Mi Perro Sigue Negando Con La Cabeza

Perros sacudir su cuerpo para quitarse el agua del pelaje, temblar de frío o incluso de pura alegría. Se trata de episodios momentáneos que no continúan durante períodos prolongados. Cuando vemos al perro temblar de forma regular o crónica, es señal de que algo anda mal. Los temblores persistentes en los perros pueden sugerir que tienen una enfermedad o condición de salud grave que afecta su sistema nervioso central. Para determinar la causa subyacente, debemos observar el contexto del temblor.

Observar cómo tiembla su cuerpo y qué partes del cuerpo están más afectadas puede ayudar al veterinario a diagnosticar el problema. Por eso, Wiki Animales analiza por qué mi perro sigue negando con la cabeza. Descubrimos las causas de los temblores de cabeza en los perros, así como qué opciones de tratamiento pueden estar disponibles.

síndrome cerebeloso

El cerebelo es parte del cerebro posterior que se encuentra debajo del cerebro. Sus dos funciones principales son coordinar los movimientos y mantener el equilibrio. Cuando se produce una lesión o alteración del cerebelo, se altera su funcionalidad lo que puede derivar en diversos síntomas clínicos. Cuando se agrupan, estos síntomas se conocen como síndrome cerebeloso.

Uno de los síntomas más característicos del síndrome cerebeloso es algo conocido como temblor de intención. Cuando el animal realiza un movimiento voluntario, las decisiones las toma el cerebro, pero es el cerebelo el que se encarga de dirigir la acción. Cuando hay un problema con el cerebelo, las acciones están mal dirigidas, por lo que un movimiento que debería ser fluido se distorsiona y puede resultar en un temblor característico.

Se dice que estos temblores cerebelosos son intencionales porque ocurren durante el movimiento voluntario. No debería aparecer durante el reposo. Si la cabeza de su perro sigue sacudiendo cuando intenta activamente realizar una acción, podría indicar este problema.

Además del temblor intencional, los perros con síndrome cerebeloso suelen presentar los siguientes signos clínicos:

  • hipermetria: los animales hacen movimientos exagerados como si se sobrepasaran.
  • Pérdida del equilibrio: por ello suelen tener una base de apoyo amplia, con las extremidades más abiertas de lo habitual.
  • Ataxia: falta de incoordinación muscular voluntaria.

Cabe aclarar que el síndrome cerebeloso no es una enfermedad en sí misma. Es un conjunto de síntomas que pueden aparecer asociados a diversas enfermedades cerebelosas, siendo las más importantes:

  • Malformaciones congénitas: como la hipoplasia cerebelosa o la malformación de Chiari.
  • Enfermedades degenerativas: como la abiotrofia cerebelosa.
  • Tumores cerebelosos: masas en el cerebelo que afectan su función.
  • Accidente cerebrovascular cerebeloso: un infarto del cerebelo.
  • Procesos inflamatorios: como la cerebelitis idiopática (también llamada síndrome de shaker en perros).

Quizás te interese:  Mi Gato Tiene Los Ojos Hinchados: Causas Y Tratamiento

Tratamiento del síndrome cerebeloso

Como el síndrome cerebeloso es un conjunto de síntomas, debemos tratar su causa subyacente. En algunos casos no existe un tratamiento específico, por lo que tendremos que depender del manejo de los síntomas.

  • Malformaciones congénitas y las enfermedades degenerativas no tienen tratamiento específico. En el caso de malformaciones, los síntomas se mantendrán al mismo nivel y los animales podrán disfrutar de una buena calidad de vida. En las enfermedades degenerativas los signos clínicos empeoran progresivamente, siendo necesario considerar la eutanasia en los perros en la mayoría de los casos.
  • el tratamiento de tumores intracraneales puede basarse únicamente en una terapia de apoyo o en un tratamiento definitivo. El primero tiene como objetivo aliviar los síntomas producidos por el tumor y el segundo se basa en cirugía, quimioterapia y/o radioterapia. En estos casos, el pronóstico suele ser reservado y depende de múltiples factores, como el tipo de tumor, la localización, el tamaño, el estado neurológico del animal, etc.
  • Accidente cerebrovascular cerebeloso Tampoco tiene ningún tratamiento específico, aunque se debe instaurar terapia para mantener la perfusión cerebelosa y tratar las posibles secuelas neurológicas del infarto. El pronóstico en estos casos es reservado.
  • Procesos inflamatorios como la cerebelitis idiopática deben tratarse con corticosteroides que pueden combinarse con benzodiazepinas como el diazepam. El pronóstico en la mayoría de los casos es bueno, ya que los animales suelen mejorar sus síntomas a los pocos días de iniciar el tratamiento.

Temblor de cabeza idiopático

Este es un trastorno del movimiento en el que el perro sigue sacudiendo la cabeza. espontáneamente. A diferencia del síndrome cerebeloso, el temblor aumenta cuando el perro está en reposo y disminuye con la actividad. Si su perro sacude la cabeza cuando duerme o está acostado, este puede ser el caso.

Al tratarse de un proceso idiopático se desconoce su causa. Afecta con mayor frecuencia a las razas que están predispuestas a esta afección, lo que implica que es una genético influencia. Estas razas incluyen el Doberman Pinscher, el Boxer, el Labrador Retriever y diferentes razas de Bulldog.

Un rasgo característico de los temblores de cabeza idiopáticos en perros es que aparece sin otros signos clínicos o anomalías neurológicas. Durante los episodios de sacudidas de cabeza, los perros están alerta y responden a los estímulos que los rodean. Los temblores de cabeza pueden presentarse horizontal o verticalmente y suelen durar un promedio de 1 a 3 minutos. Los episodios se pueden repetir varias veces al día.

Quizás te interese:  Diferencias Entre El Collar Antipulgas Scalibor Y Seresto

Tratamiento de los temblores de cabeza idiopáticos caninos

No existe un tratamiento específico para este trastorno, aunque distraer al perro con algo de interés (p. ej., una golosina, un juguete, etc.) puede ayudar a aliviar los temblores y a que terminen. Como regla general, los temblores de cabeza idiopáticos en perros suelen resolverse espontáneamente en unos pocos días o semanas. Es un trastorno que no suele afectar a la calidad de vida del perropor lo que el pronóstico generalmente se considera bueno.

Epilepsia (convulsiones focales)

La epilepsia no es una sola enfermedad, sino un grupo de trastornos neurológicos en perros que se caracterizan por ataques epilépticos recurrentes. Estas convulsiones suelen ser generalizadas y afectar a todo el organismo. Sin embargo, pueden ocurrir ataques epilépticos focales cuando el espasmo se limita a un área localizada. Cuando un perro sigue sacudiendo la cabeza, podría deberse a un ataque epiléptico focal que afecta únicamente a la cabeza.

A diferencia de un temblor de cabeza idiopático, las crisis epilépticas focales de la cabeza de un perro suelen ir acompañadas de:

  • Pérdida de consciencia: que van desde que el animal parece ausente hasta un estupor o coma.
  • Alteración del sistema nervioso autónomo: puede incluir babeo, micción y/o defecación involuntaria.

Cuando el movimiento de cabeza del perro va acompañado de una o ambas de estas dos alteraciones, es muy sugestivo de epilepsia en perros.

Tratamiento de la epilepsia focal en perros.

La epilepsia en perros puede tener una causa primaria o puede ser de origen desconocido. En el caso de que exista alguna patología o lesión que causa epilepsia, se debe establecer un tratamiento específico siempre que sea posible. Además, independientemente de que se conozca o no la causa, se debe instaurar tratamiento con anticonvulsivantes (como fenobarbital o bromuro de potasio) siempre que se presente más de una convulsión al mes, se acorten los periodos entre crisis o se presenten signos postictales (aquellos que aparecen después de las convulsiones) son de larga duración.

Obtenga más información sobre qué hacer durante la convulsión con nuestro artículo sobre qué hacer si un perro tiene una convulsión.

Otras razones por las que un perro sigue negando con la cabeza

No todas las razones por las que un perro sigue moviendo la cabeza se deben a enfermedades crónicas o trastornos degenerativos. Algunos pueden manifestar este síntoma debido a algo agudo que puede resolverse solo con tratamiento. A continuación, analizamos algunos patológico Razones por las que un perro puede seguir negando con la cabeza:

  • Infección en el oído: cuando se produce una infección bacteriana o fúngica en el oído, provocará una hinchazón conocida como otitis. Existen varios tipos ya que pueden atacar diferentes partes del oído, como se puede observar en la otitis externa en perros. Como el oído es tan sensible, puede provocar mucha agitación. Sacude la cabeza para aliviar la frustración y el dolor. El tratamiento puede requerir antibióticos, fungicidas o incluso analgésicos, según la causa.
  • parásitos: los parásitos externos como pulgas y garrapatas pueden adherirse a la piel de la cabeza de un perro. Sus picaduras provocan picazón que hace que el perro sacuda la cabeza. Los ácaros del oído son un parásito común en los perros que también puede provocar otitis. El tratamiento implicará el uso del producto adecuado para matar el parásito específico.
  • Cuerpos extraños: cuando algo entra en el canal auditivo, puede alojarse y provocar irritación. El perro puede seguir sacudiendo la cabeza para retirar el objeto alojado.
  • Alergias: cuando los perros sufren reacciones alérgicas, pueden provocar diversos síntomas. Esto puede incluir inflamación de la piel y enrojecimiento que causa picazón. El perro puede sacudir la cabeza para aliviar la picazón, pero también es probable que lo veas rascándose con las patas. Será necesaria la eliminación del alérgeno y/o tratamiento antihistamínico.

Quizás te interese:  ¿Por Qué Mi Perro Grita De Dolor De Repente?

Por último, su perro puede negar con la cabeza porque tiene agua en el oido. Después de pasar por los aspersores, saltar a una piscina o entrar en contacto con el agua, dicha agua puede entrar en su canal auditivo. El perro puede seguir sacudiendo la cabeza para deshacerse de las molestias que le provoca el agua en el oído. Si bien esto debería ser temporal, los microorganismos en el agua pueden provocar infecciones que requieren tratamiento.

Como hay varias razones por las que un perro sigue moviendo la cabeza, es imprescindible que lo llevemos a un veterinario para su diagnóstico y tratamiento.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Mi perro sigue negando con la cabeza te recomendamos visitar nuestra categoría de Enfermedades neurológicas.