Qué Hacer Si Tu Perro Te Odia

Si compartes tu vida diaria con un perro, notarás su tremenda complejidad conductual y cognitiva, así como su capacidad para sentir y expresar una amplia gama de emociones. Muchas personas antropomorfizan y malinterpretan el comportamiento de sus perros, llevándolos a concluir que sus animales los odian, pero lo cierto es que los perros no «odian» a los demás, al menos no de la misma manera que nosotros. El nivel de cariño que los perros muestran a sus dueños depende de la relación que establezcan, así como de las experiencias que el perro haya tenido antes. Entonces, si sospechas que tu perro te “odia”, es muy probable que haya algo mal en su educación o en la forma en que te comunicas con tu perro.

En este artículo de Wiki Animales analizaremos diferentes aspectos que podrían estar perturbando o afectando la relación con tu perro. Le daremos algunos consejos sobre cómo mejorar tu relación y cómo descubrir dónde radica el problema para solucionarlo.

1. Tu perro te rechaza y evita el contacto físico por falta de socialización

El período comprendido entre las tres semanas y los tres meses en la vida de un cachorro se llama fase sensible de la socialización del cachorro. Corresponde a un período en el que su sistema nervioso está mejor preparado para absorber, procesar y adaptarse a nueva información. A medida que el cachorro crece, necesita explorar el mundo que lo rodea para aprender a afrontar y adaptarse a los estímulos de su entorno.

Si los cachorros se separan de sus madres demasiado pronto (antes de las ocho semanas de edad), se les aísla socialmente durante el período de socialización o tienen numerosas experiencias negativas a una edad temprana, es probable que desarrollen trastornos de conducta relacionados con la ansiedad. Muchos de los perros en refugios han experimentado uno o más de estos escenarios y por lo tanto tienen mucho miedo.

Si adoptas un perro y notas que te rechaza, evita el contacto físico o muestra signos de amenaza, esta podría ser la causa. En su fase sensible, es posible que tu perro nunca haya tenido una relación sana con un humano y por eso esté muy ansioso. En este caso, debes consultar a un etólogo canino o a un educador que trabaje con refuerzo positivo para saber cuál es la mejor manera de interactuar con el perro para que poco a poco aprenda a confiar en ti.

Quizás te interese:  ¿Por Qué Mi Perro No Bebe Agua?

Si te preguntas qué hacer en caso de encontrar un perro abandonado o perdido en la calle, sigue leyendo este artículo sobre qué hacer si encuentras un perro perdido.

2. Tu perro se esconde de ti o te trata diferente debido a experiencias traumáticas

Sin duda es traumático para un cachorro quedar aislado o separado prematuramente de su madre durante el periodo de socialización, pero estas experiencias no son las únicas que pueden provocar problemas de conducta. Si un perro experimenta abuso físico o psicológico De un ser humano, pueden desarrollar un miedo patológico hacia las personas en general, independientemente de su edad o etapa de desarrollo. También pueden mostrar esta reacción hacia personas similares a quienes abusaron de él.

Hay muchos animales en refugios y perreras que han sido maltratados y les puede llevar mucho tiempo confiar en las personas. Nuevamente debemos enfatizar que su comportamiento, incluso su agresividad, es basado en el miedo, no resentimiento u odio. Por ello, lo ideal es trabajar con un profesional que pueda darnos pautas claras sobre cómo afrontar esta situación.

Si quieres saber por qué es bueno adoptar un perro callejero y por qué pueden ser compañeros maravillosos, sigue leyendo este artículo sobre 10 razones para adoptar un perro callejero.

3. Tu perro te ignora o te ataca debido a reglas inconsistentes o entrenamiento basado en castigos.

del dueño del perro estrategia de crianza suele ser una de las razones de una mala relación. Cada hogar debe tener un conjunto de reglas que deben ser claras, consistentes y comunicadas de manera que tengan en cuenta los sentimientos del animal. En cambio, si unas veces es aceptado en el sofá y otras regañado, o si cada miembro de la familia pone sus propias reglas, el animal se encuentra en un entorno impredecible. Esta situación puede causar ansiedad y confusión y eventualmente conducir a problemas de conducta.

Quizás te interese:  Cuidar a Un Perro Después De La Extirpación Del Bazo

Además, el uso de Castigo físico como collares estranguladores, de púas o eléctricos, así como la intimidación como método de adiestramiento, afectan gravemente al bienestar del perro y provocan miedo y reacciones que fácilmente pueden malinterpretarse como odio.

Si quieres aprender cómo educar a tu perro, no te pierdas este artículo sobre órdenes básicas en perros.

4. Tu perro te gruñe o muestra los dientes por ansiedad

El lenguaje de un perro es extremadamente completo y complejo. A través de expresiones faciales, posturas corporales y vocalizaciones, los perros comunican una amplia gama de intenciones y emociones, tanto con humanos como con otros animales. Cuando adoptamos un perro, es importante entrena y comprende estas señalesporque la comunicación está en el centro de cualquier relación, incluso entre diferentes especies de animales.

Como los perros nos observan de cerca todos los días, aprenden rápidamente el significado de nuestros gestos, palabras y expresiones faciales. Nosotros, en cambio, solemos tardar más en entenderlos. Por ejemplo, suponemos que un perro que mueve la cola está feliz, cuando en realidad esto se puede interpretar de diferentes maneras según el contexto y el movimiento.

Para saber si nuestro perro se siente incómodo o necesita espacio debemos entender las señales «tranquilas» (bostezar, lamer, girar la cara, etc.) y las señales «amenazantes» (gruñir, mostrar los dientes, marcar, etc.). Si prestamos atención a estas señales y evitamos forzar a nuestro perro a situaciones incómodas, su confianza en nosotros crecerá.

Si quieres ayudar a tu perro a socializar con otros perros, sigue leyendo este artículo sobre cómo presentarle a tu perro un perro nuevo.

5. Tu perro está nervioso por falta de estimulación

Para el bienestar de nuestro perro y para construir un vínculo duradero con él, necesitamos pasar mucho tiempo con él y estimularlos física y mentalmente. La falta de estimulación puede provocar que un perro presente comportamientos negativos como nerviosismo, ladridos excesivos, etc. El estrés y la ansiedad muchas veces son el resultado de no poder canalizar su energía o estimular su mente.

Quizás te interese:  Los 7 Errores Más Grandes Que Cometen Los Dueños De Gatos Por Primera Vez

Vivir con un perro significa pasar tiempo juntos, realizar actividades divertidas y vivir experiencias positivas. Los perros son criaturas sociables., necesitan interacción con otras personas. El perro necesita paseos, sesiones de adiestramiento, momentos de juego y por supuesto momentos de relajación y mimos para construir un vínculo seguro y saludable con nosotros y desarrollar un sentimiento afectivo más fuerte.

Lo mismo ocurre con actividades y retos que fomenten su toma de decisiones, les hagan pensar y les estimulen a nivel cognitivo. Los métodos que podemos utilizar incluyen entrenamiento de habilidades con refuerzo positivo o usando juguetes interactivos y rompecabezas que se puede solucionar solo o con nuestra ayuda. Al hacer esto y proporcionarle el ejercicio físico que necesita según su edad, tamaño, raza y estado de salud, el perro prosperará y mejorará su relación con su cuidador.

Entonces, si notas que tu perro te ladra, te muestra los dientes, se esconde de ti o se niega a que lo acaricies, no significa que te odie, simplemente significa que algo está mal y esta es su forma de decírtelo. Por lo tanto, debes determinar qué está causando su comportamiento y tratarlo para mejorar tu relación con ellos.

Si quieres saber más sobre cómo mantener estimulado a tu perro en casa, sigue leyendo este artículo sobre 6 juegos para jugar con tu perro en el interior.

Si quieres leer artículos similares a Qué hacer si tu perro te odia te recomendamos visitar nuestra categoría de Cuidados básicos.