Hiperplasia Endometrial Quística en Perros: Causas Y Tratamiento

Hiperplasia endometrial quística (CEH) Es una patología uterina que afecta frecuentemente a perras y a otras hembras de mamíferos. Es un proceso dependiente de hormonas que provoca una proliferación excesiva de células de las glándulas endometriales en el útero. Aunque no es una enfermedad grave en sí misma, suele evolucionar hacia el desarrollo de endometritis y piómetra.

Si quieres saber más sobre hiperplasia endometrial quística en perrosWiki Animales te explica sus causas, síntomas y tratamiento. Le informamos qué esperar si a su perro le diagnostican esta enfermedad reproductiva canina.

¿Qué es la hiperplasia endometrial quística en perros?

La hiperplasia es una condición que resulta en el agrandamiento de un órgano debido a la proliferación celular. En la hiperplasia endometrial quística (CEH), las células que proliferan son las del glándulas endometriales uterinas. La hipersecreción de estas glándulas conduce a la acumulación de secreciones en la luz del útero. Esta hiperplasia e hipersecreción de las glándulas endometriales facilita la formación de quistes, de ahí el nombre de la enfermedad.

Es una enfermedad reproductiva que afecta frecuentemente al útero de las perras y de otras hembras de mamíferos, como ovejas y gatas. Afecta al 25% de las perras, El 75% de las cuales son nulíparas. (es decir, nunca ha dado a luz).

Aunque puede ocurrir a cualquier edad después de alcanzar la madurez sexual, suele aparecer a C. 7,5 años de edad. Esto se debe a que el útero se sensibiliza al efecto de las hormonas durante cada ciclo estral hasta que finalmente se desarrolla la hiperplasia endometrial. Un aspecto característico de la CEH es que ocurre principalmente durante la fase lútea (diestro) del ciclo estral, por lo que puede considerarse una enfermedad del diestro.

Aunque se trata de una patología no inflamatoria del útero, la presencia de secreciones uterinas puede favorecer la contaminación vaginal, dando lugar a su vez a la formación de:

  • endometritis: inflamación del endometrio (revestimiento más interno del útero).
  • piómetra: acumulación de exudado purulento dentro del útero. Descubre más sobre las causas, síntomas y tratamiento de esta enfermedad en nuestro artículo sobre piómetra canina.

Quizás te interese:  Mi Conejo Ya No Orina

La hiperplasia endometrial quística y la piómetra suelen ocurrir simultáneamente. Por esta razón, a menudo se hace referencia a esta condición como complejo hiperplasia endometrial quística-piometra en perros.

Obtenga más información sobre estos problemas reproductivos caninos con nuestro artículo sobre si un perro esterilizado puede contraer piómetra.

Hiperplasia endometrial quística en perros - Causas y tratamiento - ¿Qué es la hiperplasia endometrial quística en perros?

Causas de la hiperplasia endometrial quística en perros

Durante el ciclo estral (el ciclo reproductivo canino conocido como 'estar en celo'), el útero sufre una serie de cambios morfológicos. Estos cambios se deben a la influencia de estrógeno y progesterona hormonas. La hiperplasia endometrial quística ocurre como una respuesta anormal del útero a estas hormonas. En primer lugar, un aumento de estrógeno aumenta la cantidad de receptores de estrógeno y progesterona. Entonces la progesterona actúa favoreciendo la proliferación del endometrio y aumentando la secreción de las glándulas uterinas.

Por esta razón, podemos decir que dos factores principales son la causa subyacente de la hiperplasia endometrial quística en perros:

  • Altos niveles de estrógeno (hiperestrogenismo): para que se produzca CEH debe haber una alta influencia de los estrógenos, ya que esto provoca un aumento en el número de receptores de estrógenos y progesterona. La causa del hiperestrogenismo puede ser endógena (debido a quistes ováricos o tumores de células de la granulosa, que producen estrógenos) o exógena (debido a la administración de ciertos fármacos).
  • Estímulos continuos de progesterona.: la progesterona aumenta la secreción de las glándulas endometriales, reduce la contracción muscular del útero y cierra el cuello uterino. Los estímulos continuos de progesterona pueden aparecer durante la fase de diestro del ciclo estral o después de su administración exógena (generalmente debido a los fármacos de progestina utilizados para inhibir el estro).

Obtenga más información sobre los tumores reproductivos en perros con nuestro artículo sobre tumores de ovario caninos.

Quizás te interese:  Hepatitis Infecciosa Canina: Síntomas Y Tratamiento

Síntomas de hiperplasia endometrial quística en perros

Los signos clínicos asociados con CEH en perros dependen de su etapa de desarrollo:

  • Cuando el HEP está poco desarrollado, los síntomas son inexistentes, es decir, las perras permanecen asintomáticas.
  • Cuando la HEP progresa, son comunes la infertilidad y el flujo vaginal de tipo mucoso.

Sin embargo, como hemos explicado en apartados anteriores, la CEH suele evolucionar hacia el desarrollo de endometritis y piometra. En estos casos veremos signos más graves como:

  • Secreción vaginal purulenta
  • Anorexia y depresión
  • Poliuria y polidipsia (orina excesiva y sed)
  • Fiebre
  • Distensión abdominal
  • Vómitos y diarrea

Si no se trata con urgencia, las bacterias y endotoxinas presentes en el útero pueden pasar al torrente sanguíneo. Estos pueden causar septicemia o shock endotóxicoseguido de fallo multiorgánico y muerte del animal.

La piometra no es la única causa de flujo vaginal purulento en perros. Obtenga más información con nuestro artículo sobre por qué mi perro tiene flujo vaginal.

Hiperplasia endometrial quística en perros - Causas y tratamiento - Síntomas de hiperplasia endometrial quística en perros

Diagnóstico de hiperplasia endometrial quística en perros

Para el diagnóstico de CEH en perros se deben tener en cuenta los siguientes factores:

  • Momento del ciclo estral: en perros con síntomas que sugieren hiperplasia endometrial quística, es importante evaluar su etapa del ciclo estral. Como hemos señalado, la hiperplasia de las glándulas endometriales suele producirse durante la fase de diestro, pero los signos no suelen aparecer hasta 2-12 semanas después del último celo.
  • Citología vaginal: un frotis vaginal será normal, ya que la alteración está en el útero. Sin embargo, cuando el proceso se complica por una infección (piometra), en el frotis se pueden observar células polimorfonucleares degeneradas y bacterias intra y extracelulares.
  • Ultrasonido: en las primeras etapas apenas se observan cambios en la imagen ecográfica del útero. Sin embargo, a medida que avanza la patología se puede observar un endometrio engrosado con elevaciones quísticas irregulares y presencia de secreción en la luz uterina.

Quizás te interese:  ¿Por Qué Mi Perro Grita De Dolor De Repente?

Conoce más sobre el ciclo de estro en caninos con nuestro artículo sobre ¿Cómo saber si una perra está en celo?

Hiperplasia endometrial quística en perros - Causas y tratamiento - Diagnóstico de hiperplasia endometrial quística en perros

Tratamiento de la hiperplasia endometrial quística en perros

El tratamiento de la CEH en perros se puede abordar desde dos puntos de vista:

  • Tratamiento conservador: se basa en un tratamiento farmacológico con el uso de aglepristona, un fármaco utilizado para bloquear los receptores de progesterona. Sin embargo, incluso si el tratamiento conservador es eficaz, el proceso puede reaparecer en el siguiente ciclo estral.
  • Tratamiento quirúrgico: consiste en esterilizar (ovariohisterectomía) a la perra. A diferencia del tratamiento farmacológico, el tratamiento quirúrgico es curativo y definitivo ya que consigue eliminar la influencia hormonal que desencadena la patología. Obtenga más información sobre los beneficios físicos y psicológicos de este proceso con nuestro artículo sobre qué esperar después de castrar a su perro.

Recuerda que la castración consigue reducir los niveles hormonales y prevenir y resolver muchos de estos procesos hormonodependientes. Por ello, te recomendamos considerar la esterilización como una buena opción para prevenir estos y otros múltiples patologías reproductivas en perros.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Hiperplasia endometrial quística en perros: causas y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría de Enfermedades del sistema reproductivo.

Bibliografía

  • González, JF (2015). Relación de las patologías caninas más frecuentes que se dan en la clínica de pequeños animales de la zona noroeste de la Comunidad de Madrid, con las variables edad, raza, sexo y tamaño.. Tesis Doctoral, Universidad Complutense de Madrid.
  • Sánchez, A. y Arias, F. (2017). Fundamentos y consideraciones de la patología endometrial canina. Investigación Rev. Vet Perú, 28(1).