Las 4 Dificultades Más Comunes en El Parto De Los Gatos

El parto de un gato Es un momento de alegría y emoción, porque pronto vendrán al mundo unos cuantos animales juguetones que probablemente se conviertan en grandes mascotas, siempre considerando que se ha buscado trabajo, y no por un accidente. Para evitar nacimientos no deseados, debes esterilizar a tu gata.

En cualquier caso, aunque la madre gata pueda estar lista para dar a luz, si bien los partos en estos animales no suelen ser problemáticos, existen algunas Dificultades comunes en el parto de los gatos que pueden ocurrir, como las reseñadas en este artículo de Wiki Animales.

Reproducción de gatos

Las gatas, que alcanzan la madurez sexual a los seis meses de vida aproximadamente, son animales poliestros estacionales, es decir, que tienen varios calores que duran menos de una semana, que se repiten cada 2-3 semanas. En general estos celo se producen en primavera, aunque depende de las condiciones de vida del animal, ya que quienes viven en un piso tienen unas condiciones de temperatura y luz más constantes, lo que hace que sea más complicado para el cuerpo del gato reconocer el cambio de estación.

La gestación suele durar 65 días.aunque como comúnmente se dice, la biología no es una ciencia exacta, por lo que este tiempo puede variar ligeramente en algunos casos.

Consejos previos al parto de la gata

Si crees que tu gata va a tener sus gatitos, por favor visita a un veterinario por varias razones.

  • En primer lugar, asegurarnos de que la gata está realmente embarazada y no sufre un embarazo fantasma. Esto se puede comprobar con una ecografía, que es un método rápido, sencillo y sin efectos secundarios, aunque dependiendo de la naturaleza del animal puede resultar algo complicado.
  • En segundo lugar, realizar un examen físico a la futura madre y verificar que se encuentre en buenas condiciones de salud y puede dar a luz sin problemas.
  • En tercer lugar, es interesante saber cuántos gatitos va a tener y si están vivos. Una ecografía es de gran ayuda en estos casos.

Quizás te interese:  Guía Para El Cuidado De Los Caracoles Como Mascotas

Si no se sabe exactamente cuándo quedará embarazada su gata para calcular la fecha de nacimiento, mediante ecografía y realizando algunas mediciones, un veterinario puede predecir con bastante aproximación la fecha en la que dará a luz.

Además de la fecha, hay otras señales de que el parto está cerca que se puede detectar observando el comportamiento del animal. Por ejemplo, a medida que se acerca la fecha, el gato puede mostrar más cariño, maullar constantemente o buscar un lugar apartado para hacer un nido. Otro signo muy específico es el descenso de la temperatura: la temperatura rectal, que se obtiene introduciendo un termómetro en el ano, en la gata disminuye al menos un grado cuando se acerca el parto. Dado que la temperatura rectal de cada animal puede variar ligeramente, es recomendable tomarla periódicamente varios días antes para saber cuál es la temperatura habitual de tu gato en concreto.

La expulsión del tapón mucoso, que se detecta como una secreción blanquecina o amarillenta que sale de la vulva, es señal de que el parto es inminente. Por otro lado, es positivo tener a mano un teléfono de urgencias veterinarias si necesitas sus servicios para el parto en el caso de que algo no salga bien.

Mi gata no puede parir, ¿por qué?

Cuando una gata tiene problemas al dar a luz, o un gatito se queda atrapado en el canal del parto, muchas veces se debe a alguna de las siguientes causas Problemas que pueden ocurrir durante el parto de una gata.que deben resolverse con la ayuda de un veterinario.

gatitos muertos

Para poder desencadenar el parto, los gatitos deben estar vivos. Si no es así, el parto no se produce y es necesario recurrir a fármacos y, si estos no funcionan (algo muy probable), la gato necesitará una cesárea. Obviamente, esto debería realizarlo un veterinario, así que lleva a tu gato a la clínica más cercana.

Quizás te interese:  ¿Todas Las Tortugas Hibernan?

distocia

Las complicaciones que hacen Complicaciones que hacen que el parto sea más difícil de lo habitual. Se conocen como distocia. En los gatos, que tienen varias crías de pequeño tamaño, son menos frecuentes que en otros animales, que tienden a parir un solo pariente más grande, como las vacas o las ovejas. Sin embargo, aún puede aparecer distocia, por lo que, si tras detectar los signos de que el parto está a punto de producirse, pasa un largo periodo de tiempo sin que la gata dé a luz a alguno de sus gatitos, tendremos que acudir a un veterinario, que nos indicará intentará reubicar a los gatitos y, si no es posible, le realizará una cesárea. No se recomienda administrar oxitocina., una hormona que favorece la expulsión del contenido del útero en la gata, sin estar seguro de que la posición de los gatitos sea la correcta. De lo contrario, el útero se contraerá intentando expulsar a los gatitos y, si esto no es posible porque uno está atrapado, el órgano puede desgarrarse debido a la fuerza aplicada. La administración indiscriminada de oxitocina es algo que utilizan algunos criadores y supone un error gravísimo que puede acarrear consecuencias muy graves para la madre.

Pérdida de fuerza en el útero.

En un parto muy largo, eso es muy duro al principio cuando la madre intenta dar a luz a los primeros gatitos o partos con muchos gatitos, el útero puede ir perdiendo fuerza a medida que avanza el proceso. Allí si podría ser recomendable administrar oxitocina, pero después de asegurarse de que se coloquen en una forma que pueda salir fácilmente. Si esto no funciona, la cesárea es la solución definitiva.

Quizás te interese:  ¿Puedo Lavar a Mi Gato Con Champú?

No expulsar los restos de la placenta.

Otros problemas que pueden surgir es que después del nacimiento, ciertos gatitos muertos o el quedan restos de la placenta dentro del gato. Por ello, si compruebas que tras el parto tu gata tiene problemas para recuperarse del mismo, y muestra signos de debilidad, fiebre u otros síntomas de enfermedad, te aconsejamos acudir al veterinario para descartar estos problemas (mediante un examen físico). examen y ecografía) o darles tratamiento, según el caso de tu gato.

Las 4 dificultades más comunes en el parto en gatos - Mi gata no puede dar a luz, ¿por qué?

Cómo saber si mi gata parió todos sus gatitos

Por lo general, entre gatito y gatito el intervalo de parto no suele ser superior a una hora, por lo que, si al cabo de un par de horas no aparece otro gato, es probable que el parto se complete. Además, al final del parto, la madre tiende a pararse y dedicarse a lamer y cuidar a sus crías.

Aunque en algunos casos algunas gatas pueden interrumpir el parto y continuar pasadas muchas horas estos se distinguen de un parto que no ha finalizado, ya que, al interrumpir el parto, se levantarán, cuidarán a sus gatitos, irán a beber. , etc., mientras si el nacimiento de un bebé no ha terminado sin embargo, la madre mentirá en el mismo lugar. Si este es el caso de tu felina y sospechas que está teniendo problemas para dar a luz a un gatito, recuerda que debes acudir al veterinario lo antes posible para confirmar o descartar cualquiera de los problemas anteriores en el parto de la gata. .

Si finalmente el parto se produce con normalidad, te recomendamos consultar nuestro artículo sobre cómo alimentar a un gatito recién nacido.

Las 4 Dificultades Más Comunes del Nacimiento en Gatos - Cómo saber si mi gata parió a todos sus gatitos

Si quieres leer artículos similares a Las 4 dificultades más comunes en el parto de los gatos te recomendamos visitar nuestra categoría Gestación.