Ranitidina Para Perros: Dosis, Uso Y Efectos Secundarios De Zantac

En este artículo de Wiki Animales vamos a hablar de la ranitidina, un fármaco que se utiliza para tratar diversas afecciones. La mayoría de estas afecciones están relacionadas con problemas gastrointestinales como inflamación y reflujo ácido. No todos los medicamentos seguros para los humanos lo son para los perros, pero la ranitidina es uno de ellos. Aunque a menudo se vende sin receta y Zantac es la marca más común, esto no significa que debas prescribir ranitidina a tu perro. Es muy importante conocer sus antecedentes ranitidina para perros en términos de dosis, uso y efectos secundarios. Si cree que su perro podría tener algunos problemas médicos que Zantac puede tratar, asegúrese de acudir primero al veterinario para lograr un diagnóstico adecuado.

¿Para qué se utiliza la ranitidina?

La ranitidina se conoce como bloqueador H2, lo que significa que inhibe los receptores de histamina para reducir la secreción de ácido gástrico en el estómago. Este ácido gástrico provoca reflujo, gastritis, inflamación y otros problemas gastrointestinales. Al regular los niveles de ácido gástrico del estómago, puede contrarrestar estos problemas y minimizar el riesgo de úlceras. La ranitidina también se usa para tratar los efectos secundarios de ciertos medicamentos. como los AINE que puede afectar negativamente el revestimiento del estómago de los perros, especialmente si se usa durante un período prolongado.

Desafortunadamente, muchos de los síntomas asociados con estos problemas gástricos no se presentan hasta que la afección se ha desarrollado. Puede que no sea hasta más tarde cuando aparezcan síntomas como diarrea o vómitos. Los veterinarios recetan medicamentos como Zantac para reducir el daño que pueden causar estas diversas patologías, así como para reducir los síntomas.

Ranitidina para perros - Dosis, uso y efectos secundarios de Zantac - ¿Para qué se utiliza la ranitidina?

¿Cuál es la dosis de ranitidina para perros?

La necesidad de llevar a tu perro al veterinario se refleja en conocer las dosis de ranitidina para perros. Aunque la ranitidina es segura para los perros, esto sólo lo es cuando se usa correctamente según lo prescrito por un veterinario calificado. Será necesario examinar a cada perro individualmente para determinar el alcance de su enfermedad y cualquier problema médico relacionado que pueda complicar el cuadro clínico. El tamaño del perro también es un factor importante.

Quizás te interese:  Cuidando a Un Gato Albino

La ranitidina se puede administrar de una de tres formas principales:

  1. Oral: marcas como Zantac venden ranitidina en forma de tabletas o en una solución para tomar por vía oral.
  2. intramuscular: aquí es cuando se inyecta la dosis de ranitidina en el músculo.
  3. Intravenoso: aquí es cuando la ranitidina se inyecta directamente en la vena. Puede venir premezclado; de lo contrario, será necesario mezclarlo en una solución antes de la administración. La acción intravenosa es rápida, pero no suele prescribirse para su uso en casa.

La ranitidina intravenosa se usa en perros sometidos a fluidoterapia, generalmente debido a la deshidratación causada por la enfermedad gástrica. Estos perros han perdido líquidos a través de vómitos y diarrea. Por lo general, no pueden retener las tabletas y pueden continuar vomitando todo lo que ingieren.

En estos casos, como vomitarían el medicamento, a los perros se les administra ranitidina intravenosa en condiciones hospitalarias. Luego, probablemente se les administrarán dosis orales cuando les den el alta, ya que inyectarse en casa no suele ser lo ideal. Ranitidina se puede administrar con alimentos sin afectar su absorción.

Mientras que la Dosis de Zantac para perros Dependerá del individuo, la pauta general será entre 0,25 y 1 mg de ranitidina por cada libra del animal, que se tomará cada 8 a 12 horas. Las tabletas de Zantac vienen en dosis de 75 mg, 150 mg y 300 mg, y las inyecciones difieren según su solución.

Contraindicaciones de ranitidina para perros.

Aunque la ranitidina se utiliza habitualmente para tratar problemas o situaciones gastrointestinales como las descritas. Sin embargo, debemos tener cuidado al dárselo a perros que padecen una enfermedad renal. Como parte del fármaco se elimina por vía renal, podría complicar los síntomas de la enfermedad. Los cachorros y los perros ancianos también pueden correr riesgo al tomar ranitidina. Sin embargo, un veterinario aún puede recetarlo si lo considera útil. Los perros que están alimentando y destetando a los cachorros tampoco deben recibir ranitidina, ya que puede transmitirse a los cachorros a través de la leche materna. También se debe tener precaución en perros con insuficiencia hepática.

Quizás te interese:  Cuidar Las Arrugas Y Los Pliegues De La Piel De Un Perro

En cualquier caso, el veterinario valorará la riesgos y beneficios del Zantac dosis. Incluso pueden requerir que el perro esté bajo observación durante un tiempo para poder controlar los efectos de la droga. Nunca debemos darle a nuestro perro ranitidina recetada a humanos o incluso a otro perro ya que podría causarle daño.

Efectos secundarios de la ranitidina para perros.

Aunque la ranitidina no suele producir efectos secundarios adversos, hay algunas ocasiones en las que pueden ocurrir los siguientes:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Arritmia (latidos cardíacos irregulares)
  • Somnolencia
  • Trombocitopenia (disminución del número de plaquetas en la sangre)
  • Respiración rápida
  • Temblores
  • Picor
  • Dolor de estómago
  • dolores de cabeza

No todos los efectos secundarios de Zantac y otros medicamentos ranitidina Nuestro perro puede insinuarlo fácilmente. Es importante monitorear su respuesta a la prescripción y asegurarse de que no haya cambios en su salud o bienestar. Si nuestro perro presenta alguno de estos efectos secundarios, entonces debemos llevarlo al veterinario. También debe informar al veterinario si está tomando algún otro medicamento que pueda reaccionar mal a la ranitidina.

Aunque es poco común, algunos perros pueden ser alérgicos a la ranitidina. Si es así, probablemente sufrirán un shock anafiláctico. Si esto ocurre, será una emergencia veterinaria y deberás llevarlo a un profesional lo antes posible. Aunque al perro no se le puede volver a recetar ranitidina, aún será necesario que se resuelvan sus problemas gástricos. El veterinario elegirá una alternativa adecuada.

Generalmente hay pocos efectos secundarios de la ranitidina en perros y se considera un importante medicamento. Sin embargo, no se ha demostrado que sea tan bueno como otros fármacos para suprimir la producción de ácido gástrico.(1). En estos casos, fármacos como el omeprazol y el pantroprazol se han mostrado más eficaces.

Ranitidina para perros - Dosis, uso y efectos secundarios de Zantac - Efectos secundarios de la ranitidina para perros

Sobredosis de ranitidina en perros

Puede ocurrir una sobredosis de ranitidina en perros si se administra la dosis incorrecta o si se administra la dosis correcta de manera incorrecta. En estos casos, hay síntomas de sobredosis que deben observarse, entre ellos:

  • Temblores
  • Desmayo
  • Vómitos
  • Taquipnea (respiración acelerada)

Quizás te interese:  ¿Puedo Bañar a Mi Perro Después De Dar a Luz?

Si nuestro perro ha ingerido una gran cantidad de ranitidina o le ha dado una dosis demasiado alta, debemos consultar a un veterinario. Es posible que puedan administrar un producto para contrarrestar la acción de Zantac o incluso realizar un lavado de estómago para eliminar el medicamento antes de que ocurra más daño.

Si quieres leer artículos similares a Ranitidina para perros: dosis, uso y efectos secundarios de Zantac te recomendamos visitar nuestra categoría de Cuidados básicos.

Referencias

1 https://www.researchgate.net/publication/7913473_Effects_of_ranitidine_famotidine_pantoprazole_and_omeprazol_on_intragastric_pH_in_dogs