Cómo Cuidar a Una Cobaya Preñada

Debido a la precocidad de madurez sexual en las cobayas, además de la relativa dificultad para determinar su sexo, no es raro adoptar cobayas preñadas sin ser conscientes de ello. Por eso, en este artículo de Experto Animal te vamos a mostrar no sólo Cómo cuidar a una cobaya preñada, pero, en primer lugar, cómo saber si están embarazadas. Detallaremos sus necesidades específicas en términos de alimentación y medio ambiente, así como a qué prestar atención en términos de riesgos tanto para la madre como para los bebés. También te mostraremos lo que necesitas en términos de parto para que puedas ser una partera cuy si es necesario.

Embarazo en cobayas

Antes de que podamos atender las necesidades de nuestro conejillo de indias, debemos asegurarnos de que realmente sean embarazada. Las circunstancias que traen la cobaya a nuestros hogares hacen que es posible que ni siquiera estemos seguros de la edad que tienen nuestros cobayas, si ya han alcanzado la madurez sexual o si han estado en contacto con un macho. Sin embargo, si sospechamos de embarazo, podemos estar atentos a los siguientes signos:

  • Aumento de la ingesta de agua y alimentos.
  • ingurgitación
  • Desarrollo de Glándulas mamárias
  • Forma de pera con abdomen agrandado.
  • Posibilidad de movimiento fetal cuando colocamos las manos sobre su vientre.

Para estar seguros, necesitaremos consulta a nuestro veterinario. Mediante una ecografía es posible confirmar el embarazo y saber cuántos retoños está gestando nuestra cobaya. Esto puede ser de 1 a 6; generalmente, cuantos más fetos haya, más fácil será saber si están embarazadas al mirarlos. El veterinario también estará allí para facilitarnos información sobre los cuidados de nuestra cobaya así como resolver cualquier duda o consulta. Aunque durante este periodo nuestra cobaya pueda parecer que lleva una vida prácticamente normal, hay algunos aspectos importantes que tendremos que tener en cuenta.

Alimentar a una cobaya preñada

Una vez confirmado el embarazo, lo primero que debemos tener en cuenta con nuestra futura cobaya es su alimentación. El dieta correcta para cualquier cuy, las porciones según tamaño, es:

  • Heno (las cobayas son completamente herbívoras).
  • Pellets de heno fortificados.
  • Verduras ricas en vitamina C para prevenir el escorbuto (esto es especialmente si no ha añadido vitamina C en el resto de su dieta).
  • Frutas y cereales como ocasional. tratar o recompensar.
  • Suplemento de vitamina C si no es suficiente en el resto de su dieta.

Después de repasar esta alimentación necesaria para las cobayas, ¿qué más debemos tener en cuenta si nuestra cobaya está preñada? El alimentación de una cobaya preñada También debe incluir las siguientes modificaciones:

  • Heno enriquecido con calcio a medida que aumenta el embarazo de cobayas calcio requisitos.
  • Se debe triplicar la cantidad diaria de vitamina C, por lo que es probable que requieran un complemento a su alimentación habitual. Pídale ayuda específica a su veterinario, pero sepa que generalmente es mejor dársela directamente como vitamina C en el agua potable puede disiparse rápidamente.
  • Es necesaria agua fresca, limpia y abundante. La accesibilidad también es importante ya que su movilidad puede verse reducida gracias a el embarazo.
  • No les des perejil. Si bien el perejil es una buena fuente de vitamina C, también puede interferir con el embarazo e incluso inducir un embarazo. aborto espontáneo.

Ambiente ideal para una cobaya preñada

Además de la alimentación, también es importante tomar lo siguiente precauciones:

  • No hagas ninguno cambios innecesarios en su entorno o en la rutina diaria de la cobaya, ya que esto puede convertirse en un factor estresante para ella. Asimismo, es importante evitar ruidos fuertes, corrientes de aire o exceso de calor (las cobayas soportan mejor las temperaturas más frías que las más altas).
  • Aunque sus hábitos pueden ser esencialmente muy similares, pueden tener movilidad Problemas debido al equipaje extra. Si observamos que tienen dificultades para entrar o salir de la jaula, acceder al agua potable, etc., debemos tomar medidas para mejorar la accesibilidad.
  • Si conviven con otras cobayas y observamos enfrentamientos o comportamiento agresivo, es una buena idea separarlos. Mantén a la embarazada en su jaula habitual y mueve a las demás si crees que no se llevan bien. Si conviven con un macho, podrán permanecer juntas hasta justo antes del embarazo, pero no durante.
  • Las cobayas no necesitarán hacer un nido para dar a luz. Aún así, es importante mantener una jaula o conejera muy limpia.
  • Durante el embarazo, notarás que tu cobaya será más reacia a interactuar contigo, así que evita demasiado acariciar o levantar.
  • Ante cualquier anomalía o preocupación se debe contactar con el veterinario. Es ideal si conocen bien el tratamiento de cobayas. Si no es así, debe pedirle a su veterinario que le recomiende alguien que sí lo sea.
  • Por último, no realice ninguna actividad que pueda causarle estrés, como bañarlo o cepillarlo. A menos que sean muy necesarios, deberás posponerlos hasta despues del embarazo.

Quizás te interese:  Cuidando Un Erizo

Estas son las mejores pautas de cómo cuidar a una cobaya preñada, sobre todo si es una mujer sana. Sin embargo, existen algunos riesgos que deben considerarse en caso de que surjan.

Riesgos para las cobayas durante el embarazo

Como decíamos anteriormente, las cobayas alcanzan la madurez sexual de forma temprana. Con una esperanza de vida media de unos 5 años, alcanzan la madurez sexual aproximadamente 24 meses. A partir de los 10 meses de edad, los huesos pélvicos de una cobaya se fusionan. Esto significa que si aún no han tenido camada, su rígido canal de parto puede impedir la salida de sus crías. Esto significa que probablemente sea necesaria una cesárea, pero también es un procedimiento riesgoso para cualquier animal. Si no sabemos la edad de nuestra cobaya o si no ha parido antes, es recomendable que acudamos a un veterinario para que revise a la cobaya y sigamos atentamente sus consejos. El momento ideal para que una cobaya quede preñada es entre los 4 y 7 meses.

Por otro lado, durante su embarazo, es importante saber que aumenta la probabilidad de sufrir una patología conocida como toxemia. Se trata de un trastorno metabólico grave y potencialmente mortal para la cobaya si no se detecta durante las primeras etapas del embarazo. Puede ocurrir en mujeres un par de semanas antes del nacimiento e incluso hasta una semana después. Se manifiesta por inmovilidad, hipersalivación (babeo) y, en los análisis de sangre, hipoglucemia. Hay ocasiones en las que la cobaya morirá repentinamente sin presentar síntomas. Los factores de riesgo incluyen la obesidad y la edad avanzada.

Quizás te interese:  ¿Por Qué Mi Perro Se Pone Gris?

Cómo saber si mi cobaya está a punto de parir

El cuidado de una cobaya preñada también incluye el tiempo de entrega. Una de las mayores incertidumbres durante cualquier embarazo es saber cuándo tendrá lugar el evento. Aunque sabemos que la gestación de una cobaya durará unos dos meses, es imposible saber el día exacto del parto. Además, no siempre es fácil detectar los síntomas que indican un parto inminente, ya que hay pocos cambios en su comportamiento visible.

Una de las pocas formas de predecir un nacimiento inminente en su cobaya es comprobar el hueso pélvico. Si ponemos el dedo sobre los genitales de nuestra cobaya notaremos un hueso. Si vemos que se ha separado, con una distancia aproximada de 1 cm, podemos predecir que el nacimiento se producirá en algún momento de los próximos días (normalmente hasta diez). Debemos tener en cuenta que esta prueba no es una determinación exacta y que no siempre es fácil detectarlo. También hay algunas cobayas que pueden presentar esta separación mucho tiempo antes del inicio del parto.

Una vez que comience el parto, la cobaya permanecerá inmóvil y las crías (nombre para las crías de cobaya) nacerán rápidamente. Si te preguntas cuánto tiempo tardan las cobayas en dar a luz, suele durar entre 10 minutos y media hora. Todo el proceso no debería llevar más de una hora. Hay algunos posibles complicaciones que pueden surgir, que comentamos a continuación.

Cómo cuidar a una cobaya preñada - Cómo saber si mi cobaya está a punto de parir

Complicaciones del parto en cobayas preñadas

Por lo general, el parto de una cobaya no requerirá mucha ayuda de nuestra parte. Generalmente es un proceso rápido que el conejillo de indias preferirá hacer solo. No debemos intervenir a menos que exista una complicación específica como:

  • Rompiendo el saco amniótico: después de nacer, los Saco amniótico La madre debe romperlo con los dientes. Si esto no ocurre, por el motivo que sea, es posible que tengamos que hacerlo nosotros mismos. Necesitamos asegurarnos de que la cerda (madre) no lo vaya a hacer y que sea necesario. Debemos pedir ayuda a nuestro veterinario sobre cómo realizar esta acción de forma segura, de lo contrario podemos causarle daños sin querer.
  • Tardando demasiado: si tu cobaya soy yon parto durante más de una hora, implica que puede haber un problema como distocia (un tipo de parto obstruido). Si este es el caso, debemos llamar a un veterinario de inmediato para que nos ayude a saber qué hacer.
  • Sangrado: el sangrado es normal durante el parto. Sin embargo, si esta cantidad excede un cucharadaentonces es necesaria la consulta de un veterinario para descartar cualquier problema.

Quizás te interese:  Cómo Controlar a Un Perro Macho Cerca De Una Hembra en Celo

Si registramos algún signo anómalo, especialmente de dolor o agitación, entonces debemos solicitar asistencia veterinaria.

El fin del trabajo se hará evidente con la expulsión del placenta. Es completamente normal que la cobaya no sólo oriente esto, sino también el saco amniótico y el cordón umbilical. Las crías de cobayas deberán destetarse después de unas 24 horas, pero comerán heno sólido en unos 3 días. Por eso es necesario mantener el horario de alimentación como hasta ahora, especialmente con el heno enriquecido con calcio. A pesar de esta independencia, mamarán durante aproximadamente un mes. Después de este parto, es muy importante separar machos y hembras para evitar nuevos embarazos. Sin un macho dominante, cualquier macho cercano intentará aparearse con la madre.

Si bien puede ser gratificante traer nuevos conejillos de indias al mundo, la proceso de gestación supone un riesgo para el conejillo de indias. Es importante destacar que también plantea problemas éticos al llevar a los conejillos de indias a una circunstancia en la que no recibirán la atención adecuada, ya que es posible que usted no pueda cuidar o realojar adecuadamente a los cobayas recién nacidos. Es por eso que los dueños responsables de cobayas practican la esterilización o al menos la consideran como una opción.

Cómo cuidar a una cobaya preñada - Complicaciones del parto en cobayas preñadas

Si quieres leer artículos similares a Cómo cuidar a una cobaya preñada te recomendamos visitar nuestra categoría Gestación.