Bursitis en Perros: Causas Y Tratamiento

El bolsa sinovial Es una estructura alrededor de una articulación que proporciona amortiguación contra traumatismos y desgaste general. Dado que los huesos pueden causar fricción cuando se frotan entre sí, la bolsa sinovial ayuda a evitar el desgaste del daño. Cuando esta estructura se inflama, se produce una afección conocida como bursitis. La hinchazón y el dolor de las articulaciones son los síntomas más evidentes, pero existen otras afecciones que pueden causar estos síntomas. Por este motivo, el diagnóstico de la bursitis canina debe ser realizado por un veterinario profesional.

En Wiki Animales te ayudamos a saber qué esperar bursitis en perros. Analizamos las causas y los síntomas de esta afección, así como las opciones de tratamiento que pueden estar disponibles.

¿Qué es la bursitis en perros?

La bolsa sinovial es un saco lleno de líquido que rodea las articulaciones de las extremidades de un perro. El saco está rodeado por una membrana sinovial y lleno de líquido sinovial, creando un tipo de acolchado que ayuda a que las articulaciones del perro no se desgasten. Ubicadas entre dos superficies articulares, las bolsas del perro brindan amortiguación a los huesos durante el movimiento, así como a los tendones y músculos.

Cuando las bolsas sinoviales se ven afectadas por procesos inflamatorios, resulta en bursitis. Cuando esto ocurre, la membrana sinovial se espesa y se produce un exceso de líquido. Esta inflamación provoca dolor en las articulaciones del perro. Dado que las bolsas sinoviales se encuentran en estructuras altamente inervadas (contienen muchas terminaciones nerviosas), puede resultar especialmente doloroso para el perro. Sepa si su perro siente dolor prestando atención a los signos de dolor en los perros.

Aunque puede aparecer en cualquier raza, es especialmente frecuente en razas grandes y gigantes, como el gran danés o el dálmata. A pesar de que se trata de una patología que puede afectar a cualquier articulación sinovial, debemos señalar que la bursitis del codo es especialmente frecuente en perros machos. Los perros mayores también tienen más probabilidades de verse afectados por la bursitis, pero los perros jóvenes también pueden verse afectados.

Bursitis en perros - Causas y tratamiento - ¿Qué es la bursitis en perros?

Síntomas de bursitis en perros

La bursitis es relativamente fácil de detectar para la mayoría de los cuidadores. Esto se debe a que el síntomas de bursitis en perros son relativamente obvios. En perros con bursitis es frecuente observar:

  • Dolor de la articulación afectada.: el dolor se observa tanto a la palpación como al movimiento de la articulación.
  • Cambio en la marcha: lo más común es ver al perro cojeando sobre las articulaciones afectadas.
  • Hinchazón: inflamación de las articulaciones afectadas.
  • Rango de movimiento reducido: el perro no podrá mover las articulaciones afectadas debido al dolor.

Quizás te interese:  Rinitis en Perros: Tipos, Síntomas Y Tratamiento

Aunque los perros suelen ser buenos para ocultar su dolor, la intensidad del dolor de la bursitis lo hace difícil. Incluso pueden cambiar su comportamiento y agitarse fácilmente debido a la frustración provocada por el dolor.

Causas de la bursitis en perros.

La bursitis generalmente se desarrolla como resultado de articulación trauma, tanto traumatismos contundentes como traumatismos menores repetidos. Estos traumatismos suelen ocurrir con mayor frecuencia:

  • Cuando los perros caen sobre un superficie dura tumbarse.
  • En perros que practican deportes de alta intensidad y actividades. Un ejemplo es el entrenamiento de agilidad, que requiere que el perro salte obstáculos altos, algo que pone mucho peso sobre sus extremidades anteriores. Es por eso que a menudo podemos ver bursitis en el hombro y el codo del perro. Entrenar perros de esta manera requiere precaución y educación. Vea lo que necesita saber en nuestro artículo sobre cómo empezar a entrenar la agilidad del perro.

El trauma repetido es el causa más común de bursitis, pero hay otros factores que pueden ser factores atenuantes. Por ejemplo, la obesidad puede ejercer una presión adicional sobre las articulaciones de un perro y provocar una mayor incidencia de bursitis. Además, si un perro recibe una lesión en una extremidad, a menudo compensará en exceso y pondrá más peso en la otra. Esto puede provocar bursitis en este último miembro.

Diagnóstico de bursitis en perros.

Como hemos explicado antes, la bursitis suele provocar síntomas relativamente fáciles de detectar por parte de los cuidadores. Sin embargo, existen otros tipos de inflamación que pueden provocar inflamación de las articulaciones, como la artritis o el desarrollo de tumores. Por este motivo, será necesario acudir a un veterinario cualificado para que realice una diagnóstico diferencial. Esto probablemente implicará:

  • examen ortopédico: se observará cojera o claudicación (dolor al caminar), dolor en la articulación afectada y disminución del rango de movimiento articular.
  • Ultrasonido: en condiciones normales, la bolsa sinovial no suele verse en la ecografía. Sin embargo, en los casos de bursitis se puede observar la membrana sinovial engrosada y la bolsa distendida con presencia de líquido en su interior. Conoce más sobre este tipo de imágenes con nuestro artículo sobre ecografía para perros.
  • resonancia magnética: en los casos en los que la ecografía no esté disponible, se puede utilizar una resonancia magnética de diagnóstico. Sin embargo, la ecografía es siempre el primer método de elección, ya que no requiere sedación del paciente, no es invasivo, es rápido, eficaz y tiene un coste menor.

Quizás te interese:  El Corazón De Mi Perro Late Muy Rápido

Tratamiento de la bursitis en perros.

El tratamiento de la bursitis en perros puede variar dependiendo de la gravedad del proceso y de la presencia o ausencia de complicaciones.

  • Leve bursitis: generalmente se trata con vendajes compresivos, medicamentos antiinflamatorios (generalmente AINE), reposo y crioterapia (cuando esté disponible). En algunos casos, se añade un antibiótico de forma profiláctica, es decir, para prevenir infecciones.
  • Moderado bursitis: suele requerir drenaje del líquido sinovial mediante la realización de una punción con aguja fina, combinada con un vendaje compresivo. Es fundamental realizar este procedimiento en condiciones asépticas para evitar la inoculación de gérmenes que provoquen una infección y compliquen el proceso. Esta es una de las razones por las que nunca debes intentar drenar la bursitis canina por tu cuenta.
  • Grave bursitis: esto incluye la bursitis en perros cuando se complica con infección, ulceración, etc. Esto requiere un tratamiento quirúrgico basado en la escisión quirúrgica de la bolsa sinovial.

Habiendo explicado las diferentes opciones de tratamiento de la bursitis en perros, quizás te preguntes cuánto tiempo tarda en curarse. El proceso de curación variará en función de la gravedad de la patología y de la eficacia del tratamiento establecido, aunque lo normal es que varíe de varias semanas a varios meses.

Bursitis en perros - Causas y tratamiento - Tratamiento de la bursitis en perros

Prevención de la bursitis en perros.

La prevención de la bursitis debe basarse en los siguientes factores:

  • Evitar traumatismos repetidos en las articulaciones.: es importante proporcionar a los perros superficies suaves y acolchadas para que descansen. Dentro del hogar, es recomendable ofrecer a los perros camas, cojines, alfombras o moquetas en sus zonas de descanso. En el exterior se deben evitar suelos duros, asfalto o cemento, siendo preferible el césped o la arena para reducir el impacto diario y, a su vez, reducir la tensión en las articulaciones.
  • Ejercicios de calentamiento antes de competir: en perros que practican deportes como canicross y entrenamiento de agility necesitarán un periodo de calentamiento de entre 5 y 15 minutos previo a realizar la actividad. Esto puede ser tan sencillo como sacarlos a correr suavemente. Después del calentamiento es recomendable practicar ejercicios de estiramiento activos para preparar las articulaciones para el movimiento.

Quizás te interese:  Proceso De Curación De La Incisión De Esterilización De Gatos

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Bursitis en perros: causas y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.

Bibliografía

  • Gomes, C., Anderson, A. y Stewart, J. (2018). Neuropatía ciática en un perro secundaria a una bursitis. Abierto VCOT, 2(1)1-4.
  • Mercado, M., Jurado, A., Fort, S., Chan, D., Gandara, E., & Pallares, C. (2018). Fisioterapia y rehabilitación: diagnóstico y tratamiento de lesiones tendoligamentosas en perros deportistas mediante ecografía musculoesquelética. InVet, 20(2).
  • Sharma, AK, Kumar, P., Kumari, L., Kumari, L., Chandrakala, GMK, Kumar, S. y Kumar, P. (2015). Manejo quirúrgico de la bursitis del olécranon en el perro pastor belga. Res. J. Veterinario. práctica, 3(4)76-79.