Mi Gato Tiene El Ano Hinchado

Un ano inflamado en gatos puede deberse a problemas gastrointestinales, dermatitis, problemas de las glándulas anales o incluso tumores. Los gatos son animales muy higiénicos, pero si ves que se lamen el ano en exceso, podría ser debido a una inflamación. Si bien lamer en sí puede hacer que el ano se hinche y se enrojezca, es importante saber que habrá una causa subyacente. Estas causas pueden ser menores, pero también es posible que pongan en peligro la vida. Si no se establece el tratamiento también es posible que podamos ver problemas como un prolapso de recto que puede resultar muy doloroso.

En Wiki Animales analizamos qué pasa cuando mi gato tiene el ano hinchado. Discutimos las posibles causas y descubrimos qué tratamiento podría ayudar a aliviar al gato de su problema.

Razones por las que tu gato tiene el ano hinchado

Dado que el tejido anal y rectal del gato no tiene folículos pilosos, deberíamos poder verlo fácilmente una vez que el gato levante la cola. A ano de gato sano Debe ser de color rosa claro y de aspecto saludable. Si está demasiado pálido, puede ser señal de un problema. Esto es menos fácil de detectar que un ano hinchado. Cuando el ano de un gato está hinchado, es probable que tenga un color diferente, generalmente alguna variación de rojo o morado.

La inflamación del ano y del revestimiento rectal se conoce como proctitis. La proctitis idiopática ocurre cuando no hay una causa observable, pero es probable que un ano inflamado y enrojecido sea causado por uno de los siguientes:

  • Enfermedad gastrointestinal
  • Tumores
  • Infección inflamatoria
  • Glándulas anales impactadas
  • Reacción alérgica
  • Objeto extraño
  • parásitos
  • Colitis

Es importante notar la diferencia entre un ano hinchado y prolapso rectal. Un prolapso rectal en gatos ocurre cuando el tejido rectal sale por el ano. Aunque es probable que el ano se hinche durante este proceso, es un síntoma secundario del prolapso. Dado que el prolapso suele ser causado por un trastorno que requiere que el gato se esfuerce para defecar, es posible que el ano del gato esté hinchado antes de que esto suceda.

Se debe abordar la inflamación anal en los gatos, pero en la mayoría de los casos no es un problema grave y, por lo general, se puede tratar con bastante facilidad. A prolapso rectal Se considera una emergencia veterinaria y requiere intervención inmediata.

A continuación detallamos los principales motivos por los que un gato tiene el ano hinchado y enrojecido.

Enfermedad gastrointestinal

La causa más común de inflamación anal en gatos es algún tipo de enfermedad gastrointestinal. Este es un término general para varios trastornos diferentes que varían en sintomatología y severidad. Al afectar al tracto digestivo, suele estar relacionado con lo que come el gato, pero no exclusivamente.

Un problema común que causa malestar gastrointestinal es la mala alimentación. Esto podría deberse a que al gato le dan alimentos con mala nutrición o que la dieta que lleva no es la adecuada para su Estado de salud. Una dieta inadecuada a menudo provoca diarrea, al igual que muchos otros tipos de enfermedades gastrointestinales. Esta es una de las razones por las que es posible que vea líquido saliendo del ano de su gato.

Ya sea que las heces sean demasiado blandas o demasiado duras, pueden hacer que el gato se irrite el ano, lo que hace que veas un trasero de gato rojo e inflamado. Las heces blandas también pueden acumularse alrededor del ano, fomentando la aparición de bacterias y provocando una mayor inflamación. Por el contrario, el estreñimiento en los gatos también puede agitar el ano. Si las heces son demasiado grandes o duras, tirante ejerce presión sobre el ano y produce hinchazón.

El tratamiento de este problema dependerá de la causa de la enfermedad gastrointestinal. Si se trata de diarrea, el gato puede necesitar más líquidos para combatir la deshidratación, si es estreñimiento puede necesitar fibra. La edad también influye en el tratamiento, como se puede comprobar en nuestro artículo sobre gatos mayores con diarrea.

Tumores anales

Los tumores son un tipo de neoplasia que puede desarrollarse en casi cualquier parte del cuerpo, incluida la ano de gato. Algunos son malignos, otros son crecimientos benignos. Sin embargo, incluso los crecimientos benignos pueden causar malestar al gato, especialmente si están en el ano. Pueden afectar negativamente a su capacidad para defecar y provocar irritación grave.

Dado que el ano del gato está expuesto a la luz solar, es posible que padezcan cánceres de piel conocidos como melanoma. Sin embargo, es más probable que los carcinomas de células escamosas en los gatos afecten su ano. Afortunadamente, cualquier tipo de cáncer anal es poco común en los gatos. Si hay tumores en el ano o el recto, es más probable que sean neoplasias benignas.

El tratamiento de cualquier tipo de tumor dependerá de su causa. Por lo general, requerirá algún tipo de extirpación quirúrgica. Si el tumor es canceroso, es posible que se requiera una combinación de cirugía, quimioterapia y/o radioterapia. El pronóstico dependerá de si el cáncer ha metastatizado a otras partes del cuerpo del gato.

Infección inflamatoria

Si un gato tiene una infección viral, bacteriana o fúngica, uno de los síntomas puede ser un ano hinchado. Los tipos de estos infecciones Son increíblemente variados, pero pueden ser sistémicos o locales.

En el caso de infecciones locales, es posible que el gato tenga una infección bacteriana. Si el ano del gato se daña debido a una tensión o debido a algún otro trauma físico que afecte el área, es probable que entren bacterias en la herida. Esto suele ocurrir a través de la materia fecal del gato. bacterias que causan la infección pueden provocar inflamación. Si la infección es lo suficientemente grave, el gato necesitará tratamiento con antibióticos.

En general, el tratamiento dependerá de la causa. Para las infecciones virales, en casos raros se pueden usar medicamentos antivirales. Lo más habitual es que el tratamiento requiera controlar los síntomas hasta que el cuerpo pueda repararse a sí mismo.

Glándulas anales impactadas

Las glándulas anales de un gato se encuentran al lado del ano. El propósito de estas glándulas es lubricar el ano para la defecación y liberar olores para marcar el territorio. Las feromonas liberadas por el glándulas anales (también conocidos como sacos anales) ayudan a otros gatos a identificarlos y aprender información sobre ellos. Aunque este problema no afecta directamente al ano, la ubicación de las glándulas anales puede provocar que el ano se hinche y se enrojezca.

Cuando hay una obstrucción en el conducto de la glándula, puede provocar algo conocido como enfermedad del saco anal. Esto significa que las glándulas se ven afectadas por sus secreciones, a menudo debido a la acumulación de suciedad. Especialmente en gatos mayores, es habitual que estas glándulas anales sean extraídas manualmente por el tutor o el veterinario. Si no lo hacen, la impactación y la acumulación y desarrollo de una infección secundaria. En casos extremos, esto puede provocar un doloroso absceso.

Reacción alérgica

Como hemos destacado antes, el ano está formado por un determinado tipo de tejido cutáneo. Como ocurre con otros tejidos de la piel, esta puede sufrir una reacción alérgica si entra en contacto con el correspondiente alérgeno. Dado que el ano está en la parte trasera del gato, lo más probable es que el problema ocurra cuando el gato se sienta sobre algo que contenga el alérgeno.

Un ejemplo puede ser si el gato tiene sensibilidad a cierto ingrediente de un producto de limpieza. Si el suelo acaba de ser limpiado con este producto, el gato puede experimentar dermatitis de contacto. El ano puede inflamarse y enrojecerse. En estos casos, es probable que un veterinario descarte primero otras posibles causas. Luego se podrá realizar un proceso de eliminación hasta encontrar el alérgeno correcto.

Objeto extraño

Si un gato come algo que no debería, lo más probable es que se le quede atascado en la garganta antes de que llegue a su boca. tracto digestivo inferior. Por lo general, se notifica a los tutores cuando el gato hace ruidos de asfixia.

Sin embargo, si el objeto extraño es lo suficientemente pequeño, puede atravesar el intestino. Es probable que los objetos no orgánicos no sean digeridos. Si son lo suficientemente grandes o incluso tienen un lado puntiagudo, podrían causar una fisura anal. Se trata de un pequeño desgarro en el tejido del ano que puede resultar bastante doloroso. Si una bacteria entra en la fisura, también puede provocar una infección secundaria.

En casos agudos, la fisura infectada puede provocar una fístula perianal. Aquí es donde el pus se acumula lo suficiente como para causar inflamación y el ano se hincha y se enrojece. Es posible que sea necesario drenarlo y administrarle antibióticos para ayudar a combatir la infección.

parásitos

Otro problema que puede provocar que el ano de un gato se hinche y se enrojezca es un infestación parasitaria. En estos casos, los parásitos internos de los gatos pueden dejar huevos e incluso gusanos que salen por el ano ya que no son digeridos por el colon. El acto de pasar por el ano puede irritarlo y provocar enrojecimiento e hinchazón. El tratamiento suele consistir en fármacos antiparasitarios.

Colitis

Colitis es un término general para la inflamación del colon. El colon del gato es muy largo y está formado por muchas secciones. La sección final es el recto y el ano. Si el inflamación Aunque ocurre más arriba en el colon, aún puede afectar el ano ya que sus síntomas incluyen diarrea y otros problemas que pueden provocar hinchazón anal.

La colitis en gatos puede ser aguda (dura poco tiempo) o crónica (dura un período prolongado o es recurrente). Existen varias causas, muchas de ellas relacionadas con las causas anteriores de hinchazón anal. También hay causas idiopáticas y muchas están relacionadas con Enfermedad inflamatoria intestinal. También está relacionado con enfermedades autoinmunes. En la colitis es probable que veamos sangre en las heces del gato.

La colitis puede poner en peligro la vida, pero su tratamiento dependerá de la causa. Si es crónico, puede afectar gravemente al bienestar del gato, por lo que será necesario llevarlo al veterinario para diagnóstico y opciones de tratamiento.

Mi gato tiene el ano hinchado - Colitis

Remedios caseros para el ano hinchado de un gato

Como hemos visto, el ano inflamado de un gato tiene varias causas. Es vital consultar con un veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuado. Los remedios caseros sólo deben considerarse como una medida temporal y no deben sustituir la atención veterinaria profesional. Teniendo esto en cuenta, existen algunos pasos generales que puedes seguir en casa mientras esperas la orientación de un veterinario:

  • Mantenga el área limpia: limpie suavemente el área afectada con un paño húmedo y tibio o una toallita para bebés hipoalergénica y sin fragancia. Asegúrese de que el área esté libre de materia fecal o desechos que puedan exacerbar la irritación.
  • Monitorear la dieta: asegúrese de que la dieta de su gato esté bien equilibrada y consista en comida para gatos de alta calidad. Algunos gatos pueden tener sensibilidades o alergias a ciertos ingredientes, lo que puede provocar problemas gastrointestinales e irritación anal.
  • Prevenir el estreñimiento: la ingesta adecuada de agua es fundamental para prevenir el estreñimiento, que puede contribuir al malestar anal. Asegúrese de que su gato tenga acceso a agua fresca en todo momento y utilice otras formas de animarlo a beber, si es necesario.
  • Higiene de la caja de arena: mantenga limpia la caja de arena de su gato y recoja los desechos con regularidad. Una caja de arena sucia puede provocar irritación y malestar en tu gato.
  • consultar a un veterinario: es fundamental consultar a un veterinario para determinar la causa subyacente de la hinchazón y el enrojecimiento. El veterinario puede prescribir el tratamiento adecuado, como medicamentos antiinflamatorios, antibióticos o cambios en la dieta, en función del diagnóstico.
  • Evite los medicamentos de venta libre: absténgase de utilizar cremas o ungüentos de venta libre sin la aprobación del veterinario, ya que pueden no ser seguros o eficaces para su gato. Incluso pueden aumentar la hinchazón y el enrojecimiento en algunos casos.

Recuerde que la hinchazón y el enrojecimiento anal pueden ser síntoma de diversas afecciones. La evaluación de un veterinario es esencial para identificar la causa y proporcionar tratamiento apropiado para garantizar el bienestar de tu gato.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Mi gato tiene el ano hinchado te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.

Quizás te interese:  Toxoplasmosis en Gatos