Hepatitis Infecciosa Canina: Síntomas Y Tratamiento

La hepatitis infecciosa canina (HIC) es una infección hepática aguda en perros causada por el mastadenovirus canino A. Es una enfermedad viral altamente contagiosa que se transmite a través de la boca o la nariz, donde se replica en las amígdalas. Afortunadamente, los programas de vacunación generalizados han reducido considerablemente el número de perros infectados. La vacuna ICH forma parte de una importante vacuna combinada para perros.

El siguiente artículo de Wiki Animales explica todo lo que necesitas saber sobre infeccioso canino hepatitissus síntomas, tratamiento y prevención.

¿Qué es la hepatitis infecciosa en perros?

El PCI es un virus altamente contagioso causada por el adenovirus canino 1 (CAV -1) que afecta a perros y algunos animales salvajes, incluidos lobos, coyotes y osos. Aunque la hepatitis se refiere a la inflamación del hígado, la HIC puede afectar múltiples sistemas de órganos, incluidos los pulmones, el sistema gastrointestinal, los riñones y el sistema nervioso central. La HIC también puede causar problemas oculares y trastornos de la coagulación.

Cuando el virus entra en contacto con el perro, se multiplica en los tejidos del perro y se excreta con todas las secreciones del cuerpo. Así, la hepatitis infecciosa puede transmitirse a otros perros a través de la orina, las heces o la saliva de perros enfermos.

Es una enfermedad que, como su nombre indica, afecta el hígado, pero también los riñones y los vasos sanguíneos. El cuadro clínico que presenta el perro puede ser el de una infección leve, pero normalmente progresa rápidamente a una infección mucho más grave. Las consecuencias pueden ser fatales.

El moquillo canino es otra enfermedad infecciosa común y mortal de los perros. El moquillo canino afecta el tracto digestivo y el sistema respiratorio del perro. En casos más graves, también puede atacar el sistema nervioso del perro. Conoce más sobre esta enfermedad en este otro artículo sobre el virus del moquillo canino.

Quizás te interese:  Alimento Para Gatos Con Diabetes – Dieta Para Gatos Diabéticos

Síntomas de hepatitis infecciosa en perros.

Los signos de la HIC son similares a las de otras enfermedades infecciosas comunes en perros, y la gravedad depende del sistema inmunológico del perro infectado. Los signos pueden aparecer de dos a cinco días después de la exposición a la HIC y dependen del sistema de órganos afectado.

Si son leves, los únicos síntomas pueden ser una disminución del apetito y apatía o una disminución de la actividad normal. Cuando la infección es aguda distinguiremos signos clínicos como los siguientes:

  • Fiebre alta
  • Pérdida de apetito
  • diarrea con sangre
  • vomito de sangre
  • Fotofobia
  • Amígdalas inflamadas
  • Congestión nasal
  • Estornudos y tos
  • Secreción ocular y nasal

También es posible observar un abdomen encogido debido al dolor causado por inflamación del hígadosangrado espontáneo en las encías o en la piel de las zonas sin pelo, e ictericia, es decir, coloración amarillenta de la piel y las mucosas.

Pero incluso en perros que se recuperan, el llamado ojo negro o puede aparecer queratitis intersticial, es decir, una especie de nube en la córnea. Afecta a uno o ambos ojos y suele desaparecer espontáneamente a los pocos días.

Continúa leyendo este otro artículo si quieres conocer más sobre otras enfermedades hepáticas comunes en perros, sus síntomas y tratamiento.

Diagnóstico y tratamiento de la hepatitis infecciosa en perros.

Su perro debe ser examinado por un veterinario si muestra signos de HIC. El diagnóstico se basa en el historial médico de su perro, los signos clínicos y la posible exposición a la HIC.

A prueba serológica para detectar anticuerpos CAV-1 o una prueba de PCR para detectar partículas virales en muestras de saliva, secreción u orina de un perro infectado proporcionarán un diagnóstico definitivo.

Quizás te interese:  Los Ojos De Mi Perro Tiemblan: Nistagmo en Perros

Otras pruebas de diagnóstico pueden incluir una hemograma completo para detectar infecciones secundarias o enfermedades concomitantes, y una prueba bioquímica sérica para evaluar la función de los órganos. También se pueden recomendar pruebas de coagulación para detectar problemas con la coagulación sanguínea.

Pruebas de imagen avanzadasSe pueden utilizar pruebas médicas, como radiografías o ecografías, para evaluar el agrandamiento del hígado o la presencia de líquido en el abdomen. En algunos casos, puede ser necesaria una biopsia de hígado para un diagnóstico adicional.

Hay sin cura para la infección por HIC. Los perros que reciben atención veterinaria inmediata pueden recuperarse, pero los animales recuperados pueden tener problemas renales u oculares de por vida. La mayoría de los perros requieren hospitalización para recibir cuidados de apoyo. Los antibióticos se usan para prevenir infecciones bacterianas secundarias y los medicamentos se usan para tratar los síntomas que se desarrollan. El perro necesitará descansar y se controlará su ingesta de alimentos.

El tratamiento de la HIC puede requerir hospitalización prolongada de su mascota, además de control veterinario de por vida para detectar problemas renales y oculares. Desafortunadamente, muchos mueren incluso si reciben buenos cuidados.

Prevención de la hepatitis infecciosa en perros.

Los avances en la medicina veterinaria han hecho que sus mascotas vivan vidas más largas y saludables. Además, los programas de vacunación de mascotas en todo el mundo han contribuido enormemente reducido las posibilidades de que su perro contraiga enfermedades infecciosas peligrosas, como la hepatitis infecciosa canina. Durante la etapa de cachorro de su perro, su veterinario le recomendará una serie de vacunas básicas para garantizar que el sistema inmunológico de su perro pueda combatir las enfermedades comunes de los perros.

Quizás te interese:  ¿El Complejo De Vitamina B Es Bueno Para Los Perros?

La hepatitis canina infecciosa (HIC) es una de las enfermedades de su perro. vacunas primarias. Aunque ahora rara vez se observa HIC debido a los programas generalizados de vacunación canina, los cachorros y los perros adultos que no están vacunados corren el riesgo de contraer este virus potencialmente mortal. Además, los perros que se recuperan de la HIC pueden tener problemas renales y oculares de por vida.

Las pautas establecen que los cachorros deben recibir su primera vacuna ICH en 6 semanas de edad, seguidas de inyecciones de refuerzo cada tres o cuatro semanas hasta que tengan 16 semanas. Los perros adultos deben recibir vacunas de refuerzo cada tres años.

Además, no socialice a su perro con otros perros hasta que estén completamente vacunado. Tenga cuidado al caminar o permanecer en áreas boscosas y evite el contacto de su perro con animales salvajes o excrementos de vida silvestre para evitar infecciones accidentales.

La prevención se basa en vacunación. La mayoría de las vacunas actuales contienen adenovirus tipo 2, que protege contra la hepatitis infecciosa canina y la laringotraqueítis infecciosa canina.

Si quieres saber más sobre las vacunas que necesita tu perro para una vida sana, no te pierdas este otro artículo donde explicamos el calendario de vacunación para cachorros y perros

Hepatitis infecciosa canina - Síntomas y tratamiento - Prevención de la hepatitis infecciosa en perros

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Hepatitis infecciosa canina: síntomas y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría de Enfermedades Infecciosas.

Bibliografía

  • Carlson y Giffin. 2002. Manual de práctica veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.