Mi Gato Tiene Un Gorgoteo en La Garganta

Aunque pueden emitir un ronroneo cuando están relajados y felices, un gato sano no debería hacer ruidos cuando respiran. A menos que un gato se esté ahogando claramente con algo, los ruidos extraños durante la respiración suelen significar un problema respiratorio. Ya sea agudo o crónico, el problema debe abordarse para poder administrar el tratamiento adecuado, si es necesario. Algunos gorgoteos provenientes del estómago del gato pueden ser normales si tiene hambre o incluso si acaba de comer. Cuando estos sonidos emanan de la garganta, suele resultar más preocupante.

En Wiki Animales entendemos por qué mi gato tiene un gorgoteo en la garganta. Analizamos las diversas causas de estos ruidos respiratorios y el posible tratamiento disponible.

Rinotraqueitis felina

La rinotraqueítis felina es una enfermedad causada por el herpesvirus felino tipo I (HVF-1). Este virus es muy grave, especialmente en personas más jóvenes o gatos inmunocomprometidos. A veces denominada erróneamente gripe felina, es muy contagiosa y representa alrededor de la mitad de las dificultades respiratorias que pueden sufrir los gatos. El virus afecta el ADN del gato y puede permanecer inactivo hasta que el sistema inmunológico del gato esté lo suficientemente debilitado.

Los síntomas de este virus son más notorios en los ojos y la nariz del gato, que puede volverse purulenta, pero también se puede escuchar un gorgoteo en la garganta. Esto se debe a que también puede afectar la tracto respiratorio inferior, específicamente la laringe y los pulmones. Puede causar neumonía felina y puede ser fatal si no se trata.

Tratamiento

El tratamiento debe basarse en el uso de medicamentos antivirales, siendo los más eficaces famciclovir. Las gotas para los ojos pueden ayudar a aliviar los síntomas y se pueden usar antibióticos para prevenir infecciones secundarias. Algunos gatos dejan de comer y requieren estimulantes del apetito o alimentación por sonda.

Mi gato tiene un gorgoteo en la garganta - Rinotraqueítis felina

Laringitis

El laringe Es el órgano vocal del gato, es decir, el que le permite emitir sonidos como maullidos. Está situado en la entrada de la tráquea e impide que los alimentos entren en el tracto respiratorio. Esta estructura puede inflamarse y provocar laringitis. Esto se debe más comúnmente a infecciones o irritaciones. Incluso el resfriado común puede provocar laringitis felina.

Quizás te interese:  Neumonía en Perros: Síntomas, Causas Y Tratamiento

Los primeros signos de laringitis en gatos son cambios en el tono de sus maullidos, llegando a ser normalmente roncos o secos. El gato puede incluso perder la voz por completo. Si emiten algún sonido, es posible que sólo salga como un ruido de gorgoteo débil. La tos puede ir acompañada de arcadas, pero no debe provocar que el gato vomite.

Tratamiento

La laringitis suele resolverse por sí sola. Si se debe a una infección bacteriana grave, se debe prescribir un fármaco específico. Normalmente en los casos de laringitis en gatos no se suelen necesitar antibióticos ni corticoides. Lo mejor es ayudarle a mantener la calma, darle tiempo para descansar y permitirle recuperarse. Teniendo un humidificador También podría ser una forma útil de manejo de los síntomas.

Parálisis laríngea

La parálisis laríngea puede ocurrir debido a herencia genética. Esto hace que sea más frecuente en determinadas razas, incluidas la del Himalaya, la exótica o la persa. Estos gatos son braquicéfalo, una condición que se puede ver en sus hocicos aplanados y otros rasgos menos visibles. En estos casos suele diagnosticarse a los pocos meses de vida, mientras que en otras razas suele ocurrir cuando son mayores.

Entre los signos clínicos de parálisis de la laringe en gatos se encuentran la incapacidad de maullar, el bloqueo parcial del tracto respiratorio superior y los gorgoteos que lo acompañan. Estos sonidos de gorgoteo surgen del aire que intenta viajar a través del ahora. vías respiratorias restringidas de la laringe. Es posible que veamos al gato hacer movimientos extraños con la boca ya que tiene dificultad para respirar.

Aunque existe influencia genética, las causas van desde traumatismos en el nervio laríngeo recurrente durante una cirugía de tiroides o tiroidectomía, daños por collarines, mordeduras, linfosarcomas en el cuello, miastenia gravis o anquilosis de la articulación cricoaritenoidea. El problema suele ser idiopático, es decir, no hay causas subyacentes discernibles.

Quizás te interese:  Mi Gato Tiene Bultos Debajo De La Piel

Tratamiento

El tratamiento en estos casos debe ser quirúrgico para devolver la normalidad a la laringe. Si el gato sufre una crisis respiratoria grave, se le debe sedar y administrar corticosteroides para reducir la inflamación. Esto se debe a que la turbulencia del aire laríngeo puede inducir edema laríngeo.

Obtenga más información sobre las dificultades respiratorias de los felinos con nuestro artículo sobre la dificultad para respirar en los gatos.

Derrame pleural

Otra causa que puede explicar por qué un gato hace ruidos extraños con la garganta es el derrame pleural. El derrame pleural consiste en una acumulación anormal de líquido de diferente naturaleza en el espacio entre la cavidad pleural del gato debido a un trastorno en la eliminación o producción de líquido. Esto afecta la correcta expansión de los pulmones al respirar lo que limita su movimiento.

El derrame pleural en gatos puede ser hidrotórax cuando es un líquido incoloro, hemotórax cuando la sangre está presente, piotórax cuando hay pus o quilotórax si el líquido es linfa. Las causas varían desde enfermedades renales o cardíacas hasta peritonitis infecciosa felina, tumores, penetración de cuerpos extraños, hernia diafragmática, torsión del lóbulo pulmonar medio derecho, traumatismos torácicos, coagulopatías, infecciones bacterianas, etc. Entre los signos clínicos del derrame pleural encontramos dificultad respiratoria que puede confundirse con sonidos extraños de la garganta, aumento de la frecuencia respiratoria y tos.

Tratamiento

El derrame habrá que controlarlo con oxigenoterapia y toracocentesis o punción del espacio pleural para extraer el líquido acumulado. También se pueden utilizar diuréticos y actuar contra la causa que produce el derrame en cuestión, mediante cirugía, el uso de quimioterapia o terapia médica específica según el caso.

Crecimientos nasofaríngeos

Si tu gato hace ruidos extraños con la garganta también podría ser porque tiene una masa en la nasofaringe. Estos son más comúnmente un tumor o una pólipo inflamatorio. Los pólipos consisten en masas pedunculadas no tumorales que se forman a partir del tejido mucoso de la nasofaringe.

Quizás te interese:  ¿Por Qué Mi Perro Se Tambalea Al Caminar?

Las causas de estos crecimientos se desconocen, aunque en gatos jóvenes se sospecha que hay un origen congénito por un resto del arco faríngeo. En otros casos, puede deberse a una enfermedad crónica. infecciones de las vías respiratorias superioresinfecciones que ascienden desde la nasofaringe u otitis media crónica en gatos.

Además de los gorgoteos inusuales en la garganta durante la inspiración, los gatos afectados con pólipos nasofaríngeos presentan signos como disnea inspiratoria y sonido de estertor en la garganta (estertores). Si el oído también se ve afectado, es probable que aparezcan signos como otorrea, sacudidas de cabeza, rascado de oreja, síndrome de Horner felino y síntomas vestibulares.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la localización del pólipo, pero siempre es quirúrgico mediante endoscopia en masas nasofaríngeas exclusivas. Cuando la oreja está afectada se requiere cirugía con osteotomía ventral de la bulla y escisión quirúrgica o extirpación simple del pólipo. Después de la cirugía, el uso de corticosteroides suele ser necesario.

Como ves, todas las causas que pueden provocar que un gato tenga un gorgoteo en la garganta deben ser diagnosticadas por un veterinario. No trates al gato tú mismo si no eres consciente del problema.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Mi gato tiene un gorgoteo en la garganta te recomendamos visitar nuestra categoría de Enfermedades respiratorias.

Bibliografía

  • Harvey, A. y Tasker, S. (Eds). (2014). Manual de Medicina Felina. Ed. Sastre Molina, SL L´Hospitalet de Llobregat, Barcelona, ​​España.