A Mi Perro No Le Gusta Que Le Toquen La Cola

Si bien podemos amar enormemente a nuestro perro, muchos de nosotros consideramos que acariciarlo es un derecho más que un privilegio. Aunque un perro sano querrá interactuar, eso no significa que no tenga límites. Los perros tienen zonas sensibles en el cuerpo al igual que nosotros. Estos son lugares donde no me gusta que me toquen o sólo permitirá que los toquen en determinadas situaciones. Estas áreas incluyen las orejas, las patas y el vientre, aunque todas dependerán del individuo.

Algunos tutores de perros han descubierto que sus Al perro no le gusta que le toquen la cola. Si bien este suele ser un comportamiento bastante normal, es importante que descartemos cualquier problema. Por eso, Wiki Animales te comparte los motivos por los que a los perros no les gusta que les toquen la cola y si hay algo que debamos hacer al respecto.

La anatomía de la cola de un perro.

Hay muchos tipos diferentes de cola de perro, algo que puede confundirnos sobre su anatomía. Algunas son largas y esponjosas, otras corto y rechoncho. La cola de un perro puede moverse, ya sea moviéndose de un lado a otro o estando rígida. Esta capacidad de moverse hace que algunos se pregunten de qué está hecho.

Como ocurre con muchos animales con cola, la cola de un perro es una extensión de su columna vertebral. Al igual que su columna, también está formada por vértebras, segmentos individuales de hueso que permiten que la cola se mueva. La razón por la que algunos perros tienen colas más pequeñas que otros es un resultado desafortunado de la interferencia humana en la cría de perros. A algunos criadores les gustó la apariencia rechoncha de la cola de cierto perro y diseñaron razas para mostrar este rasgo.

La razón por la que las colas cortas son desafortunadas es por su propósito. Las colas no sólo proporcionan equilibrio a los perros, sino que también son una herramienta importante en la comunicación. Se moverán a diferentes posiciones que pueden enviar señales a otros perros, animales y humanos. La posición de la cola de cada perro puede significar algo diferente, pero debe considerarse en términos del resto de su lenguaje corporal.

Cuando la cola de un perro es demasiado corta, dificulta su capacidad para comunicar cómo se siente. Esta es otra razón por la que el corte de cola del perro, un proceso mediante el cual se acorta la cola del animal, quirúrgicamentetambién es una práctica innecesaria y cruel.

Quizás te interese:  Tipos De Animales Carroñeros Con Ejemplos

Como podemos ver, la cola de un perro es una parte importante de su anatomía que tiene diversos usos. Ahora veamos con más detalle algunas razones por las que a un perro no le gusta que le toquen la cola.

Sensibilidad de la cola del perro

Si bien la raza puede influir en los rasgos y comportamientos de un perro, es sólo una parte de lo que constituye su personalidad. Cada perro es un individuo, y las experiencias y la educación son los factores más importantes en su comportamiento. Algunos perros son simplemente animales muy sensibles. Es su naturaleza y actuarán de una manera que transmita esta sensibilidad.

Esto se puede extender a cómo se sienten cuando los tocamos. A algunos perros no les gusta que los toquen porque se sienten sensibles en una zona determinada. Aunque no tiene por qué ser la cola, hay otra razón por la que podría ser así. Dado que la cola está tan cerca del ano, puede resultar muy sensible e incluso generar cierta inseguridad.

Las razones por las que un perro puede sentirse sensible al que le toquen la cola no tienen por qué tener sentido para nosotros. Por lo demás pueden ser idiopáticos, pero aun así debemos respetar su límites. Dado que acariciar a un perro tiene muchos beneficios, es importante que lo hagamos de una manera que no haga que el perro se sienta cómodo.

Tienen dolor o picazón.

Hay una diferencia entre que a un perro nunca le guste que le toquen la cola y que no le guste la sensación de repente. Si A tu perro de repente no le gusta que le toquen la cola. cuando no habían tenido ningún problema antes, podría ser que algo físico anda mal. En estos casos lo primero que debemos hacer es llevarlos al veterinario para ver si tienen alguna lesión o agitación.

Es posible que la última vez que estuvimos afuera, el perro fuera picado por un insecto. Esto puede provocar picazón general en la zona, pero también puede provocar ronchas o incluso un absceso si la picadura se infecta. Es posible que haya sido mordido por un animal más grande, algo que puede suceder si estuviera en un altercado con otro perro. En estos casos, las bacterias de la boca del perro o algo de su entorno pueden provocar una infección. Las mordeduras infectadas u otras heridas pueden resultar muy dolorosas para el perro, incluso si no muestran muchos signos de dolor.

Quizás te interese:  Tipos De Mustélidos: Ejemplos De Especies De Mustélidos

Del mismo modo, también es posible que el perro se rompa la cola. De hecho, la cola de un perro es relativamente fácil de romper, especialmente si es una cola de tamaño largo. Pueden producirse roturas si la cola queda atrapada en una puerta, se caen con torpeza o sufren algún tipo de traumatismo. Para que se rompa una cola, ya sea el huesos mismos romper o las articulaciones pueden dislocarse.

Eche un vistazo a este artículo sobre lo que sucede si su perro tiene la cola flácida para obtener información relacionada.

Trauma emocional

si tu perro Nunca disfruté que les tocaran la cola., es posible que desees considerar una razón más emocional que física. Uno de los factores más comunes para que un perro no quiera que lo toquen (ya sea en la cola o en cualquier parte de su cuerpo) es cuando ha experimentado un trauma en el pasado. Los miedos, las fobias e incluso el dolor pueden deberse a un evento traumático pasado.

¿Has tenido el perro desde que era un cachorro? Si es así, serás tú quien los haya criado y educado. Debes tener en cuenta si han experimentado algo en particular. trauma. Sin embargo, si has adoptado un perro adulto, es muy posible que no sepas mucho sobre su historia. Si lo adoptó en un refugio, es posible que el perro haya sido descuidado, abandonado o abusado anteriormente.

Si bien no siempre podemos saber qué le ha sucedido a nuestro perro, si creemos que tenemos motivos para sospechar que ha experimentado un trauma, debemos tener cuidado. En casos extremosnecesitaremos hablar con un adiestrador o etólogo canino que pueda ayudarnos a superar sus problemas.

A mi perro no le gusta que le toquen la cola - Trauma emocional

¿Qué hacer si a tu perro no le gusta que le toquen la cola?

Ahora que entendemos mejor por qué a tu perro no le gusta que le toquen la cola, podemos pensar qué hacer al respecto. En muchos casos, simplemente necesitaremos respetar sus límites. Nunca debemos invadir el espacio del perro ni perturbar su privacidad. En los casos en que un perro ha sido maltratado, incluso es posible que reaccione negativamente e incluso exista riesgo de ataque. Es importante entender que esto es no es culpa del perropero será necesario gestionar la situación.

Quizás te interese:  Tipos De Tucanes: Diferentes Especies De Tucanes

Es importante utilizar el sentido común. Si a un perro no le gusta que le toquen la cola debemos tener cuidado de no hacerlo. Nunca debemos intentar forzar la interacción. También debemos tener cuidado con otros miembros de la familia, especialmente con los niños. A los niños a menudo les gusta tirar de la cola de un perro, incluso si no saben lo que están haciendo.

Por supuesto, si el perro tiene la cola rota o tiene una lesión, necesitaremos tratar este problema. Lleva al perro a un veterinario para que le diagnostique y sigue sus consejos hasta que sane la cola.

¿Podemos entrenar a un perro para que le guste que le toquen la cola?

Es posible que un perro comprenda que no queremos hacerle daño si le tocamos la cola. Como ocurre con todo tipo de educación canina, necesitaremos utilizar refuerzo positivo. Si le brindamos al perro una experiencia positiva y le tocamos la cola al mismo tiempo, con el tiempo el perro podría acostumbrarse a que lo toquen allí. Es posible que un perro supere un trauma, pero dependerá de las circunstancias individuales.

La cuestión principal es cómo reacciona el perro si le tocan la cola. A algunos no les gustará, pero no reaccionarán agresivamente. Si lo hacen, es importante que estén capacitados por un profesional. Hasta que se resuelva el problema, deberán usar un bozal en público o cerca de personas que no conocen.

Para algunos perros que son simplemente sensible y no te gusta que te toquen la cola, no necesitarás entrenarlos. Simplemente evite tocar su cola y aprenda dónde le gusta que lo acaricien. Acarícielos en estas áreas y ayude a que su vínculo se fortalezca.

Nuestro artículo sobre dónde acariciar a un perro para relajarlo le ayudará a saber dónde es mejor tocar a su perro.

Si quieres leer artículos similares a A mi perro no le gusta que le toquen la cola te recomendamos visitar nuestra categoría Datos sobre el reino animal.