinales en perros son hereditarias, lo que significa que si los padres de un perro la tienen, también podría ocurrir en sus cachorros. Esta es la razón por cría de perros con hernia inguinal está desanimado. Un retraso en el cierre abdominal tiende a favorecer la aparición de hernias.

Algunas razas de perros tienen una mayor propensión a sufrir hernias inguinales. Estas razas de perros incluyen cocker spaniels ingleses, perros pekineses y/o border collies.

Hernia inguinal en perros: causas

Las causas de la hernia inguinal en perros en ocasiones pueden deberse a otras causas que no son genéticas. Algunos perros desarrollan estas hernias a partir del desarrollo de un traumatismo, embarazo u obesidad. Hernias inguinales, como hernia umbilical en perrospueden atrapar asas intestinales, lo que también puede provocar obstrucciones intestinales.

Además, algunas hernias se estrangulan, lo que ocurre cuando el suministro de sangre a la hernia se interrumpe por una constricción, conocida como cuello o anillo de hernia. En el caso de las perras, que se ven más comúnmente afectadas por hernias inguinales, el útero puede quedar aprisionado dentro de la hernia.

Hernia ingual en perros: síntomas

La protrusión de grasa o intestinos se ve como un bulto de mayor o menor tamaño. En los casos más graves, los síntomas de la hernia inguinal en perros incluyen vómitos, anorexia, aumento de la frecuencia de la micción, fiebre, letargo y dolor.

Hay diferentes tipos de hernias en perros,que se pueden clasificar según su ubicación. Una hernia umbilical en perros, por ejemplo, se localiza en el ombligo. Una hernia inguinal en perros se localiza en la ingle y una hernia perineal en perros se ubica en la región pélvica. Las hernias umbilicales e inguinales en perros son las dos más comunes. Estos tipos de hernia también se pueden diferenciar según si se pueden presionar o no hacia adentro. Si una hernia no se puede reducir, esto puede ser una señal de que está encarcelada.

Por lo tanto, es probable que cualquier bulto presente en las áreas mencionadas anteriormente sea una hernia. Su consistencia puede ser más o menos dura y habrá algunas que podrán moverse hacia dentro mientras que otras permanecerán fijas. En estos casos de incarcelación, y si tu perro siente dolor evidente, recomendamos acudir al veterinario lo antes posible, hernias aprisionadas, si el animal siente dolor cuando nosotros lo sentimos, debemos acudir inmediatamente al veterinario, porque la hernia podría ser estrangulado. Este tipo de hernia se consideraría una emergencia, ya que puede provocar insuficiencia renal o hepática que puede ser mortal para el animal.

Hernia inguinal en perras

Aunque pueden afectar a perros machos, las hernias inguinales en perros son más frecuente en mujeres.

Respecto a la edad, en ocasiones no es posible detectar una hernia inguinal en cachorros y sólo cuando es maduro, es posible que detectes un bulto en la zona de la ingle de tu perro. De hecho, no es raro diagnosticar una hernia inguinal en perros mayores. Si una perra no está esterilizada, tiene más riesgo de desarrollar una hernia inguinal causada por el embarazo, el parto o una patología relacionada con el útero.

Para obtener más información sobre los problemas relacionados con el útero en los perros, le recomendamos leer nuestro artículo donde analizamos por qué mi perro orina un poco de sangre.

Hernia inguinal en perros: tratamiento

Hernia inguinal en perros diagnóstico Se puede realizar observando un bulto visible en el área de la ingle. Un veterinario también deberá realizar un examen general, determinando el tamaño y el contenido de la hernia. También puede ser necesaria una ecografía.

No existen Remedios caseros para las hernias en perros.. Sin embargo, existen muchos mitos sobre que las hernias en perros se pueden solucionar vendando el bulto con una moneda, lo cual simplemente no es cierto. Estos mitos pueden incluso ser contraproducentes y deben evitarse.

Cirugía de hernia inguinal en perros A menudo es la única forma de tratamiento de hernias en perros. Si es pequeña y el perro afectado es macho, se puede esperar y ver si la hernia desaparece sola. En este caso será necesario un cronograma de seguimiento con un veterinario. Hay que tener en cuenta que factores adicionales como el traumatismo y/o la obesidad pueden hacer que la hernia aumente de tamaño y se vuelva más grave.

La técnica quirúrgica de una hernia inguinal en perros requiere una incisión abdominal y el reposicionamiento de los órganos afectados en su lugar. Si algún fragmento intestinal está dañado, se debe extraer y volver a conectar. A veces puede ser necesario un injerto. La recuperación de la cirugía de hernia en perros y las posibles complicaciones dependerán de las características de la hernia. En general, estas cirugías tienen éxito y ofrecen al perro la oportunidad de llevar una vida normal.

Para más información, te recomendamos leer nuestro artículo donde comentamos las causas y consecuencias de la obesidad en perros.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Hernia inguinal en perros: síntomas, diagnóstico y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.

Quizás te interese:  Mi Gato Come Plástico: Por Qué Y Qué Hacer Al Respecto