Leptospirosis Canina – Síntomas Y Tratamiento

leptospirosis canina Es una enfermedad bacteriana infecciosa causada por bacterias espiroquetas del leptospira género.

Afecta principalmente al hígado y los riñones del perro. La leptospirosis y también es una enfermedad zoonótica, lo que significa que se puede transmitir a los humanos y otros mamíferos. Muchos animales salvajes son portadores comunes de leptospira bacterias

Descubre en este artículo de Wiki Animales qué es la leptospirosis canina, cuáles son los síntomas, cómo se diagnostica y qué tratamiento se debe seguir.

También te puede interesar: Leptospirosis en gatos – Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Causas y factores de riesgo de la leptospirosis canina

Los agentes causantes de la leptospirosis son bacterias del leptospira género. Las cepas más comunes en los perros son L. ola de calor y L. ictericiapero hay otros que también pueden contagiar a tu mejor amigo.

El contagio suele producirse a través de la orina de los animales infectados, pero también puede ocurrir a través de otros fluidos corporales. Los perros suelen infectarse cuando beben agua contaminada o consumen hierbas o tierra contaminada por la orina de animales infectados. Los perros que van habitualmente al campo también pueden infectarse cuando pasean por estanques o nadar en agua contaminada.

Si bien esta enfermedad se encuentra en todo el mundo, es mucho más más común en áreas con climas tropicales porque estas bacterias prosperan en ambientes cálidos y húmedos. Pueden sobrevivir durante largos períodos en cuerpos de agua y otros entornos favorables. Los climas fríos y secos, por otro lado, no son favorables para el desarrollo de leptospirapor lo que la enfermedad es mucho menos común allí.

perros que viven en zonas con mucha vida salvaje – como los mapaches o las ardillas – tienen más probabilidades de infectarse con leptospirosis. Del mismo modo, quienes viven en ciudades muy pobladas con grandes poblaciones de ratas y ratones también tienen más probabilidades de infectarse.

Quizás te interese:  Enfermedades Comunes De Los Bull Terrier

Síntomas de la leptospirosis canina

La mayoría de los perros portadores de esta bacteria no presentan síntomas y viven en paz, sin desarrollar la enfermedad. Sin embargo, aquellos que desarrollan la enfermedad tienen uno o más de los siguientes síntomas clínicos:

  • Fiebre
  • Letargo
  • Debilidad
  • Pérdida de apetito
  • Temblores
  • vómitos
  • hemorragia nasal
  • intolerancia al ejercicio
  • tos
  • Baja actividad física
  • Respiración dificultosa
  • Respiración rápida
  • Dolor de espalda
  • Orinar grandes cantidades
  • orinar con frecuencia
  • Deshidración
  • Mucosas muy enrojecidas
  • Sangre en la orina

En casos raros, los perros mueren rápidamente poco después de mostrar los síntomas, o incluso sin haberlos presentado en primer lugar.

¿Cómo se diagnostica la leptospirosis canina?

El diagnóstico de la infección suele ser difícil, ya que la mayoría de los perros infectados no presentan síntomas. Por lo general, se basa en la historia del perro, el examen físico y análisis de sangre y orina.

Para detectar la leptospirosis, un análisis llamado prueba de aglutinación microscópica se lleva a cabo. Este análisis permite la detección de anticuerpos que actúan contra el leptospiragénero bacteria en la sangre del perro.

Tratamiento de la leptospirosis canina

El tratamiento consiste en la administración de antibióticos, generalmente penicilina administrada por vía oral, con el objetivo de matar las bacterias. La dosis y duración del tratamiento debe ser especificada por el veterinario. En muchos casos es necesario hospitalizar al perro unos días para administrar fluidos intravenosos y ayudan a regular los niveles de electrolitos en el cuerpo.

Aquellos perros que hayan sufrido daño renal o hepático como consecuencia de la enfermedad necesitarán un tratamiento adicional para frenar el daño y recuperar al máximo las funciones de estos órganos.

Quizás te interese:  Mi Perro Comió Hojas De Flor De Pascua - Poinsettia and Dogs

Los dueños de perros afectados por esta enfermedad deben evitar entrar en contacto con los fluidos corporales de su mascota hasta que el tratamiento haya finalizado con éxito, ya que la leptospirosis puede transmitirse fácilmente a los humanos.

Prevención de la leptospirosis canina

La mejor manera de prevenir la leptospirosis consiste en evitar que los perros deambulen por zonas de riesgo, como estanques, pastos de regadío y zonas fangosas. Desafortunadamente, en algunos lugares es más fácil decirlo que hacerlo.

también hay vacunas preventivas que actúan contra la leptospirosis canina. Sin embargo, su administración depende en gran medida del lugar donde viva el perro y de la opinión de su veterinario, ya que algunos veterinarios consideran que estas vacunas no son imprescindibles y evitan administrarlas a perros en zonas de bajo riesgo. En cualquier caso, la vacunación contra la leptospirosis canina es rutinaria en muchos países. Aquí puede obtener más información sobre las vacunas básicas y complementarias para perros.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario o crear un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si sufre alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Leptospirosis canina – Síntomas y tratamientote recomendamos visitar nuestra categoría de Enfermedades bacterianas.