Mi Perro Está Muy Estresado

No nos gusta pensar que nuestros perros se estresen. A menudo son ellos quienes alivian nuestra propia ansiedad y pueden ser increíbles pilares de apoyo. Aunque es posible que no enfrenten las mismas preguntas existenciales que sus cuidadores, los perros pueden verse gravemente afectados por el estrés. En casos crónicos, puede ser igualmente perjudicial para su salud. Por esta razón, debemos determinar por qué mi perro esta muy estresado. En Wiki Animales analizamos los principales motivos por los que un perro está estresado, qué síntomas presentan los perros ansiosos y qué podemos hacer nosotros como cuidadores para aliviar su estrés. Al hacerlo, ayudamos a preservar su bienestar físico y a garantizar una buena calidad de vida.

¿Por qué los perros se estresan?

Para entender por qué nuestro perro se estresa, debemos entender lo que experimenta. El estrés es una respuesta automática generada por el cuerpo del perro ante una estímulo específico. Tal estímulo puede ser casi cualquier cosa, incluso o especialmente cosas que no necesariamente interpretamos como factores estresantes. Para un perro, puede ser otro perro, una persona, un coche o incluso un entorno que no le gusta.

El estrés es una parte importante del organismo de un perro. Envía señales a su cuerpo que pueden ayudar si realmente están en peligro. Por ejemplo, cuando un perro ve a otro perro, la liberación de adrenalina acompañado de estrés puede ayudarles a evadir o defenderse. Sin embargo, cuando el estrés es indebido, significa que su cuerpo se ve afectado negativamente sin ningún motivo.

Estas reacciones negativas suelen estar relacionadas con sentimientos de inseguridad. Esto puede ser un inseguridad fisica, algo que experimentan cuando creen que van a verse amenazados. Por ejemplo, cuando un perro escucha un coche ruidoso, puede pensar que está siendo atacado por un animal más grande. Estos sentimientos de inseguridad también pueden ser emocional. Cuando salimos de casa, el perro puede estresarse porque le preocupa que no volvamos. Les preocupa que ya no podamos satisfacer sus necesidades de atención básica, pero también temen perder el afecto y el apoyo emocional que les brindamos.

Varios factores contribuyen al bienestar de un perro. Estos están representados en las cinco libertades del bienestar animal:

  1. Libertad de sed, hambre y desnutrición
  2. Libertad de malestar
  3. Libre de dolor, enfermedades y lesiones.
  4. Libertad de expresión
  5. Libertad del miedo y el estrés.

Cuando se cumplen las primeras cuatro libertades, es más probable que el perro esté libre de miedo y estrés. Sin embargo, existen algunas razones específicas por las que un perro puede estar estresado.

Causas comunes de estrés en perros

El cuidado responsable de un perro requiere respetar su naturaleza canina. A menudo, el estrés se genera por la falta de comprensión de cómo se comporta y se comunica un perro. También debemos considerar las necesidades individuales de cada perro, ya que no todos son iguales.

Quizás te interese:  Linfedema en Perros: Extremidades Hinchadas

Los perros son animales sociales que necesitan interacciones adecuadas para mantener su bienestar, pero esto también puede variar según el individuo. Son animales de rutina y necesitan tener ciertos factores básicos para sentirse seguros en el hogar. Proporcionar ejercicio, espacio para implementar conductas e incluso afecto contribuirá a generar sentimientos positivos. Cualquier falta o retirada puede dar lugar a sentimientos de estrés y ansiedad.

Aquí analizamos algunas razones específicas por las que un perro puede estresarse:

  • Socialización inadecuada: la forma en que un perro se relaciona con los demás es una parte vital para mantener su bienestar. Esto es especialmente cierto cuando son jóvenes, ya que sus primeras experiencias los definirán de muchas maneras. El período de socialización es cuando el cachorro necesita tener experiencias positivas relacionándose con otros perros, personas, objetos y entornos. Si se descuida este período o si tienen experiencias negativas, puede generar estrés cuando las encuentren más adelante en la vida.
  • Falta de atención básica: cuando los perros no cuentan con refugio, comida, ejercicio, compañía o cualquiera de sus necesidades básicas, se sentirán inseguros y desarrollarán estrés. Nuestra responsabilidad al adoptar un perro pasa por satisfacer sus necesidades, algo que requiere capital, compromiso y tiempo.
  • Educación inadecuada: podemos educar y adiestrar a nuestro perro de diferentes formas y cada perro tendrá sus necesidades individuales. Sin embargo, nunca se recomienda el refuerzo negativo de la educación. Cuando regañamos, gritamos o utilizamos violencia física contra nuestro perro será contraproducente para su aprendizaje y es probable que provoque estrés y trastornos de conducta.
  • No respetar la rutina: puedes satisfacer las necesidades del perro, pero si lo haces de forma errática puede provocarle estrés. Por ejemplo, no alimentarlos con regularidad o dejar largos intervalos entre paseos puede hacer que el perro se preocupe de que no se los proporcionará.
  • Cambios ambientales: ya sea que hagamos cambios en el entorno del perro o lo cambiemos por completo, puede generar sentimientos de estrés debido al miedo a lo desconocido. Traer un nuevo perro a casa, cambiar de dirección, tener un bebé o realizar cualquier cambio puede resultar estresante, especialmente si el perro no recibe apoyo durante todo el proceso.
  • Trauma: si el perro ha tenido un accidente, ha sido atacado por otro animal o sufre algún tipo de traumatismo, puede generar estrés. Se puede provocar más ansiedad si encuentran algún estímulo que les recuerde su trauma.

Síntomas de estrés en perros

Aunque respetemos las libertades del bienestar animal, todavía existen razones por las que un perro puede experimentar estrés. Estos a menudo se agravan en perros que han sido abandonados o han pasado por el sistema de refugio por cualquier motivo. Puede suceder que no tengamos una historia específica del perro, por lo que debemos estar especialmente atentos a los síntomas. Los signos de estrés en perros incluyen:

  • Estereotipias: son comportamientos o movimientos repetitivos que no tienen una función obvia. Una estereotipia común en las perreras se puede observar cuando los perros caminan en círculos durante períodos prolongados. También pueden lamerse áreas de la piel, comer objetos extraños o mostrar otros comportamientos que pueden resultar en daño físico.
  • Agresión: este es especialmente el caso de perros que por lo demás han mostrado un comportamiento normal. Cuando un perro se encuentra en una situación estresante, puede temer que su seguridad se vea comprometida y, como reacción, se volverá agresivo. Cuando el estrés se prolonga, el comportamiento agresivo puede intensificarse. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre los diferentes tipos de agresión canina para saber más.
  • Apatía: como se dijo anteriormente, los perros son individuos. No todos reaccionarán de la misma manera ante el estrés. Si bien algunos pueden volverse agresivos, otros pueden encerrarse en sí mismos y eventualmente volverse apáticos y deprimidos.
  • Actividad excesiva: debemos distinguir entre este y un perro naturalmente hiperactivo. Esto último puede deberse a diversos motivos, no necesariamente insalubres. Sin embargo, es probable que a un perro estresado le resulte difícil relajarse. Esto puede provocar falta de sueño y movimientos persistentes.
  • Miedo: el miedo generalizado es un resultado común del estrés. Cuando el perro se encuentra en entornos que no suponen ninguna amenaza, puede mostrar signos de miedo debido a otros factores estresantes.
  • Vocalización excesiva: los perros estresados ​​tienen más probabilidades de responder a estímulos innecesariamente. Cuando escucha un ruido o siente una molestia, es más probable que un perro estresado ladre o gruñe. También pueden ladrar cuando no estamos o, en general, hacer mucho alboroto.

Quizás te interese:  Granuloma Por Lamido en Perros: Tratamiento Y Causas

Cuando un perro sufre estrés durante periodos prolongados, puede afectarle físicamente. Es posible que no quieran comer, tengan desequilibrios hormonales o se traumaticen hasta el punto de causar dolor. Si vemos que un perro tiene bajo peso, tiene heridas en la piel y muestra mal pelaje, pero por lo demás se encuentra bien físicamente, el problema puede estar relacionado con el estrés emocional.

Tratamiento del estrés en perros

Lo primero que debemos hacer cuando observamos signos de estrés en nuestro perro es comprender la causa subyacente. Las razones anteriores del estrés canino pueden proporcionar algo de ayuda, pero es importante que las llevemos a un veterinario. Las enfermedades físicas pueden provocar síntomas relacionados con el estrés que deberán tratarse. Hacerlo puede evitar que el perro se estrese.

Si el motivo del estrés del perro no es físico, el veterinario puede ayudarnos a valorar el problema. En casos severos, pueden requerir la ayuda de un educador canino o etólogo. Podrán evaluar las necesidades específicas del perro e implementar planes de educación y adiestramiento para ayudar a aliviar los problemas de estrés.

Sin embargo, existen algunas medidas básicas que puede seguir para ayudar a reducir el estrés de su perro. Incluyen:

  • Satisfacer las necesidades básicas del perro.: revise el cuidado del perro y asegúrese de que esté recibiendo el tipo de alimento adecuado en el momento adecuado. Asegúrese de que tengan los niveles adecuados de ejercicio. Esta es otra razón para visitar al veterinario, ya que también podrá ayudar a determinar si sufre alguna deficiencia nutricional.
  • Proporcionar más educación: si el perro ha recibido entrenamiento anteriormente, reforzar su educación tendrá un efecto positivo. Le permite al perro más oportunidades de pasar tiempo socializando, le proporciona ejercicio, le recompensa y lo estimula cognitivamente, todos factores para mejorar la sensación de estrés.
  • Enriquecimiento ambiental: si la falta de estimulación provoca estrés, una forma importante de ayudar a un perro es mejorando su entorno. Proporcione juguetes, juegos de inteligencia, una zona de cama acogedora y otros accesorios que ayuden al perro a participar, incluso cuando usted no esté cerca. Esto puede ser bueno para perros con ansiedad por separación cuando no estás en casa.
  • Pasar tiempo juntos: incluso si no pueden estar cerca todo el tiempo, deben hacer que el tiempo que pasan juntos sea especial. Más que llevarlo a sus paseos necesarios, dale masajes, acarícialo regularmente, anímalo en general y busca actividades que podáis hacer juntos. Estos contribuirán en gran medida a eliminar los sentimientos de estrés de su perro.

Quizás te interese:  Cálculos Renales en Perros: Síntomas, Causas Y Tratamiento

Es imperativo comprender por qué un perro está estresado. Una vez que hayas descartado un problema físico y hayas probado los pasos anteriores, deberás mejorar su calidad de vida y aliviar el estrés. Recuerda conocer al perro y actuar según sus necesidades individuales. Si después de esto la dosis sigue estresada, puede que sea el momento de hablar con un profesional.

Para obtener orientación general sobre cómo mejorar la calidad de vida de un perro, consulte nuestro artículo sobre 10 consejos esenciales para hacer feliz a su perro.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Mi perro está muy estresado te recomendamos visitar nuestra categoría de Problemas mentales.