Famotidina Para Perros: Usos Y Dosis De Pepcid

La famotidina es un fármaco que también se utiliza habitualmente en la medicina humana. Si bien dependerá del país de residencia, algunas formulaciones se pueden comprar sin receta. Muchos todavía requieren receta médica. Una de las marcas más comunes que utiliza famotidina como principal ingrediente activo es Pepcid. Con una disponibilidad tan amplia y un uso tan común, es comprensible que nos preguntemos ¿Se puede usar famotidina para perros?

Si bien podemos juzgar el uso de famotidina por nosotros mismos en ciertos casos, es importante que comprendamos que la famotidina para perros solo debe usarse bajo el estricto asesoramiento de un veterinario de confianza. Explicamos las razones por las que observando el Usos de Pepcid, dosis, efectos secundarios y más en perros.

¿Qué es la famotidina para perros?

La famotidina es un principio activo que se incluye en el grupo de los Fármacos antagonistas del receptor H₂ o Bloqueadores H₂. Actúa bloqueando el receptor H₂, inhibiendo así la secreción de ácido gástrico que induce la histamina. En concreto, impide la unión de la histamina liberada por las células del estómago con su receptor. De este modo se reduce considerablemente la secreción de ácido clorhídrico.

La famotidina se considera más potente que otros ingredientes activos de su grupo, como la cimetidina y la ranitidina. Es de larga duración, pero su potencia hace que su uso no sea aplicable en todos los casos de malestar gástrico en perros. Su acción actúa para ayudar a facilitar la digestión y contrarrestar los síntomas de la indigestión. Tiene un efecto antiulceroso al reducir la producción de ácido gástrico en el estómago.

La famotidina para perros tiene un problema de mala absorción. Sólo el 37% se utiliza eficazmente cuando se administra por vía oral. Se elimina a través de la orina del perro.

Obtenga más información sobre los reductores del ácido gástrico con nuestros artículos sobre cimetidina para perros y ranitidina para perros.

Famotidina para perros - Usos y dosis de Pepcid - ¿Qué es la famotidina para perros?

Usos de famotidina para perros

La famotidina se usa para tratar enfermedades asociadas con el ácido producido en el estómago. En la práctica veterinaria, la famotidina para perros se prescribe en casos de diversos tipos de gastritis (inflamación de la mucosa del estómago del perro), úlceras gastroduodenales, esofagitis por reflujo o sistémicas. mastocitosis. La famotidina resuelve los síntomas asociados con estas afecciones.

Quizás te interese:  Mi Perro Tiene Un Crecimiento en La Vagina

Estos trastornos digestivos tienen que ser diagnosticados por un veterinario. Aunque tengas famotidina en tu botiquín, no se la des a tu perro sin autorización expresa de un profesional. El tratamiento con este medicamento requiere supervisión veterinaria regular.

Cabe señalar que los perros suelen ser muy sensibles a la formación de úlceras gastroduodenales como efecto secundario de la administración de AINE. La famotidina consigue mitigar la disminución del flujo gástrico en estos casos. De este modo, contribuye a la prevención de estas úlceras en perros sometidos a tratamientos prolongados con AINE, aunque su eficacia es controvertida.

Los estudios han encontrado que la famotidina es muy efectiva cuando se usa como supresor del ácido gástrico en las primeras etapas del tratamiento(1). Sin embargo, cabe señalar que se requiere precaución al utilizar famotidina durante períodos prolongados. Alguna evidencia sugiere que su efectividad disminuye con el tiempo.(2). Ésta es otra razón por la que es tan importante seguir las instrucciones veterinarias.

Dosis de famotidina para perros

La dosis de famotidina para perros sólo puede ser prescrita por el veterinario. Lo mismo se aplica a la duración del tiempo de administración y la frecuencia entre cada dosis. Como suele ocurrir con cualquier fármaco, dependerá de la situación clínica y de las características de cada perro. Cualquier tratamiento debe ser específico para sus necesidades individuales.

Con tanta diversidad de pacientes caninos, el rango de dosis recomendada es muy amplio. En términos generales, la administración de famotidina oral para perros es de entre 0,1 y 1 mg por kg de peso del perro. Se puede administrar entre una y dos veces al día. Una vez iniciado el tratamiento hay que mantenerlo durante el tiempo que haya indicado el veterinario, aunque antes notemos mejoría.

Quizás te interese:  ¿Cuánto Tiempo Tarda Un Cachorro en Expulsar Las Lombrices?

La famotidina en perros generalmente se vende en forma de tabletas y es mejor administrarla antes de comer. Se pueden triturar para facilitar su consumo, sobre todo si es necesario esconder la pastilla en la comida. Otros formatos incluyen famotidina inyectable para perros (administrado por el veterinario) o el suspensión oral. En este último caso, la famotidina se presenta en forma de polvo que debe reconstituirse añadiendo agua. A menudo se venden bajo la marca Pepcid, pero hay otras marcas disponibles, como Zantac 360 y famotidina genérica.

Descubra más formas de medicar mejor a su perro con nuestra guía para darle pastillas a un perro después de la cirugía.

Contraindicaciones de famotidina en perros

La famotidina podría interactuar con otras drogas. Si nuestro perro está consumiendo o acaba de consumir alguna medicamento, tenemos que informar al veterinario del tipo y dosis. Esto incluye complementos alimenticios. Los perros que hayan mostrado reacciones alérgicas a la famotidina en algún momento no deben volver a consumir este medicamento. Se puede administrar a perras durante la gestación o lactancia, aunque siempre siguiendo el consejo del veterinario.

Se deben extremar las precauciones con perros que padecen enfermedades hepáticas caninas o insuficiencia renal ya diagnosticadas. También se recomienda precaución en casos de perros ancianos o aquellos con alguna condición previa que debilite su sistema inmunológico. Si tras administrar famotidina a perros percibimos algún efecto adverso debemos informar al veterinario. Lo mismo tendremos que hacer si nos parece que el fármaco no está surtiendo el efecto dentro del tiempo de tratamiento.

Famotidina para perros - Usos y posología de Pepcid - Contraindicaciones de famotidina en perros

Efectos secundarios de la famotidina para perros.

En ocasiones, la famotidina puede provocar reacciones adversas en el perro, aunque estos son raros. Entre ellos destacan los siguientes:

  • Pérdida de apetito
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Sequedad en mucosas y piel.
  • hipotensión
  • Disminución de la frecuencia cardíaca en los casos en que se administra por vía intravenosa.

Quizás te interese:  Tratamiento Del Moquillo Canino en Casa

Aunque se considera un droga muy segura si se utiliza según las recomendaciones del veterinario, si se produce una sobredosis, es posible detectar síntomas como los siguientes:

  • Vómitos
  • Nerviosismo
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Colapsar

Los vómitos y la diarrea en perros también son un síntoma común en otros trastornos gastrointestinales, por lo que tendremos que considerar todos los factores. Habla con tu veterinario si tienes dudas y acude a un clínica veterinaria de emergencia si el perro ha entrado en shock.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Famotidina para perros: usos y dosis de Pepcid te recomendamos visitar nuestra categoría de Medicina.

Referencias

1. Kuhl, A., Odunayo, A., Price, J., Hecht, S., Marshall, K., Steiner, J. y Tolbert, MK (2020). Análisis comparativo del efecto de los supresores de ácido administrados por vía intravenosa sobre el pH gástrico en perros. Revista de medicina interna veterinaria., 34(2)678–683.
https://doi.org/10.1111/jvim.15718

2. Tolbert, MK, Graham, A., Odunayo, A., Price, J., Steiner, JM, Newkirk, K. y Hecht, S. (2017). La administración repetida de famotidina da como resultado una disminución del efecto sobre el pH intragástrico en perros. Revista de medicina interna veterinaria., 31(1)117-123.
https://doi.org/10.1111/jvim.14615

Bibliografía

  • Hata, J., Kamada, T., Manabe, N., Kusunoki, H., Kamino, D., Nakao, M., Fukumoto, A., Yamaguchi, T., Sato, M. y Haruma, K. (2005). La famotidina previene la reducción del flujo sanguíneo gástrico canino causada por los AINE. Farmacología y terapéutica alimentaria, 21 Suplemento 255–59.
    https://doi.org/10.1111/j.1365-2036.2005.02475.x
  • Portal Veterinario. (2018). Farmacología gastrointestinal.