Mi Gato Ya No Orina: Causas Y Tratamiento

si un el gato no puede orinar en absoluto, no pasará mucho tiempo hasta que surja un problema grave. Más comúnmente, es posible que un gato tenga problemas para orinar, una condición conocida como disuria. Como no solemos medir la orina de nuestro gato, puede resultar difícil determinar cuándo no orina tanto como antes. En estos casos, es importante que nos fijemos en otros signos de que el gato tiene problemas para orinar. Dado que el sistema genitourinario incluye órganos vitales como los riñones, es imperativo que ayudemos a nuestros felinos a mantener la salud urinaria.

Es por ello que Wiki Animales te explica los motivos por qué mi gato ya no orina. Descubrimos las causas comunes de la disuria en los gatos, así como las opciones de tratamiento disponibles para ellos.

¿Cuánto tiempo puede pasar un gato sin orinar?

Como se indicó en la introducción, se dice que un gato que tiene problemas para orinar tiene disuria. Esto es cuando orinar resulta demasiado doloroso, incómodo o difícil para que el gato lo realice correctamente. La duración de la disuria dependerá de la duración del problema subyacente que la causa. En algunos casos, el problema puede incluso resolverse solo, pero no podemos dejarlo al azar. Esto se debe a que existen algunas causas graves e incluso potencialmente mortales de disuria en los gatos.

Cuando un gato no puede orinar en absoluto, se dice que tiene anuria. Aunque es posible que puedan pasar unas gotas, la orina no puede pasar por el tracto urinario por el motivo que sea. Es importante saber que tanto la disuria como la anuria son síntomas de una enfermedad, no una enfermedad en sí mismas.

Aunque dependerá de las circunstancias concretas, un gato no puede irmás de un período de 24 horas sin orinar. Si todavía no han orinado después de este tiempo, pueden entrar en una emergencia médica ya que sus sistemas internos pueden haberse apagado. Si tu gato no ha orinado durante 24 horas, deberás llevarlo al veterinario inmediatamente.

Cómo saber que mi gato no orina

Además de distinguir entre disuria y anuria, es importante hacer otra distinción. Aunque es raro, es posible que se encuentre en una situación en la que su El gato no orina, pero actúa con normalidad.. Dado que no orinar durante 24 horas o más es una señal grave de un problema, es probable que su gato realmente esté orinando, pero es posible que no sepa dónde lo está haciendo.

Hay una diferencia entre un gato que no orina y un gato que no orina en su caja de arena. Los gatos pueden tener un problema que les impide querer utilizar su caja de arena. Esto podría ser un higiene problema o incluso un problema de estrés. Por ejemplo, el ruido y el ajetreo en el área de su caja de arena pueden hacer que quieran orinar en otro lugar. Otro problema común es cuando no hay suficientes cajas de arena para un hogar con varios gatos.

Quizás te interese:  Diferencias Entre El Collar Antipulgas Scalibor Y Seresto

En este caso, el gato puede estar actuando con normalidad, pero está orinando en algún lugar que no podemos ver. Si tienen acceso al exterior, podría ser al jardín. Si está dentro de la casa, podría estar escondido en algún lugar, como detrás del sofá o en un armario para ropa blanca.

Si el gato realmente no puede orinar, no actuará con normalidad. El incapacidad para orinar se revelará en cambios de comportamiento. Los principales signos de que un gato no puede orinar o tiene problemas para orinar son:

  • Mayor frecuencia de visitas a la caja de arena.
  • Mayor tiempo pasado en la caja de arena.
  • Maullidos u otros sonidos de angustia al usar la caja de arena
  • La arena no está manchada o no se aglutina tanto como antes.
  • La arena cambia de color
  • El gato orina fuera de la caja de arena en pequeñas cantidades
  • La zona perianal del gato tiene manchas alrededor debido al mayor uso de la caja de arena

Es importante recordar que problemas para orinar y marcar territorio son dos cosas diferentes. Cuando un gato marca un territorio con orina, rocía deliberadamente pequeñas cantidades de orina contra superficies verticales. Cuando tienen disuria, arquean la espalda porque quieren orinar pero no pueden o solo pueden hacerlo en pequeñas cantidades.

Otros síntomas que podemos encontrar cuando nuestro gato no puede orinar incluyen:

  • Lamido frecuente en la zona genital.
  • Orina con sangre (conocida como hematuria)
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Pérdida de apetito
  • Temblores y convulsiones
  • Alteraciones de la frecuencia cardiaca
  • Deshidración

Ahora sabemos cómo Identificar si un gato está orinando correctamente. o no, veremos algunas de las causas de este síntoma en los gatos.

Razones por las que un gato no puede orinar

Si tu gato no puede orinar, significa que hay un problema con su sistema genitourinario. Si bien los problemas psicológicos pueden hacer que su gato orine de manera inapropiada, esto no detendrá este comportamiento por completo. La anuria o problemas severos para orinar tendrán un origen fisiológico e incluyen:

  • cálculos urinarios: pueden estar formados por diferentes minerales, aunque en los gatos son habituales los cristales de estruvita (fosfato magnésico y amónico). Aunque la causa que puede dar lugar al urolito en gatos puede ser variada, está muy asociada a una mala ingesta de agua, alimentos con poca cantidad de agua en su composición, un alto contenido de magnesio en la dieta y orina alcalina. Obtenga más información con nuestro artículo sobre cristales en la orina de un gato.
  • Infecciones del tracto urinario: la cistitis infecciosa y la uretritis suelen generar inflamación y estrechamiento del tracto urinario, provocando dificultad para orinar en el felino. Te contamos más sobre la Cistitis en gatos: causas, síntomas y tratamiento aquí.
  • Neoplasias externas o internas.: crecimientos y masas como tumores tanto en mujeres como en hombres pueden ejercer presión sobre el tracto urinario y restringir el flujo de orina. Estos pueden ocurrir en hombres o mujeres. También es posible que un gato macho tenga inflamación de la próstata, aunque esta afección es poco común en los gatos.
  • Inflamación del pene: existen varios procesos inflamatorios que provocan que el pene de un gato pueda hincharse y restringir el flujo de orina. Esto lo podemos notar si vemos al gato lamiéndose mucho el pene. También es posible que un pelo se enrolle alrededor del pene, algo más común en los gatos de pelo largo.
  • Trauma: puede haber una rotura de la vejiga urinaria provocada por un trauma físico. La orina se sigue produciendo, pero no se evacua al exterior. Es una situación muy peligrosa para el gato, ya que sufre el riesgo de sufrir una peritonitis aguda por la presencia de orina en la cavidad abdominal. Otras partes del tracto urinario pueden bloquearse como resultado de un traumatismo.

Quizás te interese:  Hematoma Auditivo en Gatos: Causas Y Tratamiento

Otros motivos por los que tu gato puede haber dejado de orinar son el estrés, la diabetes, el hipertiroidismo, una anomalía congénita, una mala alimentación o un tumor. Como se describió anteriormente, en el caso de estréssólo será temporal a menos que se produzcan daños físicos.

Diagnóstico de que mi gato no orina

Si nuestro gato no puede orinar estamos ante una situación grave. Por este motivo, lo primero que haremos será acudir a nuestro veterinario de confianza para que examine a nuestro gato en busca de problemas de salud física. Al hacerlo, estarán en mejores condiciones de determinar la causa subyacente del problema.

Para diagnosticar disuria, anuria u otros problemas urinarios en gatos, un veterinario realizará alguna combinación de las siguientes pruebas:

  • Anamnesia: también conocida como evaluación del historial médico, el veterinario te hará una serie de preguntas para evaluar qué cambios se han producido en el comportamiento de tu gato. Esto incluye algunos de los síntomas físicos mencionados anteriormente, como la hematuria (sangre en la orina del gato). También consultarán sus registros médicos, cuando sea posible.
  • Análisis de sangre: para ver si hay alguna alteración, daño renal o evidencia de patógenos, entre otras cuestiones.
  • Análisis de orina: para valorar si hay cristales en la orina o quizás si el gato tiene una infección urinaria.
  • Rayos X: mirando específicamente el abdomen para ver el tracto genitourinario.
  • Ultrasonidos: También se pueden realizar ecografías abdominales, especialmente si necesitan obtener una mejor imagen de la pared de la vejiga.

Obtenga más información sobre algunos problemas urinarios en gatos con nuestra guía sobre enfermedades del tracto urinario inferior (FLUTD) en gatos.

Quizás te interese:  Mi Perro Tiene La Cadera Dislocada: Síntomas Y Tratamiento

Opciones de tratamiento para un gato que no orina

Es muy importante ser consciente de la posible gravedad de la situación cuando un gato no puede orinar. Cuando un gato no ha orinado nada después de un período de 24 horas, se considera una emergencia médica veterinaria. Si el problema no se trata en los próximos 48-72 horas, es probable que el gato muera. Esto se debe a la acumulación de toxinas que se producen y que pueden provocar insuficiencia renal y coma urémico.

Cuanto más tiempo pasa entre la aparición de la disuria o anuria y la visita al veterinario, peor es el pronóstico para el animal. En cuanto identifiques que el gato no puede orinar, debes acudir al especialista para que lo examine y determine tanto la causa como el tratamiento adecuado.

Hay quienes pueden preguntarse si existen remedios caseros para usar si un gato ha dejado de orinar. Se trata de una emergencia médica que requiere tratamiento directo y es probable que los remedios caseros no sean suficientes. Si intentamos tratar el problema nosotros mismos y tiene anuria, el problema empeorará y probablemente el gato muera.

Mi gato ya no orina - Causas y tratamiento - Opciones de tratamiento para un gato que no orina

Consejos para prevenir problemas urinarios en gatos

Para prevenir algunos de los graves problemas de salud que representa una gato no puede orinar, debemos hacer todo lo posible para cuidar su sistema urinario. Como ya hemos comentado, no existen remedios caseros, pero sí podemos aplicar algunas precauciones para ayudar a mantener en buen estado la función renal:

  • Fomentar la hidratación: esto se puede hacer usando una fuente de agua con agua corriente fresca o proporcionando más comida húmeda para gatos.
  • Ejercicio: si juegas con tu gato corriendo de un lado a otro de la casa, le ayudará a mantenerse en forma. A su vez, esto les permitirá mantener un peso saludable y evitar problemas de obesidad, diabetes y otros factores que puedan afectar negativamente a la micción.
  • Proporcionar una dieta adecuada.: esto se basará en las necesidades específicas del gato, influenciadas por factores como la edad, el tamaño y la salud. Aunque parezca una obviedad, también es el remedio más eficaz e importante, ya que una alimentación de calidad les aportará todos los nutrientes que necesitan para mantenerse sanos.

También puede ayudar tener más de una caja de arena en la casa y también para garantizar que cumple con los estándares adecuados de higiene. Obtenga más información con nuestro artículo sobre con qué frecuencia cambiar la caja de arena de un gato.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Mi gato ya no orina: causas y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.