Aumento Del Apetito en Perros – Polifagia

El control de la ingesta de alimentos es posible gracias a la interacción de factores gastrointestinales, nerviosos y ambientales que trabajan juntos para mantener los niveles de energía y el peso corporal de los animales. Sin embargo, cuando se produce un desequilibrio de estos mecanismos de control, se producen cambios en la ingesta de alimentos, como la polifagia.

El siguiente artículo de Wiki Animales explica ¿Qué es la polifagia en perros?sus síntomas, qué lo causa y cómo se puede tratar.

¿Qué es la polifagia en perros?

Polifagia en perros es el término médico para una apetito excesivo o sobrealimentación. Un perro con polifagia tiene un apetito anormal e insaciable. La ingesta de alimentos está controlada por la interacción de varios factores, tales como:

  • Factores gastrointestinales
  • factores nerviosos
  • Factores ambientales

En caso de que uno o más de estos factores estén desequilibrados, se Se desarrollará la compulsión alimentaria., provocando que el perro coma más de lo habitual. En general, siempre debes consultar a tu veterinario tan pronto como notes un cambio en el comportamiento alimentario de tu perro.

Si tu perro es constantemente pidiendo comida y parece tener hambre incluso después de alimentarlo, debe consultar a un veterinario porque el apetito excesivo puede ser síntoma de una afección subyacente grave. Un aumento del hambre también puede ir acompañado de un aumento de la sed. A pesar del hambre, tu perro puede ganar o perder peso.

Algunos dueños de mascotas “intuitivamente” racionar la comida de su perro en esta situación. Sin embargo, esta práctica puede resultar problemática si la ración ofrecida no se ajusta a la cantidad de alimento que un perro necesita en función de su edad, raza o tamaño y nivel de actividad. Alimentar demasiado o muy poco a su perro puede tener ciertas consecuencias para su salud.

Siempre que tengas dudas sobre la cantidad de comida que debes darle a tu perro, no dudes en consulta a tu veterinario de confianza. Además, recuerda que las necesidades energéticas pueden variar con el tiempo debido a diversos factores como la edad, el nivel de actividad, la temperatura exterior, la gestación o lactancia, etc. Por este motivo, es importante que consultes periódicamente a tu veterinario para optimizar la alimentación de tu mascota.

Recuerda que existen muchos factores que pueden desencadenar la “obsesión” de tu perro por la comida. Estos factores pueden estar relacionados con problemas físicos o psicológicos. Este es especialmente el caso si su perro también está obsesionado con la comida humana. Para descartar otros factores, lee nuestro artículo Mi perro está obsesionado con la comida.

Aumento del apetito en perros - Polifagia - ¿Qué es la polifagia en perros?

Tipos de polifagia en perros

Como ya hemos comentado, la polifagia en perros siempre se manifiesta de la misma forma: comiendo cantidades excesivas. Sin embargo, para una mejor comprensión, podemos dividirlo en tres categorías:

  • Polifagia patológica: esta es la polifagia que se presenta en enfermedades como diabetes mellitus, hiperadrenocorticismo, insuficiencia pancreática exocrina, insulinoma, parásitos gastrointestinales o patologías neurológicas.
  • Polifagia fisiológica: Ocurre en determinadas situaciones fisiológicas para satisfacer las mayores necesidades energéticas del cuerpo, como durante el crecimiento, el embarazo o la lactancia, y en otras situaciones no patológicas, como el aumento de la actividad física o la baja temperatura ambiente.
  • polifagia iatrogénica: se produce por una alimentación inadecuada de nuestras mascotas o por un tratamiento farmacológico que provoca polifagia como efecto secundario.

Quizás te interese:  Mi Chihuahua Tiene Orejas Caídas

Algunos autores también clasifican la polifagia de la siguiente manera:

  • polifagia primaria: es consecuencia de una patología que afecta al sistema nervioso central, especialmente al centro de saciedad en el hipotálamo.
  • Polifagia secundaria: Es causada por factores no neurológicos.

Como mencionamos anteriormente, los perros pueden necesitar más comida para satisfacer sus mayores necesidades energéticas en determinadas situaciones, como el embarazo. Si quieres saber más sobre qué alimento darle a tu perra preñada, no te pierdas este artículo sobre ¿Qué darle de comer a una perra preñada?

Causas de la polifagia en perros.

Como explicamos en el apartado anterior, la polifagia en perros puede tener causas patológicas, fisiológicas o iatrogénicas. A continuación, te explicamos con más detalle cada una de las causas que pueden provocar este signo clínico en perros:

  • Neurológico: Estos incluyen cambios que afectan el centro de saciedad ubicado en el hipotálamo, como tumores hipotalámicos, traumatismos craneoencefálicos y procesos inflamatorios o infecciosos a nivel del sistema nervioso central.
  • Desordenes endocrinos: Estos incluyen acromegalia, diabetes mellitus, síndrome de Cushing (o hiperadrenocorticismo) o insulinomas. También ocurre con el hipertiroidismo, aunque es mucho más común en gatos que en perros.
  • Causas relacionadas con la pérdida de nutrientes: como en la insuficiencia pancreática exocrina, la parasitosis intestinal masiva o patologías intestinales como la enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Tumores: ya que las células neoplásicas tienen altos requerimientos energéticos.
  • Fisiológico: Crecimiento, embarazo, lactancia, frío y actividad física intensa. Todos ellos tienen en común que aumentan las necesidades energéticas del organismo, lo que a su vez aumenta el apetito.
  • conductual: Aburrimiento, estrés o competencia por la comida cuando conviven varios perros. Cabe destacar que la polifagia se considera normal en algunas razas, como el Labrador Retriever o el Pug.
  • Dietético: las dietas hipocalóricas o bajas en nutrientes provocan polifagia porque no cubren las necesidades energéticas del animal. Por otro lado, cambiar a alimentos más apetecibles o sabrosos también conduce a la polifagia.
  • Farmacológico: Algunos fármacos como las benzodiazepinas, corticosteroides, progestinas, antihistamínicos o anticonvulsivos pueden provocar polifagia como efecto secundario.

Si tu perro come con ansiedad y parece tener un hambre insaciable, esa ansiedad puede extenderse a otras áreas de su vida. Para saber más sobre el vínculo entre la comida y el estrés en los perros, lee nuestro artículo ¿Es normal que mi perro tenga hambre todo el tiempo?

Síntomas de polifagia en perros

La polifagia es en sí misma un signo clínico que puede manifestarse de la siguiente manera:

  • Más frecuente consumo de alimentos.
  • consumo de un cantidad mayor de comida de lo normal.
  • Buscando constantemente para comida en casa o en la calle.
  • Solicitudes constantes para alimentos a cuidadores o tutores.
  • También es común que los perros «robar» comida de la despensa, basura o incluso comer la comida de otras mascotas con las que conviven.

Quizás te interese:  ¿Por Qué Mi Perro Está Tan Cansado? – Letargo en Perros

Cuando notamos polifagia en un perro, es importante buscar otros signos clínicos que puedan indicar una enfermedad y ayudar a respaldar el diagnóstico. Algunos de los signos que pueden estar asociados a la polifagia son:

  • aumento de la sed
  • Micción frecuente y aumentada.
  • Pérdida o aumento de peso
  • Jadeo
  • Cambio de comportamiento
  • Vómitos o diarrea

Los vómitos y la diarrea son relativamente comunes en los perros y pueden ser causados ​​por diversos factores. Siga leyendo para obtener más información sobre por qué su perro vomita y tiene diarrea.

Aumento del apetito en perros - Polifagia - Síntomas de polifagia en perros

Diagnóstico de polifagia en perros.

El diagnóstico de la polifagia canina debe centrarse en los siguientes aspectos:

  • Evaluación nutricional: es importante saber si se trata de una polifagia iatrogénica provocada por un mal manejo nutricional. Es necesario examinar el tipo de pienso que ingiere el animal (pienso comercial o pienso casero), la cantidad y número de tomas al día y la densidad calórica o contenido energético de cada pienso. Para que una ración sea eficaz, también debe satisfacer las necesidades nutricionales del animal.
  • Evaluación de cambios de peso.: Aunque pueda parecer contradictorio a priori, debemos saber que la polifagia puede ir acompañada tanto de aumento de peso como de pérdida de peso. Por lo general, el aumento de peso se asocia con causas neurológicas, farmacológicas, dietéticas, conductuales y algunas fisiológicas. Por el contrario, algunas causas patológicas como la diabetes mellitus o la insuficiencia pancreática exocrina se asocian con una disminución del peso corporal.
  • Evaluación de la condición fisiológica.: como ya hemos explicado, existen varias situaciones fisiológicas que conllevan un aumento de la demanda energética, provocando la polifagia. Por tanto, para descartar la posibilidad de polifagia fisiológica, es importante determinar si el animal padece otras enfermedades.
  • Reconocimiento de otros signos clínicos.: El reconocimiento de otros signos clínicos por parte del cuidador o veterinario ayudará en el diagnóstico en el caso de polifagia patológica.
  • Pruebas suplementarias: Después de descartar las causas de la polifagia fisiológica y iatrogénica, es posible que se requieran pruebas adicionales para hacer un diagnóstico definitivo de la enfermedad que causa la polifagia. Generalmente se deben realizar pruebas de laboratorio para detectar enfermedades endocrinas, pruebas coprológicas para parásitos digestivos, estudios de imagen (como rayos X, ecografía y resonancia magnética), etc.

Aumento del apetito en perros - Polifagia - Diagnóstico de polifagia en perros

Prevención de la polifagia en perros.

Antes de hablar de prevención, debemos saber que No todos los casos de polifagia se pueden prevenir.. Las causas iatrogénicas, como la mala alimentación o los medicamentos, se pueden prevenir. Sin embargo, existen muchas causas patológicas de polifagia en perros que no se pueden prevenir. En este apartado nos centraremos en las principales causas de la polifagia que se pueden evitar con las medidas preventivas adecuadas:

  • Dieta adecuada: una dieta equilibrada, adaptada a las necesidades del animal, es importante para evitar las causas nutricionales de la polifagia en perros. Ajustar la densidad calórica de la ración en animales con mayores requerimientos energéticos (como perras gestantes o lactantes) también previene las causas fisiológicas de la polifagia.
  • Cumplir con el programa de vacunación y desparasitación.: Como mencionamos anteriormente, existen causas infecciosas y parasitarias que pueden provocar polifagia. Por esta razón, es de suma importancia cumplir con el programa de vacunación y desparasitación para prevenir la aparición de polifagia por estas causas.
  • Evite cambios de comportamiento: Tanto el estrés como el aburrimiento por soledad o falta de actividad física y mental pueden desencadenar polifagia psicógena en perros. Por este motivo, es importante brindarles a nuestras mascotas el tiempo y la atención que necesitan para evitar la aparición de este tipo de cambios de comportamiento. Además, si vives con más de un perro, asegúrate de darle a cada perro la cantidad de comida que necesita, en cuencos separados y, cuando lo consideres oportuno, en lugares separados.

Quizás te interese:  Mi Perro Tiene Un Orzuelo en El Párpado

Una dieta natural es una excelente manera de controlar la ingesta de alimentos de su mascota. Suele contener menos aditivos y además es más digerible. En general, esta es una opción saludable y beneficiosa que usted mismo puede controlar. Continúa leyendo nuestro artículo sobre alimentación natural para perros, una opción orgánica y saludable.

Aumento del Apetito en Perros - Polifagia - Prevención de la polifagia en perros

Tratamiento de la polifagia en perros.

Dependiendo de la causa subyacente de la polifagia en perros, podemos tratarla de diferentes formas. Esta sección analiza el tratamiento de la polifagia en perros según la causa subyacente:

  • Polifagia patológica: Para revertir la polifagia patológica, se requiere un tratamiento específico de la enfermedad subyacente. Dependiendo de la patología el tratamiento puede ser farmacológico, quirúrgico y/o dietético.
  • Polifagia fisiológica: La polifagia fisiológica ocurre en condiciones que conducen a una mayor demanda energética del organismo. Para evitarlo, basta con proporcionar una ración de mayor densidad energética para cubrir las necesidades del animal.
  • polifagia iatrogénica: Cuando la polifagia es causada por un manejo inadecuado de la alimentación, se deben corregir los errores nutricionales ajustando la cantidad y composición de la ración a las necesidades del animal. Cuando la polifagia se produce como efecto secundario de la administración de un fármaco, generalmente no es necesario interrumpir el tratamiento porque la polifagia no es un efecto secundario grave. Sin embargo, es importante informar al veterinario que ha prescrito el tratamiento de la aparición de este efecto secundario y, aunque se observe un aumento del apetito del animal, no aumentar la cantidad de ración. Si la causa de la polifagia es conductual, el elemento desencadenante debe eliminarse o corregirse mediante terapia conductual.

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Aumento del apetito en perros – Polifagia te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.

Bibliografía

  • Ettinger, S., Feldman, E. (1997). Capítulo 34: Polifagia en Tratado de Medicina Interna Veterinaria: Enfermedades del Perro y del Gato. Elsevier; 120-123
  • Gough, A., Murphy, K. (2015). Polifagia. En Diagnóstico diferencial en medicina de pequeños animales. Wiley Blackwell; 10-11
  • Tilley, L., Smith, F. (2011). La consulta veterinaria de cinco minutos de Blackwell: canino y felino . Wiley-Blackwell; 6717-6725