Burros Como Mascotas: Pautas Y Cuidados Básicos

El burro o asno doméstico, llamado científicamente Equus africanus asinus, pertenece a la familia de los equinos, a la que también pertenecen el asno montés, la cebra y el caballo. El burro doméstico es considerado un animal de granja o de trabajo, ya que se han utilizado para transportar cargas pesadas desde la antigüedad. Hoy en día, los burros también se utilizan como terapia de equitación, ayudando a niños con trastornos afectivos y a personas con distintos grados de discapacidad. Algunas personas incluso mantienen burros como mascotas!

Los burros son animales longevos con una esperanza de vida de entre 30 y 40 años: adoptar un burro supone asumir una gran responsabilidad. Sin embargo, son amable y dulce y son capaces de establecer fuertes vínculos con otros animales y sus dueños humanos. ¿Estás pensando en adoptar un burro? En este artículo de Experto Animal repasaremos los principales Pautas y cuidados básicos para un burro doméstico..

¿Cómo son los burros como mascotas?

Los burros tienen una reputación inmerecida de ser tercos, lo cual está muy lejos de la verdad. Los burros son animales muy inteligentes y contemplativos, pero también muy amigables.. Si eres paciente y cariñoso con tu burro mascota, lograrás enseñarle algunas órdenes básicas, como permitirte montarlo o pasearlo con una correa.

Un aspecto muy importante del cuidado de un burro es su alta sociabilidad; Si un burro no tiene la compañía de otro miembro de su especie puede sentirse triste y abatido, y esto repercutirá directamente en su salud.

Se recomienda tener dos burros en lugar de uno, siendo las siguientes combinaciones las más recomendadas:

  • Dos burras.
  • Dos burros machos castrados.
  • Una burra y un burro, siempre que el macho esté castrado si no se quiere que se reproduzcan.

Quizás te interese:  Cuidando El Pez Disco

Cabe señalar que la decisión de tener más de un burro como mascota debe sostenerse en el tiempo, ya que estos animales crean lazos muy profundos y luego privarlos de un compañero sería contraproducente.

Si tienes perros, debes saber que los burros no se llevan especialmente bien con ellos cuando conviven excepto en los casos en los que ambos animales se crían juntos.

Burros como mascotas: pautas y cuidados básicos - ¿Cómo son los burros como mascotas?

Un granero para un burro como mascota

Los burros son animales muy duros, pero siempre tienen preferencia por las temperaturas cálidas. Una razón es porque su abrigo no es impermeable; El agua tiene un efecto refrescante general sobre su cuerpo que puede provocar el desarrollo de neumonía y bronquitis si el burro no se mantiene en un lugar protegido y relativamente cálido.

Por lo tanto, los burros domésticos deberían recibir un cobertizo o granero completamente cubierto el cual es lo suficientemente grande como para que puedan ejercitarse durante el invierno sin necesidad de estar expuestos al clima adverso. Los suelos deben ser duros y de madera, y posteriormente se deben cubrir con paja para mayor calidez.

Burros como mascotas: pautas y cuidados básicos - Un granero para un burro mascota

¿Cuánto ejercicio necesitan los burros?

Otro aspecto básico del cuidado de los burros es proporcionarles mucho ejercicio físico. Los burros necesitan hacer ejercicio todos los días si quieren mantenerse sanos y felices. Es especialmente importante mantener su peso corporal que, como leerás a continuación, puede aumentar fácilmente si se les sobrealimenta.

Los burros se ejercitarán por sí solos si tienen un campo lo suficientemente grande. Por otro lado, será necesario que lo lleves a un lugar en el que pueda hacer ejercicio durante los meses de invierno. Si el clima es muy frío y lluvioso, debes tener en mente un área alternativa que sea grande y cubierta como mencionamos anteriormente.

Burros como mascotas: pautas y cuidados básicos - ¿Cuánto ejercicio necesitan los burros?

¿Cuál es la mejor dieta para un burro?

La dieta básica de un burro doméstico:

La dieta de un burro doméstico debe ser rico en fibra y bajo en azúcartomando precauciones especiales para no sobrealimentarlos porque pueden volverse obesos fácilmente, lo que en consecuencia perjudica su salud.

Quizás te interese:  Cuidando Un Erizo

Los burros necesitan comer pequeñas cantidades de comida a intervalos regulares. La mejor opción es basar su dieta en paja de cebadasiendo la hierba un complemento adicional que no debería constituir una gran parte de su dieta.

Si es invierno, o por cualquier motivo el burro no tiene suficiente pasto, es posible complementar su dieta con pasto de pradera. Asegúrate siempre de no le des alfalfa a tu burroa menos que la burra esté preñada o lactando.

Puedes premiar esporádicamente a tu burro con zanahorias, manzanas, plátanos -piel incluida- u hojas de menta. ¡A tu burro le encantarán estas delicias!

El burro, obviamente, siempre debería tener acceso a agua limpia y fresca. Deberá comprobar periódicamente su suministro de agua durante el invierno para asegurarse de que no se congele.

Alimentos prohibidos para burros:

Debes asegurarte de que el burro no coma cereales ni granos, ya que estos son ricos en almidones y azúcares. Como los burros son herbívoros, no hace falta decir que no se les puede dar carne ni pescado bajo ningún concepto.

Es importante que vigiles a tu burro para asegurarte de que no consuma ciertos plantas toxicasespecialmente los siguientes:

  • Tejo
  • Posada
  • bellotas
  • hojas de roble
  • Hojas de arce rojas.

Burros como mascotas: pautas y cuidados básicos - ¿Cuál es la mejor dieta para un burro?

Atención veterinaria para burros como mascota.

Si tienes burros como mascotas o animales de granja, es extremadamente importante que se sometan a controles veterinarios regularespues a pesar de ser un animal fuerte y duro necesitarán los siguientes cuidados básicos:

  • Los burros domésticos deben recibir vacunas contra el tétanos, la gripe y el moquillo anualmente. Dependiendo de la zona geográfica, puede ser necesario administrar también otras vacunas; Pregunta a tu veterinario y consulta la normativa de tu país.
  • Las heces del burro deben analizarse periódicamente para descartar la presencia de parásitos intestinales.
  • El veterinario debe examinar periódicamente los dientes del burro para descartar cualquier trastorno de crecimiento.

Quizás te interese:  Los Mejores Juguetes Para Un Chihuahua

Antes de adoptar un burro como mascota, previamente conviene informarse sobre la ubicación y los profesionales que pueden proporcionar la atención veterinaria que requiere este animal. Sólo debes tener un burro si estás absolutamente seguro de que podrás mantenerlo sano y feliz durante toda su vida.

Los burros como mascotas: pautas y cuidados básicos - Cuidados veterinarios para burros como mascotas

Otras pautas sobre el cuidado de los burros

Para mantener a un burro como mascota en perfecto estado de salud y bienestar, también será necesario tener en cuenta las siguientes consideraciones.

  • La zona donde se guardará la comida del burro debe mantenerse en perfectas condiciones de higiene.
  • El establo del burro debe limpiarse cada dos días.
  • Las pezuñas de un burro deben recortarse aproximadamente cada 8 semanas porque, al igual que las uñas, siempre están creciendo.
  • A los burros no les gusta mucho el agua, por lo que la mejor forma de mantenerlos sanos es cepillarlos a diario.

Además de cuidar a tu burro como mascota de la forma descrita anteriormente, queremos terminar destacando una vez más que El cariño y la amabilidad son lo más importante a la hora de cuidar a los burros domésticos..

Burros como mascotas: pautas y cuidados básicos - Otras pautas sobre el cuidado de los burros

Si quieres leer artículos similares a Burros como mascotas: pautas y cuidados básicos te recomendamos visitar nuestra categoría de Cuidados básicos.