¿Se Puede Ejercitar a Una Perra Preñada?

A la hora de cuidar a una perra preñada, hay muchos factores a tener en cuenta. Queremos hacer todo lo posible para garantizar la salud y el bienestar tanto de la madre como de los cachorros, por lo que debemos tener en cuenta todas sus necesidades. Esto significa proporcionarles la dieta adecuada, garantizar que su entorno esté libre de estrés y estar preparada cuando la perra entre en trabajo de parto. Sin embargo, también sabemos que el ejercicio es fundamental para su bienestar físico. Esto plantea la pregunta, ¿Se puede ejercitar a una perra preñada?

Wiki Animales analiza los factores que debes tener en cuenta a la hora de querer ejercitar a una perra preñada. También analizamos cómo esto afecta otras áreas de su cuidado, como la dieta.

El embarazo de una perra

Antes de empezar, debemos recalcar que Wiki Animales no no fomentar el embarazo en perros en la mayor parte. La razón es que los refugios para animales ya están invadidos de perros que necesitan desesperadamente un hogar. Millones de personas son abandonadas y descuidadas cada año, en gran parte debido a una tutela irresponsable. Esterilizar y castrar a su mascota no solo beneficia al animal individual debido a una mejor salud y bienestar, sino que también ayuda a la comunidad canina en general.

Al decir que, una vez que una perra está preñada, es nuestra responsabilidad para asegurarnos de que hacemos todo lo posible para que estén sanos. Abandonarlos en esta etapa sería aún peor.

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que la perra esté preñada. Una vez que este sea el caso, debemos llevarlos al veterinario. El veterinario realizará los exámenes y pruebas necesarios para determinar si la madre tiene alguna necesidad especial. También programarán citas de control para ver cómo asegurarse de que no haya complicaciones.

Quizás te interese:  Mi Perro Está en Celo Y Es Agresivo

Una de las cosas sobre las que aconsejará el veterinario es la alimentación de la perra preñada. Como ocurre con la mayoría de los cuidados de una perra preñada, esto dependerá de la etapa del embarazo. Al principio, su dieta no cambiará. A medida que avanza la gestación, necesitarán más alimento, lo que crea energía, pero lo que les das de comer no es el único factor. Cuánto y con qué frecuencia es fundamental. Puede obtener más información consultando nuestro artículo sobre qué alimentar a una perra preñada.

¿Debo sacar a pasear a mi perra preñada?

En las primeras etapas del embarazo de una perra, ésta debe comportarse con normalidad. El principal cambio será el hecho de que ya no estará en celo. Esto significa que los síntomas de una perra en celo desaparecerán y parecerán más contentas y equilibradas. Volverán a su horario regular de ejercicio lo cual dependerá de diversos factores. Esto incluye su raza, salud y personalidad.

Deberá pasear a la perra como de costumbre al comienzo de su embarazo. Sin embargo, a medida que avanza la gestación, sus niveles de energía disminuirán. Esto significa que lo harán no quiero hacer ejercicio y estar tan activo como antes. Es importante destacar que sus necesidades energéticas no disminuyen. De hecho, aumentan.

Después de la cuarta semana, tendrás que darle más comida a tu perro para que pueda hacer frente a las necesidades de los fetos. Harán menos ejercicio para gastar menos energíaproporcionando a su vez más energía a los jóvenes.

Si un perro es a menudo sedentario, puede correr riesgo de obesidad. Por este motivo, debemos tener cuidado. Necesitamos ofrecer paseos para perros preñados para asegurarnos de que aún puedan salir. El perro debe avisarnos cuando está cansado, pero no debemos empujarlo. Si bien se recomienda caminar, no debemos promover el ejercicio extenuante al final del embarazo.

Ejercicio para perras preñadas

Es importante saber cuándo dejar de ejercitar a su perro. Si bien cada perro es un individuo, la mayoría de los perros podrán jugar con otros perros y correr sin correa hasta 8 semanas de embarazo. Su tiempo de ejercicio se irá reduciendo lentamente a medida que se acerque el final de estas 8 semanas. No los presione y esté atento si hay algún síntoma de complicaciones del embarazo.

Quizás te interese:  Ciervos Como Mascotas: Pautas Y Consejos

Después de este período de 8 semanas, notarás que el perro se fatiga más, se mueve más lento y pesa más. Por esta razón, es necesario dejar de ejercitarlos activamente. También reducirás progresivamente la duración y el tiempo de sus paseos.

Después de dos meses de embarazo, te recomendamos llevar a tu perra a 4 a 5 caminatas al día. Si bien esto parece mucho, las caminatas solo deben ser períodos cortos de 5 a 10 minutos. Deberás estar atento a su ritmo, a sus niveles de cansancio y a cualquier otro signo. Nunca los obligues a salir a caminar. Esta serie de paseos cortos pero regulares ayudarán a mantener sana a la perra y evitarán problemas durante su embarazo.

¿Cuándo se puede ejercitar a una perra después de dar a luz?

Cuando una perra da a luz, sus instintos deben activarse y sabrá qué hacer para cuidar a sus cachorros recién nacidos. Debido a alimentar a sus cachorros, asegurarse de que estén calientes, protegerlos de los elementos externos y proporcionarles todo, la madre no tendrá mucho tiempo para ejercicio. Su cuerpo también sentirá los efectos del parto.

Aunque el desarrollo de un cachorro puede parecer rápido, no podrá abrir los ojos hasta los 12 a 16 días. La madre perra no los abandonará por períodos prolongados ya que son muy vulnerables. En la naturaleza, la madre perro tendrá que salir a buscar comida, pero probablemente llevará su manada con ella. Pueden dejar el cachorros recien nacidos por períodos cortos, pero no largos.

Sin embargo, una perra puede abandonar su nido después de aproximadamente 24 a 48 horas después del parto. No lo hará por mucho tiempo, pero normalmente querrá estirarse y realizar algún tipo de actividad física para mantener su bienestar. En cuanto a los paseos, debemos seguir el ejemplo de la madre y ver qué quiere hacer.

Quizás te interese:  ¿Qué Pasa Si No Sacas a Pasear a Tu Perro?

Pasadas las primeras 24 horas, la madre necesitará salir a orinar o defecar. Llévala nuestra para Caminatas de 5 a 10 minutos hacerlo, pero no por mucho tiempo. Una vez que los cachorros comiencen a desarrollarse y se vuelvan menos dependientes, podrá aumentar la duración de los paseos. Si la perra se muestra agresiva después de dar a luz cuando intentas pasearla, puede ser señal de un problema. Tendrás que preguntarle al veterinario cuando lo lleves a su revisión.

Los cachorros necesitan estar con su madre y sus hermanos durante un mínimo de tiempo. mínimo de 8 semanas, pero se recomienda que permanezcan al menos 12 años. Pasado este tiempo, la madre comenzará a distanciarse de los cachorros para fomentar su independencia. La madre necesitará que la alimenten, la hagan ejercicio, la paseen y la cuiden como antes.

Si se encuentra en la posición en la que su perro ha dado a luz, necesitarás saber cómo cuidar a sus cachorros. Mire nuestro video a continuación para ver lo que debe hacer:

Si quieres leer artículos similares a ¿Se puede ejercitar a una perra preñada? te recomendamos visitar nuestra categoría Gestación.