Diabetes Mellitus en Perros: Síntomas Y Tratamiento

Diabetes mellitus Es una de las enfermedades crónicas más frecuentes diagnosticadas en las clínicas veterinarias de pequeños animales. Para algunos cuidadores de perros, esto resulta sorprendente, ya que los perros generalmente no ingieren mucha azúcar en su dieta, pero esto se debe a una caracterización errónea de la enfermedad. A pesar de esta prevalencia, especialmente en las perras mayores, se requiere una mayor conciencia para observar los signos de la enfermedad y prevenir su desarrollo. El primer factor que debemos tener en cuenta es que un perro con diabetes mellitus puede disfrutar de una buena calidad de vida con un adecuado manejo del tratamiento.

En Wiki Animales te explicamos más sobre los causas, síntomas y tratamiento de la diabetes mellitus en perros. También facilitamos información sobre cómo se puede diagnosticar y qué podemos hacer para prevenirlo en nuestro perro.

¿Qué es la diabetes mellitus en perros?

La diabetes mellitus en perros es una enfermedad endocrina caracterizada por un estado de persistente hiperglucemia, es decir, niveles elevados de glucosa en sangre. Es un término dado a una serie de trastornos que crean una deficiencia en la producción de insulina o por factores que impiden su acción. Para comprender mejor cómo se desarrolla esta enfermedad, explicaremos brevemente su patogénesis.

La insulina es una hormona secretada por el páncreas en respuesta a la presencia de glucosa en la sangre. Cuando los niveles de glucosa en sangre aumentan, el páncreas libera insulina para permitir que la glucosa ingrese a las células y se use como energía. Cuando hay una deficiencia en la producción de insulina o existen factores que impiden su acción, la glucosa se acumula en la sangre produciendo un estado de hiperglucemia.

Cuando la concentración de glucosa en sangre excede el umbral renal (es decir, el punto a partir del cual los riñones ya no pueden procesarla), la glucosa se excreta en la orina (glucosuria). Al mismo tiempo, la falta absoluta o relativa de insulina significa que los tejidos tienen un acceso limitado a la glucosa. En consecuencia, necesitan descomponer las reservas de proteínas y grasas del cuerpo para obtener la energía que necesitan.

Obtenga más información sobre los niveles de glucosa en sangre caninos con nuestro artículo sobre los niveles normales de glucosa en sangre de los perros.

Causas de la diabetes mellitus en perros.

La diabetes suele ser una enfermedad multifactorial, es decir que suele ser un proceso condicionado por diversos factores. Las causas específicas de la diabetes mellitus en perros pueden ser primarias o secundarias.

  • Causas primarias: aquellos que afectan al propio páncreas. Las enfermedades que pueden afectar a este órgano incluyen pancreatitis, insuficiencia pancreática exocrina e insulitis inmunomediada, entre otras. Obtenga más información con nuestra guía sobre la insuficiencia pancreática exocrina en perros.
  • Causas secundarias: aquellos que no afectan directamente al páncreas, como el tratamiento con glucocorticoides, niveles elevados de progesterona, obesidad, infecciones crónicas o inflamación y azotemia. Nuestro artículo sobre las causas y consecuencias de la obesidad en perros nos ayudará a entender cómo evitar este problema.

Tipos de diabetes mellitus en perros

En los perros se reconocen tres tipos distintos de diabetes mellitus:

  • Diabetes mellitus tipo I: también conocida como diabetes insulinodependiente. Es la forma más común de diabetes mellitus en perros. Ocurre como resultado de una lesión primaria en el páncreas que destruye las células pancreáticas responsables de la síntesis de insulina. Como consecuencia, se produce una deficiencia absoluta de insulina en el organismo. Este tipo de diabetes es irreversible, lo que significa que los pacientes requieren tratamiento con insulina de por vida.
  • Diabetes mellitus tipo II: también conocida como diabetes no insulinodependiente. Aunque puede ocurrir en perros, es más común en gatos. En este caso, los individuos son capaces de producir insulina, pero existen factores (siendo la obesidad uno de los más comunes) que inducen resistencia a la insulina en los tejidos. A su vez, esto impide que la hormona ejerza su efecto. La ventaja de este tipo de diabetes es que es reversible.
  • Diabetes mellitus tipo III o secundaria: es un tipo de diabetes que se produce cuando ciertas enfermedades (como la pancreatitis, el síndrome de Cushing en perros y la acromegalia) se combinan con ciertos fármacos (como los glucocorticoides o las progestinas).

Quizás te interese:  Meningoencefalitis en Perros: Causas, Tratamiento Y Esperanza De Vida

En general, la diabetes no es tan común en los perros como en los seres humanos. Según los informes más actualizados, la diabetes afecta a alrededor del 8,2 % de la población humana de EE. UU., mientras que sólo alrededor del 1,5 % de los perros tienen probabilidades de desarrollar diabetes.(1)(2). Es más común en perros mayores y hembras, aunque también existe una disposición racial. Por ejemplo, los perros Samoyedo son los más susceptibles a la diabetes, mientras que los perros Boxer son mucho menos propensos.

Síntomas de diabetes mellitus en perros.

Los síntomas asociados con la diabetes mellitus en perros suelen ser bastante evidentes. Esto permite a los cuidadores detectar más fácilmente los signos y acudir al veterinario en las primeras etapas de la enfermedad. El cuadro clínico de los perros diabéticos se caracteriza por 'las tres P': poliuria, polidipsia y polifagia y pérdida de peso. Explicamos estos signos clínicos con más detalle a continuación.

  • poliuria: aumento del volumen de orina. Como explicamos anteriormente, cuando el nivel de glucosa en sangre supera el umbral renal, la glucosa se elimina a través de la orina. La glucosa actúa como diurético osmótico, extrayendo grandes cantidades de agua a su paso por el sistema digestivo y aumentando el volumen de orina.
  • polidipsia: aumento de la ingesta de agua. La poliuria producida por la presencia de glucosa en la orina da lugar a una polidipsia compensatoria con el fin de prevenir la deshidratación del animal. Dado que los perros mayores tienen más probabilidades de desarrollar diabetes, esta puede ser la razón por la que su perro mayor bebe más agua.
  • polifagia: Apetito incrementado. Al no ser los tejidos capaces de recibir glucosa, se produce un balance energético negativo que el animal intenta compensar aumentando el consumo de alimento.
  • Pérdida de peso: además de las tres P, la falta de glucosa intracelular hace que el cuerpo descomponga las reservas de grasas y proteínas para obtener energía, lo que resulta en pérdida de peso.

La diabetes también puede provocar una serie de complicaciones como consecuencia de una hiperglucemia prolongada. Las principales complicaciones asociadas a la diabetes mellitus en perros son:

  • Cataratas: opacidad del cristalino. Es la complicación más común de la diabetes mellitus en perros. Son irreversibles y pueden evolucionar rápidamente. Conoce otras posibles causas de esta afección con nuestro artículo sobre por qué un perro tiene los ojos nublados.
  • Bacteriano infecciones: las infecciones bucales, cutáneas y del tracto urinario son muy comunes en perros diabéticos.
  • lipidosis hepática: acumulación de grasa en el hígado que se produce como resultado de la movilización de reservas de energía. También se la conoce como enfermedad del hígado graso en perros.
  • Pancreatitis: aunque la pancreatitis en perros es una causa de diabetes, también puede ser una complicación. Esto se debe a la movilización de reservas grasas lo que da lugar a un estado de hiperlipemia que puede predisponer a la aparición de pancreatitis aguda.
  • Neuropatía periférica: aunque es más frecuente en felinos, también puede presentarse en perros diabéticos.
  • Glomerulopatías: se trata de un grupo de enfermedades que provocan una pérdida de la membrana de filtración glomerular y de su integridad.
  • Cetoacidosis diabética: la complicación más grave de la diabetes mellitus. Si no se trata rápidamente, una deficiencia absoluta de insulina puede provocar la muerte del perro.

Diabetes Mellitus en Perros - Síntomas y Tratamiento - Síntomas de diabetes mellitus en perros

Diagnóstico de diabetes mellitus en perros.

El plan de diagnóstico de diabetes mellitus en perros se basa en los siguientes factores:

  • Historial clinico: como hemos mencionado, los signos más comunes de diabetes en perros son poliuria, polidipsia, polifagia y pérdida de peso. Si se presentan estos síntomas, es necesario informarlos al veterinario con el mayor detalle posible.
  • Análisis de sangre: se detecta hiperglucemia (>200 mg/dl) en todos los animales diabéticos. Cuando los niveles de glucosa en sangre están entre (180-200 mg/dl), se considera que el animal es prediabético. En animales prediabéticos o potencialmente diabéticos se recomienda medir los niveles de proteínas glucosiladas (fructosamina y hemoglobina glucosilada) que indican glucemia en las últimas semanas. Además de la hiperglucemia, en muchos pacientes diabéticos se puede observar plasma hiperlipidémico en ayunas, así como un aumento de las enzimas hepáticas GPT y fosfatasa alcalina.
  • Análisis de orina: cuando se supera el umbral renal, se detectará glucosa en la orina (glucosuria). Aunque el animal presenta poliuria (aumento del volumen de orina), la densidad de la orina es normal o incluso aumentada debido a la presencia de glucosa en la orina aumentando su osmolaridad. Además, en algunos pacientes se puede observar cetonuria (presencia de cuerpos cetónicos en la orina) y proteinuria (presencia de proteínas en la orina).
  • Diagnóstico por imágenes: dada la gran cantidad de complicaciones que pueden desarrollarse en los pacientes diabéticos, es recomendable realizar pruebas de imagen (principalmente radiografías y ecografías) para detectar precozmente estas complicaciones.

Quizás te interese:  Ketoconazol Para Gatos: Usos, Dosis Y Efectos Secundarios

Obtenga información general sobre las pruebas de diagnóstico en caninos con nuestro artículo sobre cómo entender el análisis de sangre de un perro.

Tratamiento de la diabetes mellitus en perros.

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica para la que no existe tratamiento curativo. El tratamiento requiere un control adecuado de los niveles de glucosa en sangre para garantizar que los perros diabéticos vivan con una buena calidad de vida. Es fundamental diagnosticar y controlar la enfermedad lo antes posible, para reducir o eliminar los signos clínicos y retrasar la aparición de complicaciones.

También es fundamental que los cuidadores de perros diabéticos comprendan la función de la enfermedad, sus riesgos y su tratamiento. Será su administración del tratamiento la que controlará la patología. La implicación de los cuidadores es uno de los factores más importantes que determinan el éxito o el fracaso del tratamiento. La negligencia en el manejo adecuado del tratamiento puede provocar la muerte del animal.

El tratamiento de los perros diabéticos se basa en cuatro factores fundamentales:

  • Insulina: los perros diabéticos requieren tratamiento con insulina de por vida. A diferencia de la medicina humana, la insulina no puede ser reemplazada por ningún otro compuesto. Existen varios tipos de insulina según su potencia y la duración de su efecto. En perros, la primera opción es Caninsulin, una insulina de acción lenta de origen porcino y estructuralmente idéntica a la insulina canina. Se administra por vía subcutánea (es decir, al perro se le aplica una inyección debajo de la piel) 2 veces al día. Para administrar la dosis es imprescindible el uso de jeringas de insulina específicas para medicina veterinaria, ya que las jeringas para medicina humana pueden provocar problemas graves como infecciones en el lugar de inyección. Obtenga más información con nuestra guía de insulina para perros con diabetes.
  • Dieta y ejercicio regular.: los perros diabéticos deben tener una dieta especial que ayude tanto a mantener un peso correcto como a reducir la hipoglucemia posprandial. Esto requiere una dieta baja en grasas (<15% de grasa), alta en fibra (15-22% de fibra) y con niveles normales de proteína (20% de proteína). Lo ideal es que el perro realice 2 comidas al día y utilice un pienso específico para perros diabéticos. Cabe señalar que siempre se deben dar alimentos antes de administrar un programa de insulina. La dosis de insulina debe ajustarse según lo que come el animal. Por ejemplo, si sólo comen la mitad de la ración, sólo se les debe administrar la mitad de la dosis de insulina.
  • Control de otras enfermedades y procesos concurrentes.: cualquier proceso patológico o incluso fisiológico (como el ciclo de celo o el embarazo) puede provocar una descompensación en una paciente diabética ya que estos fenómenos pueden producir resistencia a la insulina. Es importante detectar y tratar estos procesos a tiempo para mantener la diabetes bajo control.
  • Regulación del tratamiento: el tratamiento de la diabetes mellitus es dinámico y requiere ajuste de la dosis de insulina a lo largo de la vida del animal. Por este motivo, los pacientes diabéticos deben acudir a controles periódicos en los que se realizará una curva de glucemia. Se controlará el peso, la poliuria, la polidipsia y la polifagia. Su dosis de insulina se ajustará según los resultados.

Diabetes Mellitus en Perros - Síntomas y Tratamiento - Tratamiento de la diabetes mellitus en perros

Prevenir la diabetes mellitus en perros

La prevención de la diabetes mellitus en perros no es sencilla. En la mayoría de los casos, la patología es causada por procesos que no se pueden evitar. A pesar de esto, existen ciertas factores de riesgo que hay que tener en cuenta para prevenir al máximo la aparición de diabetes mellitus:

  • Castración: Los niveles altos de progesterona pueden provocar resistencia a la insulina. Por este motivo, la esterilización está especialmente recomendada en perras como medida preventiva de la diabetes mellitus. Además, en perras en las que ya se ha diagnosticado la enfermedad, la esterilización puede revertir la diabetes. Nuestro artículo sobre qué esperar después de castrar a un perro mostrará otros beneficios.

  • Obesidad: Prevenir la obesidad mediante una dieta equilibrada y ejercicio físico regular evitará algunas de las causas de la diabetes, como la pancreatitis.
  • Revisiones veterinarias periódicas: a través de estos chequeos se pueden detectar animales prediabéticos que requieren un manejo específico para evitar que finalmente se desarrolle diabetes. Estas revisiones están especialmente recomendadas en razas con predisposición a la diabetes mellitus como el Samoyedo, Caniche, Teckel, Schnauzer, Golden Retriever y distintos tipos de Terrier.

Quizás te interese:  Carprofeno Para Perros: Dosis, Usos Y Efectos Secundarios

Este artículo es puramente informativo. Wiki Animales no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni elaborar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si padece alguna afección o dolor.

Si quieres leer artículos similares a Diabetes mellitus en perros: síntomas y tratamiento te recomendamos visitar nuestra categoría Otros problemas de salud.

Referencias

1. Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2022). Informe Nacional de Estadísticas de Diabetes. Obtenido de:
https://www.cdc.gov/diabetes/pdfs/data/statistics/national-diabetes-statistics-report.pdf

2. Short, AD, Catchpole, B., Kennedy, LJ, Barnes, A., Fretwell, N., Jones, C., Thomson, W. y Ollier, WE (2007). Análisis de genes candidatos de susceptibilidad en diabetes canina. El diario de la herencia, 98(5)518–525.
https://academic.oup.com/jhered/article/98/5/518/2188327

Bibliografía

  • Hardy, RM (1988). Diabetes mellitus en perros y gatos. Revista AVEPA, 8(2)71-88.
  • Marca, MC y Loste, A. Diabetes mellitus canina y felina: dificultades en su tratamiento y control. Argos, 9-15.