Salmón Atlántico

El salmón del Atlántico es un pez de la familia Salmonidae. Sus parientes más cercanos incluyen un número de diferentes especies de trucha y char. Estos peces también comparten la familia Salmonidae con varias especies diferentes de salmones, peces blancos y tímalos

Nombre científico Orden Familia Filo
Salmo salar

Vídeo de Salmón Atlántico

Descripción del Salmón del Atlántico

Esta especie no sufre los mismos cambios drásticos durante el desove que algunas otras especies de salmón. La coloración de los machos se vuelve ligeramente más vibrante, pero no en la misma medida que la de las especies de salmón del Pacífico.

Estos peces alcanzan tamaños bastante grandes. Típicamente miden alrededor de 76 centímetros de largo y pesan alrededor de 4.5kg más o menos. Sin embargo, los especímenes excepcionalmente grandes pueden llegar a ser mucho más grandes. El poseedor del récord mundial medía 2 metros de largo y pesaba más de 45 kilogramos.

Datos interesantes sobre el Salmón del Atlántico

Esta especie en un interesante e importante pez. Aprende más sobre lo que los hace únicos, abajo.

Anádromos – Como la mayoría de las especies de salmón, y muchos miembros de la familia Salmonidae, estos peces tienen ciclos de vida anádromos. Las crías eclosionan en agua dulce, migran a agua salada para su vida adulta y desovan en arroyos de agua dulce.

Instinto de búsqueda – Las diferentes especies de salmón tienen diferentes niveles de instinto de búsqueda. Esta especie en particular típicamente regresa exactamente al mismo arroyo o riachuelo donde nacieron. Los investigadores no están totalmente seguros de cómo logran esta migración precisa.

Smoltificación – Cuando los peces jóvenes eclosionan en agua dulce, permanecen allí durante varios años mientras crecen. Cuando alcanzan unos 15 centímetros de largo, se someten a la smoltificación. Durante este proceso, los peces jóvenes cambian de color y sus cuerpos se preparan para pasar del agua dulce al agua salada.

Sin salida al mar – Algunas poblaciones de esta especie nunca abandonan los hábitats de agua dulce. Estas poblaciones habitan en regiones sin litoral que no tienen acceso al agua salada.

Hábitat del Salmón del Atlántico

La gran mayoría de los individuos de esta especie muestran un comportamiento anádromo. Los peces eclosionan en hábitats de agua dulce, y permanecen en arroyos, riachuelos, ríos y estuarios mientras crecen.

Cuando alcanzan un tamaño suficientemente grande, migran al océano y habitan en las vías fluviales costeras. Algunas poblaciones migran largas distancias hacia el océano abierto.

Distribución del Salmón del Atlántico

Puedes encontrar esta especie en el norte del Océano Atlántico. Su área de distribución se extiende desde la costa del norte de los Estados Unidos hasta Groenlandia, pasando por Canadá. Desde allí, su rango se extiende a través de la costa de Europa hasta el norte de Rusia. También se encuentran en hábitats de agua dulce en el interior del país.

Dieta del Salmón del Atlántico

Como ocurre con gran parte de las otras especies de Salmonidae, la dieta de este pez varía en función de la edad y el tamaño del individuo. Los alevines y juveniles más pequeños se alimentan principalmente de invertebrados. Su dieta consiste principalmente en plancton, larvas de insectos, huevos de peces, insectos, gusanos y presas similares.

Los adultos cazan principalmente peces más pequeños. Algunas presas comunes son las alevías, el capelán, el eperlano, el bacalao, el arenque, la caballa, la lanza de arena y otros.

El Salmón del Atlántico y la interacción humana

Los humanos han utilizado esta especie para la pesca recreativa y comercial durante muchos años. La presión de la sobrepesca ha llevado históricamente a las poblaciones de este pez al borde de la extinción.

Aunque la UICN clasifica a esta especie como de Preocupación Menor, las poblaciones de este pez han disminuido más allá de su punto más bajo en la historia registrada.

La actividad humana, como la construcción de presas, la sobrepesca, la destrucción del hábitat y la contaminación, han hecho que el número de esta especie disminuya. Por esta razón, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. clasifica a esta especie como En Peligro.

Domesticación del Salmón del Atlántico

Los humanos no han domesticado esta especie de ninguna manera.

¿El Salmón del Atlántico es una buena mascota?

No, este salmón no es una buena mascota. Alcanza longitudes demasiado grandes para alojarse cómodamente en un acuario casero.

Cuidado del Salmón del Atlántico

Algunos acuarios mantienen sus peces para ayudar a educar a sus huéspedes sobre la difícil situación de esta especie y los peligros de la sobrepesca y la contaminación. Los salmones de sus colecciones son incubados en cautiverio, no se toman de las poblaciones silvestres. Alimentan a la especie con una dieta de peces, calamares, camarones y otros invertebrados.

Comportamiento del Salmón del Atlántico

Estos peces tienen diferentes comportamientos en diferentes etapas de sus vidas. Nacen en hábitats de agua dulce y viven en cardúmenes mientras se alimentan y crecen.

Después de unos años, los peces se trasladan al océano, y pasan varios años alimentándose en el mar. Cuando llega el momento de desovar, los peces regresan al arroyo o al riachuelo donde nacieron, y perecen poco después de reproducirse.

Reproducción del Salmón del Atlántico

Después de migrar a los arroyos en los que nacieron, o arroyos natales, los peces hembra encuentran un lugar adecuado para poner sus huevos. Ella cava un nido poco profundo, conocido como «Red», en la grava del arroyo. Luego, ella pone sus huevos en el nido, el macho los fertiliza, y los entierra con grava. Repiten este proceso varias veces.

Busca un animal

Animales más buscados