Mi Perro Cojea Después De Dormir

Si un perro empieza cojeando cuando se despiertan, puede ser fácil pensar que simplemente están rígidos por el reposo. Si bien este puede ser el caso, especialmente con perros mayores, no significa que debamos pensar que un perro que cojea después de dormir sea normal. Por el contrario, puede ser signo de diversas dolencias y enfermedades, particularmente aquellas que afectan a las articulaciones y al sistema musculoesquelético en general. La edad no es un factor sin importancia ya que la rigidez de las articulaciones es inevitable cuando los perros alcanzan cierta edad. Si ocurre en perros más jóvenes, la intervención temprana es particularmente importante ya que puede ayudar a retardar la degeneración.

En Wiki Animales investigamos por qué mi perro cojea después de dormir. Analizamos las condiciones que pueden causar cojera tanto en las patas delanteras como traseras del perro, así como qué podemos hacer para mejorar la calidad de vida del animal.

Artritis

La artritis en perros consiste en la inflamación de las articulaciones, concretamente del cartílago articular y de la membrana sinovial. ambos perros extremidades anteriores y posteriores puede verse afectado por la artritis. Dependiendo de su etiología, la artritis puede presentarse de alguna de las siguientes formas:

  • Artritis infecciosa: cuando hay agentes infecciosos involucrados, generalmente bacterianos. Este tipo de artritis en perros se conoce como artropatía. Pueden estar relacionados con la sepsis o reaccionar a otra infección en el cuerpo.
  • Artritis no infecciosa: cuando el daño articular es causado por procesos no infecciosos. Estos incluyen el desarrollo de trastornos inmunológicos que pueden ser el resultado de enfermedades inmunomediadas, inflamaciones crónicas o neoplasias, entre otras. Las enfermedades degenerativas de las articulaciones son problemas de salud comunes en los perros mayores.

Independientemente de su origen, la artritis suele provocar dolor en las articulaciones y cojera. Es común que la cojera empeore después de períodos prolongados de descanso, lo que significa que un perro cojea después de dormir. Los cambios de clima también pueden aumentar la rigidez debido al frío que actúa sobre sus articulaciones.

El tratamiento de este proceso dependerá del tipo concreto de artritis que afecte al animal. En general, la artritis infecciosa se trata con antibióticos y lavados articulares. La artritis no infecciosa que es el resultado de procesos mediados por el sistema inmunológico generalmente se trata con medicamentos inmunomoduladores.

Una vez que se ha desarrollado un cierto nivel de artritis, la cojera no se revertirá, pero se puede retardar la degeneración y controlar los síntomas. Por este motivo, es probable que el veterinario combine terapias farmacológicas específicas con otros tratamientos coadyuvantes como analgésicos, condroprotectoresnutracéuticos o fisioterapia para perros con artritis.

Quizás te interese:  Aplasia De Médula ósea en Perros

Artrosis primaria

Aunque es un tipo de artritis en perros, la osteoartritis es una razón tan común por la que un perro cojea después de dormir que queremos analizarla con mayor detalle individualmente. También conocida como enfermedad degenerativa de las articulaciones, la osteoartritis es una enfermedad crónica de las articulaciones caracterizada por la degradación y pérdida del cartílago articular. Le sigue la formación de hueso nuevo alrededor de la articulación. A medida que avanza, es común que aparezcan signos clínicos como dolor en las articulaciones y cojera.

La osteoartritis en perros puede tener un origen primario o secundario. Puede afectar el patas delanteras y traseras por igual, aunque esto muchas veces dependerá de las actividades del perro en concreto. La artrosis primaria suele afectar a animales de mayor edad y aparece como consecuencia del envejecimiento normal de las articulaciones.

Su tratamiento puede abordarse desde diferentes vías. En el caso de la artrosis primaria se suele optar por un tratamiento conservador en base a los siguientes puntos:

  • Control de peso: el exceso de grasa favorece la formación de mediadores inflamatorios que perpetúan el proceso inflamatorio. Además, el exceso de peso corporal produce una sobrecarga adicional en las articulaciones de las patas delanteras y traseras, empeorando el proceso degenerativo. Por este motivo, el control del peso es uno de los aspectos más importantes en el tratamiento de la artrosis.
  • Actividad física regular y moderada.: algunos tutores pueden pensar que el ejercicio será imposible o empeorará la artrosis del perro. Si bien se deben evitar las actividades de alto impacto, como correr y saltar, y las caminatas extenuantes, el ejercicio ligero a moderado ayudará con sus síntomas. Esto se debe a que fortalecerá los músculos que rodean las articulaciones para brindar apoyo y estabilidad.
  • El manejo del dolor: se puede abordar con antiinflamatorios no esteroideos, así como con otros analgésicos como gabapentina, tramadol, etc.
  • Condroprotectores: con mayor frecuencia se recomiendan suplementos de sulfato de condroitina, glucosamina y ácidos grasos omega-3.
  • Rehabilitación: incluyendo fisioterapia, hidroterapia y otros para ayudar a mejorar la movilidad articular y aumentar la masa muscular.

En nuestro artículo relacionado aportamos más información sobre los síntomas y el tratamiento de la osteoartritis en perros.

Quizás te interese:  Tobrex Para Gatos: Usos, Dosis Y Efectos Secundarios De La Tobramicina

Artrosis secundaria

Como hemos visto en el apartado anterior, la artrosis puede tener una causa primaria. La osteoartritis en perros suele aparecer como secundaria a otras enfermedades ortopédicas. Estos causan inestabilidad y hacen que el perro cojee después de dormir. Analizamos algunas de las principales patologías que pueden conducir a la Desarrollo de la osteoartritis en perros..

Displasia de cadera

Es una patología hereditaria muy común en perros grandes y gigantes. Ocurre como consecuencia de la desarrollo anormal de la articulación de la cadera, lo que resulta en una dislocación o subluxación de la articulación. Dado que la cadera es donde se encuentran las articulaciones pélvicas, la displasia de cadera sólo afecta a las patas traseras del perro.

La evolución de la enfermedad provoca lesiones en la superficies de las articulaciones que se vuelven crónicas y resultan en enfermedades degenerativas de las articulaciones. Por este motivo, es habitual observar una cojera en el tercio posterior durante fases avanzadas de la enfermedad, que puede mejorar ligeramente con el ejercicio adecuado.

La resolución de la displasia de cadera es la intervención quirúrgica. Una amplia variedad de técnicas quirúrgicas Se han descrito fármacos cuya finalidad es tratar el dolor y restablecer la funcionalidad locomotora de la articulación de la cadera. Estas técnicas se dividen en tres grupos, según su finalidad:

  • Técnicas preventivas: previene o retrasa el desarrollo de enfermedades articulares degenerativas como la sinfisiodesis, la triple osteotomía pélvica o la doble osteotomía pélvica.
  • Técnicas curativas: soluciona la progresión de la enfermedad y elimina radicalmente el dolor. Incluye artroplastia o la colocación de una prótesis de cadera.
  • Técnicas paliativas: reduce el dolor sin eliminar el daño articular, como la denervación de la cápsula articular.

Los perros con displasia de cadera nunca deben utilizarse para la reproducción, ya que es un enfermedad hereditaria. Es una enfermedad común de los pastores alemanes y, como resultado, se puede observar que sus patas traseras se doblan. Realizar una cría responsable también es crucial para no perpetuar patologías hereditarias y respetar las cinco libertades básicas del bienestar animal.

Necrosis avascular de la cabeza femoral en estadios avanzados

Es una enfermedad del desarrollo que afecta a los perros jóvenes, especialmente a las razas de perros pequeños. En estos animales existe una interrupción del suministro de sangre hasta la cabeza y el cuello del fémur. Esto produce necrosis ósea y acabará provocando que el perro limite sus movimientos. El dolor después de estar en reposo es común y, a menudo, provoca que el perro cojee después de dormir.

Inicialmente no produce síntomas clínicos, pero con el tiempo aparecen signos clínicos como cojera y dolor intenso en la cabeza femoral. En etapas avanzadas de la enfermedad, la osteoartritis se produce en la articulación de la cadera. Esto significa que las patas traseras pueden verse más afectadas.

Tratamiento quirúrgico de necrosis avascular es necesaria y consiste en realizar una resección completa de la cabeza y cuello del fémur. La tasa de éxito de este tratamiento es muy alta. No es necesario un largo periodo de reposo y la recuperación final es considerablemente rápida.

Patologías articulares mal tratadas

Casi cualquier enfermedad articular que no haya sido tratada adecuadamente acabará provocando un proceso degenerativo en la articulación de las patas delanteras o traseras de un perro. Algunos de los ejemplos más frecuentes son los siguientes:

  • Rotura del ligamento cruzado anterior: tras la rotura, el ligamento no se regenera ni puede ser sustituido, por lo que es necesario realizar una técnica quirúrgica que sustituya la fijación en la rodilla. De esta forma se corregirá la inestabilidad articular y se evitará la aparición de enfermedades degenerativas de las articulaciones.
  • Fracturas articulares: son aquellas que afectan a cualquiera de los extremos óseos que forman una articulación. Todas las fracturas articulares deben ser reducidas quirúrgicamente con la mayor precisión posible, de lo contrario se generará una incongruencia en la articulación que a largo plazo favorecerá el desarrollo de artrosis.
  • Fracturas de rótula: ya sean fracturas transversales, longitudinales o conminutas, necesitan tratamiento quirúrgico para evitar el desarrollo de artrosis.

Hemos comentado qué ocurre cuando un perro cojea después de dormir, pero en ocasiones los síntomas de patologías pueden presentarse mientras están en reposo. Obtenga más información con nuestro artículo sobre por qué un perro tiembla mientras duerme.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Mi perro cojea después de dormir te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.

Quizás te interese:  Hernia Diafragmática en Perros Y Cachorros