Osteoartritis en Gatos: Causas, Síntomas Y Tratamiento

Especialmente en comparación con los perros, la artritis no es una condición que solemos asociar con los gatos. Los perros mayores, en particular, son más propensos a cojear, algo que es relativamente raro en los gatos. Sin embargo, la degeneración de las articulaciones y sus efectos asociados sobre el bienestar del animal sí afectan a los gatos. En Wiki Animales analizamos causas, síntomas y tratamiento de la osteoartritis en gatos. Sabiendo que esta enfermedad es incurable, entendemos cómo podemos controlar sus síntomas y hacer todo lo posible como cuidadores para mejorar la calidad de vida del felino.

¿Qué es la artrosis en gatos?

A medida que los gatos avanzan en edad, su organismo se verá afectado. Si bien esto variará según diferentes factores, el simple hecho cuando se trata de las articulaciones de un gato es que deteriorarse con el tiempo. Saltar desde una altura, representar el comportamiento de caza felino y el simple costo de caminar durante muchos años desgasta las articulaciones y hacen que funcionen peor. En concreto, el cartílago entre los huesos se desgasta provocando problemas de movilidad, molestias y dolor.

Este proceso conduce a la osteoartritis, es decir, la enfermedad inflamatoria de las articulaciones causada por el roce del cartílago y el hueso. Al ser una enfermedad degenerativa, se diagnostica con mayor frecuencia en gatos mayores. Puede ocurrir en gatos más jóvenes, pero generalmente solo cuando ya tienen problemas de salud que afectan sus articulaciones. El término «artritis» es un término general para la inflamación de las articulaciones, de la cual existen muchos tipos.

Tipos de artrosis en gatos

En cuanto a la artrosis felina, podemos categorizarla en dos tipos específicos:

  • Artrosis primaria: es el más común en gatos mayores. Su causa no está clara, pero la articulación no ha sufrido ningún traumatismo previo. Puede deberse a enfermedades articulares tanto inmunes como infecciosas.
  • Artrosis secundaria: a diferencia de la artrosis primaria, se debe a un traumatismo, a una sobrecarga articular crónica o a una deformación.

Causas de la osteoartritis en gatos

Existen varios factores y causas que pueden desencadenar o agravar la artrosis en gatos. Algunos de ellos pueden ocurrir de forma aislada, otros pueden agravar problemas articulares existentes que conducen a la osteoartritis. Incluyen:

  • Lesiones: los traumatismos provocados por caídas, accidentes de tráfico, peleas, etc. pueden provocar fracturas, luxaciones o cualquier otro daño que modifique la carga que soporta la articulación.
  • Edad: con el paso de los años se produce un desgaste de las articulaciones.
  • Genética: algunas razas felinas tienen mayor predisposición a padecer esta enfermedad. Los ejemplos incluyen las razas de gatos Scottish Fold, Abyssinian o Maine Coon.
  • Acromegalia: es una condición hormonal poco común que puede provocar osteoartritis.
  • Obesidad: aumenta la carga que tienen que soportar las articulaciones, agravando la artrosis. Las temperaturas frías también son un factor que empeora el malestar.

Síntomas de osteoartritis en gatos

Como se comentó en la introducción, no solemos asociar a los gatos con la osteoartritis. Una razón de esta falsa percepción es que los gatos son muy buenos ocultando su dolor y malestar. Es posible que padezcan una enfermedad degenerativa de las articulaciones, pero no lo notaremos hasta que haya progresado significativamente. Además, dado que la enfermedad es progresiva, se le da tiempo al gato para encontrar formas de adaptar sus movimientos y comportamiento. El resultado es que La osteoartritis está infradiagnosticada en gatos.algo que reafirma la necesidad de realizar controles veterinarios periódicos.

Quizás te interese:  ¿Se Puede Utilizar Bepanthen en Perros?

El principal signo clínico de la osteoartritis en gatos es el dolor crónico. El dolor será específico de la zona de la articulación afectada, normalmente el codo y la cadera. Es difícil detectar signos de dolor en los gatos, ya que no suelen vocalizarlo a menos que sea muy agudo. Por lo general, mostrarán dolor adoptando pequeños cambios en su vida como no subir a lugares altos, evitar saltos largos, pasar más tiempo descansando o incluso descuidar el aseo en zonas de difícil acceso. Cojera y cojera No son síntomas comunes de osteoartritis en gatos.(1).

Algunos cambios que podemos notar se atribuyen a la edad del gato, que ignoramos bajo el supuesto de que son normales. En consecuencia, a menudo se les deja sin tratar. Los siguientes son los signos más comunes de osteoartritis en gatos:

  • Rechazo al contacto físico y a las interacciones (a veces de forma agresiva)
  • Pérdida de apetito
  • Rigidez en las articulaciones
  • Cojera (raramente)
  • Disminución de los niveles de actividad.
  • Pérdida de masa corporal
  • Eliminación de orina y heces fuera de la caja de arena.

La razón por la que un gato puede orinar o defecar fuera de su caja de arena suele deberse a problemas para entrar. Como les duele acceder a la caja de arena o no tienen energía para hacerlo, es posible que eliminar inapropiadamente en la casa.

Diagnóstico de artrosis en gatos

Los síntomas de la osteoartritis en gatos que mencionamos anteriormente también son compatibles con otras enfermedades. Si detectamos alguno de estos cambios debemos acudir a un veterinario. Es el veterinario quien puede examinar al gato, tomar las anamnesia (historial médico) y realizar las pruebas diagnósticas necesarias. Al ser examinado físicamente, es común que el animal muestre malestar o resistencia a la palpación de las articulaciones afectadas.

Quizás te interese:  Leucopenia en Perros: Recuento Bajo De Glóbulos Blancos

Lo ideal es que podamos registrar los movimientos y comportamientos del gato en casa para que el veterinario pueda valorar mejor su movilidad. Esto es especialmente importante si el gato tiene demasiado miedo para moverse en la clínica veterinaria. El examen físico puede ser suficiente para diagnosticar la osteoartritis, pero el veterinario puede requerir una ultrasonido o radiografías para confirmar el diagnóstico. Estos pueden mostrar con más detalle el daño que afecta a la articulación.

Como la artrosis es una enfermedad común en gatos mayores, también se recomienda que se realicen pruebas para descartar la presencia de otras enfermedades. Estos también pueden proporcionar información sobre el estado general del animal, lo cual también es importante cuando prescribir medicamentos.

Artrosis en gatos - Causas, Síntomas y Tratamiento - Diagnóstico de la artrosis en gatos

Tratamiento de la osteoartritis en gatos

La osteoartritis es una enfermedad que no tiene cura. El objetivo del tratamiento es aliviar el dolor que experimenta el gato e intentar retrasar al máximo el progreso de la degeneración. El tratamiento es multimodal, es decir, combina diferentes fármacos y medidas. Los AINE como el carprofeno para gatos se pueden utilizar para aliviar el dolor y reducir la inflamación. Estos medicamentos sólo pueden tomarse bajo prescripción médica de un veterinario cualificado para evitar contraindicaciones y efectos secundarios.

Es muy importante adaptar el hogar a las nuevas necesidades de un gato con artrosis. Por ejemplo, debemos asegurarnos de proporcionar una caja de arena a la que puedan acceder fácilmente. Necesitamos arreglar los muebles para que aún puedan acceder a sus lugares altos favoritos. También tenemos que controlar su dieta para mantener la gato en su peso ideal o para ayudarles a perder los kilos de más. De esta forma evitamos sobrecargar las articulaciones ya dañadas.

Se pueden administrar suplementos, como glucosamina y sulfato de condroitina. Estos protegen el cartílago o utilizan ácidos grasos esenciales para reducir la inflamación. Hay algunas terapias que puede ofrecerle su veterinario y que puede ayudar a aliviar su dolor y mejorar su calidad de vida. Estos pueden incluir algún tipo de fisioterapia, así como masajes para ayudar a relajar al felino.

Quizás te interese:  Mi Gato Sigue Orinando en Mi Ropa

Remedios caseros para la artrosis en gatos

Así como no existen curas veterinarias para esta afección, tampoco existen remedios caseros que curen la osteoartritis en gatos. Si le dicen que existe un remedio natural que tratará la osteoartritis de una vez por todas, no es cierto. Sin embargo, hay ciertas cosas que podemos hacer en casa para mejorar su calidad de vida a los que podemos referirnos como remedios caseros. Incluyen:

  • Ofreciendo camas suaves y confortables, dispuestas en lugares cálidos y sin corrientes de aire.
  • Asegurándonos de que puedan acceder fácilmente a todos sus recursos, como camas, comederos o la caja de arena. Si es necesario, pon escalones o cualquier otro objeto que ayude al gato a subir y bajar.
  • Quitar las puertas de las cajas de arena o incluso de una puerta para gatos para facilitar el acceso.
  • Cambiar a una arena fina ya que es mejor para sus patas.
  • Cuidando el mantenimiento de su higiene con cepillado frecuente, limpieza localizada, corte de uñas, etc.

Eche un vistazo a nuestro artículo relacionado para comprender algunos de los otros tratamientos utilizados para los diferentes tipos de artritis en gatos.

Artrosis en gatos - Causas, Síntomas y Tratamiento - Remedios caseros para la artrosis en gatos

¿Cuánto vive un gato con artrosis?

Osteoartritis no afecta la esperanza de vida de gatos, ya que no es una enfermedad mortal. Esto significa que los gatos pueden vivir años con osteoartritis. A medida que transcurre el tiempo, el daño articular será mayor, lo que también aumentará el dolor. Por eso nuestra atención debe centrarse en que el gato sienta el menor dolor posible. En algunos casos, puede resultar demasiado difícil controlar el dolor del gato y la eutanasia puede ser el mejor curso de acción para prevenir el sufrimiento.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Osteoartritis en gatos: causas, síntomas y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría de Enfermedades degenerativas.

Referencias

1. Clarke, SP y Bennett, D. (2006). Artrosis felina: un estudio prospectivo de 28 casos. J Pequeña práctica de animación., 47(8)439-435.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16911111/

Bibliografía

  • Villagrasa, M. 2016. Osteoartritis en gatos. Ateuves, 3438-39.