Tobramicina Para Perros: Usos, Dosis Y Efectos Secundarios

tobramicina es un antibiótico que es un tipo de aminoglucósido. Esto significa que contiene aminoácidos como parte de su estructura. Se vende bajo varias marcas, siendo Tobrex una de las más comunes. Si bien es un antibiótico de amplio espectro y está en la Lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, su uso principal en perros es el tratamiento de infecciones oftálmicas. Por este motivo, se administra más comúnmente a los perros en forma de colirio.

En Wiki Animales entendemos mejor tobramicina para perros. Analizamos los usos, la dosis y los efectos secundarios del antibiótico, así como las posibles contraindicaciones de Tobrex.

¿Qué es la tobramicina?

Como se indicó en la introducción, la tobramicina es un tipo de antibiótico aminoglucósido. Al ser aminoglucósido, es un medicamento antibacteriano gramnegativo que inhibe la síntesis de proteínas. Los aminoglucósidos no pueden ser absorbidos por el tracto gastrointestinal. Si bien la tobramicina se puede administrar por vía intravenosa, se usa más comúnmente por vía oftálmica en forma de gotas para los ojos.

La tobramicina es un fármaco que se comercializa para uso humano. Sin embargo, se prescribe con frecuencia en medicina veterinaria. Esto es gracias al uso de la 'prescripción en cascada'. Es cuando se prescribe un medicamento que no está autorizado para una especie animal concreta porque puede cubrir necesidades terapéuticas. A pesar de no aprobado por la FDA para uso veterinario, la Asociación Americana de Medicina Veterinaria ha mencionado su uso en aplicaciones animales(1).

Tobrex no es el único nombre comercial de medicamentos que tienen tobramicina como ingrediente activo. Otros incluyen Nebcin, Tobi y tobradex. Este último es un fármaco combinado que también contiene dexametasona, lo que proporciona un efecto antiinflamatorio adicional.

¿Para qué se utiliza la tobramicina en perros?

Tobrex se utiliza para tratar infecciones bacterianas superficiales del ojo causadas por bacterias sensibles a la tobramicina. La tobramicina es un antibiótico de amplio espectro Pertenece a la familia de los aminoglucósidos. Es un antibiótico bactericida que resulta eficaz en el tratamiento de ambas infecciones provocadas por bacterias grampositivas. Estas bacterias incluyen Staphylococcus aureus, Streptococcus spp., Corynebacterium o Bacilo. También puede tratar infecciones causadas por bacterias gramnegativas como Pseudomonas, Klebsiella, Moraxella, E. coli o Proteo.

Quizás te interese:  Mi Gato Tiene Dientes Amarillos

¿Se puede utilizar tobramicina en perros sin receta veterinaria?

Nunca debes darle a tu perro medicamentos para humanos sin instrucciones específicas del veterinario. Si bien se considera segura, la tobramicina es un antibiótico potente y solo se puede comprar con receta médica. Es no es un medicamento de venta libre. La tobramicina sólo se usa para tratar ciertos tipos de bacterias. Incluso si sabe que su perro tiene una infección bacteriana, será necesario que el veterinario determine el tipo y las opciones de tratamiento posteriores.

Usos de la tobramicina para perros

Como mencionamos en el apartado anterior, la tobramicina se usa para tratar infecciones bacterianas superficiales del ojo. En concreto, se utiliza como terapia en las siguientes patologías oculares:

  • Conjuntivitis de tipo bacteriano: generalmente, las conjuntivitis bacterianas en perros son procesos secundarios a otros trastornos, como traumatismos (por peleas, rasguños, etc.), alteraciones palpebrales (como entropión, ectropión o blefaritis) u otros tipos de conjuntivitis en perros. En condiciones normales, el ojo cuenta con una microbiota formada por microorganismos que no provocan ninguna alteración ocular. Cuando se produce un desequilibrio en el sistema defensivo del ojo debido a alguna de las alteraciones que hemos descrito, se produce una proliferación y sobrecrecimiento bacteriano que da lugar a la infección. Los géneros bacterianos más frecuentemente implicados en la conjuntivitis canina son Estafilococo y Estreptococo, que son sensibles a la acción de la tobramicina.
  • Otras infecciones oculares externas: incluyendo queratitis, queratoconjuntivitis o blefaritis causadas por bacterias sensibles a la acción de la tobramicina.
  • Úlceras corneales: aunque no haya infección por la úlcera corneal del perro, es importante administrar un antibiótico a través del ojo para prevenir posibles infecciones y favorecer la curación. En el caso de úlceras complicadas, es fundamental instaurar un tratamiento antibiótico específico, ya que esto demuestra que ya existe una infección.
  • Profilaxis pre y posquirúrgica: al ser un antibiótico de amplio espectro, también puede usarse para prevenir infecciones oculares antes y después de cirugías oftálmicas. Las cirugías pueden provocar sangrado ocular, algo sobre lo que puedes aprender más con nuestro artículo sobre por qué un perro tiene sangre en el ojo.

Dosis de tobramicina para perros

La tobramicina se encuentra en varios medicamentos, pero las aplicaciones para perros generalmente se venden en las siguientes preparaciones:

  • Gotas para los ojos
  • Ungüento

Quizás te interese:  Seroma en Perros – Tratamiento Posquirúrgico

En medicina veterinaria, la tobramicina generalmente se prescribe en forma de colirio, ya que su aplicación es más sencilla. En concreto, la dosis del colirio de tobramicina para perros es la siguiente:

  • En infecciones moderadas: Se deben administrar 1 o 2 gotas en el ojo afectado cada 4-6 horas durante las primeras 24-48 horas. Posteriormente se deberá reducir la frecuencia de aplicación según la respuesta al tratamiento a una frecuencia no inferior a 2 gotas cada 8 horas. El tratamiento debe durar al menos 5 días.
  • En infecciones oftálmicas graves.: Se deben administrar 2 gotas en el ojo afectado cada hora hasta lograr una mejoría evidente, continuando luego con 2 gotas cada 3 o 4 horas. El tratamiento debe prolongarse por al menos 7 días.

Hay que tener en cuenta que tanto la dosis como la frecuencia de administración que hemos indicado son sólo una referencia. El veterinario que establezca el tratamiento podrá ajustar la dosis según el criterio médico específico del perro.

Tobramicina para perros - Usos, dosis y efectos secundarios - Dosis de tobramicina para perros

Efectos secundarios de la tobramicina para perros

La absorción sistémica de tobramicina después de la administración oftálmica es baja. En otras palabras, el fármaco ejerce su efecto a nivel ocular pasando poco a la sangre y distribuyéndose por todo el cuerpo. Esto significa que el efectos secundarios asociados con la administración de este medicamento son principalmente locales:

  • Hiperemia ocular (enrojecimiento de la conjuntiva ocular)
  • queratitis
  • Edema conjuntival (acumulación de líquido)
  • Edema del párpado
  • Eritema (enrojecimiento) del párpado
  • Trastornos de la piel como dermatitis, urticaria, prurito (picazón)

Contraindicaciones de la tobramicina para perros.

Aunque es un fármaco seguro cuando se aplica oftálmicamente, hay determinadas situaciones en las que la administración de Tobrex puede resultar contraproducente. Aquí vemos las principales contraindicaciones de la tobramicina para perros:

  • Alergia a la tobramicina o a alguno de los excipientes del fármaco.
  • Infecciones virales o fúngicas del ojo.
  • Aunque la absorción sistémica del fármaco es baja, algunos estudios en animales han demostrado toxicidad reproductiva asociada con el uso de tobramicina. Por esta razón, este medicamento sólo debe prescribirse en perras embarazadas después de una correcta evaluación riesgo/beneficio.
  • Cuando el animal está recibiendo tratamiento sistémico. tratamiento con otros aminoglucósidos (ya sea por vía oral o parenteral), se recomienda precaución. La administración conjunta de tobramicina puede potenciar la aparición de efectos adversos graves (como neurotoxicidad, ototoxicidad o nefrotoxicidad).

Quizás te interese:  Fiebre en Conejos: Síntomas, Causas Y Tratamiento

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Tobramicina para perros: usos, dosis y efectos secundarios te recomendamos visitar nuestra categoría de Medicina.

Referencias

1. AVMA. (Dakota del Norte). Uso de antimicrobianos en la práctica veterinaria. Obtenido de:
https://www.avma.org/resources-tools/one-health/antimicrobiano-use-and-antimicrobiano-resistance/antimicrobiano-use-veterinary-practice

Bibliografía

  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Ficha técnica: Tobrex 3 mg/ml colirio en solución. Recuperado de: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/57594/FT_57594.html#4-3-contraindicaciones
  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Ficha técnica: Tobrex pomada oftálmica 3 mg/g pomada oftálmica. Recuperado de: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/57593/FT_57593.html