¿Por Qué Mi Perro Huele a Pescado?

Dependiendo de lo que hayan hecho por última vez, los perros pueden oler muchas cosas, pero el pescado es uno de los olores más desagradables y comunes que desarrollan. Este mal olor puede provenir de la boca, el trasero o aparentemente de todo el cuerpo. Si tu perro huele a pescado, suele ser el resultado de un problema de salud subyacente. Las causas del olor a pescado pueden variar desde algo benigno y fácil de remediar, como la dieta, hasta un signo de algo que requiere atención médica, como problemas de las glándulas anales.

El siguiente artículo de Wiki Animales explica los motivos más comunes por los que tu perro huele a pescado y qué hacer en cada caso.

Halitosis

Halitosis, mejor conocida como mal aliento en los perros, puede provocar que la boca de su perro huela a pescado. Varios problemas o enfermedades pueden estar detrás de la halitosis, entre ellas la enfermedad renal, la diabetes mellitus o la enfermedad periodontal. Este olor a pescado es causado por compuestos volátiles de azufre producidos por bacterias en la boca de nuestros perros.

La principal causa del olor a pescado en los perros es sarro y enfermedad periodontal. Las bacterias orales se adhieren a proteínas y restos de comida y se calcifican en el esmalte dental debido a los minerales depositados por la saliva.

Este sarro puede acumularse en los bordes o debajo de las encías y provocar inflamación o gingivitis. Las bacterias pueden llegar al periodonto y destruir el ligamento periodontal y el hueso alveolar, dejando los dientes vulnerables a infecciones y abscesos.

Tratamiento de la halitosis en perros

El tratamiento de la halitosis consiste en tratar la enfermedad subyacente que la provoca. Dado que el mal aliento suele ser causado por una enfermedad periodontal, el tratamiento suele consistir en un limpieza a fondo de los dientes de su perro. Su veterinario también puede recomendarle cambiar el estilo de vida de su perro, como darle tabletas masticables para los dientes o cambiar de comida húmeda a comida seca. En casos más graves, es posible que tu perro necesite tomar medicamentos como antibióticos, antiinflamatorios o analgésicos. También es posible eliminar el mal aliento en los perros controlando problemas endocrinos como la diabetes y las enfermedades renales.

Algunos perros tienen una predisposición genética a las enfermedades dentales, o pueden ocurrir problemas dentales si no ha cuidado los dientes de su perro con cuidado. Cómo cuidar los dientes de tu perro lo aprenderás en este otro artículo, donde te explicamos diferentes formas de limpiar los dientes de tu perro.

¿Por qué mi perro huele a pescado?  - Halitosis

Infección urinaria

En general, la orina de perro tiene un ligero olor. Si el olor es más fuerte de lo habitual, puede indicar una infección del tracto urinario. Las infecciones del tracto urinario ocurren en muchos perros, especialmente en las perras. Agentes infecciosos, tumores, cálculos y una nutrición inadecuada pueden influir en su ocurrencia y desarrollo.

Quizás te interese:  ¿Es Cruel El Entrenamiento en Jaulas? – Ventajas Y Desventajas

Los síntomas son variados. e incluyen dolor al orinar, aumento del consumo de agua, olor a pescado, irritación, micción frecuente en volúmenes bajos y fiebre. Casi todas las infecciones del tracto urinario son causadas por la bacteria Escherichia coli. Estas bacterias se encuentran comúnmente en el medio ambiente y alrededor de los genitales y el área anal del perro. Entran constantemente a la uretra desde el exterior.

Tratamiento de la infección urinaria en perros

El tratamiento más importante para una ITU es la administración de antibióticos. Según los resultados de las pruebas de orina de su perro, su veterinario le recetará un antibiótico adecuado para administrarlo según las indicaciones. Sin embargo, es esencial determinar si existe una causa subyacente para las infecciones del tracto urinario, especialmente si son recurrentes. Esto puede incluir cálculos urinarios, enfermedad renal y tumores o pólipos.

Conoce más sobre esta enfermedad, sus posibles causas y tratamiento leyendo este otro artículo sobre infecciones del tracto urinario en perros.

Otitis

Si notas que tu perro se rasca las orejas constantemente, sacude la cabeza y hueles un olor a pescado que sale de sus orejas, podría ser un infección del oído medio. La otitis media puede tener muchas causas, algunas de ellas incluyen:

  • Factores predisponentes: incluyen la condición del canal auditivo, como orejas caídas y canales auditivos estrechos.
  • Ciertas patologías: parásitos como ácaros, diversos tipos de alergias, cuerpos extraños en el oído o trastornos hormonales.
  • Otros problemas: la otitis también puede ser causada por problemas en la producción normal de queratina o por la presencia de pólipos o tumores en el canal auditivo del perro.

otitis crónica Los medios de comunicación a menudo se presentan con síntomas como secreción del canal auditivo y sacudidas de cabeza. Además, el perro puede sentir dolor al comer, ladrar o intentar abrir la boca. De vez en cuando, inclinan la cabeza hacia un lado. Si la inflamación se ha extendido al oído interno, también pueden aparecer entumecimiento y problemas de equilibrio.

Tratamiento de la otitis en perros.

El diagnóstico se realiza mediante la observación de los síntomas y examen de la membrana timpánica. Se debe realizar un cultivo bacteriano de la secreción para determinar las bacterias a tratar y su sensibilidad a diversos antibióticos. El tratamiento suele consistir tanto en irrigación del oído medio como en tratamiento con antibióticos. En algunos casos, se puede utilizar cortisona para reducir la inflamación.

Quizás te interese:  Perro Derramando

Conoce más sobre esta condición relativamente común en perros, sus posibles causas y tratamiento leyendo este otro artículo sobre otitis en perros.

¿Por qué mi perro huele a pescado?  - Otitis

Estrés o miedo

En ocasiones, los perros pueden emitir un olor desagradable desde sus glándulas anales. Las glándulas anales están ubicadas a ambos lados del ano y producen una sustancia aceitosa de color variable, marrón o blanquecino y de olor fuerte. Esta sustancia sirve no sólo como lubricante para la defecación, sino también como marcador o defensa. El olor puede aumentar si el perro sufre ansiedad o estrés.

El estrés es una respuesta automática y adaptativa del organismo ante cualquier situación que desencadene una emoción y pueda representar una amenaza. Otros síntomas de estrés en perros incluyen: cambios bruscos de temperamento, gruñidos, bostezos, pérdida de apetito y problemas gastrointestinales como vómitos, diarrea y otros.

También puedes observar comportamientos destructivos como masticación compulsiva, destrucción de enseres domésticos y accidentes en el hogar.

Tratamiento del estrés y el miedo en perros

Para tratar el estrés en perros, es importante observar y descubrir qué Factores o situaciones que desencadenan el estrés. en nuestro perro y empezar por ahí. Otras medidas que puedes tomar como parte del tratamiento son: Optimizar los paseos, establecer rutinas, aumentar la actividad física y mental del perro, reducir los cambios bruscos de acomodación, por nombrar algunas. Como siempre, te recomendamos que consultes con un profesional para determinar un tratamiento específico adaptado a las necesidades individuales de tu perro.

Conoce más sobre cómo saber si tu perro está estresado leyendo este otro artículo sobre 10 señales de estrés en tu perro.

Problemas de la piel

Existen determinadas enfermedades de la piel que son muy comunes en los perros y que pueden provocar un desagradable olor a pescado. Algunas de estas enfermedades de la piel son:

  • Enfermedades bacterianas de la piel.
  • Enfermedades fúngicas de la piel.
  • Caspa o seborrea

Todas estas enfermedades pueden causar el infame olor a pescado, pero las más comunes son las enfermedades de la piel causadas por hongos y bacterias, como una infección por hongos.

Una pequeña cantidad de levadura está presente de forma natural en la piel de los perros y, a menudo, se puede oler. Sin embargo, cuando la levadura se sale de control, la piel se vuelve picazón e irritación. Los perros con alergias tienen más probabilidades de tener una candidiasis.

Tratamiento de los problemas de la piel canina.

Si notas este olor en tu perro y otros síntomas como lamido excesivo, caída del cabello, enrojecimiento y llagas, debes consultar a tu veterinario lo antes posible. El problema de la piel en cuestión debe tratarse de forma específica, con tratamientos tópicos como pomadas y champús de tratamiento que contengan agentes antiinflamatorios, antifúngicos o antibióticos. En algunos casos, puede ser necesario administrar terapia oral sistémica.

Quizás te interese:  ¿Cuántos Cachorros Puede Tener Un Bulldog Francés?

Continúa leyendo este otro artículo para conocer más sobre las enfermedades de la piel más comunes en perros, sus causas y tratamiento.

¿Por qué mi perro huele a pescado?  - Problemas de la piel

Enfermedad del saco anal

La enfermedad del saco anal es una bloqueo o inflamación de las glándulas del saco anal de su mascota. Como se mencionó anteriormente, los sacos anales en los perros son dos pequeños sacos ubicados a cada lado de la pared muscular del ano.

Normalmente, los sacos anales se vacían cuando su mascota defeca. Sin embargo, los sacos anales de su mascota pueden bloquearse y desarrollar una infección. La aparición de la enfermedad del saco anal resulta incómoda para su mascota y también puede provocar un desagradable olor a pescado.

Si no se trata, esta enfermedad puede causar dolor y picazón. Su perro puede tener dificultades para sentarse, mover la cola constantemente, esforzarse para defecar y mostrar signos clásicos de dolor, como disminución del apetito, jadeo y esconderse. En ocasiones puedes notar un bulto o hinchazón en el área.

Tratamiento de la enfermedad del saco anal en perros

El tratamiento oportuno de la enfermedad del saco anal es fundamental. Si no se trata, se desarrolla un dolor intenso y la enfermedad del saco anal pronto empeora. Si se detecta a tiempo, el tratamiento consiste en vaciado de la glándula anal y medicamentos antiinflamatorios para eliminar la infección. Sin embargo, si pasa demasiado tiempo, es posible que se requiera cirugía, analgésicos fuertes y antibióticos. Su veterinario también puede recomendarle cambiar la dieta de su mascota para prevenir estos problemas en el futuro. Es común aumentar la ingesta de fibra y agregar suplementos de omega-3 y omega-6 para obtener efectos antiinflamatorios.

Continúa leyendo este otro artículo para conocer más sobre las glándulas anales de tu perro, sus funciones y cómo mantenerlas sanas.

Si quieres leer artículos similares a ¿Por qué mi perro huele a pescado? te recomendamos visitar nuestra categoría Cuidado de la piel.

Bibliografía
  • J. Cerón, MJ Fernández, C. García, M. Hervera, SM Angulo, D. Pérez, C. Pérez, G. Santamarina. (2016). Manual clínico de medicina interna de pequeños animales I. ESVPS, Ed. SM Publishing Ltd. Sheffield, Reino Unido