Embarazo De Perro – Semana a Semana

Si crees que tu perra está embarazada o sabes que lo está y buscas información útil sobre las etapas por las que pasará, has venido al lugar correcto. En este artículo de Wiki Animales te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre el embarazo y el periodo de gestación de una perra. Es importante saber qué necesita tu querida mascota en cada etapa de esta experiencia.

Sigue leyendo para descubrir las etapas de embarazo de perro semana a semana junto con síntomas Su perro experimentará cada semana progresiva y qué esperar de sus visitas al veterinario. También te damos consejos útiles sobre la dieta a seguir cada semana, y otros aspectos de cuidados que garantizarán a tu perro la mejor salud y bienestar posible durante esta fase. ¡Vamos a empezar!

Primeros signos de embarazo de una perra

Antes de analizar los síntomas del embarazo de una perra semana a semana, es necesario buscar signos generalizados que indiquen su perro esta embarazada. Quizás tengas dudas, porque el apareamiento no siempre es exitoso. Si no está segura de si su perra está preñada o no, aquí hay algunos signos a los que puede prestar atención:

  • Cambios en el flujo vaginal.: lo primero que debes saber si sospechas que tu perra puede estar embarazada es que su ciclo estral no es un indicador fiable. Es un error común pensar que el ciclo de una perra se parece al de una mujer, pero no es así. Una perra tendrá estro sólo dos veces al año, aproximadamente, por lo que su ausencia no es un indicio claro de embarazo. Sin embargo, los cambios en el flujo vaginal pueden ser un síntoma temprano del embarazo de una perra. Estos pueden ser cambios en color y consistenciasin sangre.
  • Cambios de comportamiento: también existen varios signos de comportamiento que sugieren que su perra podría estar embarazada. Disminución del apetito o cambios en las preferencias alimentarias. La perra puede tener menos energía, parecer cansada y estar acostada durante períodos de tiempo más prolongados. También puede mostrar malestar general, inquietud o menor obediencia.
  • Cambios físicos: las perras están preñadas entre 63 y 67 días, que son más o menos 9 semanas. Alrededor de la semana 4, o un mes, comenzarás a notar que el perro el vientre se hincha y comienza a bajar. Un síntoma clave de una perra preñada son los cambios que se producen en sus pechos. Notarás que los pechos de la perra crecen y sus pezones se vuelven más prominentes. Se trata de un hecho de que el cuerpo de la perra ya se está preparando para la lactancia. Incluso puedes notar un poco de leche.

Si detectas alguno de estos síntomas en tu perra, o tienes otros motivos para creer que está embarazada, Llévala al veterinario lo antes posible. El veterinario podrá confirmar el embarazo mediante análisis de sangre y ecografías. También te darán consejos y se asegurarán de que todo salga bien.

Para obtener más información sobre los síntomas del embarazo en perros, aquí hay un artículo sobre los signos de embarazo en perros.

Embarazo de Perro - Semana a Semana - Primeros signos de embarazo de perro

Falso embarazo en perros

En ocasiones, si a una perra se le hace aparearse varias veces pero no consigue quedar embarazada, puede sufrir un embarazo falso, también llamado embarazo fantasma en los perros. Sin embargo, esto también puede suceder sin motivo alguno.

Cuando la perra tiene un embarazo psicológico, su desarrollo físico y síntomas siguen los de un embarazo normal. Por lo tanto, notará signos similares, como senos hinchados, que pueden hacerle creer que su perra está realmente embarazada. En estos casos, la perra también puede experimentar cambios de comportamiento al igual que una perra preñada. Después de unas semanas, puede que incluso robe animales de peluche para tratarlos como a cachorros. Debes tener paciencia y empatía con ella porque esta etapa suele durar unas tres semanas a lo sumo.

La mejor forma de saber si tu perra está sufriendo un embarazo falso es acudir al veterinario cuando lo sospeches. Los síntomas del falso embarazo suelen desaparecer por sí solos, pero a veces pueden empeorar si no se tratan adecuadamente. Por ejemplo, tu perra puede desarrollar una infección en las mamas como la mastitis canina, provocada por la producción de leche. El veterinario podrá revisar la salud de su perro y sugerirle un tratamiento si es necesario.

Embarazo en Perros - Semana a Semana - Falso embarazo en perros

Diagnóstico del embarazo en perros.

Para comprobar si tu perra está embarazada no puedes utilizar un test de embarazo humano, porque están diseñados para detectar una hormona que sólo está presente en los humanos. Tendrás que visitar al veterinario, quien realizará las siguientes pruebas para diagnosticar el embarazo en el perro:

  • palpación abdominal: se requiere cierto nivel de habilidad para detectar la gestación simplemente palpando su vientre. La palpación se puede utilizar para detectar el embarazo de una perra entre 23 y 30 días (tres o cuatro semanas) después del apareamiento. Es el método más económico y tradicional, pero no es 100% fiable y no puede revelar ningún problema que pueda surgir.
  • Pruebas serológicas: un análisis de orina puede confirmar la gestación, pero sin aportar datos sobre el número de cachorros ni la viabilidad del proceso. Una prueba serológica dará resultados fiables alrededor de la semana 3 de gestación de la perra.
  • Ultrasonido: este es el más común, confiable y seguro Método para diagnosticar el embarazo en perros. Puede realizarse aproximadamente 25 días -cuatro semanas- después del apareamiento. Una ecografía confirmará el embarazo de la perra pero es posible que no detecte correctamente el tamaño de la camada.
  • Radiografía: esto solo se puede hacer a partir del día 44 (semana 6 o S7) de gestación debido a la baja visibilidad que ofrecen los cachorros antes, así como a su sensibilidad al daño por radiación. El momento ideal para realizar una radiografía es durante el último tercio de la gestación de la perra, cuando el riesgo para los cachorros es mínimo. Es el método más utilizado para estimar correctamente el numero de cachorros en la cama, y ​​posibles anomalías.

Embarazo en Perros - Semana a Semana - Diagnóstico del embarazo en perros

El embarazo de una perra explicado semana a semana

Como hemos comentado antes, es importante realizar visitas periódicas al veterinario, quien controlará la gestación de tu perra y registrará su evolución semanal. Si estás interesado en conocer las etapas por las que pasará tu perro, a continuación te dejamos un breve resumen de las etapas y síntomas de embarazo de perro semana a semana:

  • Fertilización:el embarazo comienza con una fertilización exitosa. Una vez que sepas que la hembra está ovulando, podrás aparearla. Es posible que decidas repetir el apareamiento unos días después para asegurar la preñez de la perra.
    Una vez fecundada, el ciclo de celo de la perra finaliza y comienza el embarazo.
  • Semana 1 (días 0-7): una vez que los óvulos han sido fecundados, comienzan a dividirse en un proceso llamado 'meiosis'. Durante la primera semana de embarazo de su perra, es poco probable que observe síntomas obvios de embarazo, ya que la gestación apenas ha comenzado en el útero de la perra.
  • Semana 2 (días 8-14): en esta etapa las células sexuales femeninas continúan dividiéndose y, al igual que la semana anterior, no observarás ningún cambio físico. El único síntoma posible del embarazo de la perra puede ser ligeros cambios de comportamiento. Dependiendo de cada perro, es posible que estos tampoco se manifiesten.
  • Semana 3 (días 15-21): en la tercera semana los óvulos fecundados se implantan en el revestimiento del útero de la perra. El principal signo de esto es un ligero abultamiento de su vientre, de entre 0,8 a 1 cm. Estos “bultos” se convertirán en cachorros. Es momento, cuando aparecen los primeros cambios metabólicos, que puedes acudir al veterinario para que te haga un análisis de sangre y prueba serológica para confirmar que la perra está preñada.
  • Semana 4 (días 22-28): durante la cuarta semana los fetos comienzan a desarrollarse lentamente y medirán entre 2-3 cm. Para la semana 4, los cachorros se pueden sentir mediante palpación. También puede comenzar a observar algunos de los signos más reveladores de embarazo en su perra, como cambios en el flujo vaginal o hinchazón de los senos. Alrededor del día 25, podrás llevar a tu perro al veterinario para que lo revise. primero ultrasonido.
  • Semana 5 (días 29-35): hacia la quinta semana los fetos habrán aumentado de tamaño, alcanzando unos 5 cm. También comenzarán a desarrollarse mucho más rápido. Por lo tanto, este es el momento de empezar a prestar especial atención a tu perra preñada, especialmente en lo que respecta a la dieta. Notarás que parece más hambrienta. Para satisfacer sus mayores necesidades energéticas, puede aumentar su ración en aproximadamente un 5% cada semana a partir de ahora. Le recomendamos consultar al veterinario para obtener consejos específicos relacionados con las necesidades de su perro.
  • Semana 6 (días 36-42): a partir de la semana 6, los latidos del corazón de los cachorros se pueden detectar mediante auscultación. Los fetos ya superan los 6-7 cm. Como resultado, notarás que la perra abdomen volviéndose significativamente mayor. Este es un buen momento para prepararle una caja o cama especial para el parto y seguir prestando atención a sus cuidados, incluidos la alimentación y el ejercicio.
  • Semana 7 (días 43-49): la séptima semana es cuando los huesos de los cachorros se están mineralizando. Este es un buen momento para programar un rayo X con tu veterinario, para determinar el número exacto de cachorros. Esto es importante para que al momento de la entrega puedas confirmar que no queda ningún cachorro dentro. La radiografía también ayudará a detectar posibles problemas o complicaciones en el embarazo. Alrededor de este momento, la perra puede parecer que pierde el apetito. Anímela a seguir comiendo con alimentos blandos o apetitosos. Otro síntoma que puede notar es una mayor hinchazón de los senos del perro y la aparición de algo de leche.
  • Semana 8 (días 50-57): hacia el día 50 el esqueleto de los fetos está completamente formado. Puede notar que la perra preñada pasa más tiempo en la caja o en la cama del parto. Asegúrese de colocarlo en un lugar donde se sienta seguro y cómodo. La habitación no debe estar demasiado fría ni seca. Recuerda mantener la comida y el agua a su alcance. Los cachorros ya tienen sensibilidad al tacto, por lo que para favorecer su desarrollo se puede acariciar el vientre de la perra. Si nota que la leche fluye más libremente de sus senos, no se preocupe: este es un síntoma normal en esta etapa del embarazo. Nosotros recomendamos bañando al perro al final de esta octava semana para que la entrega sea lo más higiénica posible. Si cree que un baño puede causarle estrés a su perra preñada, puede intentar limpiarla sin bañarlo.
  • Semana 9 (días 58-65): ¡los cachorros ya están completamente formados y listos para nacer! Esté atento las 24 horas del día turnándose con sus familiares si es necesario, ya que su perro puede necesitar de su ayuda. Recuerde mantener a su veterinario en marcación rápida durante esta semana. Los síntomas que puedes notar en la última semana de embarazo son comportamiento de anidación, mayor inquietud o malestar. En una sección posterior discutiremos cómo reconocer los síntomas del parto de un perro y cómo lidiar con el parto de su perro.

Embarazo de Perro - Semana a Semana - Embarazo de perro explicado semana a semana

Alimentar a una perra preñada – semana a semana

Proporcionar a tu perro aa equilibrado, saludable y una dieta rica en nutrientes durante el embarazo es crucial para su salud y la de los cachorros en desarrollo. También es importante adaptar su dieta a sus necesidades específicas. necesidades en cada etapa del embarazo. A continuación te damos algunos consejos para que tu cachorrita preñada disfrute de los mejores cuidados y atenciones, recuerda llevarla al veterinario durante todo el proceso para evitar complicaciones:

  • Semanas 1-2: durante las primeras semanas el embarazo es difícil de detectar, y tu perra probablemente seguirá comiendo comida como de costumbre. De hecho, no debes cambiar su dieta durante las dos primeras semanas, incluso si sabes que está embarazada. También seguirá disfrutando de paseos y juegos todos los días.

  • Semana 3: a partir de la tercera semana, los síntomas del embarazo serán más fáciles de detectar y, de hecho, podrás notar que te sientes incómoda y aparecen náuseas. Si tu perra preñada sufre náuseastrate de darle comida poco a poco y dele porciones más pequeñas con mayor regularidad en lugar de comidas abundantes.
  • Semana 5: como explicamos en el apartado anterior, la quinta semana es cuando los requerimientos energéticos de una perra preñada aumentarán, y en consecuencia aumentaremos su ración diaria de alimento. El monto recomendado es un 5% cada semana a partir de la quinta semana. Recuerda que no sólo la estás alimentando a ella, sino también a los cachorros que lleva dentro. Consulta con tu veterinario para saber la cantidad exacta, que puede variar en función del número de cachorros.
  • Semana 6-7: la dieta de tu perro ya debería ser equilibrada y nutritiva, pero es posible que hayas oído que tus perros necesitan suplementos nutricionales durante el embarazo. Sin embargo, cualquier proteína o vitamina suplementos debe ser introducido solo a partir de la semana 6. Alimentar a su perra preñada con estos antes de esto podría provocar un desarrollo inadecuado de los fetos. Sin embargo, a partir de las seis semanas, la perra necesita nutrientes que favorezcan el desarrollo saludable de sus cachorros. Consulte siempre a su veterinario antes de decidir qué suplementos darle a su perra preñada y si son necesarios.
  • Semana 9: En el fase final A medida que avanza el embarazo, la perra tiene cada vez menos espacio en su cuerpo para albergar comida. Recomendamos administrar el alimento con frecuencia pero en porciones más pequeñas. Incluso si su plato tiene una pequeña cantidad, debes reponerla una vez que se acabe. Quizás notes que deja de comer. Esto podría ser una señal de que la perra se acerca al parto. Sin embargo, si te preocupa que tu perra preñada rechace la comida, consulta al veterinario.

Quizás te interese:  ¿Cuánto Tiempo Se Puede Dejar Solo a Un Gato?

Otro consejos para alimentar a una perra preñada:

  • Si nota cambios anormales en las heces de la perra preñada, puede cambiar a las enlatadas o alimentos más suaves para facilitar la digestión. Incluso puedes probar comida casera para perros.
  • Aunque necesitas alimentar más a tu perra preñada, vigila su peso para prevenir la obesidad.
  • Hidratación Es vital. Tu perra preñada siempre debe tener a su disposición un recipiente grande con agua fresca.
  • Después de que nazcan los cachorros, el perro deberá continuar con un dieta especial para favorecer la producción de leche.
  • Nunca administre medicamentos a una perra preñada a menos que se lo indique el veterinario.
  • Consulta siempre al veterinario si notas un comportamiento extraño o preocupante en tu perra preñada.

Embarazo de una perra - Semana a semana - Alimentación de una perra preñada - semana a semana

Cuidados generales para una perra preñada

Durante este proceso tan especial del embarazo, tu perra es más sensible y por eso debes estar más pendiente de ella y sus necesidades. Eso sí, como hemos comentado, debes llevar a la perra preñada al veterinario periódicamente para realizar las pruebas pertinentes y comprobar que la gestación avanza correctamente.

La parte más importante del cuidado de una perra preñada es una dieta y nutrición adecuadas, detalladas en el apartado anterior. También te recomendamos que tenga una cama cómoda en una habitación separada si es necesario y que esté alejada del frío, corrientes de aire o ruidos estresantes. Es una buena idea proporcionarle un caja de parto con mantas y trapos de algodón, que utilizará para crear su nido y dar a luz.

¿Qué pasa con los paseos y los juegos? ¿Puede una perra preñada hacer ejercicio? Sí puede y debe, pero siempre tomando ciertas precauciones. Durante las primeras semanas de embarazo se debe mantener la rutina normal de ejercicio de la perra, y ella es libre de jugar y correr. Alrededor semana 5 o 6 Comenzará a reducir la cantidad de ejercicio físico y podrá optar por actividades más tranquilas en el interior. Puedes seguir sacando a pasear a tu perra preñada, ya que le viene bien salir al aire libre. Sin embargo, también es importante que nunca la obligues a hacer ejercicio. Si parece reacia a moverse, consulte a su veterinario para que le aconseje cómo asegurarse de que su perra preñada haga el ejercicio adecuado.

Quizás te interese:  Mantener Un Cachorro Con La Madre Perro

Por último, cuidar emocionalmente a tu perra durante su embarazo es fundamental. Pasa tiempo con ella y acaríciala o acaríciala cuando ella te lo permita. La idea es crear un ambiente positivo, lo que garantizará que tu perra tenga un embarazo tranquilo y que los cachorros se desarrollen con normalidad. Ten siempre paciencia con tu perra preñada, y garantízale tranquilidad y comodidad.

Embarazo de una perra - Semana a Semana - Cuidados generales para una perra preñada

El nacimiento de los cachorros: parto y parto del perro.

Si tu veterinario no te ha dicho que existe riesgo, tu perra dará a luz en casa. De lo contrario, cuando aparezcan los síntomas del parto, se deberá acudir inmediatamente a la clínica veterinaria.

Si tu perra va a dar a luz en casa, recuerda que es un momento duro para ella. Aunque una perra normalmente puede dar a luz sola, es posible que lo haga necesito tu ayuda. Túrnense de observación con su pareja o familiares para poder estar a su lado en todo momento. Lo más importante es mantener su número de emergencia del veterinario útil en caso de que surja alguna complicación.

Como ya sabes, la gestación de una perra finaliza en la semana 9 y el parto suele tener lugar entre los días 60-63. Sin embargo, su perro podría ponerse de parto unos días antes o después, así que esté atento a señales que tu perra va a dar a luz como por ejemplo:

  • Dilatación de la vulva y ligamentos pélvicos.
  • Pérdida de apetito.
  • Caída de la temperatura corporal.
  • Tu perro parece irritado o nervioso (esto es normal, no te preocupes).
  • Ella está 'anidando' o preparando su espacio de parto.

Mi perra está a punto de parir, ¿qué debo hacer?

Los propios cachorros son quienes desencadenan el nacimiento. Hay tres fases del parto o 'parto' como se le llama en los perros:

  1. Relajación o dilatación del útero.: esta primera fase puede durar entre 4 a 24 horas. La hembra se prepara para expulsar a los cachorros y puede presentar síntomas de inquietud o nerviosismo. La vulva se agranda y es posible que notes una secreción de líquido.
  2. Expulsión de la descendencia: en la segunda etapa se entregan los cachorros. Su perro tendrá contracciones que se volverán intensas y durarán al menos 60 segundos. Notarás que comienza a lamerse la zona genital. Las contracciones se harán más fuertes hasta se entrega el primer cachorro (unido por el cordón umbilical a la placenta). El resto de los cachorros lo seguirán a intervalos de unos 30 minutos a una hora. Generalmente el parto suele durar unas 2 horas pero se puede alargar considerablemente si tu perra tiene una camada muy numerosa (hay casos hasta 24 horas). La hembra lamerá a cada cachorro para estimularlos, romperá la capa de placenta y cortará el cordón umbilical. Hay muy pocos casos en los que no lo hace. Si notas que tu perro no tiene fuerzas para realizar esta tarea, tendrás que cortar la cuerda tú mismo. Recuerda que debes contar los cachorros para saber que están todos fuera.
  3. expulsión de placenta: esta etapa ocurre más o menos simultáneamente con la segunda. Durante el parto, cada cachorro nace envuelto en placenta, que la perra rompe para dejar que el cachorro respire. También puede comerse la placenta, porque su valor nutricional es muy alto. Si notas que no rompe la placenta, hazlo tú mismo, ya que los cachorros podrían morir si no se liberan pronto. Además, si la placenta expulsada es demasiado grande es mejor no dejar que tu perro se la coma toda, ya que puede provocarle problemas digestivos.

Quizás te interese:  Se Muestra El Tercer Párpado Del Gato: Causas Y Tratamiento

Si pasan más de dos horas entre el parto de cada cachorro, o tu perra ha estado de parto durante más de 24 horas y todavía tiene cachorros dentro de ella, debes comunicarte con el veterinario de inmediato.

Embarazo de la perra - Semana a semana - El nacimiento de las crías - parto y parto de la perra

Posibles problemas durante la entrega.

En la mayoría de los casos no existen riesgos durante el nacimiento de los cachorros. Aun así, como hemos dicho varias veces, es muy importante visitar periódicamente al veterinario durante el embarazo de tu perra. Un profesional podrá saber si tu perra preñada puede dar a luz en casa sin ningún problema ni requerirá atención especializada.

Si nota alguna de las complicaciones del parto canino a continuación, llama al veterinario de urgencia sin retraso:

  • Ausencia de contracciones uterinas.
  • Contracciones uterinas sin nacimiento.
  • Hemorragia
  • Aborto
  • Parto anormal (atasco de feto)
  • Retención de la placenta (no expulsada)
  • Muerte fetal
  • Momificación

Aquí hay algunos tomos. consejos para las tres complicaciones más comunes en el parto de una perra:

Mermelada de cachorro: Si ves un cachorro pequeño atrapado en el canal de parto, nunca debes tirar de él. En su lugar, gírelos en el sentido de las agujas del reloj para estimular la apertura de la vagina y liberar al cachorro.

La madre no logra cortar el cordón umbilical: Utilice unas tijeras esterilizadas para cortar la cuerda y luego haga un nudo.

Un cachorro no respira: en este caso, abra la boca y practique la respiración artificial. Además, masajea la región del tórax para estimular el flujo sanguíneo pero sin dañarlos. También puedes acariciarlos un poco mientras les sujetas la cabeza con cuidado.

Embarazo de Perro - Semana a Semana - Posibles problemas durante el parto

Cuidando a los cachorros recién nacidos

Los cachorros dependen totalmente de su madre, tanto para alimentarse como para regular su temperatura corporal. la hembra la leche materna Es muy importante porque los inmuniza contra diversas enfermedades que puedan existir en su entorno. Como hemos comentado antes, si observas que tu perro no limpia ni alimenta a los cachorros, o si los abandona, tendrás que realizar estas tareas tú mismo. Para obtener más información, consulta nuestro artículo sobre la dieta de un cachorro destetado prematuramente.

Si la madre los deja solos por mucho tiempo, envuélvalos en toallas de algodón y colóquelos a todos en el mismo ambiente pequeño y cálido para mantener el calor corporal. Si no se ofrece a amamantarlos, llévale la leche formulada para cachorros recién nacidos, alimentando siempre en pequeñas dosis y teniendo mucho cuidado. La perra no rechazará a sus cachorros si los recoges. Consulta nuestra guía sobre el manejo de cachorros recién nacidos para obtener más consejos. También es importante hablar con tu veterinario y pedirle consejo durante este proceso.

Embarazo de Perro - Semana a Semana - Cuidando a los cachorros recién nacidos

¿Alguna pregunta? No dudes en Deja un comentario.

Si quieres leer artículos similares a Embarazo de perro – Semana a semana te recomendamos visitar nuestra categoría Gestación.