Problemas en Las Patas Del Perro: Causas, Síntomas Y Tratamiento

Es difícil exagerar la importancia del cuidado adecuado de los pies de nuestros perros. La piel de la zona plantar del almohadillas para las patas es a la vez resistente y sensible. A medida que los perros se mueven, sus patas entran en contacto con el suelo, que puede ser de diversas texturas y materiales. La almohadilla de la pata está formada por tejido graso cubierto por una gruesa capa de piel que a su vez está cubierta por una capa de piel queratinizada. Esta piel endurecida ayuda a proteger las patas del contacto con el suelo, mientras que el tejido graso actúa como amortiguación. Si bien la naturaleza ha diseñado las patas del perro para que funcionen increíblemente bien, todavía son vulnerables a enfermedades y otros problemas.

En Wiki Animales analizamos las afecciones más comunes que afectan a las patas de los perros con nuestra lista de 7 problemas con las patas del perro. Analizamos las causas, los síntomas y el tratamiento de estos diversos problemas y vemos lo que usted hace para evitar que sucedan en primer lugar.

Traumatismo en la pata del perro

Como las patas del perro están en contacto casi continuamente con diversas superficies, el riesgo de sufrir un trauma físico siempre está presente. Si bien podemos gestionar mejor el ambiente interior de nuestro hogar, no podemos hacer lo mismo con los espacios públicos y otros ambientes exteriores. Cuando pasear a nuestro perrodebemos tener especial cuidado con las siguientes posibles lesiones:

  • quemaduras: tanto por agentes físicos como químicos. En verano, la temperatura del suelo puede llegar a ser muy alta. Esto es especialmente cierto en países con climas cálidos. El asfalto, el asfalto y otro tipo de superficies pueden calentarse tanto que queman las patas de nuestro perro. Cuando el suelo se congela durante el invierno, esto también puede provocar quemaduras en las patas del perro. Los agentes químicos y sustancias corrosivas derramadas al suelo también pueden provocar quemaduras en la piel.
  • Cortes y heridas: es deprimente común encontrarnos con diversos objetos punzantes que pueden cortar las patas de nuestro perro cuando camina al aire libre. Los entornos urbanos suelen ser los más propensos a presentar peligros como cristales rotos, agujas, alambres afilados y muchos otros materiales que pueden provocar laceraciones. Dado que a menudo se encuentran en zonas antihigiénicas, estos cortes también corren el riesgo de sufrir una infección secundaria.

  • Abrasiones y úlceras: caminar sobre suelos muy abrasivos, como asfalto, cemento o incluso arena en la playa, puede provocar la aparición de abrasiones en las patas del perro. Al igual que con las laceraciones, estos problemas en las patas de los perros también pueden infectarse y ulcerarse.

Obtenga más información sobre la estructura de las patas de un perro con nuestro artículo sobre la anatomía de las almohadillas de las patas de los perros.

Quizás te interese:  Mi Perro Se Contrae Mientras Está Acostado

Hiperqueratosis plantar

El siguiente de los problemas de las patas de nuestros perros está relacionado con el tejido queratinizado de las almohadillas de las patas. hiperqueratosis Es un proceso que provoca el engrosamiento y endurecimiento de este tejido provocado por el exceso de queratina. También veremos cómo las almohadillas de las patas del perro se secan y se agrietan. Esto puede ocurrir en otras áreas del cuerpo, pero cuando se trata de un problema de las almohadillas de las patas del perro, se conoce como hiperqueratosis plantar.

La hiperqueratosis plantar en perros puede aparecer por varios motivos, siendo los más frecuentes:

  • Enfermedades infecciosas/parasitarias: como la leishmaniasis o el moquillo canino.
  • Enfermedades hereditarias: como la hiperqueratosis familiar de las almohadillas plantares.
  • Enfermedades autoinmunes: como el pénfigo foliáceo en perros.
  • Deficiencia dietética: comúnmente debido a la deficiencia de zinc.
  • síndrome hepatocutáneo: degeneración de las células de la piel debido a una disfunción hepática.

En cualquiera de estos casos, es habitual que aparezca también hiperqueratosis en la zona trufa de la nariz del perro.

Dermatitis de contacto

La dermatitis de contacto en perros es una reacción alérgica que ocurre cuando la piel entra en contacto con un alérgeno al que el animal es sensible. Cuando la dermatitis de contacto se produce en las almohadillas de las patas del perro, suele ser provocada por uno de los siguientes motivos:

  • quimicos: como productos de limpieza, barnices, etc.
  • Alérgenos ambientales: como hierba, tierra u otros materiales naturales.

Tras el contacto con el material que desencadena la reacción de hipersensibilidad, se produce un enrojecimiento de las almohadillas de las patas y de la zona interdigital. Esto puede evolucionar hacia la formación de lesiones erosivas y hemorrágicas.

Conoce más sobre los diferentes tipos de inflamación de la piel con nuestro artículo sobre dermatitis atópica en perros.

Problemas en las patas del perro - Causas, síntomas y tratamiento - Dermatitis de contacto

vasculitis cutánea

El término vasculitis se refiere a una proceso inflamatorio de los vasos sanguíneos. Si bien puede ser una patología primaria, generalmente ocurre secundaria a otras condiciones médicas como:

  • Infecciones
  • Neoplasias
  • Reacciones adversas a las drogas.

Las vasculitis cutáneas en perros se refieren a aquellas que afectan a la piel, entre las que se pueden incluir las almohadillas plantares de las patas. Suelen provocar ulceración de las patas. La presencia de aflesión ulcerosa local en el centro de la almohadilla es muy indicativo de vasculitis, aunque existen otras razones para las úlceras en la piel de un perro.

Colas de zorra

La presencia de colas de zorro coincide con la llegada de la primavera. Un tipo de diáspora, las colas de zorro son vainas de semillas en forma de flecha que tienen puntas afiladas. espiguillas alrededor de su borde conocidos como aristas. El propósito de estas púas es engancharse al pelaje de los animales que pasan para que puedan dispersarse en otras áreas. Desafortunadamente, son muy afilados y pueden causar lesiones traumáticas en la piel, incluidas las de las almohadillas. Es uno de los motivos más habituales por los que los perros acuden al veterinario en primavera.

Quizás te interese:  Azotemia en Gatos – Tipos, Síntomas Y Tratamiento

Las púas son capaces de penetrar la piel de las almohadillas. Las púas pueden provocar úlceras e infecciones que drenan al exterior formando fístulas. Obtenga más información sobre el tratamiento y la prevención de este problema en las patas de los perros con nuestra guía sobre colas de zorro en perros.

vitíligo plantar

El vitíligo en perros es una enfermedad genética en la que existe un defecto en la producción de melanocitos o en la síntesis de melanina. El resultado es la falta de pigmentación de la piel en ciertas áreas, incluidas las almohadillas de las patas. Este síntoma es meramente estético, ya que su aparición no afecta al bienestar ni a la calidad de vida del animal.

Cabe mencionar que el vitiligo es un trastorno que puede afectar diferentes partes del cuerpo. En concreto, cuando afecta a las almohadillas plantares se denomina vitíligo plantar.

Síndrome uveodermatológico

El síndrome uveodermatológico es una enfermedad inmunomediada que provoca alteraciones oftalmológicas y cutáneas. En concreto, se trata de una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca al propio organismo. melanocitos (células responsables de la síntesis de melanina).

A nivel dermatológico provoca despigmentación y erosión de la piel. en diferentes regiones del cuerpo del perro. Esto puede incluir las almohadillas para las patas. A diferencia del vitiligo, este síndrome puede causar dolor y otros síntomas que requieren tratamiento o manejo de los síntomas.

Cómo prevenir problemas en las patas de los perros

Aunque las pastillas son estructuras muy resistentes, están sometidas a una abrasión continua debido al rozamiento contra la superficie del suelo. Es vital que prestemos atención a los siguientes aspectos del cuidado del perro para evitar problemas en las patas:

  • Evite terrenos muy calientes o muy fríos: como hemos visto, el suelo excesivamente caliente o frío puede provocar importantes quemaduras en las almohadillas de las patas del perro. Por este motivo, sólo debemos sacar al perro a pasear al aire libre durante las horas más frescas del día o después de que se haya puesto el sol. En invierno o climas fríos, podemos proteger las patas del perro con el uso de raquetas de nieve especiales para perros. También se pueden utilizar otros tipos de calzado canino para proteger las patas del perro del suelo excesivamente caliente o frío. Conoce más con nuestro artículo sobre el cuidado de perros en verano.
  • Caminar en lugares seguros: durante los paseos, es importante prestar atención a la posible presencia de elementos punzantes o punzantes (como vidrios, alambres, clavos, etc.). Evite zonas donde se encuentren frecuentemente este tipo de objetos y opte por zonas más seguras para caminar.
  • Evite terrenos muy abrasivos: para mantener sanas las almohadillas del perro, los paseos deben realizarse preferentemente sobre suelos blandos, hierba o césped. En la medida de lo posible se deben evitar superficies abrasivas como asfalto, asfalto o terrenos pedregosos.
  • Mantenga las almohadillas secas: cuando las almohadillas de las patas del perro están sumergidas en agua durante demasiado tiempo, se vuelven blandas y pueden erosionarse más fácilmente al frotar contra el suelo. Es importante secar las almohadillas después de caminatas en clima húmedo o si han estado en cuerpos de agua. Del mismo modo, cuando bañemos o aseemos a nuestro perro, debemos reducir al máximo el tiempo que permanece sumergido y secarle las patas inmediatamente.
  • Evite las áreas con colas de zorro: con la llegada del buen tiempo conviene evitar zonas con plantaciones de cereales para evitar problemas asociados a las colas de zorro.

Quizás te interese:  Mi Perro Respira Con Dificultad Mientras Descansa

Con estas consideraciones en mente, no debería necesitar agregar ningún tungüentos ópicos para mantener sanas las almohadillas de sus patas. Al igual que los humanos, hay algunos perros que pueden ser propensos a tener la piel seca. Cuando esto provoca que la piel de las almohadillas de las patas se seque y se agriete, existen ciertas lociones que se pueden usar para mantener su integridad. Habla con tu veterinario sobre cómo hidratar la piel de tu perro y qué productos son mejores para él.

Siempre que detectes alguno de los síntomas descritos a lo largo de este artículo, no dudes en acudir a tu clínica veterinaria lo antes posible. Ellos son los que mejor pueden diagnosticar el problema e iniciar el tratamiento adecuado. Es posible que pueda brindar primeros auxilios, como puede ver en nuestro artículo sobre el tratamiento de las lesiones en las almohadillas de las patas de los perros.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Problemas en las patas del perro: causas, síntomas y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría Problemas de la piel.

Bibliografía

  • Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales. (2013). Problemas dermatológicos.
  • Lee, T., Ihrke, P., Walder, E. y Affolter, V. (2008). Enfermedades de la piel del perro y del gato. Diagnóstico clínico e histopatológico. Blackwell.