Linfedema en Perros: Extremidades Hinchadas

Ya sea en la extremidad delantera o trasera, ver la pata de un perro hinchada con líquido es un síntoma que no se puede ignorar. El sistema circulatorio del perro está formado por los sistemas sanguíneo y linfático los cuales se interrelacionan para realizar diversas funciones. Cuando una parte del cuerpo se ve afectada, su conectividad significa que los síntomas pueden aparecer en otras áreas. Esto difiere si el problema es localizado o sistémico, es decir, afecta a una parte del cuerpo o a un área a la vez. Cuando vemos que nuestro perro tiene las patas hinchadas de líquido, podríamos pensar que es un problema localizado. Sin embargo, dado que las piernas contienen ganglios linfáticos, posiblemente también sea un problema más sistémico. Éste es a menudo el caso con linfedema en perros.

Wiki Animales analiza el motivo principal por qué la pata de un perro está hinchada de líquido. Hacemos esto analizando las causas, los síntomas y el tratamiento del linfedema en perros.

¿Qué es el linfedema en perros?

Un edema es un término para varios tipos de retención de líquidos en el tejido del cuerpo de un perro. Cuando este líquido se acumula en el tejido subcutáneo del sistema linfático, lo llamamos linfedema. Esto se debe a algún tipo de mal funcionamiento del sistema linfático, algo que exploramos más adelante.

El sistema linfático consta de una red de ganglios, vasos linfáticos y órganos linfoides. Estos últimos incluyen el timo y el bazo. Estos componentes trabajan juntos para recolectar y transportar líquido linfático a través de diversos tejidos del cuerpo. Cuando este sistema no funciona correctamente, el líquido linfático se acumula en el tejido debajo de la piel, lo que provoca hinchazón.

Dado que el sistema linfático se extiende por todo el cuerpo, la acumulación de líquido puede estar prácticamente en cualquier lugar. Sin embargo, a menudo vemos linfedema presente en áreas cercanas a los ganglios linfáticos. Por eso vemos que las patas del perro a menudo se hinchan de líquido.

También es importante tener en cuenta que existen otros tipos de hinchazón en las patas de un perro. Tumores, las enfermedades de la piel y las reacciones alérgicas pueden provocar inflamación localizada. Sin embargo, no todo será hinchazón por acumulación de líquido, es decir, un edema.

Razas caninas predispuestas al linfedema

En el caso de los perros, las zonas más frecuentemente afectadas son la extremidades traseras. No parece haber predilección por la aparición de la enfermedad según el sexo, pero sí parece influir la raza. Entre las razas más afectadas por el linfedema podemos encontrar la

  • Buldog
  • Pastor alemán
  • Labrador retriever
  • Gran Danés
  • Perro tejonero

Quizás te interese:  Las Patas De Mi Perro Son Rojas

Aunque es posible que existan otras causas de una pierna hinchada en estas razas, es bueno considerarlo una posibilidad. Debe transmitir cualquier información adicional al veterinario.

Tipos de linfedema en perros

El linfedema canino se puede clasificar en dos grupos:

  • Primario: cuando es causado por un defecto primario en el propio sistema linfático, específicamente en los ganglios y/o vasos linfáticos.
  • Secundario: cuando aparece secundario a otros procesos patológicos o como consecuencia de una intervención quirúrgica, traumatismo, etc.

Causas del linfedema en perros

Ahora que conocemos los dos tipos de linfedema canino, explicamos las principales causas subyacentes de ambas categorías:

  • Linfedema primario: es causado por anomalías congénitas. En concreto, el linfedema de tipo primario en perros puede ser causado por hipoplasia linfática o por hiperplasia y dilatación linfática.
  • Linfedema secundario: el linfedema secundario en perros puede producirse por diversos procesos patológicos. Estos incluyen cánceres malignos (primarios o metastásicos), inflamación, traumatismos, infecciones crónicas, infestaciones parasitarias o enfermedades inmunomediadas. También puede ocurrir como resultado de una cirugía.

Los edemas no sólo afectan la extremidades delanteras y traseras de un perro. Pueden formarse en varios tipos de tejidos del cuerpo. Conozca más sobre una inflamación de los pulmones potencialmente mortal con nuestro artículo sobre edema pulmonar en perros.

Síntomas de linfedema en perros

El principal signo clínico asociado al linfedema canino es hinchazón del área afectada. Como hemos explicado, el linfedema en perros es más frecuente en las patas, especialmente en las traseras. Sin embargo, también pueden verse afectadas las extremidades anteriores, el abdomen, la zona genital y las orejas. Puede ser unilateral si sólo se afecta un lado del cuerpo, o bilateral si ambos lados se ven afectados simultáneamente.

Además de tener las piernas hinchado con liquidopodemos ver otros síntomas que incluyen:

  • Cuando afecta a las piernas, la hinchazón generalmente comienza en las zona distal de la extremidad, es decir, la zona más alejada del cuerpo del animal. A medida que avanza, se extiende hacia la zona proximal, es decir, la zona más cercana al cuerpo.
  • Al presionar firmemente el tejido afectado con el dedo se produce una depresión (conocida como fosa) que persiste durante unos segundos después de retirar el dedo.
  • La piel de la zona afectada suele ser más fina y esponjoso en textura.
  • Suele ser indoloro a menos que haya una hinchazón masiva o vaya acompañado de celulitis.
  • La zona no suele estar más caliente ni más fría de lo normal, es decir, mantiene la misma temperatura corporal del perro.
  • Regional ganglios linfáticos puede no ser palpable.
  • El paciente puede estar menos activo de lo habitual debido al peso adicional de la extremidad. También pueden encontrar más difícil el movimiento y se puede ver al perro cojeando sobre la pierna afectada.

Quizás te interese:  Mi Perro Se Contrae Mientras Está Acostado

Algunos de estos signos clínicos son comunes con el edema causado por anomalías de la sistema venoso (como estasis venosa), insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, cirrosis o hipoproteinemia. Será importante diferenciar ambas alteraciones durante el proceso diagnóstico.

Imagen: researchgate.net

Diagnóstico de linfedema en perros.

Cuando vemos la pata o patas de un perro hinchadas de líquido, debemos llevarlo al veterinario. Si bien algunos pueden requerir un tratamiento mínimo, otros pueden poner en peligro la vida. El diagnóstico de linfedema canino se basa en los siguientes factores:

  • Historia clínica y exploración general.: los signos clínicos descritos en el apartado anterior nos permiten orientar el diagnóstico del linfedema canino.
  • Laboratorio pruebas: incluyendo análisis de sangre, análisis de orina y otras pruebas complementarias. Son necesarios para diferenciar entre linfedema y otros tipos de hinchazón, así como para identificar la causa del linfedema de tipo secundario.
  • Biopsia de piel e histopatología.: permite visualizar las lesiones microscópicas asociadas al linfedema. En el caso del linfedema primario, permitirá detectar el tipo concreto de alteración congénita (hipoplasia o hiperplasia) que provoca el linfedema. Se observan con frecuencia diversos grados de edema dérmico o subdérmico, con vasos linfáticos dilatados o hiperplásicos. En casos crónicos puede ir acompañado de fibrosis del tejido. En este caso, la hinchazón no se sentirá tan líquida como antes.
  • Linfangiografía directa: consiste en una radiografía de contraste de los ganglios y vasos linfáticos. Para obtener la imagen radiográfica, se debe inyectar el medio de contraste a base de agua en un vaso linfático.
  • Imágenes por resonancia magnética (MRI): puede realizarse como una prueba de imagen avanzada, ya que permite ver los cambios estructurales provocados por el linfedema y ofrece información relevante sobre la presencia, arquitectura y tamaño de los ganglios linfáticos.

No sólo las extremidades de un perro pueden hincharse. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre por qué el ojo de mi perro está hinchado para conocer otros tipos de inflamación caninaasí como sus causas y tratamiento.

Quizás te interese:  Cómo Saber Si Un Perro Ha Sido Esterilizado

Tratamiento del linfedema en perros

El éxito del tratamiento del linfedema canino depende en gran medida de su evolución y cronicidad. Las primeras etapas generalmente son reversibles y se resuelven espontáneamente o con tratamiento de apoyo. Sin embargo, cuando el proceso se vuelve crónico, suele producirse fibrosis tisular, lo que complica el tratamiento.

Debemos enfatizar que existe ningún tratamiento curativo para linfedema en perros. Sin embargo, existen diversas opciones terapéuticas, tanto médicas como quirúrgicas, que pueden ayudar a controlar el proceso. A continuación, recopilamos las principales alternativas terapéuticas o terapias de apoyo para el linfedema canino:

  • Vendaje compresivo tipo Robert Jones: es especialmente útil en las primeras etapas del linfedema, ya que ayuda a reducir la hinchazón y proporciona alivio al paciente. Es especialmente útil en la hinchazón de las piernas.
  • vendajes rígidos: con férulas y/o yeso.
  • Tratamiento farmacológico: aunque existen pocos estudios al respecto, el nicotinato de tocoferol y el hidrato de sulfonato de sodio pueden ser eficaces para controlar algunos signos clínicos. El tratamiento prolongado con diuréticos (como furosemida) está contraindicado.
  • Tratamiento quirúrgico: cuando el tratamiento conservador no es eficaz, es necesario recurrir al tratamiento quirúrgico. Las opciones incluyen la extirpación del tejido edematoso, la cirugía reconstructiva y, en casos muy graves, la amputación de la extremidad afectada.

Además, en los casos de linfedema secundario en los que se conoce la enfermedad primaria, también es necesario establecer un tratamiento específico para dicha causa primaria. Por los motivos anteriores, es imprescindible acudir a un centro veterinario cuando se observen los primeros síntomas, ya que es importante encontrar la causa para tratar el linfedema en perros.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Linfedema en perros: extremidades hinchadas te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.

Bibliografía

  • Dlujnewsky, J., Quintero, V. y Rodrigues, G. (2015). Reporte de caso clínico: linfedema primario canino. Revista del Colegio de Médicos Veterinarios del Estado Lara, 10.
  • Fossum, TW y Miller, MW (1992). Etiopatogenia del linfedema. J Vet Inter Med, 6:238.
  • Fossum, TW, King, LA, Miller, MW y Butler, LM (1992). Signos clínicos, diagnóstico y tratamiento del linfedema.. J. Vet Intern Med Assoc, 6:312.