Melanoma en Perros

El melanoma, un tipo de cáncer que se desarrolla a partir de células pigmentarias, acecha en las sombras para muchos perros. Si bien no siempre es agresivo, puede ser una amenaza grave, especialmente si no se detecta. Conocer los primeros signos de melanoma en perros es fundamental, ya que el diagnóstico y el tratamiento oportunos mejoran significativamente las posibilidades de un resultado positivo.

El siguiente artículo de Wiki Animales explica ¿Qué es el melanoma en perros?, sus síntomas, tipos, diagnóstico y opciones. Al comprender esta enfermedad, puede convertirse en el mejor defensor de la salud de su perro y asegurarse de que reciba atención oportuna para obtener un mejor resultado.

¿Qué es el melanoma en perros?

Melanoma canino, un forma de cáncer, surge de los melanocitos, células especializadas ubicadas en la capa externa de la piel (epidermis) y dentro de los folículos pilosos. Estos melanocitos son responsables de producir melanina, el pigmento que da color a la piel y al cabello. Cuando estas células experimentan un crecimiento y una división anormales, forman tumores conocidos como melanomas.

Estos tumores pueden afectar diferentes capas de la piel. Pueden involucrar tanto a la epidermis y dermis (la capa más profunda de la piel), o pueden limitarse únicamente a la dermis. En algunos casos, los melanomas pueden crecer hasta alcanzar tamaños significativos, que van desde pequeños crecimientos que miden apenas milímetros (aproximadamente 0,04 pulgadas) hasta masas considerables que abarcan hasta 10 centímetros (aproximadamente 3,94 pulgadas) de diámetro.

En cuanto a la demografía, los melanomas en perros suelen aparecer en animales mayores, normalmente entre las edades de 9 y 11 años. Si bien no existe una predisposición de género discernible, ciertas razas exhiben una mayor probabilidad de desarrollar estos tumores que otras.

Para saber más sobre el cáncer en perros, lee este otro artículo.

Tipos de melanomas en perros

Existen varios tipos de melanomas en perros, categorizados según diferentes factores incluyendo su ubicación, comportamiento y presencia de melanina. Examinemos cada aspecto más de cerca:

Ubicación:

  • Melanomas orales: este es el tipo más prevalente y constituye aproximadamente el 80% de los casos. Se manifiestan en la boca y suelen afectar las encías, la lengua, los labios o el paladar.
  • Melanomas dérmicos: ocurren en la piel en cualquier parte del cuerpo y pueden presentarse como lesiones únicas o múltiples. Su apariencia puede variar de pigmentada a no pigmentada.
  • Melanomas del lecho ungueal: estos melanomas, que se desarrollan en el lecho ungueal o en la cresta subungueal (el área encima de la uña), a menudo producen síntomas como cojera, hinchazón, sangrado o secreción del dedo afectado.
  • Melanomas oculares: menos comunes, estos melanomas afectan estructuras dentro del ojo. Es posible que los síntomas no se noten de inmediato, pero pueden provocar problemas de visión a medida que avanzan.

Comportamiento:

  • Melanomas malignos: son cancerosos y tienen el potencial de metastatizarse en otras partes del cuerpo, como los ganglios linfáticos o los pulmones. La agresividad de los melanomas malignos varía según su ubicación y subtipo específico.
  • Melanomas benignos: estos no son cancerosos y no se propagan. Sin embargo, aún pueden crecer y causar molestias, lo que subraya la importancia del seguimiento y su posible eliminación.

Presencia o ausencia de melanina:

  • Melanomas pigmentados: representan alrededor del 80% de los casos y contienen melanina, y tienen un aspecto marrón, negro o gris. Suelen ser más fáciles de reconocer visualmente debido a su pigmentación.
  • Melanomas amelanóticos: estos carecen de pigmento de melanina y aparecen rosados, color carne o blancos. Representan aproximadamente el 20% de los casos y pueden ser más difíciles de diagnosticar, ya que requieren un examen histopatológico cuidadoso bajo un microscopio.

Quizás te interese este otro artículo, donde explicamos qué causa los animales albinos.

Síntomas del melanoma en perros

Los síntomas del melanoma en perros pueden variar según el tipo y la ubicación del tumor. Además, los síntomas específicos y la gravedad variarán según el perro y el tipo de melanoma. Sin embargo, aquí hay algunos signos generales estar al tanto de:

  • Bultos o protuberancias: este es el síntoma más común y aparece como áreas elevadas en la piel, la boca, el lecho ungueal u otras áreas. Pueden o no estar pigmentados (de color oscuro).
  • Sangrado o ulceración: el bulto puede irritarse y comenzar a sangrar o perder líquido.
  • Hinchazón: los ganglios linfáticos cercanos pueden hincharse en respuesta al melanoma.
  • Pérdida de peso o letargo.: estos síntomas suelen observarse en casos avanzados.

Síntomas basados ​​en ubicación:

  • Melanoma bucal: Mal aliento, dificultad para comer, babeo, sangrado por la boca, dientes flojos, hinchazón facial.
  • Melanoma dérmico: Caída del cabello, enrojecimiento, irritación, dolor en el sitio.
  • Melanoma del lecho ungueal: Hinchazón del dedo del pie, cojera, sangrado o secreción de la uña afectada, dedo deforme.
  • Melanoma ocular: Problemas de visión, ojo abultado, enrojecimiento o irritación del ojo.

Es importante observar que no todo Los bultos o protuberancias en los perros son melanomas. Sin embargo, es fundamental consultar a su veterinario de inmediato ante cualquier crecimiento sospechoso. Tenga en cuenta que la detección y el diagnóstico tempranos mejoran significativamente las posibilidades de un tratamiento exitoso.

Melanoma en Perros - Síntomas del melanoma en perros

Imagen: especiesveterinarios.com

Diagnóstico de melanoma en perros

El diagnóstico de melanoma en perros requiere una enfoque integral debido a la posibilidad de que otras condiciones imiten sus síntomas.

Inicialmente, el veterinario realiza una examen físico detallado, observando cuidadosamente cualquier bulto, protuberancia o anomalía. Se evalúan meticulosamente factores como la ubicación, el tamaño y la apariencia de las lesiones sospechosas. Además, el veterinario puede preguntar sobre el historial médico del perro y los síntomas recientes.

Tras el examen físico, el veterinario realiza pruebas específicas. pruebas de diagnóstico para estadificar con precisión el melanoma. Este paso es crucial para determinar el enfoque de tratamiento más adecuado y el pronóstico potencial. Las pruebas más comunes incluyen:

  • Aspiración con aguja fina (PAAF): se utiliza una aguja fina para recolectar una muestra de células del bulto. Este procedimiento mínimamente invasivo a menudo puede proporcionar información preliminar sobre el tipo de célula y la presencia de melanina, lo que indica un posible melanoma.
  • Biopsia: en algunos casos, es posible que se requiera una muestra de tejido más grande para un diagnóstico definitivo. Esto puede implicar una biopsia por incisión (extirpar una pequeña porción) o una biopsia por escisión (extirpar todo el bulto).
  • histopatología: un patólogo veterinario examina la muestra de biopsia bajo un microscopio para confirmar la presencia de melanoma y determinar su tipo y grado (gravedad).
  • Pruebas de imagen: Se pueden utilizar radiografías, ecografías o tomografías computarizadas para determinar si el cáncer se ha diseminado a otros órganos, especialmente en casos avanzados.

Recordar: Si nota algún bulto o cambio inusual en la piel de su perro, consulte a su veterinario de inmediato. La detección temprana es clave para gestionar mejor cualquier problema de salud potencial.

Pronóstico del melanoma en perros

Desafortunadamente, el pronóstico del melanoma en perros puede ser bastante variable y depende en gran medida de varios factores:

Ubicación:

  • Melanomas orales: generalmente tienen una tasa de supervivencia más baja que otros tipos, con una mediana de supervivencia promedio de 12 a 18 meses con cirugía sola.
  • Melanomas dérmicos: puede tener pronósticos variados según el tamaño y el estadio. Las primeras etapas con extirpación completa suelen tener buenos resultados, mientras que las etapas avanzadas pueden tener tiempos de supervivencia más cortos.
  • Melanomas del lecho ungueal: la mediana de supervivencia con amputación es de alrededor de 1 año, con tasas de supervivencia más bajas para los casos avanzados.
  • Melanomas oculares: el pronóstico varía significativamente según la ubicación específica y la afectación dentro del ojo.

Escenario:

  • Etapa temprana (I): normalmente un mejor pronóstico con una intervención temprana.
  • Estadio avanzado (III/IV): tasas de supervivencia más bajas debido a la posible propagación a los ganglios linfáticos u órganos internos.

Otros factores:

  • Presencia de metástasis: el melanoma sin metástasis tiene mejor pronóstico que con metástasis.
  • Tamaño y profundidad del tumor.: los tumores más pequeños y menos profundos generalmente tienen un mejor pronóstico.
  • Raza y edad del perro.: ciertas razas pueden tener factores de riesgo específicos y resultados esperados diferentes. La edad también puede influir, ya que los perros más jóvenes tienen potencialmente mejores posibilidades de recuperación.
  • Opciones de tratamiento y respuesta.: la extirpación quirúrgica temprana y completa suele ser el tratamiento preferido, y a veces se incluyen opciones adicionales como radioterapia o quimioterapia. La respuesta exitosa al tratamiento impacta significativamente el pronóstico.

Es importante recordar que estas son tendencias generales, pero cada perro y caso puede variar. Lee este otro artículo para saber más sobre los diferentes tipos de bultos en los perros.

Melanoma en Perros - Pronóstico del melanoma en perros

Tratamiento del melanoma en perros

Si bien no existe una «cura» garantizada para el melanoma en perros, varias opciones de tratamiento existen para controlar la enfermedad y mejorar la calidad de vida de su perro. El enfoque exacto depende en gran medida de varios factores, incluida la ubicación, el escenario, etc. Sin embargo, los enfoques comunes incluyen:

  • Cirugía: la opción más común, cuyo objetivo es la extirpación completa del tumor. A menudo se combina con otros tratamientos según la ubicación y el estadio.
  • Radioterapia: mata las células cancerosas o retarda su crecimiento, a menudo se usa después de la cirugía para atacar las células cancerosas restantes. Puede ser útil para tumores inoperables o aquellos con alto riesgo de recurrencia.
  • Quimioterapia: utiliza medicamentos para matar las células cancerosas en todo el cuerpo, generalmente utilizados para el melanoma avanzado o metastásico. Puede tener efectos secundarios, por lo que es fundamental un seguimiento cuidadoso.
  • Inmunoterapia: ayuda al sistema inmunológico del perro a reconocer y combatir las células cancerosas, un enfoque más nuevo y prometedor. Aún está en desarrollo para uso veterinario, pero muestra potencial para terapia futura.
  • Cuidados paliativos: se centra en controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida, especialmente en los casos avanzados. Puede incluir analgésicos, apoyo nutricional y cuidado de heridas.

Regularmente, el mejor enfoque es una combinación Se utiliza cirugía, radiación y/o quimioterapia para obtener resultados óptimos.

Si bien es posible que no se pueda lograr una «cura» en todos los casos, estas opciones de tratamiento pueden mejorar significativamente la salud de su perro. esperanza de vida y calidad de vida. No dude en consultar a su veterinario para obtener un plan de tratamiento personalizado y apoyar a su amigo peludo durante todo su viaje.

No te pierdas este otro artículo sobre quimioterapia para perros.

¿Qué razas de perros contraen melanoma?

Si bien cualquier raza de perro puede desarrollar melanoma, ciertas razas parecen tener una mayor predisposición para ello. Estas son algunas de las razas más comúnmente afectadas, pero tenga en cuenta que esta lista no es exhaustiva y cualquier perro puede desarrollar melanoma:

Razas de alto riesgo:

  • Perros perdigueros de pelo plano: tienen la mayor incidencia de melanoma entre las razas de perros.
  • perros perdigueros de oro: propenso a melanomas tanto orales como dérmicos.
  • rottweilers: es más probable que desarrolle melanomas acrales (en los dedos de los pies y en el lecho ungueal).
  • Schnauzers (Estándar y Miniatura): a menudo afectados por melanomas digitales en los dedos de los pies.
  • dóberman pinscher: propenso a melanomas tanto orales como dérmicos.

Otras razas:

  • Setters irlandeses (Gordon e irlandés)
  • cocker spaniel
  • Caniches (miniatura)
  • chow chow
  • terriers de boston
  • Schnauzer gigante y miniatura
  • vizlas
  • Terrier Airedale
  • Perros perdigueros de la bahía

Es importante tener en cuenta que la piel y el cabello de color más claro pueden estar asociados con un mayor riesgo en algunas razas. Además, exposición excesiva al sol podría contribuir al desarrollo del melanoma, aunque se están realizando investigaciones en perros.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Melanoma en perros te recomendamos visitar nuestra categoría Problemas de la piel.

Bibliografía
  • Bergman, P., Kent, M., Farese, J. (2013). Oncología clínica de pequeños animales . Saunders.
  • Meuten, D. (2002). Tumores en animales domésticos . Cuarta edición. Compañía editorial Blackwell
  • Romairone, AG, Cartagena JC, Moise, A., Moya, S. (2019). Melanoma canino y felino. Argos; 207; 56-60

Quizás te interese:  Mi Gato Arrastra El Trasero Por El Suelo