Mi Perro Es Demasiado Flaco Pero Aún Come Mucho

Un perro sano tendrá un apetito saludable. No es cierto afirmar que todos los perros son codiciosos, pero necesitan energía para ejercitar sus comportamientos naturales como correr y jugar. Esta energía proviene de los alimentos, pero la cantidad que necesitan comer dependerá de varios factores. Estos incluirán su edad, composición genética, tamaño y estado de salud. Podemos pensar que es común que un perro enfermo pierda el apetito, pero no todos los perros que comen bien se encuentran bien. Esto es especialmente cierto cuando vemos que el perro tiene perdi mucho pesopero no ha perdido el apetito.

En Wiki Animales investigamos por qué tu perro es demasiado flaco pero aún come mucho. Entendemos cada motivo por el cual un perro adelgaza y come al mismo tiempo, además de brindar información sobre qué hacer en cada caso. Como veremos, la mejor manera de engordar a un perro flaco suele ser tratar la causa subyacente de su pérdida de peso.

una mala dieta

Darle a nuestro perro una alimentación correcta es un elemento esencial en sus cuidados básicos, pero hay muchos factores a considerar. La primera es su edad. Cachorros Necesitarán una dieta rica en calorías porque todavía se están desarrollando física y cognitivamente. Los perros mayores generalmente tienen menos movilidad, por lo que necesitarán menos calorías. Los perros más grandes también necesitarán más calorías que los perros más pequeños.

La calidad de la comida que le das a tu perro también tiene que ser la correcta. Aunque los perros pueden digerir carbohidratos, necesitarán un pienso que utilice proteína animal como ingrediente principal. Algunos piensos comerciales utilizan relleno para abaratar el pienso o lo hacen con afirmaciones falsas de que proporcionan beneficios para la salud. En estos casos, si el perro no recibe la nutrición adecuada, puede perder peso sin dejar de comer lo que percibimos como una cantidad normal.

La comida casera puede ser una buena forma de controlar la dieta de un perro asegurándole ingredientes de calidad y proporcionar el nivel adecuado de nutrición. Sin embargo, cada perro es un individuo. Necesitaremos acudir a un veterinario para que evalúe las necesidades dietéticas del perro antes de proporcionarle una dieta casera. Si no adaptamos la comida al perro, puede que adelgace aunque siga comiendo mucho.

Problemas endocrinos

Cuando llevamos a nuestro perro al veterinario para valorar su necesidades nutricionales, podríamos descubrir que tienen problemas de salud que afectan su dieta. A menudo, estos problemas pueden hacer que el perro pierda peso mientras aumenta su apetito, un síntoma que puede parecer contradictorio. Las enfermedades endocrinas son aquellas que afectan al sistema endocrino, es decir, al sistema que envía mensajes al cuerpo a través de hormonas.

Quizás te interese:  Alimentos Para Perros Con Dermatitis Atópica

A menudo, la enfermedad endocrina provoca desequilibrios en el niveles hormonales del perro. Esto significa que se envían mensajes incorrectos al cerebro, lo que hace que realice acciones innecesarias o incorrectas. Esto puede incluir hacer que el perro tenga un metabolismo acelerado, lo que significa que quema más calorías de las que parece que puede comer.

Existen varias enfermedades endocrinas en perros que afectan el apetito y el peso, entre ellas:

  • hipertiroidismo: uno de los elementos más importantes del sistema endocrino son las glándulas tiroides. Diferentes problemas pueden afectar a la tiroides, pero una de las causas más comunes del hipertiroidismo canino se debe a tumores. Estos pueden provocar un mal funcionamiento de la glándula y provocar una pérdida de peso a pesar de comer normalmente. Uno de los tratamientos más comunes y eficaces es la cirugía para extirpar el tumor.
  • Diabetes mellitus: la insulina es una hormona esencial creada en el páncreas que es muy importante para el sistema endocrino. Si el perro tiene un trastorno pancreático, esto suele provocar diabetes mellitus. La dieta es un factor muy importante en esta enfermedad y el tratamiento suele ser el tratamiento de la enfermedad mediante inyecciones de insulina.
  • la enfermedad de Addison: esta es una enfermedad que afecta las glándulas suprarrenales y, por tanto, la producción de adrenalina. Las causas de la enfermedad de Addison son variadas, pero todas están relacionadas con el daño al tejido suprarrenal. Estos pueden incluir infecciones y tumores. Los síntomas de esta enfermedad son bastante inespecíficos, pero pueden incluir adelgazar sin dejar de comer lo suficiente. El tratamiento suele depender de la causa subyacente, pero la mayoría necesitará un cambio en la dieta.

La enfermedad de Cushing en perros, una enfermedad que afecta los niveles de la hormona cortisol, es otro trastorno endocrino. Si bien esto puede afectar la forma en que el perro controla su peso, un síntoma común es el desarrollo de barriga. Esto significa que no es tan probable que adelgacen, aunque pueden tener un mayor apetito.

Infestación parasitaria

Otro factor importante a tener en cuenta cuando un perro come mucho, pero al mismo tiempo adelgaza demasiado, es la posible presencia de parásitos. Los síntomas de una infestación parasitaria varían mucho, siendo las variables más importantes el tipo de parásito y la ubicación de la infestación. Cuando un perro adelgaza demasiado pero sigue comiendo, suele estar afectado por un parásito intestinal o que afecta al sistema gastrointestinal. Estos parásitos incluyen:

  • Lombriz intestinal: este es un nematodo parásito, generalmente del áscaris género. Viven en el estómago y los intestinos y pueden llegar a ser bastante grandes. Esto afecta la capacidad del perro para metabolizar adecuadamente, lo que significa que puede comer mucho sin obtener el beneficio nutricional. Los cachorros pueden infectarse a través de su madre durante la lactancia.
  • Anquilostomas: llamados así porque se 'enganchan' a los intestinos del perro. Absorben líquidos y sangre por la boca y provocan un desequilibrio en el metabolismo. Pueden transmitirse de su madre o ingerirse a partir de elementos de su entorno.
  • Tenias: otro tipo de parásito intestinal que puede afectar el metabolismo de un perro. Las tenias a menudo provocan un aumento del apetito, pero pueden perder peso dependiendo de la magnitud de la infestación.
  • tricocéfalos: actúan de forma similar a los parásitos anteriores. No proliferan tanto como lo hacen, pero pueden vivir en el cuerpo de un perro durante largos periodos de tiempo. Un síntoma común de cualquier parásito intestinal es que sus heces pueden oler muy mal y muchas veces podemos ver huevos en sus heces.

Quizás te interese:  ¿Pueden Los Perros Comer Salmón?

Los parásitos son un problema común para los perros, pero sus síntomas pueden variar mucho. De hecho, algunas infestaciones pueden ser completamente asintomático. Sin embargo, debemos ser sensibles a cualquier cambio en el comportamiento y la fisiología de un perro, así que llévelo a un veterinario tan pronto como lo observe. La prevención de la infestación parasitaria también es importante, por lo que es necesario implementar un calendario de desparasitación adecuado.

Cuando un el cachorro está perdiendo peso, incluso si parecen estar comiendo, es un motivo de grave preocupación. Esto se debe a que aún están en desarrollo y, por tanto, son más vulnerables a enfermedades como las infestaciones parasitarias. Es por esto que es necesario establecer calendarios de desparasitación tan pronto como tengan la edad adecuada. Consulta nuestro artículo sobre con qué frecuencia se debe desparasitar a un perro para saber más.

Raza canina

de un perro herencia genética puede afectar su fisiología. En cuanto a la raza, hay algunos que son naturalmente flacos. Es posible que todavía tengan un apetito saludable y eso no significa que estén enfermos o tengan otros problemas. Simplemente significa que tienen un metabolismo elevado y, a menudo, gastarán mucha energía. Un ejemplo común de este tipo de perros son los diferentes tipos de lebreles, siendo el más conocido el galgo.

Sin embargo, no sólo los perros de raza pura pueden tener metabolismo alto. Hay muchos perros de razas mixtas que pueden tener una estructura genética que les confiere una fisiología delgada. A menudo pueden ser perros hiperactivos, ya que su producción de energía es alta. Normalmente no necesitamos hacer nada más que asegurarnos de que su dieta sea la adecuada.

Quizás te interese:  ¿Puedo Darles Pan a Mis Gallinas?

Síndrome de malabsorción intestinal

Relacionado con las enfermedades endocrinas, aunque no limitado a esta gama de problemas, síndrome de malabsorción intestinal Se refiere a varios problemas que causan que los intestinos funcionen incorrectamente. Básicamente, se trata de un fallo en la digestión y puede provocar graves daños al perro. Sin embargo, algunos problemas de malabsorción de bajo grado pueden ser asintomáticos o provocar síntomas más adelante en la vida.

Los síntomas del síndrome de malabsorción suelen incluir diarrea crónica, pero pueden presentarse muchos otros síntomas. Estos incluyen la pérdida de peso, a pesar de seguir comiendo normalmente. Las causas del síndrome de malabsorción incluyen:

  • Insuficiencia pancreática exocrina
  • Crecimiento excesivo de bacterias en el intestino.
  • Agentes infecciosos, incluidos virus, bacterias y hongos.
  • Alergias dietéticas
  • Enfermedad inflamatoria intestinal

En estos casos, debemos llevar al perro al veterinario para determinar la causa subyacente. Se implementará un tratamiento adecuado, algo que a menudo requiere cambios en la dieta.

Mi perro es demasiado flaco pero aún come mucho - Síndrome de malabsorción intestinal

¿Necesito engordar a un perro desnutrido?

Es muy importante que comprendamos que un perro que pierde peso, pero sigue comiendo, suele ser un síntoma de una enfermedad o afección médica subyacente. Esto es diferente a un perro que ha perdido peso porque ha estado privado de comida o porque está desnutrido debido a una dieta incorrecta. En estas últimas situaciones, podemos cambiar la dieta para ayudar a que el perro alcance su peso ideal.

Para saber como engordar a un perro desnutridoy descubre los motivos por los que no comen correctamente, echa un vistazo a nuestro artículo sobre cómo engordar a un perro.

Para las otras razones por las que un perro es demasiado delgado, debemos tratar la causa subyacente. En los casos en los que el perro tiene una infección o infestación, librar al perro de estos problemas debería restaurar su salud digestiva. Pasado este tiempo deberían volver a ganar peso de forma natural.

Cuando un perro tiene una enfermedad intratable, como ciertos problemas endocrinos o problemas de malabsorción, será necesario controlar los síntomas. Por ejemplo, la diabetes en perros requerirá tratamiento con insulina después de evaluar sus niveles de insulina. A cambio en la dieta Es probable que sea necesario, pero esto dependerá de la causa específica. Sólo un veterinario calificado podrá determinar los cambios dietéticos específicos necesarios para cada perro.

Si quieres leer artículos similares a Mi perro es demasiado flaco pero aún come mucho te recomendamos visitar nuestra categoría de Problemas de alimentación.