Cómo Evitar Que Su Perro Tire De La Correa


Pregunta:

¿Cómo evito que mi perro tire de la correa?

Respuesta:

Tirar de la correa es un comportamiento que casi todos los padres de perros encuentran. La mejor manera de detenerlo es prometerte a ti mismo y a tu perro que nunca más llegarán a ninguna parte tirando del collar. ¡Período!

Cómo reaccionar cuando tu perro tira de la correa

Cuando su perro comience a tirar (lo que significa que la línea de la correa desde el collar de su perro hasta su mano esté tensa), deténgase, llame a su perro por su nombre y retroceda unos pasos hasta que regrese hacia usted, o al menos se mueva en su dirección. Luego puedes recompensar a tu perro avanzando nuevamente o dándote la vuelta y yendo en una nueva dirección. Dale a tu perro algunas golosinas pequeñas por regresar contigo y no olvides elogiarlo.

Esto requiere paciencia, y mucha. Durante las primeras semanas, es probable que su perro dé cada paso o dos, como siempre lo ha hecho, pero esta vez no lo llevará a ninguna parte. Eso significa que es posible que no llegues muy lejos en tus caminatas. Incluso puedes cubrir la misma media cuadra una y otra vez mientras retrocedes, le pides a tu perro que se concentre, gire y camine en una nueva dirección. Recuerda seguir elogiando a tu perro a medida que mejora al caminar a tu lado: “¡Sí! ¡Has dado nueve pasos sin tirar! ¡Buen perro, aquí tienes un regalo!

Quizás te interese:  10 Consejos Para Asegurarte De No Perder a Tu Perro

Consejos para el entrenamiento con correa

Un par de consejos: cuando entrene, use un collar normal con hebilla plana y una correa de 4 a 6 pies, lo suficientemente delgada como para sostenerla cómodamente en la mano. No utilice una correa “flexi”. En realidad, esas correas entrenan a los perros para tirar enseñándoles que la tensión en sus cuellos los lleva más lejos.

Además, mantenga un registro para seguir su progreso. ¿Esta vez diste dos pasos sin tirar? ¿Diez pasos? ¿A media cuadra? El progreso parece lento al principio, pero llevar un registro te mostrará lo lejos que has llegado realmente (y te ayudará a darte cuenta cuando te hayas olvidado de entrenar).

La práctica hace la perfección

No recorrerás una gran distancia durante el entrenamiento para caminar con correa suelta, pero es importante que tu perro siga haciendo mucho ejercicio. Cuando quieras sacar a tu perro a correr o a jugar, utiliza un arnés. De esa manera, tu cachorro sabrá que las reglas son diferentes. Mientras usan un arnés, son libres de correr, perseguir una pelota de tenis, olfatear un árbol o lo que sea.

Sin embargo, en el momento en que la correa de su perro vuelve a colocarse en el collar normal, vuelve a la regla de no tirar, y esa regla no se puede romper. La constancia, la práctica y los elogios te llevarán a donde quieres estar… ¡y a tu perro también!