Cuidando a Un Pug

El perro. Una raza de perro inmensamente popular. Aunque son originarios de China, han adquirido gran fama en muchos países. Sin embargo, su popularidad no debería sorprendernos. Los Pugs no sólo tienen un aspecto adorable, sino también un temperamento muy equilibrado y alegre.

A pesar de el pug es un perro pequeño, tienen una constitución musculosa: cabeza grande, hocico corto y mandíbula poderosa. Esto no les impide ser excelente animal de compañía. De hecho, el pug se encuentra entre los 30 razas de perros más populares del mundo.

Es posible que hayas decidido que el pug es tu cachorro ideal. Por eso, en este artículo de Experto Animal te arrojaremos un poco de luz sobre cuidando un pug.

Ejercicio para un perro pug

Como comentábamos, los pugs tienen una estructura muy musculosa. Por lo tanto, el ejercicio fisico es esencial para su bienestar. Dicho esto, la actividad física siempre debe adaptarse según las características de cada perro.
Los Pugs no se excitan fácilmente, pero esto no significa que no sean enérgicos. Por ello, una buena forma de canalizar esta energía será incorporando dos paseos diarios, con alguna oportunidad de jugar. Puedes enseñarles a traer la pelota, llevarlos a nadar o practicar algunos juegos de inteligencia.
Sin embargo, debido a su hocico corto, es posible que el pug sufra dificultades respiratorias. En el momento en que observemos cualquier síntoma que indique que nuestro perro está cansado o no puede respirar bien, se debe interrumpir el ejercicio físico. También debemos tomar precauciones contra el calor intenso.
El mejor complemento para el ejercicio físico debe ser una buena dieta. Tanto si optamos por una alimentación natural como por una dieta basada en piensos, debemos asegurarnos de que no estén sobrealimentados. A los Pugs les encanta comer y muy fácilmente podrían tener sobrepeso u obesidad.

Cuidando a un Pug - Ejercicio para un perro pug

Cuidado del cabello para pugs

El pug tiene un pelaje corto, liso y brillante, lo que lo hace muy fácil de mantener. Sin embargo, no debemos confundir un fácil mantenimiento con evitar el cuidado habitual del cabello.

Quizás te interese:  Enriquecimiento Ambiental Para Perros Y Cachorros

El pelaje de este perro debe cepillarse periódicamente, preferiblemente con un cepillo de goma. Luego cepíllelos suavemente con un cepillo de cerdas duras. En épocas de muda observaremos que nuestro perro muda mucho más pelo, por lo que es necesario aumentar la frecuencia del cepillado.

Este hábito no sólo cuida el pelo de nuestro perro y nos ayuda a detectar parásitos, también nos ayuda a mostrar autoridad. Esto es bastante esencial para los pugs ya que a veces, pueden ser tercos.

Cómo lavar un pug

Recomendamos bañar a los pugs. sólo cuando estrictamente necesario y utilizar productos específicos adecuados para la higiene canina.
Aún más importante que el baño en sí es el secado posterior. El pug no tolera el cambios de temperatura Bueno. Por eso, tras un baño tibio, debemos secarlas bien para evitar que se enfríen demasiado.
Su pliegues de la piel retienen la humedad con mucha facilidad, por lo que necesitarán un secado minucioso para evitar el crecimiento de hongos y bacterias. Los pliegues de la piel también pueden retener más suciedad y comida, así que inspeccionelos y límpielos siempre que sea necesario; secar bien después. Te sugerimos limpiar sus pliegues faciales una vez por semana. Si no lo hace, pueden desarrollar una infección por hongos.
Tenga mucho cuidado después de una visita a la playa o la piscina.

Cuidar a un Pug - Cómo lavar a un Pug

Cuidando a un cachorro pug

cachorros de pug, Como puedes imaginar, son incluso más lindos que en su versión adulta. Aunque son pequeños y parecen vulnerables, generalmente son cachorros fáciles de cuidar. Sólo tienen algunas necesidades especiales.
Asegúrate de comenzar a entrenar a tu cachorro pug en el momento en que lo lleves a casa. Los primeros seis meses de su vida son cuando aprenden a comportarse. Este comportamiento continuará durante toda su vida adulta.
No dejes solo a tu cachorro pug durante largos períodos de tiempo. Los cachorros de Pug necesitan mucho atención y estimulación durante los primeros meses de vida, lo que evita problemas de conducta en el futuro.
También debes alimentar a tu cachorro pug con comida para mascotas de alta calidad, adecuada para esta raza. Si no estás seguro de qué comprar, habla con tu veterinario y él te aconsejará qué es lo mejor para tu pug.

Cuidando a un Pug - Cuidando a un cachorro Pug

Atención veterinaria regular para un pug sano

La esperanza de vida de un pug es de entre 13 y 15 años. Aunque, para alcanzar esta longevidad y disfrutar de una buena calidad de vida, por supuesto requerirán de buenos cuidados veterinarios.
No nos referimos sólo a seguir el programa de vacunación o desparasitación periódica, sino también a detectar precozmente cualquier trastorno que pueda surgir.
Debido a su hocico corto, el pug tiene cierta predisposición a sufrir muchos cambios en su aparato respiratorio.

Quizás te interese:  Cuidando Un Jilguero: Pautas Básicas

. También son propensos a sufrir alergias y trastornos de la piel, como la dermatitis. Las visitas periódicas al veterinario son muy importantes para controlarlo y actuar ante cualquier cambio que pueda producirse.

Si quieres leer más artículos similares a Cuidados de un Pug, te recomendamos navegar por nuestra sección de Cuidados Básicos.

Si quieres leer artículos similares a Cuidando a un Pug te recomendamos visitar nuestra categoría de Cuidados básicos.