Cómo Cuidar a Un Gato en Invierno

Si compartes tu casa con uno o más gatos, sabrás que les gusta estar acogedores. Si bien pueden tener un abrigo de piel natural para mantenerlos cálido, esto no siempre es suficiente en los meses de invierno. Si tienes un gato sin pelo, mantener el calor es una preocupación aún mayor. Incluso si todavía necesitarán encontrar maneras de mantenerse frescos en un día caluroso, los gatos generalmente se adaptan mejor a los climas templados. Son sensibles a los cambios bruscos de clima y pueden sentir el frío. Aunque su comodidad es importante, no es tan esencial como proteger a los gatos de los riesgos para la salud que suponen las bajas temperaturas como la hipotermia.

Wiki Animales te ayuda a saber cómo cuidar a un gato en invierno para que puedas saber qué tener en cuenta cuando baje la temperatura. Estos incluirán todas las medidas preventivas para mantener su salud fuerte antes de esta época, así como cómo mantener abrigado a un gato en invierno una vez que llegue.

1. Medicina preventiva: salvaguardando la salud de tu gato en invierno

Cualquiera que sea la época del año, ya sea invierno, primavera, verano u otoño, los gatos necesitan una medicación preventiva adecuada. Comenzará cuando sea un gatito con su primera tanda de vacunas y tratamiento desparasitante. Sin embargo, será necesario que continúe durante toda su vida en forma de nuevos tratamientos y refuerzos de vacunación. También es una práctica saludable llevar a tu gato al veterinario cada 6 a 12 meses para un chequeo. Esto debe implementarse con las protecciones generales que usted hace en forma de nutrición equilibrada, un ambiente seguro y suficiente estimulación física y mental.

Puedes realizar el chequeo justo antes del invierno para estar seguro de que estarán fuertes y saludables cuando baje la temperatura. Podrán actualizar las vacunas necesarias y solucionar cualquier problema que pueda dificultar el invierno. Esto se vuelve más importante cada año a medida que tu gato envejece. El veterinario también podrá proporcionarle formas de reforzar el sistema inmunológico del gato. Esto ayudará a proteger contra determinadas patologías que proliferan más en los meses de invierno.

Cómo cuidar a un gato en invierno - 1. Medicina preventiva: salvaguardando la salud de tu gato en invierno

2. Nutrición equilibrada: prestar especial atención a la alimentación del gato en invierno

La alimentación es un factor clave para optimizar la salud de un gato durante todo el año. En invierno debemos prestar especial atención a su alimentación. Un estudio de 2014 sobre la variación estacional de la ingesta de alimentos de un gato encontró que la «ingesta promedio de alimentos en verano es aproximadamente un 15% menor que la ingesta de alimentos durante los meses de invierno».(1). Si bien esto puede variar según la ubicación geográfica, el aumento de la ingesta no se correspondió con un aumento marcado en el peso corporal. Esto sugiere que los gatos necesitan más comida simplemente para funcionar al mismo nivel en los meses más fríos.

completo y nutrición equilibrada Es necesario para que tu gato esté fuerte y sano tanto física como mentalmente. Los gatitos jóvenes y los gatos mayores son especialmente vulnerables a las bajas temperaturas. Su veterinario no sólo debe examinar a su gato, sino que también debe tener en cuenta su tamaño, edad, estado de salud y cualquier condición de salud específica. Su veterinario puede recomendar que un gato particularmente inmunodeprimido reciba vitaminas y suplementos.

Si bien los gatos pueden comer más en los meses de invierno, también reducen ligeramente su consumo de agua. Necesitamos estar atentos para que nuestro gato beba suficiente agua y la deshidratación no entre en escena. Esto podría incluir juegos y estimulación física, ya que es más probable que los gatos consuman líquidos después del ejercicio.

3. Refugios para gatos de invierno: construcción del refugio para gatos ideal al aire libre

Algunas personas pueden preguntarse si un gato de interior puede sobrevivir al aire libre en invierno. Es una pregunta razonable, pero la respuesta depende del frío que haga afuera. Si las temperaturas caen por debajo del punto de congelación, es probable que un gato doméstico no pueda pasar mucho tiempo al aire libre. A los leopardos de las nieves y otros grandes felinos les crecen pelajes diseñados para soportar temperaturas bajo cero. Desafortunadamente, muchos gatos domésticos no están tan preparados.

Algunos gatos pueden ir afuera en el invierno ya que la temperatura está en un nivel que les resulta cómodo. Desafortunadamente, el clima invernal puede variar de un día a otro. La temperatura puede bajar repentinamente mientras el gato está afuera y es posible que usted no esté cerca para dejarlo entrar. Aquí es donde un refugio para gatos de invierno puede resultar muy útil. Puede encontrarlos disponibles en tiendas de mascotas, pero los lectores más hábiles podrían hacer los suyos propios.

Los refugios para gatos de invierno pueden ser tan simples como una caja aislada con una pequeña solapa en la parte delantera para dejar entrar y salir a los gatos. Estos permitirán que el calor corporal del propio gato los mantenga calientes, al menos hasta que llegues a casa. Opciones más avanzadas pueden incluir una almohadilla térmica, pero para ello será necesario un suministro eléctrico adecuado y será perjudicial para el medio ambiente dejarlas encendidas todo el tiempo.

Estos refugios de invierno para gatos no solo pueden ayudar a un gato que vive al aire libre, sino que también pueden ser beneficiosos para gatos salvajes y callejeros también. En invierno, sus recursos se verán aún más limitados. Un refugio puede ayudar a un gato callejero a encontrar un lugar seguro en un duro día de invierno.

4. Ropa de invierno para gatos: cuando un abrigo de piel no es suficiente

Los abrigos y chaquetas para gatos pueden parecer una tontería a algunas personas. Sin embargo, para algunos gatos, especialmente las razas sin pelo, pueden ser un salvavidas. En los gatos sin pelo, la ausencia de pelaje dificulta mucho la conservación del calor y los deja expuestos a problemas relacionados con el clima. Si has adoptado un Sphynx u otro tipo de gato sin pelo (o casi sin pelo), entonces necesitarás invertir en ropa de invierno para gatos para mantener su salud. Esto es a menos que vivas en un lugar perfectamente clemente durante todo el año.

Al elegir ropa de invierno para nuestro gato, deberíamos invertir en calidad. Hay que tener en cuenta el material utilizado. Se recomiendan materiales hipoalergénicos en caso de que el gato sufra una alergia adversa. Además, el tipo de material puede rozar la piel del gato, así que asegúrese de que sea lo suficientemente suave como para no causar ningún daño. Los abrigos y chaquetas con botones y botones también pueden ser un problema, ya que distraen y también representan un peligro de asfixia.

Si quieres invertir en un abrigo para tu gato, asegúrate de comprarlo antes de que llegue el invierno. Necesitarás saber sus medidas, así que tómalas con una cinta métrica. Si es demasiado pequeño se sentirán restringidos. Si es demasiado grande, podrán salir de él con demasiada facilidad. Debes asegurarte de que el gato se sienta cómodo y no le cause un estrés excesivo. Cuando se lo ponga por primera vez, asegúrese de ser amable y de brindarle mucho refuerzo positivo.

Cómo cuidar a un gato en invierno - 4. Ropa de invierno para gatos: cuando un abrigo de piel no es suficiente

5. Aire acondicionado: mantener el equilibrio de temperatura adecuado en casa

Uno de los aspectos esenciales del cuidado de un gato en invierno es evitar la exposición a cambios bruscos de temperatura. Las condiciones ambientales desfavorables pueden provocar estrés e incluso aumentar la probabilidad de contraer determinadas enfermedades. El interior será el mejor lugar para mantener a tu gato protegido de los elementos durante el invierno. Deberíamos poder mantener nuestra casa con la calefacción adecuada. Esto será tanto para nuestro beneficio como para el de nuestro gato.

La humedad también es algo que debes considerar. La sequedad excesiva puede ser perjudicial para el sistema respiratorio de nuestro gato. Debemos estar atentos a los signos de deshidratación o tos en nuestro gato para asegurarnos de mantener su salud. Otra forma de ayudar es rociar un poco de agua en el ambiente cada 4 horas aproximadamente. Un humidificador será más eficaz, pero puede resultar caro.

Aunque haga frío, querrás tener las ventanas abiertas durante el día. Esto se debe a que el luz solar natural ayudará al ritmo circadiano del gato. Además, a los gatos les encanta bañarse bajo los rayos del sol e incluso en invierno, la luz puede proporcionar algo de calor. Tenga cuidado con los gatos sin pelo, ya que incluso en invierno el cáncer de piel puede ser un factor.

Si tu gato está acostumbrado a salir a la calle, el invierno puede resultar muy estresante. Esto se debe a que se sienten frustrados por no tener la libertad que disfrutan durante el resto del año. Si hace mucho frío, lo entenderán reconociendo la temperatura. Sin embargo, es posible que desees llevarlos a viajes supervisados. Hágalo en el momento más cálido del día y asegúrese de que puedan volver a entrar cuando sea necesario. Si no hay forma de que el gato pueda salir, entonces tendrás que asegurarte de proporcionarle suficiente estimulación física y mental jugando con él en el interior.

Si su gato sale, asegúrese de revisarlo cuando regrese. Si el gato está mojado, correrá un mayor riesgo de hipotermia.(2). Envuélvelos en una toalla y mantenlos calientes tú mismo. No lo coloques sobre una almohadilla térmica, ya que no es aconsejable colocar un gato mojado cerca de un dispositivo eléctrico.

Si bien deberías hacerlo durante todo el año, presta especial atención al bienestar de tu gato durante el invierno. Si notas algún síntoma inusual llévalo al veterinario para un chequeo. Hay un beneficio de un invierno duro. Es incluso más probable que su gato se acueste en la cama para acurrucarse y compartir calor corporal. Hay maneras mucho peores de pasar una fría tarde de invierno.

Cómo cuidar a un gato en invierno - 5. Aire acondicionado: mantener el equilibrio de temperatura adecuado en casa

Si quieres leer artículos similares a Cómo cuidar a un gato en invierno te recomendamos visitar nuestra categoría de Cuidados básicos.

Referencias

1 https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0096071

2 https://academic.oup.com/cardiovascres/article/94/2/217/268378

Quizás te interese:  Vitaminas Para El Plumaje De Un Loro