Diarrea en Perros Ancianos: Tipos, Causas Y Tratamiento

La diarrea en perros mayores o geriátricos es un motivo habitual de consulta en la clínica de pequeños animales. Si bien los perros de cualquier edad pueden sufrir diarrea ocasionalmente, la diarrea en perros mayores puede indicar otros problemas médicos. Este es un signo clínico que puede estar asociado a muchas enfermedades, no sólo al sistema digestivo. Determinar la causa específica de la diarrea es fundamental para determinar el tratamiento más adecuado.

En este artículo de Wiki Animales se explican las causas diarrea en perros mayores y cómo se puede tratar.

Tipos de diarrea en perros mayores

La diarrea es el resultado de un movimiento más rápido de la materia fecal a través de los intestinos junto con una menor absorción de agua, nutrientes y electrolitos. Antes de analizar los distintos factores que pueden provocar diarrea en perros mayores, es importante distinguir entre los diferentes tipos de diarrea.

En primer lugar, la diarrea en perros se divide en tres categorías principales: diarrea del intestino grueso, diarrea del intestino delgado o una combinación de ambas.

  • Diarrea del intestino grueso/diarrea colónica: normalmente presenta un color «normal», moco y/o sangre fresca. El volumen de las heces es normal, pero la frecuencia de las deposiciones aumenta.
  • Diarrea del intestino delgado: es de color marrón claro o amarillento, el volumen de las heces aumenta y puede contener alimentos no digeridos, espuma, sangre digerida (melena) o grasa (esteatorrea).

Luego, la afección se divide en diarrea crónica, diarrea aguda o diarrea intermitente.

  • Diarrea aguda: diarrea que dura menos de 2 semanas. Los síntomas suelen desarrollarse rápidamente y van acompañados de una mala salud general.
  • Diarrea crónica: dura más de 2 semanas. Los síntomas se desarrollan lentamente y el estado general del animal se deteriora gradualmente. La diarrea crónica es persistente o recurrente a pesar del tratamiento inicial. La diarrea crónica en perros a veces puede provocar pérdida de peso, pelaje seco y rebelde y letargo.
  • Diarrea intermitente: puede ocurrir tanto en el intestino grueso como en el delgado, y aparece y desaparece.

Es importante conocer los diferentes tipos de diarrea porque cada tipo requiere pruebas y tratamientos diferentes. Lee este otro artículo si quieres saber más sobre los diferentes tipos de diarrea en perros.

Diarrea en perros mayores - Tipos, Causas y Tratamiento - Tipos de diarrea en perros mayores

Enfermedad inflamatoria intestinal o EII

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es una de las causas más comunes de diarrea crónica en perros adultos y mayores. La EII es un síndrome más que una enfermedad. El síndrome es causado por una reacción específica a una irritación crónica del tracto intestinal. Este proceso inflamatorio impide la absorción de nutrientes en los intestinos y provoca diarrea crónica.

Hasta la fecha, la enfermedad se considera. idiopático, lo que significa que es de origen desconocido. Se cree que es un proceso multifactorial que involucra factores inmunológicos, alérgicos, dietéticos o bacterianos.

La EII puede afectar cualquier parte del tracto gastrointestinal, pero más comúnmente afecta al estómago y/o los intestinos. También puede afectar al intestino delgado, al intestino grueso y, en algunos casos, a ambos:

  • EII del intestino delgado: Puede haber diarrea crónica (con heces acuosas de color mostaza), vómitos biliosos en ayunas, pérdida de peso y dolor abdominal crónico. El dolor abdominal puede manifestarse como posiciones o movimientos antinaturales o convulsiones (que no deben confundirse con ataques epilépticos).
  • EII del intestino grueso: Los perros experimentarán principalmente diarrea crónica (con abundante moco y sangre fresca), tenesmo (necesidad constante de defecar) y aumento de las deposiciones, pero no suelen experimentar vómitos ni pérdida de peso.

Quizás te interese:  La Caca De Mi Perro Tiene Gusanos Blancos

Diagnóstico de EII comienza con exámenes de heces, análisis de sangre e imágenes del intestino mediante rayos X o ultrasonido. Se realizan biopsias de tejido para diagnosticar definitivamente el tipo específico de EII. La toma de estas muestras es un procedimiento quirúrgico que requiere anestesia general.

Tratamiento de la EII Depende del caso individual, la edad del perro y la gravedad de la enfermedad, pero frecuentemente incluye una combinación de las siguientes medidas.

  • Tratamiento dietético: R Dependiendo de los resultados de las pruebas y de qué parte del intestino parece estar afectada, se pueden utilizar dietas especiales como prueba terapéutica. Estas dietas incluyen alimentos hipoalergénicos, dietas bajas en residuos o dietas ricas en fibra.
  • Tratamiento farmacológico: Se basa en el uso de fármacos inmunosupresores y antiinflamatorios. El tratamiento de elección para ambos tipos de EII es la prednisona. Sin embargo, existen otros fármacos como la ciclosporina, la azatioprina, el metronidazol o la sulfasalazina que pueden usarse solos o en combinación para tratar la EII. También se pueden recomendar suplementos probióticos.
  • Tratamiento vitamínico: se puede considerar la suplementación con B12 (cobalamina), ya que la mayoría de los perros con enfermedad inflamatoria intestinal no pueden absorber esta importante vitamina.

Sin embargo, debemos saber que estos tratamientos no son curativos, pero sólo sintomático. Por tanto, las recaídas son comunes. Echa un vistazo al siguiente artículo de Wiki Animales para saber más sobre la enfermedad inflamatoria intestinal en perros.

Diarrea en perros ancianos - Tipos, Causas y Tratamiento - Enfermedad inflamatoria intestinal o EII

Tumores intestinales

Los tumores intestinales también pueden causar diarrea crónica en perros adultos y mayores. Los tumores intestinales resultan de la Proliferación anormal y replicación desregulada de las células. en cualquier parte del tracto intestinal, que incluye los intestinos delgado y grueso. La mayoría de los tumores del tracto digestivo son malignos, invasivos y tienden a extenderse a otras partes del cuerpo.

Al igual que ocurre con la EII, los tumores se clasifican según la sección del intestino que afectan:

  • Tumores en el intestino delgado.: principalmente carcinomas y linfosarcomas. Ambos provocan diarrea crónica, vómitos, alteración del apetito, pérdida de peso y dolor abdominal. Lee este otro artículo para saber más sobre cómo cuidar a un perro con linfoma.
  • Tumores en el intestino grueso: pueden ser adenomas, carcinomas, linfosarcomas, leiomiomas, leiomiosarcomas o tumores estromales. Un tumor de este tipo puede causar moco y sangre fresca en las heces, dolor al defecar y necesidad constante de defecar.

Ocasionalmente, en ambos casos, el abdomen puede estar distendido debido a la acumulación de líquido en el mismo.

Como para diagnósticoLos análisis de sangre, orina y sangre son útiles para determinar los cambios asociados con los síndromes paraneoplásicos. Las radiografías pueden mostrar una masa en el abdomen. En última instancia, el diagnóstico final se realiza mediante una biopsia, ya que es la única forma de determinar con precisión la naturaleza del tumor. La biopsia se puede obtener mediante endoscopia o laparotomía exploratoria.

Tratamiento La evolución de los tumores intestinales depende del tipo de tumor y del grado de crecimiento y diseminación, pero generalmente se puede resumir en dos estrategias:

  • Extirpación quirúrgica: para la mayoría de los tumores colorrectales, la cirugía es el tratamiento de elección. En algunos casos, la cirugía puede ir acompañada de quimioterapia o radioterapia. El pronóstico es bueno después de la cirugía.
  • Quimioterapia: Por lo general, el linfoma se trata con quimioterapia, independientemente de si se extirpa el tumor. En algunos casos, también se puede recomendar radioterapia. El pronóstico es moderado a pesar del tratamiento.

Diarrea en perros ancianos - Tipos, Causas y Tratamiento - Tumores intestinales

Pólipos intestinales

Los pólipos rectales e intestinales son una afección poco común en perros y gatos mayores. Un pólipo intestinal es un crecimiento de origen no tumoral que suele ocurrir en la mucosa del colon o del recto, pero también puede ocurrir en el intestino delgado. Cuanto más grande sea el pólipo, mayor será el potencial de malignidad. Estos pólipos pueden causar los siguientes síntomas:

  • Diarrea crónica
  • Necesidad constante de defecar
  • Sangrado rectal
  • Heces oscuras
  • Vómitos

Quizás te interese:  Mi Gato Ya No Orina: Causas Y Tratamiento

A diagnosticar, tu veterinario realizará un examen físico exhaustivo de tu perro, teniendo en cuenta el historial de síntomas y posibles incidencias que hayan podido desencadenar esta afección. El diagnóstico suele requerir endoscopia, biopsia y análisis histopatológico para confirmar que la lesión no es tumoral.

El tratamiento La cirugía de pólipos intestinales es quirúrgica y consiste en la resección de la parte afectada del intestino. Esta extracción se puede realizar por vía endoscópica o con una aguja o sonda eléctrica.

Diarrea en perros ancianos - Tipos, Causas y Tratamiento - Pólipos intestinales

Enfermedad renal crónica (ERC)

La enfermedad renal crónica (ERC) es una enfermedad caracterizada por una pérdida progresiva e irreversible de la función renal. Por definición, la ERC es la incapacidad de los riñones para filtrar eficientemente la sangre de productos de desecho. La mayoría de los perros con insuficiencia renal producen grandes cantidades de orina, pero los productos de desecho tóxicos del cuerpo no se eliminan eficazmente. Es una de las enfermedades más importantes en perros geriátricos. Tanto es así que es la tercera causa de muerte en estos animales.

Si bien es una enfermedad que afecta a los riñones, produce una amplia gama de síntomas que pueden afectar múltiples órganos, incluido el sistema digestivo. Entre otros síntomas, los perros con ERC experimentan una acumulación de urea y creatinina en la sangre (azotemia), lo que puede provocar diarrea.

En términos de diagnóstico, existen dos pruebas básicas para determinar la función renal: un análisis de orina completo y un análisis de química sanguínea. Se requiere un análisis de orina para evaluar la función renal, mientras que un análisis bioquímico de sangre evalúa la función de varios órganos internos.

aunque es una enfermedad incurable, se pueden tomar una serie de medidas para mejorar al máximo la calidad de vida del perro. Estos incluyen medicamentos, cambios en la dieta y el estilo de vida para retardar la progresión de la enfermedad y tratamientos sintomáticos para aliviar los signos clínicos del animal (incluida la diarrea).

Tratamiento de ERC incluye específicamente:

  • Tratamiento médico: el equilibrio hídrico y ácido-base debe restablecerse con fluidoterapia y la hipertensión debe tratarse con vasodilatadores.
  • Tratamiento dietético: una dieta especial rica en ácidos grasos omega-3, antioxidantes y fibra soluble, y reducción de sodio. Se deben introducir fósforo y proteínas.

Para obtener más información sobre esta enfermedad y cómo cuidar mejor a su perro, lea este artículo sobre insuficiencia renal en perros.

Diarrea en perros ancianos - Tipos, Causas y Tratamiento - Enfermedad renal crónica (ERC)

Enfermedad del higado

El hígado es un órgano importante porque realiza varias funciones, ayuda con digestión, coagulación de la sangre y eliminación de toxinas. del cuerpo de tu perro. Cuando el hígado no funciona correctamente, se producen menos sales biliares o la bilis no llega a los intestinos (colestasis), lo que provoca una mala digestión de las grasas y diarrea en el intestino delgado.

Quizás te interese:  Anquilostomas en Gatos: Causas, Síntomas Y Tratamiento

La diarrea suele presentarse junto con otros síntomas clínicos inespecíficos, como:

  • Vómitos
  • Pérdida de peso
  • Ojos, lengua o encías amarillos.
  • Sangre en la orina o las heces.
  • aumento de la sed

El tratamiento de esta afección consiste en tratar los trastornos hepáticos o biliares específicos que causan la diarrea, como:

  • Farmacéutico y/o quirúrgico tratamiento.
  • Agentes protectores del hígado como el cardo mariano, que puede ayudar a que el hígado se recupere.
  • Su perro puede necesitar un dieta especial para asegurarse de que estén obteniendo los nutrientes y calorías que necesitan para ayudar a su hígado. Debe consistir en carbohidratos de fácil digestión y grasas moderadas.

Para conocer más sobre las diferentes enfermedades hepáticas y cómo pueden afectar al cuerpo y la salud de los perros mayores, continúa leyendo este artículo sobre las enfermedades hepáticas más comunes.

Diarrea en perros ancianos - Tipos, causas y tratamiento - Enfermedad hepática

Insuficiencia pancreática exocrina

La insuficiencia pancreática exocrina puede ser otra causa de diarrea en perros mayores. Como resultado de esta enfermedad, las enzimas pancreáticas que son esenciales para digerir los carbohidratos, las proteínas y las grasas no se sintetizan ni secretan como deberían. La ausencia de estas enzimas Previene la digestión y absorción de nutrientes.resultando en los siguientes síntomas:

  • Diarrea crónica
  • Pérdida de peso severa
  • Apetito insaciable

El tratamiento consiste en administrar enzimas pancreáticas con la comida. Este es un tratamiento de por vida, aunque el pronóstico es bueno y los perros suelen evolucionar muy bien después de añadir enzimas a su dieta.

Para conocer más sobre esta enfermedad lee el siguiente artículo sobre insuficiencia pancreática exocrina en perros.

Diarrea en perros ancianos - Tipos, Causas y Tratamiento - Insuficiencia pancreática exocrina

Otras causas

En este artículo hemos descrito las principales causas que pueden provocar diarrea en perros mayores. Hay una serie de otros factores que pueden provocar este cuadro clínico en perros, independientemente de su edad:

  • Cambios bruscos en la dieta.: los perros tienen un sistema digestivo particularmente sensible incluso a pequeños cambios en su dieta. Por este motivo, es importante mezclar el nuevo alimento con el anterior siempre que se realice un cambio en la dieta e ir aumentando progresivamente la cantidad del nuevo alimento a medida que el animal lo tolere. En el caso de las raciones caseras, cada vez que se introduzca un alimento nuevo, hacerlo en pequeñas cantidades. Lee este otro artículo para saber qué tipo de alimento debes darle a tu perro con diarrea.
  • gastroenteritis infecciosa: tanto bacteriano (p. ej., salmonelosis) como viral (p. ej., moquillo canino). Lee este otro artículo para saber más sobre la gastroenteritis en perros.
  • Parásitos intestinales: por protozoos, nematodos o cestodos, en animales que no están adecuadamente desparasitados. Si quieres saber más sobre prevención y tratamiento de parásitos, no te pierdas este otro artículo sobre desparasitación de perros.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Diarrea en perros ancianos: tipos, causas y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría de Problemas intestinales.

Bibliografía

  • Strombeck, DR, Guilford, WG y Taibo Rubén A. (1995). Enfermedades digestivas de pequeños animales. (2ª ed.). Intermédico.