Las Cinco Libertades Del Bienestar Animal

Los seres humanos tienen derechos según el derecho internacional de los derechos humanos (DIDH), incluso si se defienden de manera diferente según el lugar donde viva. Estos derechos nos otorgan algunas protecciones básicas contra daños y son útiles a la hora de tomar decisiones políticas sobre cómo nos tratan. Quizás no sepas que los animales tienen derechos similares. Aunque en la mayoría de los países no son leyes del mismo modo que el DIDH, el 5 libertades son una guía útil para establecer cómo se protege a los animales del daño en una sociedad. Estas protecciones deben extenderse a los animales domésticos y pueden ser un recordatorio útil de que tenemos la responsabilidad de cuidar a nuestras mascotas.

En Wiki Animales analizamos Cinco libertades del bienestar animal. Al hacerlo, podríamos observar a nuestros propios animales de compañía y ver si estamos descuidando alguna de sus necesidades básicas de cuidado.

¿Por qué existen 5 libertades de bienestar animal?

Como se indicó en la introducción, tenemos ciertos derechos para los humanos. Si bien históricamente hemos tratado a los animales como objetos, muchos de nosotros estamos trabajando para lograr un mayor respeto por los animales. Tratarlos de manera humana debería ser una prioridad para la industria, así como para el entorno nacional. Esto ha llevado a diversas iniciativas a intentar introducir algún tipo de reconocimiento formal de derechos animales.

Hay una razón específica por la que se introdujeron inicialmente las 5 Libertades. En 1965, el Reino Unido publicó un informe sobre la cría de animales que sorprendió a muchos. Se trataba de una revisión de las prácticas agrícolas que mostraban que muchos animales sufrían maltrato y eran instalados en condiciones inadecuadas. Su líder, Roger Brambell, informó que “(un) animal debe tener al menos suficiente libertad de movimiento para poder, sin dificultad, girar, acicalarse, levantarse, acostarse y estirar sus extremidades”.

Finalmente, los hallazgos del informe llevaron a la formación de la Consejo de Bienestar de los Animales de Granja (FAWC), un comité diseñado para revisar el bienestar de los animales en las tierras de cultivo, así como en tránsito y en el lugar de sacrificio. Tomando la semilla de las cinco libertades iniciales de Brambell, la lista fue revisada y oficializada en 1979. El resultado fue las Cinco Libertades de bienestar animal.

Quizás te interese:  ¿Por Qué Mi Perro Me Gruñe?

Si trabaja en la industria agrícola, debe conocer estas libertades y trabajar según la legislación muy específica de su región en particular. sin embargo, el 5 libertades del bienestar animal también traducir a los dueños de mascotas. Si eres guardián de animales, te mostramos cuáles son las Cinco Libertades y cómo se aplican al cuidado de tu animal de compañía.

1. Libertad de sed, hambre y desnutrición.

Libertad de hambre o sed mediante fácil acceso a agua dulce y una dieta para mantener plena salud y vigor.

Agua Siempre debe estar disponible para su mascota, incluso por la noche, incluso cuando esté durmiendo. Especialmente si vives en un lugar frío, debes asegurarte de que la capa superior de agua no se haya congelado. Para evitarlo, conviene colocarlo en el interior de casa o cerca de una fuente de calor adecuada.

En términos de alimentación, es importante saber cuál es la mejor dieta para cada perro. Independientemente de tu necesidades específicas de la mascota, debes asegurarte de que su alimentación sea de alta calidad. Si nuestro animal tiene algún problema de salud, debemos asegurarnos de proporcionarle una dieta que pueda apoyarlo. La primera de las 5 libertades no significa que puedas darles lo que quieran. Demasiados alimentos ricos pueden causar obesidad y otros problemas, por lo que es importante que los proporcionemos correctamente.

2. Libre de malestar

Estar libre de molestias proporcionando un entorno apropiado que incluya refugio y una zona de descanso cómoda.

La comodidad es algo básico que depende directamente de tu entorno dado de la mascota. Esto incluye tener una cama cómoda en la que puedan relajarse y descansar. Esto también será específico para las necesidades de su animal. Por ejemplo, un galgo tiene una estructura ósea por lo que necesitará más acolchado que otras razas. También debemos asegurarnos de que vivan a una temperatura estable y estén protegidos de los elementos.

Quizás te interese:  Mi Gato Ya No Juega, ¿qué Puedo Hacer?

Como tu edades animales, su comodidad necesita un cambio. Por ejemplo, los perros y gatos mayores necesitarán menos ejercicio y más protección para sus articulaciones y otros problemas corporales.

3. Libre de dolor, lesión o enfermedad

Estar libre de dolor, lesión o enfermedad mediante prevención o diagnóstico y tratamiento rápidos.

No puedes pretender tener una mascota que cumpla con las cinco libertades si sufre una enfermedad o dolencia y no haces nada al respecto. Cuando nuestro perro se lesiona o contrae alguna enfermedad, debemos llevarlo a tratamiento veterinario. La prevención de enfermedades y daños también es importante. Nunca debemos ponerles en una situación que pueda causarles daño y es necesario establecer calendarios adecuados de vacunación y desparasitación.

La ausencia de dolor también es importante en la forma en que tratamos a nuestros animales. No podemos abusar físicamente de ellos y causarles daño. La crueldad hacia los animales es ilegal en la mayoría de los países, pero todavía ocurre. La razón por la que se aplican las Cinco Libertades del bienestar animal en primer lugar es para prevenir casos de tal abuso.

4. Libre de expresar el comportamiento (más) normal

Libertad para expresar (la mayoría) del comportamiento normal proporcionando suficiente espacio, instalaciones adecuadas y compañía de la propia especie del animal.

Los animales de compañía deben poder expresarse libremente en el entorno en el que viven. Por ese motivo es fundamental tener una buena comunicación con tu mascota y saber qué necesita:

  • Déjalos explorar y husmear: permitiéndoles adaptarse al entorno en el que viven, identificar mascotas que viven cerca, encontrar un lugar concreto, realizar sus tareas diarias (como lo harían en la naturaleza), etc.
  • Actividad: es muy importante que tu animal pueda hacer todo el ejercicio que necesite. Esto ayudará a su perro a mantener un carácter equilibrado, mantenerse saludable, evitar el estrés y comprometerlo tanto cognitiva como físicamente.
  • Vinculación con la familia: los animales como los perros que han pasado toda su vida con personas quieren tener contacto con ellas. La socialización de cachorros y perros adultos es importante ya que los hace sentir parte de una familia. Como animal social, descuidar estos aspectos de su cuidado puede provocar problemas graves de comportamiento, así como ansiedad y/o depresión.
  • Contacto con otros animales: si tu mascota ha convivido con otras de su especie, puede deprimirse cuando está sola y aburrida. Esto dependerá de la especie animal.

Quizás te interese:  Cómo Entrenar a Tu Perro Para Que Ignore a Otros Perros

Las 5 Libertades utilizan la palabra «la mayoría» para distinguir entre la expresión saludable de comportamientos y lo que puede causar daño. Usamos entrenamiento y educación para ayudar a nuestros animales de compañía a comportarse y respetar los límites cuando viven en el entorno doméstico. Hacerlo beneficia a todos, por eso es importante no descuidar nunca este aspecto de su cuidado.

Las cinco libertades del bienestar animal: 4. Libertad para expresar (la mayoría) del comportamiento normal

5. Libertad del miedo y el estrés

Estar libre del miedo y la angustia garantizando condiciones y tratamientos que eviten el sufrimiento mental.

Finalmente, para poner fin a las Cinco Libertades del bienestar animal, debemos asegurarnos de que nuestro perro no sufre miedo ni estrés. Esta es la más difícil de las 5 Libertades, simplemente porque a menudo es difícil saber cómo responderá una mascota a ciertos estímulos. Por este motivo, debemos hacer todo lo posible para garantizar su bienestar. Algunos conceptos básicos incluyen:

  • No obligues a tu mascota a interactuar si no quiere
  • Premia la calma y la tranquilidad
  • Nunca castigues físicamente a tu mascota
  • Enséñele a su mascota a comprender comandos básicos
  • Utilice siempre refuerzo positivo
  • No crees situaciones que sometan a tu mascota a un estrés excesivo.
  • Identifica los miedos de tu mascota y ayúdala a superarlos

Si temes no poder cumplir con las Cinco Libertades del bienestar animal, significa que estás causando daño a tu animal de compañía. Un etólogo puede ayudarle a evaluar las necesidades de su animal, así como su propio enfoque hacia su cuidado. Si aún así no puedes cumplir con estos principios básicos de bienestar animal, tendrás que renunciar a tu tutela y dejar que tu animal viva en un lugar que pueda hacerlo.

Si quieres leer artículos similares a Las cinco libertades del bienestar animal te recomendamos visitar nuestra categoría de Educación Básica.