Información Sobre La Raza Komondor: Hechos, Rasgos, Imágenes Y Más

El Komondor, también conocido como perro pastor húngaro, es uno de los perros de aspecto más distintivo del planeta, gracias a sus largas rastas blancas. Pero hay más en este cachorro que sus rastas. Son guardianes del rebaño húngaro poderosos y protectores. También son súper dulces, afectuosos y cariñosos con sus familias, lo que les valió un primer lugar como compañero canino familiar.

El Komondor no es la mejor opción para familias que buscan una mascota tranquila y de bajo mantenimiento. Este perro es terco e independiente, lo que hace que sea difícil entrenarlo. También son muy protectores, por lo que necesitan un cuidador fuerte que pueda hacerse cargo. No a todos los Kom les gustan otros perros, lo que hace que esta raza no sea adecuada para un hogar con varios perros. Pero para la familia adecuada, ofrecen la máxima lealtad y mucha diversión, y son perros adecuados para perros.

En esta guía de la raza Komondor analizamos su historia y cómo ésta afecta a su personalidad, así como a su pelaje y cómo cuidarlo. No necesitas un cepillo, sólo muchas toallas, un ventilador de suelo y mucha paciencia. Además, exploramos sus necesidades, su salud y, lo más importante, qué tipo de familia y hogar buscan.

Historia

Aunque este cachorro está vinculado a Hungría, son originarios de China, al este del río Amarillo, y descienden de los perros tibetanos. Komondor se traduce como «perro de los cumanos» y se registró por escrito por primera vez a mediados del siglo XVI. Los cumanos eran expertos en criar ganado con sus perros, hasta el punto de que otras tribus los capturaron para entrenar a sus caballos y perros y cuidar su ganado.

Estos expertos en ganadería necesitaban un canino grande, robusto y robusto para proteger a sus animales de los depredadores. También necesitaban un perro con un pelaje protector que pudiera integrarse perfectamente en el rebaño de ovejas y protegerlas de los depredadores. Como resultado, desarrollaron el antepasado del Komondor que conocemos y amamos hoy, y comúnmente se les llama perro pastor húngaro. Los cumanos dependían tanto de sus perros que los consideraban sagrados.

A pesar de muchos cambios sociales desde la era de Cuman, lo que no ha cambiado es Komondor. El American Kennel Club (AKC) los reconoció oficialmente en 1937. Son perros raros en Estados Unidos, pero su popularidad ha aumentado recientemente. Hay tres tipos de perros pastores húngaros: Kom, Puli y Pumi. El Puli es la raza de perro pastor húngaro más antigua y se parece mucho al Komondor, pero aproximadamente un tercio del tamaño.

Temperamento

Komondor cara de cerca
El Komondor es un guardián del rebaño, no un pastor.

Puede esperar que lo traten a usted y a su familia con la misma protección. Son muy cariñosos con sus seres queridos y, a pesar de su tamaño, siempre están buscando subirse al sofá contigo para acurrucarte. Son juguetones y cómicos en casa con su familia a puerta cerrada. que es un lado que la mayoría de la gente no ve en público.

Los koms son distantes con los extraños y los vigilan a distancia. asegurando que sus humanos estén siempre seguros. Tienen un ladrido fuerte que muestra sus habilidades de perro guardián. Aunque los Koms no buscan pelea, protegerán su hogar y su familia con su vida si es necesario. Son valientes frente a depredadores como lobos y coyotes, lo que puede resultar útil en determinadas zonas. Son leales a sus familias y no se alejan mucho.

Los komondors no son particularmente sociables con otros perros, por lo que no son una buena elección para las familias que buscan agregar otro canino a su familia más adelante. También significa que debes tener cuidado al caminar en público porque en cualquier momento podría sentir una aversión repentina hacia un perro. Con un entrenamiento adecuado y constante, los Koms son generalmente perros educados, pero no esperes que sean muy sociables en el parque para perros.

Tamaño y apariencia

El Komondor es una raza de perro de tamaño grande a gigante. Las hembras suelen medir 25,5 pulgadas o más y pesar 80 libras o más. Los machos pueden ser mucho más grandes, midiendo 27,5 pulgadas o más. Por lo general, pesan más de 100 libras, tienen una estructura ósea pesada y mucho músculo. Los Kom tienen cabezas grandes y, a través de su pelaje, apenas se pueden ver sus ojos almendrados de tamaño mediano y su sonrisa descarada.

Quizás te interese:  Esperanza De Vida De Pitbull: ¿Cuánto Tiempo Viven Los Pitties?

Si desea mostrar su Kom en el ring de exhibición, debe estar lo más cerca posible de las pautas estándar de la raza Komondor. Aquí podrás encontrar las pautas sobre su apariencia y lo que se prefiere, se falla o se descalifica. Estas reglas no son importantes si buscas un compañero de familia. En cambio, una personalidad completa y leal es más importante.

Abrigo y colores

Abrigo Komondor en dos colores Colores sentado afuera
El Komondor suele ser el primer perro que viene a la mente cuando alguien habla de perros con apariencia de fregonas.

El pelaje de un cachorro es bastante suave, denso y lanoso. Su pelaje se acumula en la base entre los 8 y 12 meses de edad, lo que se denomina «chapado». Estos mechones son causados ​​por los pelos largos, ásperos y ondulados que gradualmente se tensan alrededor de la capa interna más suave, convirtiéndose en cordones.

Los cordones crecen lentamente y, con el paso de los años, adquieren el vuelo y la longitud del pelaje de un adulto. Los cordones son pesados ​​y parecidos al fieltro. Los koms cuyo pelaje no se cuerda naturalmente a los dos años de edad quedan descalificados del ring de conformación. En la raza existen pelajes lisos y sedosos, pero son raros y un defecto. El pelaje de un Kom siempre es blanco, aunque a menudo parece blanquecino, o al menos no blanco brillante como lo hacen los perros cepillados.

Ejercicio y condiciones de vida

Komondor corriendo afuera en la hierba
Intente realizar unos 30 minutos de ejercicio al aire libre al día con esta raza.

El Komondor es un perro moderadamente activo que sólo necesita unos breves paseos diarios. Debido a que son altamente protectores, la mayoría de sus pasos te siguen por toda la casa. Su intenso cerebro necesita estimulación durante todo el día a través de juegos interactivos y juguetes desconcertantes para perros. De lo contrario, podrían volverse inquietos y convertirse en doggos destructivos.

Ver un Komondor en acción es impresionante. Tienen el cuerpo poderoso de un perro tipo Mastín pero son ligeros de pies y ágiles, como un Border Collie. Recuerde que su gran tamaño y su ritmo rápido pueden resultar alarmantes para las personas que no conocen bien esta raza. Por esta razón, y debido a su naturaleza altamente protectora y precaución hacia los perros, debes mantener a este cachorro atado en público.

Aunque es posible que un apartamento o condominio no ocupe un lugar destacado en su lista de hogares permanentes, podrían sobrevivir en un espacio más pequeño siempre que hicieran suficiente ejercicio. Pero su gran tamaño y sus cables oscilantes los hacen más adecuados para entornos de vida más grandes. Independientemente de su sala de estar, Garantizar que la casa y el jardín estén seguros no es negociable. Si un animal entra en su espacio, lo persiguen con una visión de túnel, por ejemplo, directamente hacia el tráfico. Entonces, para la seguridad de tu Kom y la de los demás animales, mantenerlos cercados es crucial.

Los Koms pueden vivir con niños expertos en perros, pero siempre debes supervisarlos. Son juguetones y no se dan cuenta de lo grandes que son, lo que puede provocar lesiones. Pero si crees que tus hijos están preparados para un perro grande, no encontrarán mejor amigo que el protector Komondor. Como muchos perros guardianes, se sienten atraídos por los miembros más jóvenes de la familia. Respecto a otros animales, Los Kom no son la mejor opción para hogares con varios perros. De hecho, se adaptan mejor a vivir con un gato que con un perro.

Capacitación

Entrenamiento de Komondor afuera
El Komondor es un guardián del rebaño, apreciado por proteger un gran número de ovejas sin ninguna dirección humana.

Son capaces, pero lo saben. Los Kom son perros testarudos y muy independientes que requieren un dueño experimentado para sacar lo mejor de ellos. Son sensibles, por lo que necesitan un equilibrio entre un liderazgo amable pero firme. Los dueños de perros primerizos deben mantenerse alejados de esta raza.

Los propietarios deben comenzar a entrenar lo antes posible para convertirse en adultos amables y completos. Los Koms son muy independientes y deben comenzar a entrenar obediencia cuando los traes a casa. Necesitas establecer tu posición como líder desde el primer día. También debes entrenar a tu Kom para que camine bien con correa, porque su potencia y velocidad pueden detener fácilmente a su dueño.

La socialización temprana es crucial para evitar que su naturaleza protectora se vuelva demasiado cautelosa o agresiva. Asegurarse de que su cachorro esté mezclado con tantos otros cachorros como sea posible puede limitar el miedo y la agresión futuros hacia otros perros. Pero debes tener en cuenta que algunos Koms no se sienten cómodos con otros perros, por mucho que lo intentes. Los Koms no maduran completamente hasta que tienen alrededor de tres años. así que espere un comportamiento parecido al de un cachorro por un tiempo. Recuerde que es posible que su naturaleza protectora no se revele completamente hasta entonces.

Quizás te interese:  Silky Terrier Vs. Yorkshire Terrier: Diferencias Y Similitudes

Salud

Boca abierta de Komondor con un ser humano mirando hacia adentro buscando problemas
Como todos los perros de raza pura, existen algunas condiciones de salud a las que están predispuestos.

Los komondors son razas de perros relativamente sanas con una esperanza de vida de 10 a 12 años., una esperanza de vida razonable para una raza de perro gigante. Visitar a su veterinario con regularidad es una parte integral para mantenerlos saludables. Aunque es posible que su Kom no experimente ninguna de estas condiciones, es esencial que las conozca.

Mielopatía degenerativa

La mielopatía degenerativa (DM) es una enfermedad que afecta la médula espinal, y provoca debilidad muscular progresiva y pérdida de coordinación. Suele afectar a perros de ocho años o más, comenzando en las extremidades traseras. Busque síntomas como dificultad para levantarse, debilidad de las extremidades, pérdida de masa muscular y falta de coordinación. Se recomienda encarecidamente a los criadores que sometan a sus perros a una prueba de ADN, y cualquier perro con un resultado positivo no debe reproducirse.

Condiciones de los ojos

Los kom son en riesgo de varias enfermedades hereditarias del ojo. Los más comunes incluyen entropión y cataratas. El entropión ocurre cuando el párpado gira hacia adentro y las pestañas dañan el ojo. El diagnóstico temprano puede prevenir problemas graves, incluida la ceguera. Los criadores responsables deben asegurarse de que sus perros se sometan a una prueba oftalmológica anualmente y que los resultados estén registrados en la Fundación Ortopédica para Animales (OFA) o la Fundación de Registro de Ojos Caninos (CERF).

Vólvulo de dilatación gástrica

El vólvulo de dilatación gástrica (GDV) es más comúnmente conocido como hinchazón. Es una afección potencialmente mortal que requiere atención médica inmediata y puede provocar la muerte muy rápidamente. Suele ocurrir tras consumir una comida abundante cercana a una sesión de ejercicio, aunque no siempre es así. El estómago se dilata y expande, lo que restringe el flujo sanguíneo, rompe la pared del estómago y provoca un shock, que provoca el cierre de otros órganos. Sea consciente de los síntomas y actúe de inmediato.

Displasia de cadera y codo

La displasia de cadera y codo son afecciones ortopédicas del desarrollo que dar lugar a articulaciones anormalmente formadas. Es una enfermedad genética afectada por varios factores, como la dieta, el ejercicio, la tasa de crecimiento y el medio ambiente. Aunque no pone en peligro la vida, puede causar dolor intenso y problemas de movilidad en el futuro. El tratamiento puede incluir medicación o cirugía, según los signos clínicos y el malestar del perro.

Nutrición

Los Komondors no comen tanto como los perros de tamaño similar, lo que ayuda a mantener baja la factura mensual de alimentos. En sus roles tradicionales de guardianes del rebaño, compartían lo que comía el pastor o tenían que valerse por sí mismos. El Komondor Club of America afirma que la mayoría de los Kom adultos comen no más de tres tazas de comida al día. Aunque todos los Koms son diferentes, las pautas de alimentación genéricas suelen ser demasiado generosas, así que coméntelo con su criador o veterinario.

Lo que le dé a su Kom depende de muchos factores, como el estilo de vida, las preferencias y el presupuesto. Independientemente de la dieta que elijas, debe ser una dieta de alta calidad que cumpla con los estándares establecidos por la Asociación Estadounidense de Oficiales de Control de Alimentos (AAFCO). Elija una dieta con proteínas de origen animal de alta calidad, grasas saludables, vitaminas y minerales. ¿Por qué no considerar un servicio de suscripción nuevo y conveniente como Nom Nom?

Aseo

Komondor mojado y temblando afuera.
No se prepara a los Komondors en el sentido tradicional, ya que no se necesita un cepillo.

Pero necesitas mucho tiempo y paciencia. Entre los 8 y 12 meses, debes ayudar a separar los mechones según los puntos y patrones naturales de separación de los rizos. La base de los cordones debe ser del tamaño de una moneda de veinticinco centavos. En el proceso de humedecer y secar los cordones, junto con el tiempo, los grumos se tensan y se convierten en cordones. Debes dedicar un tiempo cada semana a inspeccionar y mantener sus cables ordenados.

Quizás te interese:  ¿Cuál Es Mejor Para Las Familias?

Existen algunos trucos para mantener un pelaje Kom saludable. El primero es nunca permita que se ensucie demasiado y asegúrese de enjuagarlos tan pronto como note suciedad con una manguera de jardín. La segunda es enjuagarlos con un champú diluido y exprimir el agua con una toalla. El champú ayuda a eliminar la suciedad y la grasa, y secar con una toalla ayuda a mantener los cables limpios y compactos. El tercero es asegurarse de que sus cordones se sequen adecuadamente porque el cabello húmedo atrae la suciedad más fácilmente y puede enmohecerse, lo que provoca llagas e infecciones. Una secadora o un ventilador de piso son una herramienta valiosa para garantizar la sequedad, y les encanta holgazanear frente a ellos con las piernas en el aire.

Los Komondors son propensos a sufrir enfermedades dentales y a la pérdida de dientes, por lo que es fundamental establecer una rutina dental desde una edad temprana. Cepílleles los dientes varias veces a la semana con pasta de dientes para perros. Es necesario recortarles las uñas cuando son demasiado largas e inspeccionar sus oídos semanalmente en busca de suciedad, residuos y signos de infección. Haga que el cuidado y el manejo sean una experiencia positiva para ellos desde una edad temprana. porque facilita mucho el aseo y las visitas veterinarias cuando alcanzan su tamaño completo.

Costos de criadores y cachorros

Cachorros Komondor abrazados
Debido a que son razas grandes o gigantes, se puede esperar que todo cueste más que los artículos de tamaño promedio.

Los Komondors son raros en Estados Unidos, lo que significa que los criadores responsables también lo son, pero es imperativo encontrar uno si quieres un cachorro sano y feliz. Un excelente lugar para comenzar su búsqueda de criador es la página de criador Komondor del AKC. Cuidado con los criadores irresponsables que no examinan a sus perros para enfermedades hereditarias o fábricas de cachorros que no tienen ningún interés en la salud de sus camadas.

El precio medio de un cachorro de Komondor oscila entre 1.200 y 2.000 dólares. Si está buscando un Kom de un linaje galardonado o de un campeón, puede esperar pagar más que esto. Este es sólo el costo inicial del cachorro, pero los cachorros necesitan una gran cantidad de equipos y artículos para instalarse en su nuevo hogar.

Rescates y refugios

Rescate de Komondor afuera en la hierba de pie
Hable con su refugio local, que podría indicarle la dirección de un Kom que necesita un hogar permanente.

Encontrar un Komondor en un refugio de rescate es raro, y es probable que se adopten rápidamente gracias a ello. Además, muchos criadores estipulan en sus contratos de cachorros que se les deben devolver los perros no deseados. Alternativamente, comuníquese con el coordinador de rescate del Komondor Club of America o busque organizaciones de rescate en línea.

Como mascota familiar

Komondor caminando con correa con su dueño
El Komondor es una raza de apariencia única gracias a su pelaje acordonado y su enorme tamaño.
  • El Komondor es un perro poderoso y protector, y protege su hogar y su familia con su vida.
  • Son perros guardianes brillantes y tienen un ladrido fuerte y persistente.
  • Los Koms son divertidos y juguetones con su familia.
  • La mayoría de los Kom desconfían de otros perros, por lo que debes estar alerta a otros caninos que te rodean en público.
  • Su naturaleza protectora hace que les gusten mucho los niños y se mantengan cerca de ellos.
  • Los koms son distantes con los extraños y debes presentárselos a los visitantes.
  • Sólo necesitan unos 30 minutos de ejercicio al aire libre al día, pero mucha estimulación mental y juego.
  • El Komondor es una raza de perro grande, casi gigante, por lo que necesita espacio.
  • Su pelaje con cordones requiere mucho mantenimiento.
  • Tienen una personalidad muy independiente y testaruda, por lo que entrenar es un desafío y un compromiso para toda la vida.

Pensamientos finales

Son guardianes tradicionales del rebaño, por lo que puedes estar seguro de que protegerán a tu familia y a tu hogar con todo lo que tienen. Afortunadamente, también son cachorros dulces y afectuosos que son una excelente mascota familiar. Pero como puedes ver, son perros que requieren mucho mantenimiento y tienen una personalidad intensamente independiente, por lo que no son adecuados para el hogar familiar promedio. Pero si puedes ofrecerles lo que necesitan, no encontrarás mejor compañero de familia que este perrito con rastas.