Mi Gato Tiene Costras en El Cuello

Las costras en la piel de un gato pueden deberse a varias causas, pero hay algunas que son más probables cuando el Aparecen costras en el cuello de un gato.. Se producirá una costra una vez que una llaga abierta haya comenzado a sanar, ya que la costra dura es parte de su respuesta inmune. Observar el cuadro clínico más amplio nos ayudará a comprender qué está causando que se desarrollen estas llagas en primer lugar. Esto incluye, entre otros, el tamaño, extensión y purulencia de las costras. También necesitaremos observar el comportamiento del gato y cualquier cambio en el hogar para ayudar a fundamentar el diagnóstico.

En Wiki Animales sabemos por qué mi gato tiene costras en el cuello? Analizamos las diversas causas que pueden provocar heridas con costras y qué opciones de tratamiento están disponibles para ellas.

¿Qué son las costras en los gatos?

Cuando la piel de un gato se rompe, un se forma la herida. Puedes ver ejemplos de estos en la foto de arriba. Si bien hay muchas razones para que esto ocurra y muchas complicaciones que pueden surgir, el proceso esencial de curación de heridas es el mismo. Tan pronto como se rompe la piel, se produce la coagulación de la sangre en la llaga abierta, seguida de una fase inflamatoria. Durante este período, los anticuerpos llegan al lugar de la herida para combatir una posible infección.

Es durante esta primera fase de coagulación sanguínea cuando se forma la costra. Para el proceso de regeneración Para funcionar correctamente, es importante que la herida se proteja. Lo hace enviando plaquetas (un tipo de célula sanguínea) a la superficie de la llaga del cuello del gato, que se endurece hasta formar una costra.

Después de un tiempo, el cuerpo del gato cambia de modo. Aunque seguirá proporcionando protección a la herida, fibroblastos se activará para comenzar a regenerar el tejido dañado. Esto se conoce como fase proliferativa. Cuando la piel se rompe, parte de esta fase es el proceso conocido como epitelización. Esto se refiere a la regeneración de la piel.

Las células epiteliales migran a través del sitio de la herida para formar tejido de granulación. Lo hacen bajo la barrera protectora de la costra, que luego se desprenderá de forma natural una vez que el tejido esté lo suficientemente regenerado y pueda protegerse. Por esta razón, es vital que usted no retires o eliminar de otra manera las costras del cuello de su gato o de cualquier otra parte de su cuerpo.

Ahora que sabemos qué son las costras, podemos descubrir por qué aparecen en el cuello de un gato.

Costras por pulgas de gato

Una de las razones más comunes por las que encontramos costras en el cuello de un gato es debido a las pulgas. Esto se debe a que el lugar favorito para que las pulgas piquen a los gatos es el área del cuello y los hombros de los gatos. La base de la cola y las patas traseras también son relativamente comunes.

La reacción del gato dependerá del alcance de la infestación por pulgas y de cada gato en particular. Cuando las pulgas pican la piel del gato, provocarán una reacción. Esto conducirá a inflamación y picazón para el gato. A menos que el gato tenga hipersensibilidad a las picaduras de pulgas, la picadura en sí no suele provocar costras en la piel. Sin embargo, la picazón puede hacer que el gato se rasque las orejas y el cuello para aliviar la frustración.

Cuando un gato sigue rascándose el cuello, sus garras eventualmente romper la piel y formar heridas abiertas. Es a partir de esta acción que se forman las costras en el cuello del gato. Si la infestación por pulgas continúa, las llagas empeorarán y serán cada vez más susceptibles a una infección bacteriana secundaria.

Tratamiento de las picaduras de pulgas en gatos.

Las picaduras de pulgas generalmente se resuelven solas. El problema es que esto no puede suceder si la infestación continúa. Por este motivo, el gato necesitará un tratamiento antipulgas para deshacerse de las pulgas. Esto suele ser en forma de pipeta que se administra en los omóplatos, que luego se adsorberá sobre la piel del gato y matará o disuadirá a las pulgas.

Quizás te interese:  Encefalopatía Hepática en Perros: Síntomas Y Tratamiento

Cuando las pulgas han causado heridas y costras en el cuello del gato, es probable que el veterinario le administre un tratamiento para ayudar a curar la herida. Esto puede incluir un ungüento antihistamínico tópico para reducir la inflamación, así como otros ungüentos para aliviar la picazón y brindarle un respiro al gato.

Probablemente será necesario un collar isabelino para evitar que el gato se rasque mientras las heridas sanan. Se administrarán antibióticos si hay una infección bacteriana secundaria. Una vez resuelto el problema de las pulgas, desparasitación regular Será necesario establecer medidas para evitar que esto vuelva a suceder. Esto puede implicar el uso de un collar antipulgas que resulta especialmente útil para proteger el cuello del gato.

Si bien es poco común, puede haber complicaciones al tratar con pulgas en gatos. Obtenga más información con nuestro artículo relacionado sobre las complicaciones después del tratamiento contra las pulgas de los gatos. Aunque las pulgas son una causa común, la siguiente sección explica por qué un gato tiene costras en el cuello, pero no pulgas.

Pénfigo foliáceo

Si bien puede ser una de las causas más comunes de llagas, también debemos saber por qué mi gato tiene costras en el cuello, pero no pulgas. Otra posible causa es pénfigo foliáceo. Se trata de un tipo de enfermedad autoinmune felina, es decir, una enfermedad mediada por el sistema inmunológico del animal.

Los autoanticuerpos se producen contra proteínas del estrato espinoso epidérmico que inducen la producción de vesículas, ampollas y pústulas subcórneas que alteran los folículos y la piel. Además, las lesiones cutáneas secundarias como formación de costras, se producen exudación, eritema, collarines y alopecia. Es una enfermedad rara que puede afectar a muchas especies animales y puede ser inducida por toxinas, alergias, medicamentos o estrés.

Tratamiento del pénfigo foliáceo en gatos

El tratamiento debe basarse en el uso de inmunosupresores a largo plazo. Como ocurre con cualquier enfermedad autoinmune, no se puede curar. Afortunadamente, se puede controlar mediante el manejo de los síntomas. Muchos gatos requieren inmunosupresores de por vida, siendo los glucocorticoides el tratamiento de elección, especialmente la prednisolona para gatos. Si la respuesta a la prednisolona no es la adecuada se pueden utilizar otros inmunosupresores como la dexametasona o la triamcinolona. Estos son más potentes y tienen más efectos secundarios, por lo que hay que vigilar de cerca al gato.

El clorambucilo también puede ser útil en terapia conjunta con glucocorticoides para reducir su dosis y posibles efectos secundarios. También se pueden utilizar como monoterapia. Otros fármacos con propiedades inmunosupresoras que podrían utilizarse son la ciclosporina, las sales de oro y la ciclofosfamida. En cualquier caso, será un veterinario quien deberá diagnosticar la enfermedad y prescribir el tratamiento adecuado.

Mi gato tiene costras en el cuello - Pemphigus foliaceus

Imagen: vetfocus.royalcanin.com

Infecciones bacterianas

Las costras en los gatos pueden aparecer después de infecciones bacterianas. Incluso en heridas superficiales, algunas bacterias pueden ingresar al sitio de la herida y causar infección. Esto puede llevar a secreción purulenta. Por esta razón, es posible que observes una cierta decoloración verde en la costra, ya que indica la presencia de pus. También se pueden formar costras sobre la parte superior de un absceso cuando la herida es más profunda y la infección ha empeorado.

La causa de estas infecciones bacterianas se debe a numerosos tipos de bacterias. La herida inicial del gato puede tener muchas causas. Puede ser el resultado de una pelea, una caída, una colisión o cualquier otro tipo de traumatismo que pueda provocar una herida. También puede ser el resultado de cualquiera de las otras razones por las que un gato tiene costras en el cuello, como se detalla en este artículo. Las bacterias que suelen provocar infecciones en los gatos suelen ser alguna de las siguientes:

  • Pasteurella multocida
  • Prevotella oralis
  • Bacteroides spp.
  • Fusobacterium spp.
  • Estreptococos β-hemolíticos
  • Staphylococcus pseudointermedius

Después 24 a 48 horas de la introducción de estas bacterias, el tejido circundante se infecta e inflama. Cuando el pus no puede salir, se acumula en el interior y se concentra en el centro. Cuando este absceso está maduro puede reventar, esparciendo el pus que acabará secándose y formando costras.

Quizás te interese:  Alzheimer O Disfunción Cognitiva en Perros – Síntomas, Causas Y Tratamiento

Tratamiento de infecciones bacterianas en gatos.

Cuando tu gato tiene un absceso, muchas veces es necesario pincharlo y drenar el pus acumulado. Si la causa es la entrada de un cuerpo extraño en la piel, será necesario eliminarlo. El gato también necesitará que se le administren antibióticos orales o inyectados para vencer la infección bacteriana. El duración del tratamiento Pueden ser varias semanas si los abscesos son complicados o las infecciones son prolongadas. El antibiótico a elegir debe ser indicado por tu veterinario después de realizar el cultivo y antibiograma.

Mi gato tiene costras en el cuello - Infecciones bacterianas

Dermatofitosis (tiña)

Otra de las principales causas de las costras en la piel del gato es la dermatofitosis, también conocida como tiña. La tiña es una infección de la piel por dermatofitos, un tipo de hongo que afecta tanto a gatos como a perros y personas. Puede aparecer en casi cualquier parte de la piel, pero es común que aparezcan lesiones en el cuello del gato. Si tu gato tiene tiña, es importante que sepas que es una enfermedad felina que puede transmitirse a los humanos (zoonosis).

El hongo más frecuente responsable de tiña en gatos es microsporum canis. También pueden verse afectados por otros dermatofitos como Trichophyton mentagrophytes, Microsporum gypseum, Microsporum persicolor, Trichophyton terrestre y Microsporum fulvum. Estos hongos tienden a infectar con mayor frecuencia a los gatos más jóvenes y a los de pelo largo. Pueden producir lesiones cutáneas como costras, placas circulares, inflamación de la piel, enrojecimiento y descamación, así como alopecia.

Tratamiento de la tiña en gatos

Al tratarse de una enfermedad zoonótica contagiosa, se debe realizar una desinfección exhaustiva del hogar. Lo mismo tendremos que hacer con los juguetes y accesorios con los que haya estado en contacto el gato infectado. El tratamiento específico consiste en el uso de productos antimicóticos orales, y habitualmente se administran fármacos como el itraconazol para gatos. También se utilizarán champús y cremas como tratamiento tópico de apoyo.

Mi gato tiene costras en el cuello - Dermatofitosis (tiña)

parásitos externos

parásitos externos Realizan daño directo sobre la piel debido a su acción mecánico-irritante. Esto se debe a su aparato bucal, mandíbulas, patas y forma de alimentarse o excavar en la piel. Este daño produce lesiones en la piel como costras, descamación, inflamación, enrojecimiento, caída del cabello, picazón y excoriación. Ya hemos mencionado las pulgas, que son un parásito externo común en los gatos.

Existen muchos otros parásitos externos que pueden afectar a nuestros gatos, pero es especialmente ácaros que provocan dermatitis costrosa en la cabeza y el cuello del gato. Específicamente, los ácaros de la sarna notoédrica (notoedres cati) son los más comunes y causan picazón intensa, dermatitis eritematosa costrosa papular, pioderma, seborrea y alopecia. Es una de las razones por las que podemos ver al gato con zonas calvas encima de los ojos.

Como se ve en la foto de abajo, podemos ver principalmente el costras en el cuello y la cabeza, aunque la parasitosis puede extenderse a otras partes del cuerpo. Otro ácaro que puede causar este problema es Cheyletiella blackei que es responsable de la «enfermedad de la caspa andante». Esto se debe a su particular movimiento y aspecto blanquecino en la piel y pelaje de los gatos. Los piojos también pueden provocar costras, alopecia, seborrea y pediculosis.

Si tu gato se rasca mucho y tiene costras en el cuello, inicialmente deberíamos plantearnos una parasitosis. No obstante, necesitaremos acudir a un centro veterinario para confirmar el tratamiento.

Tratamiento de parásitos externos en gatos.

Es importante que conozcamos los diferentes tipos de parásitos externos en los gatos y sigamos una adecuada cronograma de desparasitación. Esto también incluye protección contra parásitos internos. Esto debe comenzar cuando el gato es un gatito, siempre que sea posible. El veterinario establecerá un calendario de desparasitación.

Si esto no se ha realizado y el gato tiene alguna parasitosis, debemos llevarlo al veterinario para que le administre la correcta antiparasitario productos. Los ejemplos incluyen selamectina para los ácaros de los pezones y fipronil para los piojos de los gatos. Luego podrán establecer un calendario de desparasitación una vez resuelta la infestación.

Mi gato tiene costras en el cuello - Parásitos externos

Dermatitis miliar

La dermatitis miliar felina es una enfermedad caracterizada por la formación de un número variable de costras y pústulas de color marrón o negro en la piel de los gatos. Afectan con mayor frecuencia a la cabeza, la espalda y el cuello, aunque también podemos verlo en el abdomen. Las llagas y lesiones cutáneas son generalmente de tamaño pequeño, de ahí el término «miliar'. Siempre aparecen picazón y erupciones.

Quizás te interese:  ¿Por Qué Se Le Hincha El Ojo a Mi Perro?

Si tu gato tiene costra en el cuello, puede deberse a este tipo de dermatitis. Suele ser una reacción de hipersensibilidad. Esto es cuando el gato es sensible a algo en particular. alérgeno, especialmente una alergia alimentaria. Como se ve en la foto de abajo, las costras son pequeñas y se notan porque el pelo se cae alrededor de ellas.

Las picaduras de pulgas pueden provocar costras al rascarse, pero si el gato tiene hipersensibilidad a ellas, puede provocar dermatitis miliar incluso sin rascarse. Otros problemas que también pueden inducir la dermatitis miliar felina son las infecciones por dermatofitos y otros microbios que provocan dermatitis superficial. piodermas. Por todo ello, esta patología puede ser consecuencia de alguna de las causas antes mencionadas.

Tratamiento de la dermatitis miliar en gatos

El tratamiento de la dermatitis miliar dependerá de la causa. Por ejemplo:

  • Alergias a las picaduras de pulgas requieren la eliminación de estos parásitos mediante el uso de insecticidas y repelentes para que no se acerquen a ellos.
  • parásitos Se tratan con productos antiparasitarios.
  • gatos alérgicos Debe mantenerse alejado del estímulo que provoca la hipersensibilidad. En los casos de alergia alimentaria, debemos eliminar la proteína o alérgeno en cuestión que ha causado el problema o utilizar una dieta hipoalergénica o alimento novedoso en proteínas para mascotas.
  • dermatofitosis Se trata con productos antimicóticos como itraconazol y las piodermas en gatos requieren antibióticos.

Como puedes ver, las causas que producen costras en la piel del cuello del gato son variadas, pero todas deben ser diagnosticadas y tratadas por un especialista. Si ves que tu gato tiene costras en el cuello, acude al centro veterinario lo antes posible. También puedes consultar algunas razones más generales por las que tu gato tiene costras en nuestro artículo relacionado.

Mi gato tiene costras en el cuello - Dermatitis miliar

¿Deberías quitar las costras de los gatos?

Por lo general, no se recomienda quitar las costras de la piel de un gato. Las costras se forman como parte del proceso de curación natural del cuerpo. Hurgarlos puede interrumpir este proceso y potencialmente provocar complicaciones. Aunque pueda resultar tentador, las siguientes son algunas de las más importantes Razones por las que no deberías quitar las costras de los gatos:

  • Riesgo de infección: rascarse las costras puede introducir bacterias de los dedos en la herida, lo que aumenta el riesgo de infección. Los gatos también pueden rascarse y acicalarse, por lo que las heridas abiertas son susceptibles a la contaminación del gato.
  • Curación retrasada: eliminar las costras prematuramente puede interrumpir el proceso de curación. Las costras protegen el tejido subyacente mientras se repara. Quitarlos puede exponer la herida a una mayor irritación.
  • Dolor y malestar potenciales: rascarse las costras puede resultar doloroso para el gato. Si la costra cubre una zona sensible o en proceso de curación, quitarla puede causar malestar y estrés al animal.
  • Riesgo de cicatrices: rascarse constantemente las costras puede provocar cicatrices. Permitir que las costras se caigan naturalmente puede resultar en cicatrices menos notorias a medida que la piel sana.

Si nota costras en su gato, es fundamental determinar la causa subyacente. Esto deberá ser realizado por un veterinario calificado. Como puede ver con las causas anteriores de costras en el cuello de un gato, este es un síntoma de muchas afecciones diferentes. Intentar tratar el problema nosotros mismos probablemente empeorará el problema. Podemos proporcionar el tratamiento equivocado o retrasar el tratamiento adecuado hasta el punto de que el gato enferme gravemente.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Mi gato tiene costras en el cuello te recomendamos visitar nuestra categoría Problemas de la piel.

Bibliografía

  • Harvey, RG y Mckeever, PJ (2001). Manual ilustrado de enfermedades de la piel en el perro y el gato.. Ediciones de hierba.