Albendazol Para Perros: Dosis, Usos Y Efectos Secundarios

albendazol Es un producto con efecto antiparasitario, por lo que se puede utilizar para tratar diversos parásitos que pueden infestar a los perros. Introducido por primera vez en la década de 1970, figura en la Lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud. A pesar de este hecho, no se utiliza mucho en todos los mercados. Esto parece estar cambiando a medida que se vuelve más común en el uso veterinario. El hecho de que su veterinario utilice un medicamento antiparasitario dependerá de varios factores, ya que existen otros medicamentos antiparasitarios que pueden usarse.

En Wiki Animales analizamos albendazol para perros. Específicamente, analizamos los usos, la dosis y los efectos secundarios del medicamento, así como cualquier contraindicación que pueda impedir su uso en su perro.

¿Qué es el albendazol para perros?

El albendazol es un principio activo que pertenece a la clase de medicamentos conocidos como bencimidazoles. Comparte este grupo con otros productos antiparasitarios más conocidos como el praziquantel y el fenbendazol. Este tipo de productos se han administrado como fármacos antiparasitarios durante décadas. En concreto, su uso se registra desde 1960, aunque el albendazol comenzó a extenderse algo más tarde, hacia 1975.

Desde la aparición de este tipo de fármacos antiparasitarios en el mercado se han desarrollado otros benzimidazoles cada vez más eficaces, seguros y específicos para determinados parásitos. Los primeros en desarrollarse centraron su acción en adultos y larvas de gusanos ubicados en el tracto gastrointestinal. Los bencimidazoles evolucionaron y lograron ampliar su espectro de uso y pasar del intestino a la sangre, como ocurre con el albendazol.

El albendazol es un antihelmíntico, lo que significa que se usa para tratar gusanos parásitos. Como puede pasar a la sangre, puede matar gusanos que se alojan fuera del intestino después de haber sido infectados.g ingeridos por vía oral. Esto incluye gusanos pulmonares y gusanos del corazón, así como aquellos que afectan a otros órganos como el hígado. Dado que puede actuar sobre agentes patógenos muy pequeños, también es un fármaco antiprotozoario.

La acción específica del albendazol para perros es su capacidad para afectar la enzimas de parásitos. Al impedir que funcionen las enzimas digestivas de los parásitos, estos no pueden conseguir la glucosa necesaria para su supervivencia. Esto resulta en la muerte del parásito.

Quizás te interese:  Mi Coneja Está Anidando Pero No Está Preñada

Obtenga más información con nuestra guía general de parásitos en perros.

Usos del albendazol para perros

Como se indicó anteriormente, el albendazol es un antihelmíntico que se usa para tratar gusanos parásitos en perros. Ejemplos de tipos de gusanos parásitos incluyen nematodos, cestodos (tenias), trematodos y giardia. Dado que se trata de tipos de parásitos internos en los perros, el albendazol se utiliza para la desparasitación interna. Aunque el albendazol tiene varios usos en medicina veterinaria, suele ser más común en el ganado que en animales de compañía como perros y gatos.

El albendazol para perros actuará sobre los parásitos que se encuentran actualmente en el tracto gastrointestinal, pero no tiene ningún efecto residual. Esto significa que no previene nuevas infestaciones y no se puede utilizar como desparasitante preventivo.

Aunque los perros adultos no siempre muestran síntomas de parásitos gastrointestinales, los cachorros son más propensos a presentarlos. A menudo podemos observar vómitos y/o diarrea en perros con diferentes tipos de parásitos internos. Los efectos a largo plazo de estas infestaciones pueden incluir retraso en el crecimiento, incapacidad para absorber nutrientes, anemia y muchos otros.

Si sospechamos de una infestación de parásitos en nuestro perro, debemos llevarlo a un veterinario. No le dé albendazol a su perro sin prescripción veterinaria. Deberán determinar que el problema es una infestación, determinar el tipo de parásito responsable y prescribir el medicamento adecuado para tal fin. Este medicamento puede ser o no albendazol.

¿Se usa comúnmente albendazol para perros?

Como comentábamos, actualmente existen otros fármacos diseñados para combatir los mismos parásitos que el albendazol, pero con un mayor porcentaje de éxito y una mejor composición. Aunque el albendazol puede ser útil para algunas dolencias, puede que no sea lo mejor. Por ejemplo, se ha demostrado que el albendazol es un tratamiento deficiente para giardia con una sola dosis, pero es muy eficaz después de cuatro dosis(1). Su veterinario puede recetarle un medicamento que solo necesita una administración.

Obtenga más información con nuestra guía sobre los parásitos intestinales más comunes en perros.

Dosis de albendazol para perros

Se recomienda que los perros adultos estén desparasitados internamente cada 3-4 meses y siempre antes de administrar cualquier vacuna. Durante los primeros meses de vida la desparasitación interna debe ser más frecuente. Es recomendable comenzar a las dos semanas de edad y repetirlo cada 15 días hasta completar el esquema de vacunación. Posteriormente, los cachorros pueden ser desparasitados cada 3-4 meses como los adultos. Para más detalles no te pierdas el artículo en el que te explicamos con qué frecuencia debemos desparasitar a un perro.

Quizás te interese:  Cómo Animar a Un Perro Triste

Es posible administrar albendazol a los cachorros, pero siempre debe ser el veterinario quien prescriba el producto más adecuado. Para una dosis eficaz y segura, se debe conocer el peso del perro. Hay productos de albendazol comercializados específicamente para perros. Se administra por vía oral y se puede encontrar tanto en comprimidos como en solución oral. Es aconsejable dar albendazol a perros con comida.

La dosis de albendazol para perros dependerá de varios factores, entre ellos:

  • peso del perro
  • tipo de parásito
  • Grado de infestación
  • Salud general del perro.

Dichos factores determinarán la cantidad de albendazol que se administrará. En concreto, si requerirá una dosis única o una administración prolongada. A continuación proporcionamos ejemplos de albendazol para ciertos parásitos:

  • toxocara canis: 50 mg por kg de peso al día administrados durante tres días seguidos.
  • especies de giardia.: 25 mg por kg de peso en dos tomas diarias durante cuatro días.

Estas son recomendaciones generales y pueden verse afectadas por otros factores. Ante estos datos, la importancia de acudir al veterinario para que le dé una dosis eficaz de albendazol es primordial.

Recomendaciones para darle albendazol a un perro

A la hora de administrar este antiparasitario se debe tener en cuenta su presentación. albendazol forma de suspensión oral debe administrarse directamente en la boca del perro. Para ello, tendrás que seguir estas instrucciones:

  1. Llena la jeringa con la cantidad indicada para tu perro.
  2. Introduce la jeringa por uno de los lados de su boca justo detrás del colmillo y deposita el líquido poco a poco. Es posible que necesites que alguien te ayude a sujetar al perro.
  3. Premia a tu perro cuando haya ingerido todo el producto para que asocie esta experiencia con estímulos positivos.

Quizás te interese:  Clorhexidina Para Gatos – Usos Y Efectos Secundarios

Si el albendazol para perros está en forma de tableta oraltendrás que seguir estos pasos:

  1. Inserte la pastilla en algún alimento húmedo (enlatado o casero).
  2. Ofrécele a tu perro la comida con la pastilla dentro y observa cómo come para asegurarte de que no expulsa el producto.
  3. Si no consigues que traguen el comprimido, deberás triturarlo y mezclarlo de esta forma con la comida o diluirlo en agua.

Efectos secundarios del albendazol para perros

Bien utilizado, el albendazol para perros ofrece una gran seguridad en su uso. Provoca pocos efectos secundarios, pero siempre hay que tener en cuenta algunas precauciones. Algunos de estos efectos secundarios incluyen disminucion del apetito o incluso anemia, aunque esto es raro.

Como en La mayoría de los productos antiparasitarios.es posible observar efectos adversos tras la administración como vómitos o diarrea, así como debilidad y letargo en el perro.

Albendazol para perros - Posología, usos y efectos secundarios - Efectos secundarios del albendazol para perros

Contraindicaciones del albendazol para perros.

No es aconsejable dar albendazol a cachorros de menos de dos semanas viejo o a perras embarazadas. Esto se debe a que podría dañar a los fetos o provocar un aborto. El veterinario también tendrá que valorar su uso en perros con enfermedades hepáticas.

Si alguna síntomas de alergia al producto, es necesario acudir inmediatamente al veterinario para confirmar la reacción. Una vez tratada la reacción, el veterinario prescribirá un antiparasitario alternativo para tratar la infestación.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Albendazol para perros: dosis, usos y efectos secundarios te recomendamos visitar nuestra categoría de Medicina.

Referencias

1. Barr, SC, Bowman, DD, Heller, RL y Erb, HN (1993). Eficacia del albendazol contra la giardiasis en perros. revista americana de investigación veterinaria, 54(6)926–928.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/8323064/

Bibliografía

  • Mira, Guadalupe. (2012). Importancia y manejo clínico de la giardiasis en la clínica de pequeños animales. . Portal Veterinario.