Mi Viejo Perro Bebe Mucha Agua

Aunque depende de muchos factores individuales, un perro debe beber alrededor 100 ml de agua por kilogramo de su peso por día. En ocasiones podemos observar un aumento en el consumo de agua de un perro por diversos motivos. Esto se conoce como polidipsia en medicina veterinaria. Cuando un perro muestra algún cambio físico o de comportamiento, debemos verlo en contexto. Cuando un perro es mayor, hay algunos problemas que son más probables que cuando un perro más joven bebe más agua.

En Wiki Animales descubrimos por qué mi viejo perro bebe mucha agua. Lo hacemos analizando las causas de la polidipsia en perros mayores y las posibles opciones de tratamiento que pueden estar disponibles para ellos.

Enfermedad renal crónica

Enfermedad renal crónica (ERC) Es un trastorno común en perros mayores. de hecho, es la tercera causa principal de muerte de perros mayores. Si te preguntas por qué tu perro viejo bebe tanta agua, una de nuestras primeras sospechas debería ser la posibilidad de insuficiencia renal en los perros.

Los perros con ERC sufren Daño en el riñón que desencadena una pérdida progresiva, permanente e irreversible de la función renal. Como consecuencia del deterioro funcional del riñón aparecen numerosos signos clínicos entre los que destacan la poliuria (aumento del volumen de orina) y la polidipsia (aumento del consumo de agua).

La poliuria y la polidipsia aparecen debido a una reducción del número de nefronas, es decir, unidades funcionales del riñón. Las nefronas supervivientes aumentan su filtración como mecanismo compensatorio. En consecuencia, los solutos osmóticamente activos se acumulan en los túbulos renales, impidiendo la reabsorción de agua y aumentando la producción de orina. Para prevenir la deshidratación, los perros intentan compensar el aumento de la producción de orina bebiendo una mayor cantidad de agua. Si tu perro viejo orina mucho y bebe mucha agua, esta puede ser la respuesta.

Además de estos signos clínicos, los perros con ERC pueden presentar:

  • Depresión
  • Anorexia
  • Pérdida de peso
  • Vómitos y diarrea
  • Deshidración
  • encefalopatía
  • Estomatitis urémica
  • diátesis sangrante
  • Anemia
  • Ceguera
  • Alteraciones óseas

Tratamiento de la ERC en perros

Como hemos comentado, la pérdida de función renal en estos pacientes es irreversible. Desafortunadamente, no existe una terapia curativa. El tratamiento se basa en frenar la progresión de la enfermedad mediante acciones sintomáticas y nefroprotectoras. En concreto, el tratamiento se basa en dos factores principales:

  • Tratamiento médico: destinado a corregir los desequilibrios hidroelectrolíticos y la hipertensión sistémica.
  • dieta renal: bajo en proteínas, sodio y potasio y rico en ácidos grasos omega 3 para perros, fibra soluble y antioxidantes.

Quizás te interese:  Qué Hacer Si Mi Perro Inhaló Vapores De Lejía

Si su perro tiene insuficiencia renal, deberá hablar con su veterinario sobre el manejo de los síntomas. Podrán instruirle sobre los diversos cambios en el estilo de vida que deberá realizar su perro, incluido cómo crear una dieta casera para perros con insuficiencia renal.

Síndrome de Cushing

También conocido como hiperadrenocorticismoLa enfermedad de Cushing es una de las enfermedades endocrinas más frecuentes que pueden sufrir los perros. Esto es especialmente cierto para perros de edad avanzada.

Es un proceso caracterizado por la existencia de niveles excesivos y crónicos de glucocorticoides y en menor medida, mineralocorticoides. El exceso de mineralocorticoides disminuye la síntesis de la hormona antidiurética (ADH), lo que provoca un aumento de la micción (poliuria). Para compensar, los perros aumentan su ingesta de agua para evitar la deshidratación.

Aunque la poliuria y la polidipsia son los signos más frecuentes del síndrome de Cushing en perros, también es posible observar otros síntomas como:

  • Polifagia (aumento del apetito)
  • Aumento de peso
  • Letargo e intolerancia al ejercicio.
  • Abdomen colgante
  • Adelgazamiento de la piel
  • Alopecia bilateral y simétrica
  • Hiperpigmentación de la piel
  • calcinosis cutánea
  • Jadeo excesivo

Tratamiento del síndrome de Cushing en perros

El síndrome de Cushing puede afectar la hipófisis y/o las glándulas suprarrenales. El tratamiento dependerá de cuáles son los más afectados:

  • Enfermedad de Cushing pituitaria: el tratamiento de elección es el trilostano, un fármaco que disminuye reversiblemente la síntesis de cortisol.
  • Enfermedad de Cushing suprarrenal: Requiere tratamiento farmacológico con trilostano, seguido de extirpación quirúrgica de las glándulas suprarrenales (adrenalectomía).

La enfermedad de Cushing puede provocar una hipercalcificación de la sangre, provocando lesiones en la piel. Obtenga más información con nuestro artículo sobre calcinosis cutis en perros.

Quizás te interese:  Importancia Del Hierro en Los Perros

Diabetes mellitus

Aproximadamente 1 de cada 500 perros padece diabetes mellitus, con diabetes tipo I siendo el más frecuente en caninos. En concreto, los perros de mediana edad y mayores son los más propensos a desarrollar la enfermedad. También corren riesgo las hembras no castradas y determinadas razas como el Beagle, el Poodle o el Schnauzer.

La diabetes tipo I en perros se produce como resultado de una lesión primaria en el páncreas, que impide que las células pancreáticas produzcan insulina. Como consecuencia, las células no son capaces de capturar la glucosa presente en la sangre y sus niveles aumentan (hiperglucemia). Cuando se supera un determinado umbral, la glucosa es filtrada por el riñón, arrastrando consigo agua y aumentando el volumen de orina (poliuria). Como consecuencia, el cuerpo responde aumentando la ingesta de agua (polidipsia) para evitar la deshidratación.

El cuadro clínico de los pacientes diabéticos se caracteriza por 'las 3 P'. Ya se han mencionado la poliuria y la polidipsia. A estos se suman polifagia (mayor apetito). La pérdida de peso también es común. Por lo tanto, si tu perro mayor bebe mucha agua y come normalmente, pero pierde peso, es posible que tenga diabetes.

Tratamiento de la diabetes en perros.

A pesar de ser una patología crónica para la que no existe tratamiento curativo, un correcto manejo terapéutico permite a los perros diabéticos disfrutar de una buena calidad de vida. En concreto, el tratamiento debe basarse en:

  • administración de insulina: la insulina para perros con diabetes se administra mediante inyecciones subcutáneas.
  • Manejo dietético: dieta reducida en grasas (<15% grasa), alta en fibra (15-22% fibra) y con niveles normales de proteínas (20% proteínas).
  • Ejercicio regular: ayuda a evitar otros problemas como la obesidad que pueden empeorar el cuadro clínico.

Tumores

Los tumores o neoplasias son enfermedades geriátricas cuya incidencia aumenta progresivamente a medida que los perros envejecen. Los perros viejos son los más afectados ya que la edad promedio de desarrollo del tumor es 9 años.

Algunos tumores, como los linfosarcomas, carcinomas o adenocarcinomas de los sacos anales, tienden a producir hipercalcemia (aumento de calcio en la sangre). Lo hacen liberando o interactuando con las hormonas responsables de regular los niveles de calcio en la sangre. Esta hipercalcemia puede producir polidipsia en perros mayores, entre otros signos clínicos. Si te preguntas por qué mi perro mayor bebe mucha agua, debes saber que un tumor puede ser el responsable.

Quizás te interese:  Mi Gato Tiene La Nariz Mojada

Descubra algunas pautas generales para detectar este tipo de enfermedades con nuestra guía completa de cuidados para perros mayores.

Hiperparatiroidismo primario

El hiperparatiroidismo primario es una enfermedad endocrina que afecta a perros mayores (promedio de 11 años). Ciertas razas se ven afectadas con mayor frecuencia, como el labrador retriever, el pastor alemán y el keeshond. Ocurre como consecuencia de una lesión en la glándula paratiroidea, que altera la producción de parathormona (PTH) y provoca un aumento de los niveles de calcio en la sangre (hipercalcemia).

Como se mencionó anteriormente, la hipercalcemia provoca un aumento muy marcado en la producción de orina y en el consumo de agua. Además, es posible observar:

  • Debilidad
  • intolerancia al ejercicio
  • Anorexia
  • Vómitos
  • Depresión
  • Estupor

Tratamiento de la hipercalcemia canina

En casos de hipercalcemia grave, es necesario reducir los niveles de calcio en sangre mediante fluidoterapia, corticoides, furosemida y bifosfonatos. Después de administrar estas terapias, es necesario realizar una intervención quirúrgica (paratiroidectomía) para eliminar la causa de la patología.

Como has visto, todas las causas que provocan una perro viejo para beber más agua de lo normal y orinar más debe ser tratado por un especialista. Es imprescindible acudir al centro veterinario en cuanto notes cualquier síntoma físico o de comportamiento anormal.

Otro síntoma a tener en cuenta en los perros mayores es la pérdida de apetito. Descubra más con nuestro artículo sobre por qué mi perro viejo ya no come.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Mi viejo perro bebe mucha agua te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.