Tratar a Un Perro Como a Un Humano

¿Sabes lo que significa para un perro para humanizar? Pues es un fenómeno que últimamente se ha vuelto más frecuente y popular. Este concepto gira en torno a que los humanos trascendemos nuestra forma de ver el mundo a nuestros animales. Tratar a los perros como a niños, disfrazarlos y celebrar sus cumpleaños puede parecer al principio inofensivo y divertido. Pero tratar a nuestros perros como humanos en realidad puede afectar negativamente a nuestros perros.

¿Quieres saber qué perciben los perros cuando los tratamos como humanos? Para saber más, desde Wiki Animales hemos decidido hablarte de ¿Qué significa tratar a un perro como a un humano?. También estaremos comentando las características de un perro humanizado y resumiendo sus posibles consecuencias.

¿Qué significa humanizar a un perro?

Humanizar a un perro tiene que ver con otorgarlo características antropomorfas. Esto significa atribuir a nuestros caninos emociones, actitudes y visiones del mundo típicas de los humanos. Esto no sólo ocurre con los perros, sino que también es común entre otros animales.

Esto no significa que tratar a los perros como familia o brindarles amor y cuidados sea una práctica negativa. El error viene cuando ignoramos las necesidades inherentes de una especie canina sustituyéndolas por necesidades humanas. Por ejemplo, disfrazar a nuestros perros para Halloween puede estar bien para una ocasión, pero vestir a tu perro con ropa todos los días se considera una acción un tanto cuestionable. Si no hay ninguna función detrás del disfraz de su animal (el clima), le recomendamos que no lo haga.

Este fenómeno de humanizar a un perro A menudo ocurre cuando el guardián del perro está «solo». Esta humanización también se ha producido a partir del afán del ser humano por comprender a sus perros, lo que a menudo conduce a interpretaciones erróneas. Un perro no es un ser humano y por lo tanto sólo debe ser tratado según su propio instinto natural.

Tratar a un perro como a un humano: ¿qué significa humanizar a un perro?

¿Es malo humanizar a los perros?

Mucha gente no entiende muy bien qué cuestiones giran en torno a la humanización de un perro. El principal inconveniente surge cuando se trata a un perro como a un ser humano, ya que muchas veces se ignoran inconscientemente sus necesidades básicas. Esto puede provocar problemas de conducta, que a menudo se consideran simples «caprichos» y se pasan por alto. Entonces la respuesta es: sí, recomendamos no humanizar a tu perro.

Aunque es normal sentir ternura y amor por tu animal, no se pueden ignorar las características propias de su especie. Por ejemplo, preparar una fiesta de cumpleaños con tarta para tu perro no debe priorizar su socialización, educación y tiempo de juego.

Quizás te interese:  ¿Por Qué Mi Gato Se Esconde De Todos Menos De Mí?

A menudo, a un perro humanizado se le da rienda suelta ilimitada para hacer lo que quiera. Esto puede resultar en un animal difícil de controlar, lo que a su vez introduce conflictos en el ambiente hogareño. Es necesario encontrar un equilibrio entre el amor y el cuidado que le brindas a tu perro y el reconocimiento de sus necesidades instintivas.

¿Mi perro está humanizado?

La humanización de un perro es producto de su relación con su familia y de cómo es tratado. A continuación enumeramos 3 ejemplos para ayudarle a identificar si su perro es humanizado:

1. Tu perro come la misma comida que tú.

Un perro humanizado suele comer la misma comida que sus dueños. Darle a tu perro un bocado de tu comida de vez en cuando está bien, siempre y cuando la comida no sea tóxica para los caninos. Sin embargo, si la dieta de su perro es constantemente la misma que la suya, es necesario reevaluarlo. La razón de esto es que las necesidades nutricionales de un perro son diferentes a las de los humanos. Si su perro come la misma comida que usted, no sólo carecerá de los nutrientes y vitaminas que necesita, sino que estos ingredientes podrían incluso resultar tóxicos para su animal.

En este caso, te recomendamos ofrecerle a tu perro una dieta casera. Esta dieta te permitirá controlar y preparar personalmente la comida de tu perro con la ayuda de un veterinario. Para saber más, puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre comida casera para perros.

2. Tu perro usa el baño.

Ha habido algunos casos de perros que utilizan el baño de un humano para defecar. Por muy divertido o práctico que parezca, al hacer esto, un perro no podrá relacionarse con otros perros que defecan de forma instintiva y natural.

3. Tratas a tu perro como a un bebé.

Vestir a tu perro como si fuera un bebé o pasearlo en un cochecito puede ser muy perjudicial para el desarrollo emocional de tu perro. Los perros necesitan explorar y olfatear su entorno, necesitan correr, saltar y captar sus estímulos. Si un perro está en un cochecito, no puede hacer esto. Además del comportamiento destructivo debido a la energía no canalizada, esto puede resultar en estrés por falta de interacción.

Quizás te interese:  Mi Perro Es Poseedor De Recursos

Además, mucha gente supone que los perros reaccionan de la misma manera que los humanos. El hecho es que los perros tienen emociones diferentes a las de los humanos y, por lo tanto, reaccionan de manera diferente. Por ejemplo, un perro puede darse cuenta de que ha hecho algo mal, pero no se siente culpable. Entendiendo las emociones de un perro y reconociendo que son diferentes a las de los humanos, podemos empezar a socializarlo y educarlo correctamente.

Tratar a un perro como a un humano: ¿está humanizado mi perro?

Comportamiento de un perro humanizado

A perro que esta humanizado la mayoría de las veces no respeta las reglas de la casa. Un ejemplo común de esto es un perro que salta a la mesa cuando estás comiendo y/o ocupa la cama o el sofá de su dueño.

Agresión También es un factor común en un perro humanizado, especialmente si el animal está acostumbrado a conseguir lo que quiere. Por ejemplo, intentarán morderte o gruñirte cuando no puedan hacer lo que quieren. Generalmente, cuando esto ocurre, el propietario opta por revertir la acción que provocó esta agravación. Sin embargo, esto es contraproducente para su desarrollo social.

También es común que un perro humanizado pueda mostrar signos de miedo y nerviosismo al entrar en contacto con estímulos desconocidos. Aunque el miedo es una emoción normal, es importante entender cómo gestionarlo en un perro. Asimismo, es fundamental no reforzar acciones negativas, como abrazar al animal cuando está molesto o enfadado. En su lugar, acaricie a su perro sólo una vez que se haya calmado. Esta acción permitirá al animal reconfigurar la conducta específica con refuerzo positivo.

Tratar a un perro como a un humano - Comportamiento de un perro humanizado

Consecuencias de humanizar a un perro

La educación anormal que supone humanizar a un perro puede acarrear graves consecuencias para su salud, tanto física como psicológica. Tratar a su perro como a un humano puede causar;

  • Estrés: que se desencadena porque el animal no puede satisfacer sus necesidades instintivas, como correr al caminar o explorar su entorno.
  • Comportamiento neurótico-destructivo: cuando un perro no puede satisfacer su deseo de jugar lo más probable es que se vuelva destructivo y adopte conductas compulsivas.
  • Problemas de socialización: a un perro humanizado rara vez se le permite interactuar con otros perros, generalmente porque los dueños piensan que otros perros podrían dañar a los suyos. Como resultado, este animal puede volverse muy inseguro al interactuar con otros congéneres, al no reconocerlos como iguales. Esto se refuerza en perros a los que se les enseña a usar el baño y que usan ropa, ya que son incapaces de descifrar y comprender el comportamiento natural de su propia especie.
  • Problemas de peso: los perros humanizados suelen ser más propensos a la obesidad, ya que se les ofrecen dietas inadecuadas a sus necesidades. También es común que aumenten de peso porque su gasto calórico en el ejercicio es menor que la cantidad de alimentos que consumen. Esto también puede desencadenar otros problemas de salud, como artritis y enfermedades cardiovasculares.
  • Ansiedad: cuando un perro está acostumbrado a pasar todo el día con su tutor y compañero humano, se vuelve más vulnerable a sufrir ansiedad por separación. La ansiedad por separación puede provocar diarrea, tics y palpitaciones del corazón.

Quizás te interese:  Mi Perro Tiene Miedo a Los Coches Y Al Tráfico

Cómo deshumanizar a un perro

Lo primero que hay que hacer cuando se quiere deshumanizar a un perro es reconocer y comprender que tu perro pertenece a una especie diferente a la tuya. Eso no significa que debas dejar de cuidar o mimar a tu animal, pero siempre debe hacerse de forma mesurada y adecuada. Permita que su perro tenga la oportunidad de tener rienda suelta para explorar sus propios instintos naturales.

Puede comenzar a deshumanizar a su perro introduciéndolo en sesiones de ejercicio. Le sugerimos sacar a su perro a pasear, trotar en el parque, etc. Debe concentrarse en asegurarse de que su perro socialice correctamente con otros perros y animales. Además, debes entender que tu perro necesita seguir una dieta adecuada a sus necesidades de especie y raza. No dude en consultar a su veterinario a la hora de montar un dieta apropiada para tu animal.

Educar Un perro también es increíblemente importante. Esto no significa que tengas que ser estricto o autoritario con tu animal, simplemente establece algunos límites o límites adecuados. Pautas como: no dejar que tu perro duerma contigo en tu cama, le dejarán claro a tu perro que no siempre puede hacer lo que quiere.

Si, por ejemplo, estás luchando solo por deshumanizar a tu perro, te sugerimos consultar a un veterinario etólogo. Un profesional podrá analizar el caso personal de tu perro y tratarlo adecuadamente.

Si quieres leer artículos similares a Tratar a un perro como a un humano te recomendamos visitar nuestra categoría de Problemas de conducta.