Mi Perro Tiene Una Infección en Las Uñas: Causas Y Tratamiento

En la naturaleza, un perro necesita cuidar sus propias uñas. Lo hacen mediante diversos métodos, como rayar superficies duras. cuando tienen un infección bacteriana en sus garras, puede resultarles difícil de tratar y puede llegar a ser muy grave. Esto se debe a que la infección puede producir abscesos o incluso envenenar la sangre. En el entorno doméstico, nuestros perros no siempre son capaces de cuidar ellos mismos sus uñas, por lo que sus cuidadores necesitan ayudar a mantener su salud e higiene. Cuando el perro tiene una infección bacteriana en las uñas nuestra intervención es especialmente importante.

En este artículo de Wiki Animales analizamos qué sucede cuando mi perro tiene una infección en las uñas. Descubrimos las causas y el tratamiento de las infecciones bacterianas de las uñas en perros y cómo podemos utilizar el cuidado de las uñas para prevenirlas en el futuro.

Síntomas de infección de uñas en perros

En la mayoría de los casos, es bastante fácil identificar si tu perro tiene una o más uñas infectadas. Cuando la garra está infectada, es probable que el perro presente algunos de los siguientes síntomas:

  • lamiendo excesivamente: cuando un perro siente picazón, malestar o dolor en alguna parte de su cuerpo, suele lamer la zona afectada. Lo hacen para aliviar el dolor y la frustración en la piel, pero puede empeorar el problema o provocar una infección. Un lamido aislado u ocasional no debe ser motivo de preocupación, pero cuando tu perro se lame las patas continuamente, es probable que sea un problema en la pata. Una infección bacteriana en las uñas es una razón común para este comportamiento.
  • Cojera y apatía: las infecciones de las uñas causan mucho dolor. Por esta razón, los perros afectados pueden evitar apoyar su extremidad en el suelo y mostrar una cojera importante. Pueden disminuir su actividad física hasta el punto de volverse apáticos y sedentarios.
  • Dolor al contacto: otro síntoma frecuente de infección bacteriana de las garras de los perros es su negativa a que les manipulen la pata. Pueden gritar o quejarse cuando se toca la uña infectada o incluso pueden mostrar signos anormales de agresión si creen que alguien les va a causar más daño en la pata.
  • Hinchazón e irritación de la pata.: con una infección de las uñas, el dedo afectado generalmente se hincha, se enrojece y se calienta al tacto. Esta condición empeora si el animal se lame o muerde la pata repetidamente.
  • Descargar: cuando se produce una infección, es muy común que se acumule pus en la zona. Esto se conoce como un tipo de absceso en perros. Lamer una herida en la pata del perro puede introducir bacterias que provocan una infección secundaria. Si el absceso está presente, se puede acumular pus y salir si la herida se rompe o se aprieta el área.
  • Fiebre: la fiebre ocurre como una reacción del cuerpo a un patógeno, como un virus o una bacteria que podría estar causando una infección bacteriana de las garras. En el caso de los perros, la temperatura corporal normal está entre 37,8-39,2 ºC (100,04 ºF-102,56 ºF), considerándose fiebre cualquier valor superior a este.
  • Uña con olor desagradable: las infecciones producen mal olor, especialmente aquellas que han estado activas durante mucho tiempo o que están asociadas con una secreción purulenta. Este puede ser el caso si la pata de tu perro huele a fritos.

Quizás te interese:  Importancia Del Hierro en Los Perros

Si aparece alguno de estos síntomas o si simplemente notas que la uña de tu perro tiene mal aspecto, debes acudir a un centro veterinario lo antes posible. Allí, un profesional puede evaluar la lesión y administrar el tratamiento adecuado.

Mi perro tiene una infección en las uñas - Causas y tratamiento - Síntomas de infección en las uñas en perros

¿Por qué se le infectan las uñas a mi perro?

Las uñas de los perros están en constante contacto con el suelo. Estar al aire libre o en un entorno no controlado aumenta las posibilidades de sufrir lesiones. Por esta razón, las infecciones en la pata de un perro son relativamente comunes. La infección de las uñas de un perro casi siempre será causada por bacterias, pero hay muchas formas en que se pueden introducir dichas bacterias. Aquí analizamos los más comunes. Causas de infección de uñas en perros.:

  • Trauma: las infecciones ungueales de origen traumático son las más frecuentes, especialmente las que afectan al espolón. Esto se debe a que es más fácil que este dígito quede atrapado en algo mientras corre o juega. Sin embargo, cualquiera de los dedos de la pata puede sufrir una lesión traumática.
  • Infección bacteriana: ocurre cuando las bacterias afectan el área e infectan una o más uñas. Dichas bacterias pueden aprovechar una herida o lesión previa para penetrar la pata del animal. Sin embargo, puede estar ya presente en el organismo provocando otra patología concurrente.
  • Micosis: en este caso, son uno o varios tipos de hongos los que provocan la infección de las uñas en el perro. Este tipo de infecciones suelen ir acompañadas de alopecia localizada (caída del cabello) y su tratamiento suele ser prolongado. Esto se debe a que se necesita más tiempo para la erradicación total del hongo y su persistencia. Obtenga más información con nuestro artículo sobre infecciones por hongos en perros.
  • Patologías autoinmunes: algunas enfermedades autoinmunes afectan el crecimiento y desarrollo normal de las uñas, haciéndolas más propensas a sufrir infecciones. Por ejemplo, los perros afectados por lupus suelen tener las uñas suaves y quebradizas, por lo que se rompen con facilidad y sangran con frecuencia. Esto fomenta más infecciones bacterianas secundarias.
  • Uñas encarnadas: si una uña crece excesivamente, puede enrollarse sobre sí misma y clavarse en la almohadilla o en el dedo del pie. Esto provoca mucho dolor en el animal, ya sea haciéndolo cojear notablemente o permanecer completamente sedentario. La herida causada por la uña puede convertirse fácilmente en una infección bacteriana de la uña y el dedo se hincha y se enrojece.
  • Neoplasias: la aparición de una masa o tumor en los dedos del animal también puede comprometer el estado de la uña, ya que la presión que ejerce sobre ella el crecimiento tumoral puede romperla o deformarla. A veces se encuentran entre los propios dedos de los pies, como es el caso de los quistes interdigitales en las patas de los perros.
  • Lamiendo excesivamente: lamerse las patas no es sólo un síntoma de una posible infección, sino también una causa frecuente de la misma. Los perros pueden lamerse las patas por diversos motivos, entre ellos el estrés y las alergias. Si el animal se lame excesivamente, puede provocar dermatitis, es decir, hinchazón y enrojecimiento de la piel. Esto puede provocar alopecia, ulceración e infección bacteriana secundaria, todo lo cual puede comprometer el estado de las uñas.
  • Cuerpo extraño: otra causa frecuente de infección bacteriana de las uñas es la presencia de un cuerpo extraño que se ha quedado atrapado en la pata del animal. Las colas de zorro en los perros son especialmente comunes en primavera y verano, pero cualquier cuerpo extraño punzante puede perforar la piel. Un problema común son los vidrios rotos u otros objetos punzantes en el suelo por el que caminan. Esto puede provocar infecciones bacterianas.

Quizás te interese:  Mi Conejo Ya No Orina

Dado que un trauma puede provocar infecciones bacterianas secundarias, debemos estar atentos a cualquier cambio en la salud de las patas del perro. Descubre más con nuestro artículo sobre qué hacer si un perro tiene una uña rota.

Mi perro tiene una infección en las uñas - Causas y tratamiento - ¿Por qué está infectada la uña de mi perro?

Tratamiento de la infección de las uñas del perro

Si detectas eso la uña de tu perro está infectada, siempre lo mejor es acudir a tu veterinario para su valoración. Pueden diagnosticar el problema subyacente y prescribir el tratamiento más adecuado.

Ya sea por un traumatismo, por cortar las uñas demasiado cerca o por cualquier otro motivo, cuando la uña se rompe y sangra, será necesario administrar primeros auxilios. En este caso, necesitará limpiar la herida con gasa esterilizada y solución salina, luego ejerza presión para detener el sangrado. Si el sangrado no para, podemos utilizar una venda adhesiva o una gasa limpia y esparadrapo para envolver la herida. Deberíamos llevarlos al veterinario para su tratamiento de seguimiento.

Si observa mal olor en la uña, enrojecimiento e inflamación de la pata, evidente sangrado o secreción purulenta, busque la presencia de un cuerpo extraño. Cuando estas son superficiales, es posible que podamos retirar el objeto nosotros mismos, asegurándonos siempre de desinfectar las herramientas que utilicemos y la herida tras retirarla. Sin embargo, si el cuerpo extraño está profundo y su extracción es demasiado dolorosa, llévalo al veterinario.

Cualquiera que sea el motivo de la infección de las uñas, cuando es lo suficientemente grave como para acudir a un veterinario Siempre hay riesgos. Las infecciones bacterianas de las uñas pueden envenenar la sangre y provocar problemas sistémicos que amenazan la salud general del perro. El veterinario podrá realizar las pruebas diagnósticas correctas como radiografías o ecografías. Dado que los diferentes tipos de bacterias requieren antibióticos específicos, es posible que sea necesario realizar análisis de sangre para determinar el tratamiento.

Quizás te interese:  Las Patas De Mi Perro Son Rojas

El tratamiento dependerá de la causa subyacente. Esto podría ser tan menor como la limpieza de heridas por traumatismos leves o tan grave como una intervención quirúrgica para extirpar tumores cancerosos. Por este motivo es importante acudir al veterinario si no estás seguro. Los perros en recuperación probablemente necesitarán vendajes para la pata y/o un collar isabelino para evitar que se laman o muerdan la uña.

Obtenga más información sobre cómo proteger las patas de su perro con nuestro artículo sobre la anatomía de las almohadillas de las patas de los perros.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Mi perro tiene una infección en las uñas: causas y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.