Mielopatía Degenerativa en Perros: Causas, Síntomas Y Tratamiento

Mielopatía degenerativa canina Es una enfermedad neurodegenerativa que afecta la médula espinal de los perros. Afecta a perros mayores ya que requiere tiempo para desarrollarse, afectando primero a las extremidades traseras y luego a las anteriores a medida que avanza. Lamentablemente es una enfermedad de difícil diagnóstico y mal pronóstico. Esto se debe a la ausencia de tratamientos específicos y curativos.

Si estás interesado en saber más sobre mielopatía degenerativa en perros, concretamente sus causas, síntomas y tratamiento, Wiki Animales tiene toda la información que necesitas. También analizamos el diagnóstico y pronóstico de esta enfermedad degenerativa, así como cómo controlar sus síntomas.

¿Qué es la mielopatía degenerativa en perros?

Como su nombre indica, la mielopatía degenerativa en perros es una enfermedad degenerativa que afecta a la médula espinal de los caninos. Inicialmente se la conoció como «mielopatía degenerativa del pastor alemán», ya que fue la primera raza en la que se describió la afección. Sigue siendo una enfermedad relativamente común en la raza pastor alemán.

Ahora sabemos que la mielopatía degenerativa canina puede afectar a otros perros, incluidos los de razas mixtas. Otras razas que son particularmente susceptible incluir:

  • Perro de montaña de Bernese
  • Ridgeback de Rodesia
  • Boxer
  • Husky siberiano

Es una enfermedad crónica de acción lenta y progresiva. Por este motivo, afecta a perros mayores y ancianos. Provoca un lento deterioro de la funcionalidad de las extremidades posteriores, que finalmente conduce a parálisis completa.

Obtenga más información sobre la degeneración de la función de las extremidades traseras en nuestro artículo sobre por qué mi perro está perdiendo el control de sus patas traseras.

Síntomas de mielopatía degenerativa en perros

La mielopatía degenerativa canina tiene una acción lenta y progresiva. Inicialmente se registra como un problema toracolumbar (del segmento medular T3-L3) en el que se puede detectar lo siguiente:

  • Ataxia o descoordinación: Puede producirse cruce de las extremidades traseras al caminar, bamboleo de la cadera y problemas para juzgar las distancias. Obtenga más información con nuestra guía sobre ataxia en perros.
  • paresia (debilidad de las extremidades traseras): la dificultad para subir o bajar escaleras es común.
  • Pérdida de propiocepción: la propiocepción es la capacidad del cuerpo para sentir movimiento y ubicación. Cuando esto ocurre, los perros arrastran los dedos de las patas traseras, provocando desgaste y sangrado en los nudillos.
  • Atrofia muscular: pérdida de masa muscular en las extremidades traseras.

Quizás te interese:  Mi Perro Perdió Un Diente: Causas Y Tratamiento

Los signos suelen ser asimétricos, es decir, no aparecen con el mismo patrón ni con la misma intensidad en las dos extremidades posteriores. Con el tiempo, el problema neurodegenerativo progresa hasta paraplejía, una parálisis completa de las extremidades traseras. Si continúa progresando, tetraplejía podría ocurrir, algo que ocurre con la parálisis de las extremidades anteriores y posteriores juntas.

Causas de la mielopatía degenerativa en perros

Desde su descubrimiento, múltiples estudios han intentado discernir la etiología de la mielopatía degenerativa canina. Estas investigaciones intentaron asociar la enfermedad a posibles carencias nutricionales, toxinas, defectos autoinmunes, etc. En la actualidad, se desconocen las causas concretas de esta patología. Permanece sin aclarar.

Los estudios más recientes han identificado la mutación del gen SOD1. Este gen codifica la enzima superóxido dismutasa, como posible causa. La alta incidencia de mielopatía degenerativa en razas específicas sugiere que existe una base genética para la enfermedad, por lo que el hallazgo de esta mutación puede conducir al descubrimiento del componente genético de esta patología.

Cabe señalar que la mutación en el gen SOD1 también está presente en personas con esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Esto ha llevado a que la mielopatía degenerativa se utilice como modelo animal para estudiar esta enfermedad humana.

Diagnóstico de mielopatía degenerativa en perros.

El diagnóstico de mielopatía degenerativa canina es complicado. El pruebas de diagnóstico Los estudios que habitualmente se requieren en patologías de la médula espinal (rayos X, resonancia magnética (MRI) y análisis del líquido cefalorraquídeo) no son útiles para detectar esta enfermedad.

Por este motivo, el diagnóstico de mielopatía degenerativa canina suele requerir:

  • Examinación neurológica: dependiendo del grado de degeneración de la médula espinal, se pueden detectar signos de neurona motora superior o signos de neurona motora inferior. Es característico que no haya dolor a la palpación de la columna.
  • prueba genética: actualmente está disponible una prueba genética capaz de detectar la mutación del gen SOD1. Sin embargo, hasta que se confirme la verdadera etiología de la enfermedad, esta prueba sólo debe ser indicativa.

Quizás te interese:  Mi Perro Se Comió Un Calcetín Pero Se Comporta Con Normalidad

En resumen, cuando el perro presenta síntomas de la enfermedad, se han descartado otras patologías de la columna y presenta la mutación del gen SOD1, se puede realizar un diagnóstico presuntivo de mielopatía degenerativa. No se puede llegar a un diagnóstico definitivo de mielopatía degenerativa canina con el animal vivo. Esto se debe a que su confirmación requiere una análisis histopatológico después de la muerte del animal.

Tratamiento de la mielopatía degenerativa en perros

Desafortunadamente, actualmente existe ningún tratamiento específico o curativo para mielopatía degenerativa. Actualmente se están realizando ensayos clínicos con inhibidores que previenen la acumulación de la mutación del gen SOD1. Con suerte, el resultado de estos ensayos será una terapia comercial para combatir la mielopatía degenerativa disponible en un futuro próximo.

Hasta que se puedan establecer mejores terapias, el único tratamiento disponible es el control de los síntomas. Uno de los pocos tratamientos eficaces que pueden alargar la esperanza de vida del perro es la fisioterapia canina. Programas de rehabilitación Se pueden utilizar ejercicios de movilización, estiramientos, masajes y electroestimulación muscular para mejorar la función y el bienestar. Aunque esta terapia no previene la degeneración de la médula espinal, sí ayuda en:

  • Controlando el dolor causada por la tensión o mala postura que adquiere el animal como consecuencia de la mielopatía degenerativa.
  • Detener la aparición de atrofia muscular (pérdida de masa muscular).
  • Estimulante de la sensibilidad de los músculos.
  • mantenimiento coordinación y balance.

Además, es importante tomar una serie de medidas para garantizar una calidad de vida aceptable en estos perros:

  • Comodidad: un lugar blando para acostarse es importante para prevenir las úlceras por presión, pero también debe ser firme para que puedan sentarse fácilmente.
  • calcetines para perros: para evitar la aparición de úlceras, en caso de que arrastren las patas al caminar.
  • Arneses: puede ser necesario el uso de un arnés para elevar las extremidades traseras o incluso el uso de sillas de ruedas específicas para perros. Este último puede utilizarse en casos de estadios más avanzados de la enfermedad.

Mielopatía degenerativa en perros - Causas, Síntomas y Tratamiento - Tratamiento de la mielopatía degenerativa en perros

Pronóstico de la mielopatía degenerativa en perros

El pronóstico de la mielopatía degenerativa canina es grave. Esto se debe a que es una enfermedad degenerativa que no tiene cura. Su progreso es relativamente rápido, lo que significa que un perro puede quedar parapléjico en un período de entre 6-12 meses.

Quizás te interese:  Mi Gato Tiene Manchas Negras en Los Labios Y La Nariz

Desafortunadamente, esto significa que la mayoría de los perros con mielopatía degenerativa deben ser sacrificado por el bien del bienestar animal. De lo contrario, el proceso degenerativo puede afectar el tronco del encéfalo, provocando trastornos neurológicos y provocando un gran sufrimiento al animal.

Aunque es un último recurso, la eutanasia puede ser la más trato humano si nuestro perro tiene mielopatía degenerativa. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre la eutanasia en perros para saber más.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Mielopatía degenerativa en perros: causas, síntomas y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría de Enfermedades neurológicas.

Bibliografía

  • Pellegrino, FC (2013). Mielopatía degenerativa: estado actual del conocimiento. Revisión bibliográfica. Un. Veterinario (Murcia), 29:63-86
  • Suraniti, AP, Gilardoni, LR, Mira, G., Fidanza, M., Guerrero, J., Marina, ML, Mundo, S., & Mercado, M. (2011). Mielopatía degenerativa canina: signos clínicos, diagnóstico y terapia.. Rev. Electrónico. Veterinario, 12(8)1-10.